jump to navigation

GOLPE DE DESGRACIA: POESIA DE BENEDETTI Y VASCONES julio 1, 2009

Posted by carmenmvascones in america, carmen vascones, golpe de desgracia: Benedetti y Váscones, poemas, POESÍA, poesía actual, poesía de carmen váscones.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
add a comment

earth seven continents Globe

 

VIOLENCIA, S.A. (Sociedad Anónima)

Poema de Carmen Váscones (1 de julio de 2009) 

para vencer al hombre de la paz
tuvieron que afiliarse siempre a la muerte
matar y matar mas para seguir matando
y condenarse a la blindada soledad,
para matar al hombre que era un pueblo
tuvieron que quedarse sin el pueblo
.

Mario Benedetti: “ALLENDE”

 

 

1

Un golpe otro golpe

Uno tras otro

Golpe más golpe otro

 

Las puertas caen

Ninguna de pie

Nadie asoma

 

Solo se ve un montón

Como un esqueleto gigante

Y una sombra hinchada

A punto de reventar

 

 

 

Una voz desconocida

-En ese estado quedó-

 

2

Hay que derribar el golpe

Quitarle la capucha

Hacer un paro a tanto horror

Hacerle saber del miedo

Enfilar la marcha

Y no sentirse solo

-acompáñame-

 

3

No hay tumba para el desaparecido

 

 Podrán derribar casa

Podrán quemarlo todo

Podrán cortar el recuerdo

Podrán dejarme sin mí

Podrán  poner y oponer

 

Pero los pasos avanzan

No puedes cogerlos

¡Ay de ti!

 

No soporta más

El espanto ordenado y dirigido

-Apunte y calle-

 

El sonido no se incinera

Alguien lo continua …

 

4

Que no se les ocurra quitarle su nombre

Que no lo manchen

Que no estoy con ganas de aguantar

Que no callaré hasta morir

 

Y este momento no es suficiente

 

No solo estamos hechos de intentos

Hay que atreverse

Pero eso sí ni héroe ni martir

En la jugarreta del opositor

Que arremete sin pena

 

 

La urna la estatua y el que se impone con trampa

Un protagonista sospechoso de la mudanza

Que te fuerza que te lleva que te detiene

Que te intimida que te allana que te usurpa

Que te toma que te secuestra

Que te desaparece

Que te toca y queda

Que te apaga el alba

Que te desecha como un papel

Que te quiebra el deseo

Que te deja sin madrugada

Que te destroza la memoria

Que desconoce el respeto

Que te pone condiciones

Que te tapa la boca

 

Que te quiere dejar sin palabras

Que te dice retrocede o no respondo por nada

 

 

Aún así

-“Soy inconforme”-

 

 

Los manifestantes dan la cara

A esa lucha constante

 

Barreras y máquinas

Consignas y moneda

Constitución y agresión

Tierra saqueada

 

¿Quién soy?

¿Quién soy para tí?

 

Manoseas mi identidad

Para violar mi voluntad

Aún así no me apagarás

 

 Impide la opresión

Hace barricada

Comanda resistencia

Rechaza

 

¿Quién despeja el camino?

 

 ¿Quién está con el pueblo?

-Estamos indignados-

 

“Qué cosa fuera la masa sin frontera”

 

Que no se detenga la huelga

Vencer para jamás no ser vencido

 

¿La lluvia cae igual para todos?

¿Por qué achicas el río?

¿Por qué me desconoces?

¿Si dices soy tu semejante?

 

 

Ningún golpe es diálogo

 

Y sin embargo

Quien calla otorga o es cómplice

Del derrumbamiento y la devastación

 

Sácate el temor de encima

 

Tan fácil resulta matar

Hacer a un lado

Arrastrar con todo

¡Golpe de estado!

 

(Un estado embarazoso)

 

Parto: una partida de defunción

 

¡NO!

