jump to navigation

Carmen váscones: METAMORFOSIS DE PSIQUE, julio 25, 2014

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: , , , , , , , ,
add a comment

METAMORFOSIS DE PSIQUE,  por Carmen váscones

I

Amor:

Resiste aula

 

Muerte:

Desprendimiento sin medio

 

Sin jaula saber

Compuertas

 

Metálicamente

 

Red de electrochoques

 

Desvirtúa operadora

 

Número

Cero Uno

 

Desalineamiento

 

Corral de pantalla

 

II

Colapso

Lapso

 

Relanzamiento

 

Interferencia

Ruido

Mazazo

 

Rejas derritiéndose y huesos

Carne chamuscada

 

De más

Reiteras

 

Limpia lo obvio

 

Resistencia sin residencia

 

Sin remitente

 

Defenderse

 

Destinatario huye

 

Ataque sin sorpresa

 

No es contigo

 

III

Es con uno

Con otro

 

Con todos los tú

 

Haber no es tener

 

Ser no es objeto general

 

Objeto específico en la guerra

 

Meta:

 

Del invasor

Del conquistador

Del aniquilamiento

 

Contra la sombra

Corre

 

 

De baja

Bajas

O te doy de baja

 

Laboral

Labor

Labora

 

 

 IV

Borra

Barra

 

Barrer imposible

 

Rebasa el crimen.

 

Resonancia no magnética:

 

Algoritmo//

Algo ritmo//

Algo ri(T)mo…

 

Tú /

Te /

A

 

Lo Real / no todo

 

Nada qué hacer

 

Qué haces

Qué hago

 

 

Desáseme

 

 

V

Mapa se quema

 

Tierra huele a plaga

 

Destrozo fetal

 

¿Quién nos aborta con la ley de la gravedad?

 

 

¿Quién opera?

 

¿Rescate?

 

¿Mate?

 

Mutilado piensa estoy

 

¿Existo?

 

Quién piensa por mí

 

Pregunta tortura

 

No te oigo

Interroga

 

 VI

Golpea

 

Hinca

 

Respuesta atora

 

Asfixia idea

 

Algo

 

Algo por hacer

 

Algo sin hacer

 

Algo dijo

 

Haz algo

 

Silencio

 

Callar no

 

Algo no es alguien

 

¿Quién es yo?

 

 

V II

Poética del deseo:

Transferencia

 

Sin común denominador

 

Algo de mí está muerto

Algo de mí está vivo

Algo escapa

 

Contrincante aturdido

 

Algunos Tantos

 

¿Quién quiere el misil en su casa?

 

Se muere memoria de uno

 

Niño cae tantas veces

 

 

Y la resurrección

 

 

 

 

 

VIII

Aprieta

 

Tráquea quiebra

 

Tímpano revienta

 

Sordo ciego y mudo el amo

 

 

Ejecuta orden

 

 

Una y otra vez

 

 

Aplasta

 

Puntería

 

¿Busca cuerpo?

 

 

Algo se

Algo no se

No se de algo

 

 

IX

Algo fuera de control

 

Algo en control

 

 

Atención desconcentrada.

 

Algo no es vida

 

Algo no es muerte

 

 

No sé

 

¿Quién quiere opinar?

 

¿Quién piensa?

 

Antero posterior

 

Posteriormente

 

Saber sin poder

 

Versus destino:

 

Sabor a  muerte

 

 

Desabrida no puede jugar

 

 

¿Cómo?

 

Arrasaron con todo

 

Caída del yo en el soy

 

Especula

 

Uno imborrable

 

Uno Incorregible

 

Uno incontable

 

Uno solo

 

No

 

Uno ella

 

Uno él

 

 

 

 

XI

Uno no es uno.

 

No todos son unos…

 

 

Uno no soy  en el resto

 

 

Resta amorfa

 

 

Lote sin huerto

 

 

No te dejas borrar

 

 

Agua para el fuego.

 

 

Cenizas la ley.

 

 

Algo dejas

 

Muerto en vida

Vida muerta

 

 

 

XII 

Vida ida

 

Ida a

 

Memoria sacada de sitio.

 

Sitiada “instancia de la letra”

 

Impotencia de la bomba

 

Potencia del exacto cálculo

 

Dédalo del verbo…

 

Algo trastoca el sentido del principio

 

Arde pretensión elegida

 

Escogida

 

Cogido

 

 

 

 

XIII

Vacío sinsentido

 

Del sujeto puesto a…

 

Desbarata caja de música

 

Lengua rota la cuerda

 

Aún algo suena

 

Recorta

Corta

Corte

Corto

 

Sitiado

 

Detona

 

Fantasma sin lugar a

 

dudas…

 

 

 

XIV

Metamorfosis de psique

 

Pega el dolor

 

Despega

 

Imagina que no está sucediendo

 

Cómo creer que no pasa nada

 

Avanza

 

Afina el sonido

 

Escúchalo

 

Mudanza

 

Muda

 

Chulla

 

 

Réquiem:

Dvisión pluscuamperfecta

 

 

Chilla espejo sin rostro

 

 

XV

Significante angustia

 

Desespera tiempo

Espacio suplica

 

Sin tumba

 

Sin chacra

 

Lengua en falta

Eco

 

Fracción falla.

 

¿Qué dijo?

 

¿Reflejo inaguantable?

 

 

¿Qué dice?

 

 

No me compares

 

 

¿Quién dijo?

 

 

Pisotea

 

XVI

Deseo desenmascara

 

Anónima figura envuelta.

 

Desenvuelta en el cuerpo.

 

Traje de  palabras

 

Sentido vuelto.

 

No hay vuelta

 

Sin consentido.

 

Desdoblamiento

 

Doble revuelta

 

Oposición

 

Firme

 

Afirma

 

Firma

 

 

 

XVII

A    no malbaratar síntoma.

 

Original poder sin resiliencia

 

Espacio y tiempo desocupado

 

Ocupado

 

Otro escenario para el efecto

 

Interrupción

 

Vida: sinónimo de uno

 

Fuera de la función.

 

 

 

 

XVIII

Fonema otra vez  en la lengua

 

Voz aún

Algo suena

 

“La muerte un ensayo de amores”

 

Con/fabulaciones

 

Recorta mar ceja del duelo

 

Acantilado del embrión

 

Poetiza traducción del impulso

 

Del a/mor…

 

Cuerpo no es desechable

 

Ni desecho del espejo

per/verso…

 

 

 

 

XIX

¿Quién impide

 

Primer aliento de la creación?