 

www.carmenvascones.wordpress.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Poema de Benedetti: “ALLENDE

 

 

Para matar al hombre de la paz
para golpear su frente limpia de pesadillas
tuvieron que convertirse en pesadilla,
para vencer al hombre de la paz
tuvieron que congregar todos los odios
y además los aviones y los tanques,
para batir al hombre de la paz
tuvieron que bombardearlo hacerlo llama,
porque el hombre de la paz era una fortaleza

 
Para matar al hombre de la paz
tuvieron que desatar la guerra turbia,
para vencer al hombre de la paz
y acallar su voz modesta y taladrante
tuvieron que empujar el terror hasta el abismo
y matar mas para seguir matando,
para batir al hombre de la paz
tuvieron que asesinarlo muchas veces
porque el hombre de la paz era una fortaleza,

 

Para matar al hombre de la paz
tuvieron que imaginar que era una tropa,
una armada, una hueste, una brigada,
tuvieron que creer que era otro ejercito,
pero el hombre de la paz era tan solo un pueblo
y tenia en sus manos un fusil y un mandato
y eran necesarios mas tanques mas rencores
mas bombas mas aviones mas oprobios
porque el hombre de la paz era una fortaleza

Para matar al hombre de la paz
para golpear su frente limpia de pesadillas
tuvieron que convertirse en pesadilla,
para vencer al hombre de la paz
tuvieron que afiliarse siempre a la muerte
matar y matar más para seguir matando
y condenarse a la blindada soledad,
para matar al hombre que era un pueblo
tuvieron que quedarse sin el pueblo.

Mario Benedetti  (http://www.cubadebate.cu/opinion/2008/06/27/poema-de-benedetti-allende/)

 

Rocío burgos silueta de fuego, por carmen váscones abril 21, 2009

Posted by carmenmvascones in america, anécdota, biografia, carmen vascones, creatividad, escritora fallecida de ecuador, femenino y masculino, lírica, lenguaje, libro, literatura, muerte y finitud, mujer, rocío burgos, testimonio.
Tags: , , , , , ,
add a comment

¿QUIÉN ERA ROCÍO BURGOS?

 

 

Rocío desde su tierna enfancia ya la poesía rondaba en sus balbuceo y garabatos.  El dolor y el amor eran dos huellas que la tenían en los malabares insaciables del ser y la razón; su deseo no quería explicarse, sólo quería sostenerse en algo soportable y llevadero. 

 

El camino que escogió no fue fácil, la mujer que llevaba dentro la condujo a tejer un devenir de actos y constancias.  Pudo ser la que fue, ¿quién era?  Enfrentó la contravía de su yo.

 

La que conoció cada uno, no era una mujer célebre de las páginas de la historia, pero era un ser humano con una historia propia que no puede ser negada ni olvidada en las páginas de la memoria de la literatura de Guayaquil. 

 

Su único libro publicado es “SILUETAS DE FUEGO”, en proyecto tenía “SORTILEGIOS DE SIRENAS”.  Trabajaba cuentos y poesías.  Tuvo otras bísquedas por expresarse y manifestarse, su alma era una vorágine de cabos sueltos que desataban los recursos que improvisaba su ser cambiante, estos eran la música, la pintura, el dibujo, la fotografía.  Un hilo de fiesta su atadura con el oceano.

 

Sus pasos le permitían plasmar su angustia, silencio, soledad y la calma de su euforia pasional, de su mundo intermitente y convulsionante en el que tanto sus ideas como sus afectos sostenían los artificios de su yo amotinado, el mismo que no tenía nada que ver con el espejo de la vanidad: su majestad el EGO. 

 

Sino con ese mundo interior de la fantasía de la pura poesía de los que no tiene lugar ni existencia en lo que se llama la realidad externa, social y “vivible”.

 

Hoy es una ausente en el espacio, de ella la palabra de la poeta vestida de versos y de rocío.

 

carmen váscones

8/10/98

 

 

SILUETAS DE FUEGO DE ROCÍO BURGOS

 

Cuando la poeta chocó con los espasmos de la fantasía descubrió la desnudez absoluta del género.  Encontró la duda y la certeza acoderada en el orificio de la realidad.

 

Ubica su lugar en el parto de un indicio. 

 

Inicio de la entrega al dado de acertijos, secreto del pretérito errumbando en los desfiladeros de su imagen que desemboca en su cuerpo sometido a la primicia del descubrimiento:

 

“desnudo

los secretos

de mis huesos”

 

Riostras de perfiles encaramados en la desinencia de la búsqueda, ajustes de cuerdas amarrando los vocablos no marcados. 