 

Breve estación talla piedra

Piel graba

 

 

Desprendo nada

 

Parece aparecer

 

 

 

 

XX

Desaparece

 

Que no te vean

 

Escóndete por un rato largo

 

Dentro del oasis soledad acompaña

 

Huérfano desierto

 

Clama lluvia

 

Hoyo en lugar de luna

 

Cuna del cielo sangra

 

Peregrino sin huella

 

Sandalia en arena

 

¿Cuándo acaba esto?

 

 

 

 

 

XXI

Cabo arco iris en agua fuente

 

Túnel del útero tiembla

 

Cueva materna

Sin refugio

 

XXII

Tejo alba sin cofre

 

Pinto sin muro  límite.

 

 

Vida no es larga ni corta

 

Es un Haiku.

 

…………..

Sigo trabajando en ese dejarme llevar la reflexión de la poética del significante en su enlace con la metamorfosis de psique.

Muchas gracias doctor Néstor Braunstein y a todo el equipo que trabajaron por este acercamiento a la escucha del psicoanálisis y del trabajo singular de uno de los extraordinarios seres en la transmisión imposible, sin gobernar el dominio de la palabra, acerca sin protocolos a la tenaz tarea de agujerear el saber, para provocar no atacar, no alejar, desaprender.

No resistir al inconsciente estructurado en el sonido a reconocer y dejar incógnitas a seguir indagando. La curiosidad por la vida a pesar de la muerte inevitable. Y su constancia a la lengua en sus escritos necesarios de leer, analizar, bordear, desalinear, deslindar, Asociar libremente, según cada lector que escucha y replantea.

Y por cierto recomiendo leer novela corta de Antón Chejov LA SALA NÚMERO SEIS

 

—————-

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

a sheyla bravo velásquez por carmen váscones octubre 15, 2011

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: ,
add a comment

A sheyla bravo, y  a sus hijas maya y soledad

La princesa de las flores azules anda descalza por camino de piedras

la siguen rana y colibrí  en secreto  van llevando hilos de hojas

ella teje vestido de estrellas sin descanso con sus manitas inquietas

para su muñeca revoltosa

esta estira manotazos en la buhardilla cómplice

el corazón  salta en cada subida

como canguro tierno dentro de la alforja de su madre

toda atenta mira una escalera de madera  y sin pensarlo

 se echa se acomoda y cruza las piernas

parece dueña del mundo en la mitad de la luna de su sonrisa nace el cielo

coqueta y toda impaciente saca aguja y ensarta gotas de espejos

se prestan como ofrenda a la nada vagabunda

destella  en su piel memoria y trazos de fonemas

de tiara en tiara hace tal diadema

cae como chal de aura en todo su cuerpo de niña

soñando paraíso andrógino

prende fogata

atiza braza

casi incendia al verbo ingobernable en su paila de dudas

se acuerda tiene quiera o no continuar

se levanta coge una ramita

en la otra mano aprieta a la traposita negra

con su vestido rojísimo  y lentejas de agua fuente

parece tocar génesis de cada vástago queriendo saberse si cabe

en los brazos de la vocal acompañante  del vacío en el destiempo de uno

La soledad va asomando como cueva tierna

Avanza como pensando si algo olvida

hace gesto como si luego qué

coge un pedazo de raíz y la echa a ningún lado

se acuerda casi al último

está a punto de  llegar a la loma de guápulo

¡claro! falta un detalle: sus velitas ¿dónde? ¡ya!

saca de uno de sus bolsillos dos flores amarillas de cera

en ese instante recuerda al mar

se ve echando en la marea  pétalos  mientras llama a changó

va vestida de liencillo y flores blancas 

poco a poco se desprenden de su cuerpecillo de arena

Queda desnuda la infante no pudiendo creer  ha conocido

esa inmensa sábana celeste que se mueve sin batirla nadie

se pregunta ¿será el espejo del cielo libre de ojos celosos?

Ahora sí

llega allí a loma tan alta

a veces haciendo creer dominamos el miedo

se arrodilla calladamente a un costado con su única acompañante

no sin antes sacar unos fosforitos

prendiendolos a escondida del viento

sus dos florecillas radiantes como el sol se anidan a los filos

se lo ocurre ponerle un nombre a cada una

Se llamaran Soledad y Maya en la dulce presencia de la existencia

Les dice como cómplices de clarividencia -a que nos cuidamos-

parecen almas siamesas del día y de la noche

Iluminan como vasos comunicantes para no perder la magia de la nada

Ahora sí se acuesta a descansar mientras  la tierra  despaciosamente

la cubre con su frazada terracota hasta dejar sólo a la vista

a las dos llamitas desconcertadas  sobre la hierba

Se deja oír algo

es el eco  trayendo una silueta difuminada

inquieta al misterio ocultándose

es el arco iris todo liviano llegando atrapado

hace sonreír a las dos chispitas tristes

lo trae el búho en sus alas envuelto como bufanda

y está no puede más con tanto enredo en las plumas

La danza enigmática  de la ola derrota a la razón

Ya no más pensar en los dos lados de la palabra

nace la voz del encanto en el embrujo del sol

atrapa vacío  sonido de  agua ausentándose

Imagen de fuego y lluvia los tachones de la sombra

El viento desprende memoria cansada de contradecir

ayuno de montañas el abismo del sueño

En sus labios tumba pasión sin respuesta

Los velos del cielo una pupila dejando notar la duda del deseo:

precipicio de eros lucha inacabada

“El tiempo petrificado”

se desborona

El caos falla del crío convocando mitad sin mí

El anhelo se escapa al ser

 no quiere lo devore el hastío

Alguien lee las “crónicas del edén” y la fábula de un momento:

una mujer desafío al destino hasta dar con ella

(No necesitas adivinar quién es)

APUNTES DE ANIMACIÓN A LA LECTURA O SABER LEER, por carmen váscones, 1990 abril 20, 2011

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: , , ,
1 comment so far

APUNTES DE ANIMACIÓN A LA LECTURA O SABER LEER, por Carmen váscones, 1990

“Una forma de felicidad es la lectura; otra forma de felicidad menor es la creación poética, o lo que llamamos creación, que es una mezcla de olvido y recuerdo de lo que hemos leído”.  “Le debemos tanto a las letras.  Yo he tratado más de releer que de leer, creo que releer es más importante que leer, salvo que para releer se necesita haber leído”. J. L. Borges

Animación a la lectura implica descifrar y “saber leer”.  También atención, concentración, observación. Animarse a leer es descubrir ese gusto por aquello no saboreado, no degustado o considerado extraño y hasta aburrido, es hasta disgustarse e incomodarse con los aciertos y desaciertos de la vida y la literatura.

Es Mediar entre un lector y un texto; es multiplicidad de lenguajes encontrándose con lectura habladas y que nos hablan desde la pluralidad de códigos y significados posibles a encontrarse.  “La lectura potencia la recreación de la fantasía y desarrollo de creatividad”. 

Posibilita el comentario, la argumentación, la postura crítica, convoca a dialogar, reunirse, conversar, participar, crea grupos y consensos, da espacio a la palabra con agrupaciones sin manipulación, sin dogmas y sin doctrinas, permite relacionar las experiencias propias y cotidianas, replantear criterios, expandirlos, renovarlos y transmitirlos. Contraponer, replicar e innovar contagia a impulsar otros encuentros, renueva las emociones, los pensamientos.

La lectura sea sólo o en grupo permite argumentar, expresar, hablar, debatir, discutir, polemizar, descubrir otros mundos. Se aprende a desarrollar la escucha, concentración, a poner atención a lo que dice el otro, a sentirse valorado, a exigirse, a pulir y tener   criterio para sustentar, reconocer los aportes del autor, hacer análisis estructural de la obra, descubrir el estilo o la forma narrativa del autor o sus trucos y estrategias,  a respetar la opinión libre de cada  quién, de cómo ve el libro, de exponerlo de forma diferente y de encontrarle varias perspectivas a un mismo tema, a personajes o situaciones.   

La lectura una vez enganchada en su usuario crea inquietud, curiosidad, provoca reflexiones, hace internarse en las páginas para degustar y descubrir otras realidades.  Es una realidad interminable entre la fantasía y los propósitos del autor, hace elucubrar otras pistas y posibilidades, su fuente es una espiral del devenir, una interminable cita al pie de la página.  La lectura es una herramienta e instrumento que labra pensamientos y sentir.  Hace vivir emociones inigualables. 

El hábito no hace la lectura, ella lo hace habitable en la costumbre de un convivir sin aburrimientos en una rutina que no asfixie la espontaneidad ni los espacios propios.  Allí la espontaneidad del gozo imaginativo encarna la huella de la letra que se sabe, que sabe la interpretan.  Que en sí misma es causa, fuente, cauce e interprete.  Lugar donde la palabra es canal del ser, papel oral y función del acto.

La lectura es contextual con mundo y palabra propia e impersonal que crea vínculo amenos, divertidos y serios, establecece intimidad y conversaciones analíticas, reflexivas, cálidas. Contiene texto y contexto entre autor y lector de una manera única, cada hallazgo es una convivencia diferente con entusiasmos y atracciones propias, con recreaciones, entretenimientos y distracciones únicas.

La  elección y la experiencia es exclusiva, la animación a la lectura con el libro es propia e irrepetible, es un gozo intransferible, es una emoción propia con todas sus manifestaciones.  Agilita y fomenta la capacidad de pensar, la dicción, el lenguaje, la composición y la gramática, estable otra interrelación con el mundo y los sentidos. 

Su forma de abordaje incluye texto de piel y de tinta cargadas y plenas de imaginaciones, son modos con formas de lecturas narradas, poéticas, contables y habladas que  invitan a ser escuchadas.

La animación es un estado de ánimo que anima y crea animadores que conmueven, contagian, involucran y contagian a saber leer, a descubrir la lectura, a hacerse un lector entusiasta con deseos de comprender lo que se lee o fue leído, a relacionar lectura con experiencia e información a desarrollar o crear otras, a tener una actitud crítica. Hace que cada lector se convierta en un animador, referente, mediador para la confrontación de sus propios conocimientos, experiencias y sentir.

La lectura implica signos verbales y no verbales que interactúan, complementan, modifican, estimulan, guían, abren otros caminos, visiones y puntos de vistas.  En ella intervienen otros lenguajes tales como auditivo, táctil, gustativo, olfativo, facial, gestual, auditivo, visual, etc.

Leer implica un libro, un texto expresado o manifestado a través de una persona, una ciudad, una historia, un mundo, un verso.  Todo texto comporta o lleva un mensaje entre alguien que lo emite llamado autor o escritor y alguien que lo recepta y lo rescribe, lo cuenta o lo recrea, llamado destinatario o lector. 

El lector desde su experiencia transforma, rescribe, reinventa, reconstruye.

Hay diferentes tipos de lecturas, especificando un contraste, tenemos la lectura plana que es ingenua, cerrada, pasiva, uniforme, monótona, monosémica, definitiva, que produce seres dependientes y analfabetos funcionales; luego tenemos la lectura crítica  que es reflexiva, comprensiva, relacional, comparativa, abierta, activa, multisémica, creativa, generadora, produce lectores autónomos y libres.

Hay que preguntarse qué lector soy, qué libros leí en mi infancia, qué leyendas escuché, qué autores conozco, qué temas me motivan, qué poemas, relatos leí en mi infancia.  Si acaso nuestros padres eran buenos lectores, contadores o unos mudos que nos hablaban poco o casi nada, cómo nos comunicábamos con ellos, que contaban, nos integraban o  nos excluían de las conversaciones. 

Cómo pasábamos del mundo vivencial a la lectura del mundo. Cómo leíamos, qué nos emocionaba, qué nos gustaba de la radio y de la televisión.  Qué personajes nos gustaba, qué nos gustaba representar o jugar, cómo nos acercamos a los libros, que historia se nos volvió inolvidable, qué cuento nos gustaba que nos cuenten una y otra vez hasta el cansancio del placer de la repetición.

Si se tiene que describir textos verbales y no verbales se puedes contar con lo que se quiera desde la música, fotos, recuerdos, esculturas, pinturas, películas, a ver qué más hasta de un paisaje.  Todo sirve para empaparse de lectura, desde talleres, conversatorios, vivencias lectoras, clubes, siempre y cuando el espacio esté destinado exclusivamente para la experiencia de la palabra oral y escrita.

La prelectura, el lectoescritor, el prelector, el preescrito, el sonido bocal y el alfabeto gráfico toman su tiempo para inscribirse, conocerse y aprenderse. El lenguaje es un dibujo hecho de sentidos, esculpido con la lengua y los dedos, grabado en la memoria a través de los ojos, la escucha y la experiencia del cuerpo hecho memoria y mundo propios.

La lectura tiene su complejidad, abarca capacidad de comprensión, interpretación, conceptualización, resolución de problemas y razonamientos, los factores psicológicos que intervienen son esquema corporal, orientación en el espacio, estructura témpora-espacial, psicomotora y lectura. 