 

Estructuras de sentidos encofrando “el dolor: una espada rota.”

 

Sigue la obra encaramándose en la soledad misionante de no perderse en los espejismos de la nada. De no encontrarse con su infidelidad a la muerte.

 

De no tocarse con la aventura del caos incrustándose en los prismas del corazón maniatado en los brazos del anhelo.

 

Se queja la fuente:

 

“Lluvia me

haces una grieta

en la cordura del vacío”

 

Implora la creadora:

 

“mar

ocúltame en tu extravio”

 

Desafueros de la fábula en boca de la luna.

 

Rueda la noche como canica vencida por el rebote.

 

Queda el silencio como cuarzo enterrado en la osamenta del minero.

 

“realidad

eres una nube

en agonia”

 

Nadie soporta excavar en sus espectros.

 

Cada cual lleva su cuenta y su recorrido como desatino invadiendo el pronombre del otro:  El yo del tiempo.

 

“Conjugo

la oquedad del amor”

 

“Me seduce

el ojo

del suicida”

 

“Mi voz

demencia

que se agota”

 

La errante poética levanta su fundamento en los acápites de la tristeza ornamentada en su alegoría incansable de tocar el nacimiento de su luz. De su llanto escuchado por la hada que quedó prendada por la sonrisa de la pequeña que desafió al espejo sin alicia en el país de la incógnita.

 

“Espejismo de matrices

divago

en el recodo

de un vestigio”

 

Cae el sonajero de las manos de la sirena que rodea la silueta de fuego que se mira a sí mismo mientras entre bromas y juegos se regodea de amor propio.

 

 

“me cautivas

círculo

de mis contradicciones”

 

“enigma

maquíllame

con locura”

 

La curiosidad del lenguaje invade la palabra con ironía:

 

“más allá

yace mi angustía:

cuervo

maquillándose con mi imagen”

 

Sigue la música y todas las estrellas en un sólo tono sueltan:

 

“Habito una isla

de fantasmas

donde el péndulo

refleja soledad.”

 

 

carmen váscones

9/9/95 playas

EDUCACIÓN Y CULTURA UN ESPACIO PARA LA VIDA, carmen váscones marzo 27, 2009

Posted by carmenmvascones in america, crear saber, ensayo, espacio para la creación, saber crear, saber y crear.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
add a comment

 

La educación tiene que llevar implícito lo artístico como un lenguaje creativo de expresión auténtica, para facilitar el proceso de aprendizaje, aprehensión y asimilación. A la vez implementar y auspiciar la integración grupal por y con la  presencia  que se sostenga en el reconocimiento de la singularidad de cada uno los participantes. Verdaderos ejes transversales del diálogo, del trabajo en equipo, de la responsabilidad y compromisos que ligan no sólo con el programa de estudios, sino con el compañerismo y la vida compartida en el accionar diario como estudiantes y seres sociales. 

 

Tenemos, que impulsar una metodología que conlleve a desarrollar y potenciar la capacidad de investigador que hay en todo ser humano.  Esto estaría  posibilitado por la construcción de una modalidad y estructura permeable de trabajo permanente, acompañada de objetivos propios, del conjunto educativo, y del estado hacia  la comunidad  y de la comunidad hacia la sociedad, como proyectos y-o planes de  acciones sociales al servicio y funcionamiento para nuevos desafíos, que estén acompañados de seguimientos, controles, y evaluaciones que permitan ver logros, dificultades y reajustes para mejorar.  Como podemos ver se está planteando una visión integradora de las diferentes perspectivas de intervención de los miembros del mundo.  Sólo así, podemos entender y aceptar una globalización no extraña ni ajena  a los intereses de los ciudadanos en cualquier residencia de las diferentes patrias que se ha establecido el orbe.

 

El presente del niño o del joven puede salir de ese atolladero del “no saber,” taponamiento aparente, por falta de confianza, práctica y visiones de perspectivas y enfrentamientos para hallar y dar soluciones propias para la vida práctica, académica, cotidiana.  El perfil del futuro profesional se inicia desde temprana edad.  Esto es, desde quién eres, de dónde vienes, a dónde vas, qué quieres, qué deseas ser cuando seas grande, cómo, cuando, y por qué. 

 

¿Qué incluye?  Algo clave, el deber consigo mismo, privilegio de cada quien en su poder traducir y convivir con una ética, para no faltar a la propia vida que adviene, que portamos y que tenemos que desaprendernos e innovar.  Hay que interpretar los nudos del ser en ese hacer dentro de lenguaje.  Dar una identidad posicionante al saber develado, descubierto y asumido.

 

Retomemos al investigador que todos portamos, Regina Katz, lo dice así, “desde pequeño al niño le interesa descubrir el cómo, el por qué, el para qué de las cosas y de las situaciones que vive.  La curiosidad, el interrogar a personas y objetos parte de su necesidad vital de conocer y comunicarse.”


Son insistentes con sus preguntas, persistentes en el interrogatorio, tienen un deseo de investigar innato, quieren entender, descubrir y comprender el “mundo que les rodea”. 

Su aprendizaje es acción: verbo en movimiento.  San Pablo en Corintios dice: “cuando yo era niño hablaba como niño”.  ¿Cómo escucha el adulto al niño? ¿Cómo habla el adulto al niño? ¿Cómo dialogan?

 

Avancemos un poquito, ¿Qué nos dice la UNESCO  de la juventud, en su libro “La educación encierra un tesoro”: En el adolescente “el futuro suscita en ellos más ansiedad que despreocupación, lo importante es ofrecerles lugares de aprendizaje y de descubrimiento, darle los instrumentos necesarios para pensar y preparar su porvenir, diversificar las trayectorias en función de sus capacidades, pero también asegurar que las perspectivas de futuro no se cierren y que siempre sea posible reparar errores o corregir la trayectoria.” Jacques Delors, pregunta “¿Qué lugar reservan nuestras sociedades a los jóvenes en la escuela, en la familia o en la nación? ¿Cómo puede la educación preparar a las generaciones venideras para las exigencias de un mundo en constante conmoción? ¿Cómo superar el temor al paro, la angustia de la exclusión y de la pérdida de identidad?

Finalmente ¿cómo hacer progresar en la humanidad los ideales de paz, de libertad y de justicia social? Y algo más demarca este hombre preocupado por el presente del educador y educando. “La educación espíritu de concordia, cohabitar, como militantes de nuestra aldea planetaria que debemos concebir y organizar en beneficio de las generaciones futuras.”  ¿Y nosotros qué podemos decir y hacer en presente?

 

Mi posición es que no se puede ni debe encarcelarse el saber en una repetición donde no se da espacio a la creatividad, a la expresión, análisis y reflexión.  El derecho a saber es un deseo a saber interpretar y a desenmarañar lo falso.  Una verdad verdadera del aprendizaje se la construye en una interacción, no se la impone como una obligación, eso a la larga trae efectos “catastróficos”.               

 

El niño no es un juguete ni del amor, ni del saber, ni de la ignorancia, peor aún de la complementación o falta de nadie.  Es un ser humano, la Psicoanalista Doltó lo puntualizará así: “para el adulto es un escándalo que el ser humano en estado de infancia sea su igual.” Y no sólo eso, sino que sea un ser humano con una sexualidad desde el momento de que nace, si hacemos, un paréntesis, al tema que nos convoca, y hacemos unas breves observaciones sobre este tema “tratado por los adultos” y “no entendidos por los niños y jóvenes”.

 

¿Qué encontramos o que nos hablan sobre esto o algo que yo de paso pueda entrelazar? por factor de tiempo y  debido a que no es el tema que nos convoca pero que no se puede dejarlo en falta, pasar como que nada, y hacernos los ciegos o curuchupas solapados, voy a dejar entrevista y escucha una pauta a no cancelar ni tratarla como una materia más.

 

La vida exige el riesgo de mirarla de frente y hablarle a tiempo. 

 

El niño y el joven son el presente no el mañana ni el futuro, por lo que se dialoga y comunica en tiempo y verbo en acción plena de presencias y presentes.  Dialogros en el mensaje que hay que precisar en el habla común no denominador.


Qué hay que reparar o caer en cuenta para denominar y no confundir con dominar o dominadores o dominios en un habla perfecta del idioma de la lengua…  El idioma del cuerpo no entra en la gramática, ni en las ciencias ni en las técnicas ni en ningún diccionario, ¿dónde?