Opinan que los niños aprenden mejor a leer cuando pueden identificar con el ambiente a los personajes y situaciones presentados en los libros y más aún cuando los textos han sido elaborados oralmente por ellos mismos.  La lectura debe tener significación desde el primer momento, debe generar placer e interés, no olvidar que la lectura es una función oral y auditiva.

Cada actividad perceptiva es un proceso de como la infancia va enfrentando su aprendizaje y experiencia en el cuerpo donde primero gatea, balbucea, luego erguirse, más tarde camina, y habla.  Su contexto es un mundo inmediato cargado de textos, palabras, letras, entornos, vivencias, otros.  

La percepción percibe, encarna persona, animal o cosa a través del sujeto, verbo y predicado.  La oración del conocimiento construye el texto de la memoria y de los hechos. 

La comprensión es un aprender en el trato con la relación y vínculo con los demás.  Encarnar los textos, las palabras, las letras en el lenguaje, en lo inanimado, en el tiempo, en el movimiento, en el espacio, en la tonalidad, los ritmos, en las pausas, en las relaciones, en los momentos y movimientos. 

El lenguaje está cargado de creencias, gustos, valores que se renuevan permanentemente. La lectura de la palabra, es vocalización, silabeo, fragmentación de la palabra, es oralizar  la correspondencia entre el fonema y grafema, es asociación d imágenes con lo sensorial, táctil, motriz. 

Es autónomo en el niño este deletreo hecho lectura cuando él una vez que llega  a esta  fase ya conoce los signos y puede descubrir todo el aprendizaje: toda la lectura, en la que con un número de signos puede  hacer ya todas las combinaciones posibles : palabras sueltas, asociaciones, frase, oración, párrafo.

Además la lectura  “jamás significó una ruptura con la lectura del  mundo.  Con ella la lectura de la palabra fue la lectura de la palabra del mundo” Paulo Freire. La lectura lleva implícito una dinámica formativa, supone una indagación y un descubrimiento realizado sobre un “objeto manifiestamente comunicativo”.

Ella, la lectura que nos lee y se deja leer, es un brújula, una vivencia personal donde el lector recrea, construye de nuevo, parte de signos gráficos, de imágenes, de sentimientos y pensamientos que impregna con su propia intra-subjetividad.

Todo texto es un universo familiar y social, pasa de lo conocido y desconocido.

El continente del mensaje es contenido, es cultura que invita a germinar la imaginación y el conocimiento. Nos lleva a identificar y relacionar autores, géneros, modalidades, personajes, motivos, temas literarios. Es un inicio a la construcción de criterios, opiniones, selecciones de lecturas y pensamientos propios y compartidos.  Abarca temas de unidad y rupturas que permite diferenciar los textos literarios y no literarios que evidencian su validez o no.

El texto tiene un lenguaje verbal que expresa su finalidad, donde se diferencia el literario por su estilo, contenido y género sea poema, cuento, novela, teatro, ensayo. 

Y el no literario por su transmitir, informa, es didáctico, científico, tecnológico, referencial, publicitario, religioso, políticos, normativo, humorístico, aconseja, da valores. La constancia vence lo que la dicha no alcanza, esto es, de la lectura a la creación media letras e imaginación, por lo que  “la creación del texto literario es cuestión de talento , de oficio, de vivencia, de reflexión de autenticidad, de honestidad. 

El texto que más eficazmente ayuda a formar lectores desde las primeras edades es el literario, tanto por el intenso placer que proporciona al niño cuanto por los contenidos simbólicos que pone en juego y el efecto terapéutico que ejercen ciertas historias sobre la psique infantil” Francisco Delgado.   Es así que la persona que tiene el “hábito lector” sabe aprovechar, hacerse, darse y emplear su tiempo “libre y no libre”.

Poder expresar  lo que se piensa y siente es crear y creer en lo humano posible. Es fundamentar el lenguaje, es un llamado a la lectura y escritura.  El texto de la vida y el del oficio de la escritura es integral, contiene afectos, conocimientos, actitudes, donde el lector se deja empapar para  formar parte de lo que él quiera. 

El lector pone en juego lo que él mismo es y posee, estos es, conocimientos, experiencias, creencias, afectos, temores, frustraciones, sueños, expectativas, virtudes, moral, etc. 

Asume criterios de juicios, toma una posición, valora, contrasta, critica, reconstruye, inicia su otra escritura con yo creo en esto, contradice, ofrece sus criterios de lo que considera debe regir la vida, contrapone los absurdos, agrega, desecha. 

Hay que suscitar el intercambio y una crítica constructiva, que se adquiera el dominio del objeto para actuarlo, representarlo, recrearlo o inventarlo.  Hay que facilitar el vivir no dificultarlo, sólo así es posible crear y creer.  Innovar el presente sin tanta desilusión ni frustración. 

Para que la vida sea un proyecto a proyectarse con una perspectiva sin temor al devenir, a enfrentar la incompleta y mutabilidad humana.  Para que la letra que lo alberga no lo deje morir de desilusiones. 

Para que, donde falte la palabra se constituya el ser, para que donde falte el ser se constituya la palabra.  Para que, donde falta los dos aparezca el deseo de sostener y soportar lo ineludible. 

Ahí donde faltan las palabras está la muerte, ahí nace una palabra como presencia que recuerda que la aventura de la vida es aventurarse en los no lugares donde nos espaciamos y nos movemos hacia un devenir a decir, a vivir y algún rato a relatar, a poetizar, a ensayar la vida.

“El texto inicial el del autor ha interactuado con otro texto el del lector y entre ambos ha empezado a generar un tercer texto”  “La lectura es un proceso de reconstrucción de significaciones, de búsqueda de los infinitos sentidos que posee un texto”. 

“Cada vez que leemos un libro, el libro ha cambiado, la connotación de las palabras es otra.  Además los libros están cargados de pasado”.  Y “los lectores han ido enriqueciendo el libro”. J. L. Borges

Hay que repensar la educación desde un habla para aprender a ser escuchado y escucharnos, a manejar el silencio, la interpretación y la intervención, a manejar los momentos oportunos y aprovecharlos con diversión, rigurosidad y seriedad, poder intercambiar ideas, vivencias, descubrir y valorizar las diferencias entre los integrantes, “diferencias que constituyen el valor de un grupo, aprender a formular con precisión el pensamiento y sobre todo a no imitar al vecino, a tener un propio vocabulario del cuerpo”.