 

Bien,  para mí la sexualidad es el lenguaje, es el juego creador de la vida humana hablante, que inicia el descubrimiento e invento del cuerpo de la palabra, hecho arte, ciencia, y nacimiento, la misma que nos diferencia de los animales.  Es un saber y a saberse, es un sentir enteramente humano y humana, es un aliento que convoca al deseo de una ética desde la “responsabilidad recíproca de los seres humanos”.

 

Doltó lo expone así: “no hay en absoluto en el sentido de una ética estructurada del deseo, educación moral; siempre hay una educación-máscara para otros deseos innombrados, escondidos.  ¿En que consiste la educación cívica de los niños? Guiar a un ciego por la calle, ceder el asiento a una anciana; saber como se vota.  Así se imparte la educación cívica.  Pero no ha habido educación en la dignidad del cuerpo y en el sentido de la nobleza del cuerpo en todas partes y uno no sabe como ocuparse de su propio cuerpo, en lo que respecta a su mantenimiento, a su crecimiento, al respecto de sus ritmos; hay descompensación y con ello, desviación de las fuerzas humanas.  Pero no existe.  Hay una carencia en el ser humano, mantenida por la omisión sistemática de hablar de ello en la escuela, una ignorancia total, y una incapacidad para asumir lo que le llega al niño de su cuerpo… es desesperante.”

 

Justamente, lo no dicho, lo prohibido, los llamados tabú que encierran el origen de la vida y la organización de la sexualidad debe ser en respuesta a la pregunta de dónde vengo, quién soy, y por qué soy un niño y-o niña.  Por lo general son “preguntas mudas” como diría Doltó, pero yo digo, ahí, justamente hay que dar una apertura, dejar hablar, afinar el oído, sacarse al falso censurador y moralista que llevamos dentro, para poder dar un sentido, un lugar, una respuesta a eso que está manifestándose y hablando de otro modo, hay que poner prudencia y paciencia, buscar un camino para orientar sin el estrepitoso escándalo del horror, este niño asusta  o la frasecita de ¿qué pervertido? ¿Tan chiquito y mírenlo? O lo peor botarlo de la escuela o del colegio por inmoral y mal ejemplo. 

Me pregunto y a ¿dónde se los manda, una vez puesta la expulsión y la exclusión? ¿Acaso, no necesitan ayuda a gritos?  Hablar de la sexualidad, de la “muerte,” de lo que nos pasa, de lo que nos preocupa, de nuestros deseos, es tranquilizador.

 

Pero, ¿cuántas orejas están preparadas para escuchar, si sólo se quedan con lo que dicen, qué vieron o le contaron?  ¿Por qué ignorar, censurar, castigar el cuerpo, o de someterlo a más deberes, más ejercicios físicos o de agotar al chico para que no piense en eso ¿y qué vemos? ¿Qué sucede en estos tiempos y en todos los tiempos?

 

Y para cerrar sobre este tema tabú, retomo a Doltó, donde ella nos dice “la información sexual: es el lenguaje de la vida, la metáfora de sexualidad productiva de cohesión y tras esto, creadora de placer, felicidad y también de utilidad cívica.”


Es así, como los soportes para construir un deber y un derecho, esto es, un ciudadano responsable hay que retomarlo desde los fundamentos que todo humano conlleva, la tríada de toda existencia: familia, educación y comunidad.

 

Es en esos espacios reales e imaginarios, donde se establecen los vínculos, los soportes y estructuras de una Identidad Sexual, de un ser hablante portador de un nombre y una historia propia, de un ciudadano que es parte de una realidad social donde vive y que tiene que conocer, interpretar e intervenir desde antes y después de la “colonia de la independencia y de ese hoy.”  Para poder asumir su presente y sentirse digno de ser respetado y a la vez saber que tiene lugar, voz, voto y participación como habitante comprometido desde una ética para la vida y el poder de consenso.  Algo así, como yo hago mi historia, perol a historia no habla  de mí.  Si yo soy parte de la historia quiero dejar de ser sólo un número de cédula, y un acta de defunción.

 

¿Por qué no poder decir y trabajar por: quiero ser diferente, ser un sujeto de prestigio, de reconocimiento, de respeto y de dignidad?  Pero, para que esto suceda es importante el poder como un facilitador, como un servicio para un diálogo, para la inserción de la democracia, para saberes productivos. 