Todo humano es un ser hablante sujeto del lenguaje desde su concepción, lenguaje que hay que decodificar, interpretar, significar y verbalizar en todo momento. Saber las letras no es leer, deletrear las palabras es empezar a decir, más como decirlas es una convivencia con el otro que escucha y ampara la lectura sin resistencia y presta atención al inicio de la comunicación y de la intención en esa conquista del leo para ti y para mí en ese descifrar de signos y imaginaciones que suscitan recreos mentales.

La lectura es esfuerzo sin forzamiento, es una cita sin obligación ni deber impuesto  Es potenciar el amor a querer, poder y saber leer. Es un reconocerse en el vínculo de la palabra con lo que dice, desdice, entre unos y otros. Ganarse un espacio en la palabra es aprender a “luchar para tener un sitio, ubicación y puesto en la  expresión,  la propia lectura sobre una verdad sin dejarse atrapar por la debilidad, el conformismo, la piedad o la dependencia del amor sumiso o pueril frente al otro, más aún si es la relación de un niño con un adulto, al infante hay que dejarlo ser en su juego donde ordena su fábula, mito y realidades que le dicen ese eres tú o que va siendo.

El texto genera posibilidades, es una simiente fructífera en tierra fértil, es abono para el cambio, permite transformaciones, otra aptitud interior, se crean propósitos, ser uno mismo, pensarse un lector y escritor productivo, saberse un lector gestor de otras ideas y acciones, de otras reacciones e interacciones ante un texto y el encuentro con las vivencias, que pueda expresarse libremente y espontáneamente de una manera concisa, precisa y agradable.  El deseo es la fuente de la animación.

Leer lleva implícito el misterio de la sorpresa en ese dejarse agarrar por la fuente del placer que incita a investigar, a no dejarse atrapar por los laberintos de luces claras y oscuras de los trazos, de la opresión de los caracteres, de la sujeción a los signos.  

Luego sonidos o viceversa después, que hacen la pronunciación y la correspondencia como una adivinanza o magia intercalada en una continuación entre leer y aprender a leer y gustar de esos sonidos escritos y sonoros cuando se los oraliza a través de ese acto que articula la voz entre silencios, signos de puntuación, imaginación, escrituras, pausas y respiración de lo que se lee e inventa de lo leído en lo escrito.  

La lectura es vida atenta para ser descifrada como cuerpo hecho letra, como sueño hecho palabras e imágenes, “el milagro de que palabras mezcladas con nuestros pensamientos nos traslade el mundo, las gentes…” nos haga escuchar lo que se lee para que adquiera sentido. 

Leer no es escribir.  Ya que cuando “uno lee escuchando, ¿no es la historia que está dibujada?” (Doltó), porque se va comprendiendo lo que se lee como siguiendo haciendo un camino caminando. 

Un texto es una historia, “en el método, los textos no querían decir nada, eran ejercicios de lecturas…(Doltó), que sí decían algo, “eran frases que contaban algo, leer es eso, no hace falta la imagen; uno piensa en lo que eso quiere decir y puede dibujar lo que eso hace pensar”, (Doltó).  Hace imaginar, vislumbrar,  hacer pensable lo impensable. “La historia que yo quería conocer había sido el anzuelo por el cual deseé tanto aprender a leer, gracias a lo cual había aprendido, como se dice, muy rápido, pero, qué decepción asociada a ese nuevo saber” (Doltó).  Lo que se llega a saber no se olvida.

La lectura no es una lección a darse, es un gozo aposteriori del saber que incluye esfuerzo, tenacidad, constancia, perseverancia para ese aprender a leer que vence las resistencias de la ignorancia, que enfrenta el cansancio de la repetición, que se sostiene por el ánimo provocado por el guía que alfabetiza y sostiene el deseo de aprender a leer y hacer un lector sin renuncias a esa experiencia de la letra convertida en habla inolvidable, en escucha placentera, en silencios poseyendo la palabra creadora.

 La lectura es una verdad a media, una experiencia de la vida deseada, una voluntad de goce dispuesto a experimentar discernimientos entre existencias compenetradas en el protagonismo innovador y receptivo de nexos gratificantes y presencias vivientes  de momentos emprendedores de animación e iniciación en una zona franca de lecturas posibles y vivibles entre desdecir, fracasos y alegrías plasmadas como diálogos entre un hombre y una mujer  queriendo aclarar o aprisionar lo inconcluso y completamente misterioso, hermoso o según sean sus avatares eróticos, duelos sensuales y rutinas de desencuentros entre creaciones, separaciones y otras historias.

La lectura en su uso funcional, rígido y tradicional está orientada a descifrar letras y palabras no como una formación, esto es un común denominador, “se toma a la lectura como el hecho de conocer bien las  letras, puntuación, semántica, sintaxis, contexto, los fonemas y aprender a pronunciarlos, claro esto es una primera instancia, pero lo elemental es enseñar amar la lectura para que el niño se apasione por lo que lee.  Mientras a la lectura se le asigne una calificación… no lograremos nada” (Galo Guerrero Jiménez)

“No aprenden” ha estudiar, porque simplemente no pueden leer. 

Entonces, hay que comprender que éste es un proceso largo de capacitación, reflexión y meditación permanente de educadores y padres de familias… los fracasos escolares justamente se deben a que la gente no lee” (Galo Guerrero Jiménez)

La pasión en lo creativo es incomparable. La escritura es una peregrina oral que invita a seguir, a continuar, a mantener el suspenso para que se produzca una irrepetible aparición de diálogos visibles e invisibles en los tocadores del cuerpo y del papel.

Entonces, ¿qué es un libro? “es una extensión de la memoria y de la imaginación” “Un libro no debe requerir un esfuerzo, la felicidad no debe requerir un esfuerzo”. “Siempre les he dicho a mis estudiantes que tengan poca bibliografía, que no lean críticas, que lean directamente los libros, entenderán poco, quizá, pero siempre gozarán y estarán oyendo la voz de alguien.  Yo diría que lo más importante de un autor es su entonación, lo más importante de un libro es la voz del autor, esa voz que llega a nosotros” “ J. L. Borges

 “El libro puede estar lleno de erratas, podemos no estar de acuerdo con las opiniones del autor, pero todavía conserva algo de sagrado, algo divino, no con respeto supersticioso, pero sí con el deseo de encontrar felicidad, de encontrar sabiduría”.

“Se habla de la desaparición del libro, yo creo que es imposible.  Se dirá qué diferencia puede haber entre un libro y un periódico o un disco.  La diferencia es que un periódico se lee para el olvido, es algo mecánico y por lo tanto frívolo.  Un libro se lee para la memoria”. J. L. Borges

Carmen váscones 1990

FRAGMENTO: LA ESCRITURA: LO ESCRITO DE UN HOMBRE Y UNA MUJER EN FALTA PERMANENTE, por carmen váscones marzo 7, 2011

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: , ,
add a comment

1

LA ESCRITURA: LO ESCRITO DE UN HOMBRE Y UNA MUJER EN FALTA PERMANENTE, por carmen váscones

La falta: lo que falta, qué es, no es ni faldas ni pantalones,  qué mismo digo,  ni el mazo del primate, ni la sonrisa del héroe o de la heroína mutilada, ni la sherezada suspendiendo la muerte en el cuento, ni las llaves que cada él o ella suponen un dominio sobre la posesión y la posición que conviene.

Acaso, algo que escondemos,  nada que ver, ¿para mirar?, ¿para descubrir? Tampoco es eso que imaginamos o suponemos, quieren escucharlo, ¿un falo, un órgano, un…? Lo tengo, pero… ni te lo creas tanto.  En fin.  La lucha de lo “ingenuo” generativo de la libertad en el libre arbitrio del cuerpo y sus desmanes exigiendo límites y fomentando por otro lado desconocerlos o saltarlos.  La lucha del amo con la ama sobre la soberanía del cuerpo y de los espacios sociales en todos los estados embarazosos que quieren desembarazarse del toque de queda o de huida que produce esos contactos humanos de la sexualidad. ¿Infraganti el tacto, acto? Alto ahí.

La vida no es un poema, ni un chiste, ni un discurso, ni una historia larga o corta que viste y calza del así fue, o no es así.  Ni siquiera cabe en el fantasma, ni en la imagen ni en la desemejanza ni en la palabra que disimula eso que digo para… ¿quién? ¿Quién lo dice? -Apresura, apresa, presa, esa, ese  y eso en el interlocutor, què, quién está entre la pregunta y respuesta de una X y una Y-.

Somos seres de lenguaje en el cuerpo de la existencia, tejido de palabras en la vida,  Nos teje la lengua no indiferente a mí ni al otro.  La memoria nos deviene. La invocación al deseo nos despierta, nos desarma, nos da una oportunidad, una situación; nos exige situarnos.  Lo malentendemos, sitiamos al otro como una guerra, lo queremos desarmar de sus razones.

Es necesario reconocer la angustia que me liga a un TU sin miedo a morir, sin temor a desaparecer en tu gozo inexplicable del placer del ser en la existencia de una vida que se impone y se imprime en la materia o masa humana designando su triunfo o derrota de ser.

2

Serás en la certeza o en la incertidumbre un “sexo definido psíquicamente”, pero,  si ni lo uno ni lo otro soy, y no puedo adivinar, sino descifrarme, en lo intrincado del espejo sin yo.  Tampoco así, tu cuerpo designa uno y tu mente te crea otro.

El saco germinal y el útero intervinieron a través de dos.  Esto quiere decir, que nadie se escapa de haber sido procreado. Creado, criado… La cría del grito, del sonido y de la palabra. Criados del cuerpo en la servidumbre para la vida única…

fragmento de ensayo

noviembre 9, 2010

Posted by carmenmvascones in Egoman sin delegos legos egos despego pego ego:, Uncategorized.
Tags: ,
add a comment

EL HOMBRE BARBUDO, por carmen váscones diciembre 17, 2009

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: , ,
add a comment

Había una vez un hombre barbudo que vivía encima de un árbol.  Tenía una barba, que era tan pero tan larga que al caminar se enredaba en ella.

Como era de no sorprenderse ni de hacer que no se espera lo que ya nos imaginamos  sucedió que se resbaló, golpeó, y se estaba ahogando con  sus propias barbadas.

Como siempre no falta que alguien esté por ahí fisgoneando desde algún lado. Sucedió como si nada una aparición de pronto. 

Desde la ventana de una casa había una niña que se dijo para sí -este hombre necesita ayuda-. Rápido se fue a su cuarto, rebuscó en el  costurero  de su  mamá, y  con  tijeras en  manos  salió corriendo hacia donde estaba tumbado Barberín, que así se nombraba con orgullo. 

La pequeña, sin preguntárselo dos veces fue corta que corta hasta toparse nariz con nariz con el hombre que tenía los ojos desorbitados como bolas de fuego. 

Ni se había dado cuenta que este desconocido bufaba como animal a punto de atacar, dio un solo resoplido, sin dar tiempo da un manotazo que de un sopetón agarró la mano a la niña, y le gritó -¿qué has hecho?-. 

Ella sin atinar a decir, le balbuceó, – ¿si te he salvado la vida, por qué estás así?-

Ël gruñó   -no te he pedido absolutamente nada que nada, ahora verás lo que voy  hacer contigo-

La niña, que era  rápida para pensar y no tenía miedo, le dijo, -yo te puedo poner de vueltas tus barbas, si es por eso que estás tan bravucón y amenazante-.

Sin pizca de conmoverse él, le dijo, -te doy una hora para que resuelvas lo que has destruido-. 

La chiquilina regresó a su casa, cogió toda la goma que pudo y se fue a pegar los pedazos regados en la tierra. 

Mientras avanzaba en la compostura, algo extraño sucede en él, que le va haciendo cambiar las expresiones de su rostro.

Indagando en su cabeza calva  podemos apreciar que cada fragmento de pelos pegados dejaba asomar la vida que se había ido.

Este mirarse así, lo hace sollozar como niño desolado, a lo que Flor, así se llama la intrépida, una vez devuelto lo que parecía trasquilado y asegurado en la quijada, hace como que no pregunta, media ablandada le dice -¿qué  pasa? ¿No te entiendo, te duele algo por la caída?-.

Él, la mira, calla, dejó que termine la pega, le agradece, y le pide que se aleje, que no averigüe más. 

Ambos de espaldas al incidente, caminan sus rumbos, ella, no sabiendo si hizo bien o mal, pero con la certeza que salvó una vida.

Él descubrió que por dedicarse a huir de la rutina y dejarse nacer y crecer las barbas hasta más allá de los pies del ciempiés  y traspiés,  había quedado atrapado en su propia mandíbula. 

Había olvidado quién era. 

Su memoria estaba casi perdida. Que si no hubiera sido por esa pequeña  metiche no hubiese encontrado el camino de donde partió.

Recordó que tuvo un hogar mientras enrollaba tanto pelo gris, se acordó que tenía un baúl enterrado debajo del árbol donde habitaba hace tantos años. 