 

Para poder decir convivimos con una ética puesta en práctica en el escenario del Estado al servicio del pueblo, que se supone somos y estamos todos.  Es así, que sus Ministerios que administran, educan, velan por el bienestar de la comunidad, los que planifican y producen y siembran la semilla para la tierra y la creación y la no muerte de la imaginación.  Tienen un compromiso para sacar adelante la pobreza de la vida y la cultura en que están inmersos la mayoría.  ¿Acaso, no es hermoso y placentero comer bien, tener niños ingeniosos, preguntones y sobre todo sanos en “cuerpo, mente y espíritu” según el legado de los griegos?  Vaya tarea, esa de ser parte del poder y tener el encargo y la obligación de asumir, cumplir y servir con lealtad sin avasallamiento, sin soberbia el cargo, puesto, función, rol, que tenemos como investidura frente a los otros. 

 

Todos tenemos que estar atentos a nuestras poses, cuidado con la actitud del desprecio y de la humillación para con el otro.  Recordemos que no somos amos ni eternos en el estado corporal y terrenal donde ejercitamos el papel de superhombre o supermujer, sea como profesor, gobernante, educador; agreguemos el de padres, hijos en los espacios de la casa, escuela, comunidad y Estado, que son las instancias de la vida cotidiana donde se decide el presente como proyección y proyecto del quehacer para el bienestar de todas y todos.

 

¿Se puede hablar de aberraciones en el sistema educativo, sin que esto indisponga a nadie?  Creo que sí, y me acojo a las observaciones de expertos que están anotadas en el libro LA EDUCACIÓN ENCIERRA UN TESORO ( UNESCO):

 

-Ejercicios físicos centrados en la competencia y no en el descubrimiento del propio cuerpo o en el del placer lúdico.


-Empobrecimiento del lenguaje referido a su inteligencia, un lenguaje abstracto muy conceptualizado y no descodificado.

 

-Una cosa es tener un lenguaje creativo, otra es un vocabulario o glosario de información que muchas veces resulta inútil.

 

-Se impone un reglamento rígido de notas, de conducta, de cumplimiento de programas que no se los alcanza a cumplir ni a estudiar.  Hay un exceso de deberes y tareas, donde el estudiante termina por rebelarse, abandonarse o ignorar o cumplir por la obligación y el miedo y a disgusto. ¿Quién aprende así?

 

-Faltan propuestas de intervención, orientación, seguimiento y evaluación para un eficaz y satisfactorio control pertinente para medir resultados, logros y ajustes o correctivos que hay que hacer en la marcha y a tiempo.

 

-Hacen capacitaciones masivas donde el docente o maestro no tiene la oportunidad de ubicar sus demandas y necesidades específicas.  Además quedan como informaciones generales.

 

¿Nos hemos preguntado alguna vez lo aplastante que podemos ser con los artificios que nos da la impostura del poder en ese don de mando, casi la mayoría de las veces confundido como autoridad y lo que se usa es el autoritarismo frente al otro, hasta el colmo de gozar sobre y encima del humillado?

 

Urge por lo tanto la necesidad de replantearse el sistema de control tanto de calificaciones como de notas.  Porque, a veces pareciera que hay un programa y plan académico bien hecho en contenidos en sus respectivas áreas, pero, ¿dónde está el pero? ¿Las relaciones entre directivos, personal docente, alumnos y profesores es muy lineal a pesar de que se diga que es lo contrario?  Los profesores son idóneos, saben la materia pero ¿cómo la transmiten y la transfieren a sus alumnos?  ¿Por qué la deserción estudiantil está aumentando? ¿Por qué se quedan o los dejan de año a los alumnos? 

 

Hay una quiebra bancaria educativa que perjudica afectos, saber y economías de vidas familiares y presupuestos. ¿De qué  futuro hablamos para ese estudiante?  Una perdida de año es un precio irrecuperable en todo sentido. 