Lo buscó un buen rato, hasta que lo halló.

 Excavó lentamente con sus uñas, lo desenterró y lo abrió, se encontró con una foto, ropas desgastadas.

También había un espejo. 

Se miró y lo comparó con la foto, eran los mismos pero dos desconocidos, que no sabían nada del otro.

Sin más se encaminó al río, se metió en él.

Se despegaron los fragmentos, se tocó el mentón y sonrió. Se quedó con un rostro tal cual en ese momento pudo verlo en el agua.  

Sintió que debía volver hacia algún lugar.

Pero estaba cansado, nadó como desperezándose, salió con el cuerpo alicaído y arrastrando los pies.  Se acostó cerca de la orilla.

Se durmió y soñó que su infancia se acercaba montada en un caballito de palo.

 Mientras la noche caía a su alrededor como abrazo llevándoselo. 

MERCEDES SOSA 1935-2009 (ese día de su partida lo escribí) carmen váscones octubre 4, 2009

Posted by rogerhollander in Uncategorized.
Tags: , , ,
add a comment

HOMENAJE A MERCEDES SOSA 1935-2009 (lo escribí ese día)
(Habitante prende la vela)
Violeta voz del fondo multitud sin olvido
Sonido del pensamiento rompe estación del muro
Corazón estrellado ojos de tantos
Que tanto te ha dado la vida y tú a ella
Ojalá
Duerme mi niño duerme que tu mama esta
En el campo sembrando flores pa la Sosa
Que si no te duermes mi chiquilin triste estoy
Y no quiero llorá yacapumba acapumba
Chiquivanvan chiquichiya ya
que las campanas suenan
Y no puedo más
Agua sin pena el vientre crece
Lluvia de soledad la penita del sol
Salada la piel sale la luna
Traje del firmamento déjala
Eternidad partida en el cuerpo
Lámpara de palabras
Espera de presencias
Sin entrega el recuerdo
Rompe el eco su muerte
No hay reflejo para la madera
Mi cabeza no rueda en el fuego
Doy cuerda a la razón
Borrada la página de la infancia
El hueco del dolor gotea
Ceniza desnuda el latido
Zapato huérfano
Fosa del baile no descanses
Desentierra el silencio
Danza zamba en tu tierra
Puñal y tambor
Opaca sombra del río
Luna vaciada y estéril
Ponchada la fe
Aire de líneas el tiempo sin espacio
Mapa sin rostro el quejido
La culpa no se esconde en sacos
Ni se la tira en el lodo
Hay culpables y somos identificables
No cae la fuerza así como no cae la luna
Cae la celda en el cuerpo
Cae el nicho en la sombra
Cae lo que no es
Cae pero no cedas a la caída
No hay rezo que aplaque el vacío
De tantos desaparecidos
Idos inconfesos
Resaca reseco respiro
No hay piedad para el bienaventurado
Que se esconde en la ley y ejecuta
Esbirro indoloro
Sin poquitito de remordimiento
Sin nada que diga que no
Sin nada que diga yo soy…
Contrato contratado trato hecho
No soy testaferro quién me señala
Cuidado
“Yo soy un montón de cosas”
Sobreviviendo como un humano
“Algo pasó y no entendí nada”
Idos contra la ausencia propia
“Menos tu vientre todo es mentira”
La letra rebota en la noche
Quien puede descansar en paz
En esa tierra ensangrentada
“Verde que te quiero verde”
“Cuando tenga tierra”
La luna llorará conmigo
Y me emborracharé con mi deseo
Quieres
Y beberé toditita la vida contigo
Y dejaré de pensar para sembrarme
En la semilla que cae de la mano
Para que la muerte esa no me importe
Y no me entristezca ni una pizca.
“Vamos decime contame…
Hay que sacarlo todo afuera”
(Vamos enciende la fogata)
Cómo te explico
No me expliques
Soy
Somos
“Razón de mi vida”
Recuento
Será posible
Escucha la cigarra -está en el árbol-
Sucede que estoy chamuscada de tristeza
“juntos iremos unidos de las manos”
Nada más
Oficio de amor sin tortura
Ya es algo eso
Por ahora solo canta cariño
Y juega con la memoria descalza.
…………………………..

………………………………….

……………………………………..

……………………………………

………………………….

……………………………….

………….

………………………

…………………………

Expreso, semana, 11 de agosto, 1996,El lenguaje no tiene sexo, carmen vascones julio 30, 2009

Posted by rogerhollander in Uncategorized.
Tags: ,
add a comment

Semana, 11 Ago 1996 - I

MARIANA LA VENDEDORA DE COCO (relato) carmen váscones enero 4, 2009

Posted by carmenmvascones in Cuentos, Periodismo.
Tags: , , , , ,
add a comment

Cuando salió a buscar la vida trajo el hambre. Caminó por los bordes del océano, se acercó a la mitad de la quebrada del poniente e hiló el horizonte en sueños prestados de la rueca.  El huso se le caía de la mano cuando apenas lo tocaba.  Ella contaba en su cuerpo los misterios marcados por el mar

.

Moraba cerca del manglar.  Aprendió a coger cangrejos, a pescar y andar en canoa. Cuenta mi madre nació en el oficio de habitar la realidad, es lo único que sé.  De amor no me acuerdo dice mirando sus manos, apenas tengo un hijo, también otros.  Antes que nazca el barro había envuelto mi memoria y la de  mis antepasados.  Nací aquí.  En el cementerio del pueblo me enterrarán sin mucha cosa.  Así nos vamos como venimos.


Cuando todavía era muchacha traía a vender pescado, conchas, ostiones.  No había carro, vivo vía Data, había sí que caminar.  Hace rato.  Hace tiempo.  Hace cuándo.  Hasta ahora.



Después vino lo de los cocos, eso de andar de aquí para allá, todo el rato en la playa.  Con el calor  y el sol que pega.  Los bañistas quieren pero que sí que no, que les haga descuento, unos pagan no más.  A veces vendo a veces no.  Igual me gusta el trabajo, no me gusta estar vaga, ni echada esperando la muerte.


Así que sí, se me va el tiempo, se me fue, se me está yendo.  Sin que me dé cuenta. Me gusta conversar, mi trabajo es mi orgullo, hago mi plata.



Ya voy para los ochenta, a veces me canso.  Descanso en la hamaca de mi casa, pero no puedo estar sin hacer nada.  Salgo apenas me siento bien.  Y me voy con mis cocos.



Adelante Mariana me digo.



Se levanta, recoge los restos  de estopa, los mete en el saco.  Ya recibió su paga. Se arregla su sombrero, alza en su espalda la carga, en otra mano el machete.  Se aleja.



Deja su sonrisa tierna de niña alguna vez saltando charcos y mudanza.

Deja su historia con la del otro.

Deja algo para retornar.



Desaparece entre el tumulto cargando la sombra  de su joroba.

LA VOZ DEL EROS POR SHEILA BRAVO VELAZQUEZ, por carmen váscones diciembre 16, 2008

Posted by carmenmvascones in Cuentos, la voz de eros por sheyl bravo, Lectura y Reseña, POESÍA.
Tags: , , , , , , , , , , ,
2 comments

LA VOZ DEL EROS

DOS SIGLOS DE POESIA ERÒTICA DE MUJERES ECUATORIANAS POR SHEILA BRAVO VELAZQUEZ

 

 

 



Cuerpos de palabras, bloques de circunstancias, verbo de Eros.  Historias entremezcladas de tinos y desatinos.

 

 

 


Tiempo de placer fuera y dentro del vacío.

 

 

 


La voz de eros parte desde 1829 con Dolores Veintimilla y culmina en 1990 con Clara Mejía, joven de 16 años.

 

 

 


Entre los extremos “la palabra ha mudado de rostro” (María Eulalia Rodríguez).  Cortes.  Ausencias.

 

 

 


“Poema mordido hasta la mitad” (Sonia Manzano), sumas de espacios entre generaciones.

 

 

 


Los extremos no se tocan, no compiten con la distancia.  Los gozos mundanos y sublimes no son contradictorios entre ellas.

 

 

 

Cada voz tiene su veredicto, su lugar común, su vulgaridad, su privilegio, su consagración.

 

 


Dolores Veintimilla con su inmortal “Queja”, de imagen acosadora, el centro de su fascinación, el ideal de su amor delirante, “y amarle pude”, erotismo melancólico del desencanto,

“victima infausta de un dolor profundo”. ¿Cuál Él?, “sin él eran sombríos mis ojos”, ¿o ella?,  “no olvides Carmen/ no olvides, ¡no! A tu dolores/ por otro amor”.

 

 


En cambio la jovencilla Clara Mejía con su metáfora casi doncella, rompe la escritura del sufrimiento, desmitifica el alma mater, pavonea con mordacidad su sentimiento, pasión sin rubor, indiferente toca la llaga rival de toda imagen incompleta y “supe que el amor se disfraza de hembra/ se viste varón”.

 

 

 


El amor una carne en proceso de descomposiciones y composiciones. ¿Posiciones?

 

 


Allí, la joven palabra inquiere, empapa la voz.  “En mi mundo sin magia/ sin embargo fue ardiente tu frío mirar sin respuesta”.  El cuerpo es una incógnita.

 

 


La palabra se busca en la huella. La memoria: un delito. La fantasía: un festín de soledad.

 

 

 

El pensamiento un misterio para el otro, entre lo que se dice y no, los actos que no claudican.  El recuerdo acompaña aunque no se quiera a veces.

 

 


Quien puede callar a estas mujeres que desvistieron el paraíso, que ovularon sus propios inventos.

 

 


Que hablan lo que sienten sin preocuparse por el veto de la censura.

 

 

Excluyo e incluyo a una que es uno, Roy Sigüenza se sospecha de este George Sand que se escurre entre tantas…es o no una mujer, resulta que no, ¿cómo entró al juego de parecer o hacerlo creer? Se dice la poesía no tiene sexo.  Lo femenino aprieta la identidad. “tengo una mujer dentro de mí” (Roy Sigüenza).

 

 


¿Se puede hablar de nudos orgásmicos, posesiones? ¿O hay algo más o qué?

 

 


Demasiada belleza provoca miedo.  El horror fascinación.  La muerte no es vacío ni ausencia.

 

 


Es anticipación de ser dentro del no soy.

 

 

El límite con lo mundano en el ojo de lo prohibido  y clandestino ¿quién no está?

 

 


Sin embargo, la poeta Patricia Noriega dice “se atora en mi coraje la vida”.

 

 


Trastoca la palabra, “me sedujeron tus formas…/de mujer y varón” (Carolina Portalupi).

 

 


El banquete de los antojos subordina, “esclava de ti/ solo hasta que existas para mi obsesión/ o para mi deleite/ serás mi dueño/ (Sheila Bravo).

 

 


Opípara alucinación del Eros consumando sensaciones.

 

 

Adoración narcisista incrustada en la intimidad del “nacimiento de la palabra”.

 

 


Esta Voz de Eros es un debate y una provocación de lo que es y no es poesía.

 

 


¿Qué quiere con este libro Sheila Bravo? ¿Es contestatario?, ¿a qué, a quiénes?, ¿a otra mujer, a un hombre? ¿A lo humano consumista del objeto?

 

 


La antóloga o recopiladora se confiesa sin prejuicio ante un texto que propone y se expresa, no pone el machete en la cabeza de las autoras para señalar cuál está en las ligas mayores o menores, no se trata de comparaciones ni de promocionar a unas ni menoscabar a otras.

 

 


Se siente este libro como una muestra de voces que manifiestan su palabra sin autoexcluirse, y sin pedir permiso a nadie.

 

 


Sheila solo ama la poesía y le sirve.  Con este libro intenta “llenar el vacío de la poesía femenina”.

 

 


Su eje temático en este abordaje es lo erótico, cada una en su diferencia  esencial.

 

 


Comparte un encuentro de seguir adelante en una escritura que está haciéndose en una intimidad poética que contradice y afirma lo aceptable, la excelencia y lo cuestionable ante los ojos del lector que toma una posición con libertad frente a la obra.

 

 


La historia y la poesía desenredan el ovillo de lo oculto.

 

 


La propuesta poética está en el ruedo de la vida y la muerte.  La ausencia y la palabra contactan.

 

 


¿La erótica humana es un deseo de ser o no?.  De no reducirse a la dentellada del instinto.

 

 

 

De no dejarse aplastar por un placer que se caótiza con los límites.

 

 


El desenfreno cae por su propio peso. Solo el humano sublima y crea y por lo tanto poetiza.

 

 


Se sufre y se goza la existencia.  El ser analfabeto de su yo nombra al tú.

 

 


Dialoga con la palabra que se escurre entre sus cuerpos para no quedarse cautiva en la cacería de las emociones.  Solo así el arte nace.

 

 


Las voces de esta voz de eros  recoge y muestra los caminos de la poética de las mujeres del Ecuador.

 

 


carmen váscones

14/07/06