 

¿Cómo sería una disciplina impuesta, obligatoria, sin juego, sin recreo, sin actividades placenteras, sin hablar, sin sonreir, sin…? ¡Que terrible¡

 

Entonces, ¿cómo fomentar “el deseo de aprender, y el ansia y la alegría de conocer” en un espacio libre y no cosificado por las “jefaturas de las administraciones?” ¿Cómo trabajar con una zona franca en la educación y la cultura?  Habrá que valorizar al alumno ante sí mismo, así como frente a sus compañeros de clase, ante sus padres.  Reivindicarle su nombre propio.


Para incluir un diálogo permanente ¿qué es vital? ¿Cuál sería el papel del alumno, del educador, de la institución educativa y de la misma comunidad? ¿Qué papel se juegan los medios de comunicación para crear debates y consensos? ¿Y el apoyo de la función estatal sin distingo de espacios comunitarios?

 

El servicio de la educación y la cultura es un servicio a servirse entre servidores y no esperar que esto sea sólo para ser servido y ser servil.  Esto no incluye ni al canalla ni al víl.  ¿Cómo y a través de qué instancias dar nuevas perspectivas al diálogo entre la sociedad civil y los docentes, entre los poderes públicos y sus organizadores sindicales?

 

Hacer lo justo implica justicia, míreselo de donde se lo mire, ya que la educación es un bien colectivo que todos deben poder acceder y tener las mismas oportunidades.

 

Somos lo suficientemente éticos como para sustentar posiciones de verdad que conlleve a habitarlas. “El niño es descarado con la verdad.”  En el adulto la trampa con la verdad se llama corrupción.  ¿Cómo guiar y prever a ese niño y joven que está labrando su vida entre los espejos que nos dan a conocer la vida cotidiana en todas sus dimensiones?

 

Ya hemos visto que enseñar a callar y hacer como que no pasa nada no es la posición adecuada para sostenerse en lo humano.  Acaso, será nada menos y nada más que reconocer que no se puede colmar ni silenciar las carencias, que no las suple con nada ni con nadie, que hay que empezar a despertar el deseo, que hay que escuchar las palabras, las frases que forman el mensaje del diálogo, darle espacio a éste que se mueva entre dos escuchas.  Fundamentar el crear y creer en el respeto y la dignidad como una forma de legitimar la autoridad, y para esto es importante reconocerse en la historia hecha y pasada, nada de matar el pasado. 

 

Hay que conservar y renovar las tradiciones, reconocer que el territorio de la cultura somos cada uno de nosotros.  “El ser humano es a un tiempo origen, agente, y finalidad.”

 

Es importante trabajar y apoyar las iniciativas individuales “con espíritu de equipo.” “La competitividad con la solidaridad, las competencias técnicas con las cualidades morales y posición ética”.

 

La educación y la cultura es la virtud del deseo, en su aprendizaje, donde se cosecha la tierra de las ideas y de la creación.  Su agro son los mitos, las leyendas, las tradiciones… Los que hay que conservar y renovar ya que son origen, fermento, suelo y fruto.  Sus propiedades están dadas por el cultivador, los recursos, medios, agentes, intermediarios directos e indirectos y su cosechador.  Y los que intervienen en este proceso y consumo del producto son todos los que la producen, administran, procesan y distribuyen.  Donde las reparticiones, los consumos y los réditos son el resultado para continuar. Lo fructífero de un trabajo común es el gozo comunitario de la experiencia compartida.  Tarea de todos y de cada uno desde sus demandas, deseos y necesidades.  La educación y la cultura la hacemos todos.

 

Ese es el ideal, el privilegio de la vida es ser atendida y respetada en presente.

LA TIERRA HABLA A ESTHER A MARCOS Y AL MUNDO , por carmen váscones enero 22, 2009

Posted by carmenmvascones in america, Ensayos, filosofía, ideología.
Tags: , , , , , , , , , , , ,
add a comment

Si  le pregunto a la tierra ¿qué propuesta tienes para aplacar mi hambre? A lo mejor me diría lábrame, remuéveme, hazme hoyuelos,  siembra tus ideas, para que surjan hombres nuevos, como los que sí están conmigo, y pacientosamente me tratan y se recuestan con ternura en mi vientre, ¿los conoces? Claro que no, porque, tu estás administrando números en globos donde te has olvidado de mí y de los míos, no se ven mis surcos ni mis habitantes, los  que creen en mí, los que saben que yo puedo saciarlos hasta el horizonte del mundo.  

 

¿Conoces a Ester? Ella, sí sabe lo que es nacer, lo que es amamantar, lo que es estar  dentro y fuera de la montaña, la que conoce la muerte de cerca y de lejos,  la que arrulla al viento para que no moleste a los niños cuando juegan y sueñan entre vasijas y arco iris.  Sabes, ella tiene un decir, que es de todos los míos “nosotros somos los comandantes, los que mandamos en común, los que mandamos obedeciendo a nuestros pueblos”, un poder a compartirse, a construirse, a significarse, a hacerse con paciencia y con amor. 

 

El agujero de la muerte duele, sangra y termina  casi como despojo en las manos inmisericordes.  El hombre que arremete contra otro hombre y no media con el diálogo, es porque sólo sabe gruñir y morder, o peor, atacar.

 

Yo: la tierra, madre de la palabra y de la vida, estoy dividida, parcelada, minada, amotinada, sitiada, satelizada, bombardeada, rodeada, fragmentada, legalizada. Como que mis hijos fueran a durar más que yo, y aquí el vacío y la esperanza chocan con mi raíz y filiación, me duele todo este horror, me da ternura y calma la unión por un deseo común.  Pero, estoy con la fuerza de todo lo que resiste al genocidio, no quiero que se apropien de mis recursos naturales, no me gusta la exclusión.  Soy radical ante los que pretenden saber y ser más.

 

 Mi color de tierra es mi trinchera, mi lucha, mi libertad, mi lugar.  Yo soy mi propietaria, mi  propia patente, yo soy la vida comunitaria, yo soy el deseo y la necesidad de todos.  No he nacido para ser de uno o de un grupo, porque en definitiva y al final sostengo el aliento de todos y también la muerte me aguarda si este litigio de tierras y de propietarios que desconozco siguen descargando su furia, su soberbia y sus desprecios. 

 

Estoy sintiendo el vacío que se acerca, estoy recogiendo en vasijas “una voz entre todas las voces”  Quiero conmover al mundo entero, a ellos, mis Vástagos. 

 

Tengo,  mis hijos, que me traicionan y los hijos que  me son fieles. Los que me humillan y los que me dignifican, los que traen sueños y los que traen pesadillas, los que me lidian con valor y los que me ponen valor.  Los que me atraviesan con palabras y los que me dejan sin ellas, los que me quieren cambiar y los que me quieren exterminar, los que quieren un ser humano y los que quieren clonarme, el que me quiere hacer producir y el que me quiere solo administrar, el que me quiere hacer hablar y el que me quiere hacer callar.

 

Mi nombre propio, son ustedes, reconozco sólo la institución humana de carne y hueso que me dignifica  solo por amor a la vida, pero no reconozco a aquella que me cubre de avaricia, me desconoce, y me puebla de mezquindad sólo por odio a la muerte.


Caminante de paso da tu paso, ¿a favor o en contra?

 

La solución somos todos y cada uno, es tan difícil entender ESO.  El movimiento del mundo es uno sólo: UN VINCULO DE SOLIDARIDAD Y APOYO.  Todos mis hijos son invasores de mi existencia, Yo soy lo tribal, soy el canto, soy la naturaleza soberana 

que manda con su poder que convoca  a refugiarse en mi maravilla aún.   No he condenado a muerte a ninguno por todo lo que me han hecho. 

 

Todavía creo en algo que permita la vida por la vida, reconozco sus muertes, los días los cuento, mis fosas por ahora esperan semillas y no cadáveres.

 

Los condeno a vivir, ¿saben lo que es eso?

 

Hay un  monopolio de omnipotencia e impotencia, han inventado un mercado de divisas que no diviso.  Me han trazado mapas, demarcaciones, linderos, hitos que me dicen que limito con… Me dicen que pertenezco a…Me dan hablando con palabras huecas.  Con signos que no me llegan, que no me sienten, que no me encantan, que no me abonan, que no me cultivan.  Han violado mi natural constitución, me han convertido en estados, repúblicas, naciones, ciudades. 

 

Han puesto sobre mi superficie lo que les da la gana.  Han hecho fundaciones y constituciones donde está guardada la ley  ¿acaso, alguien puede decirme quién es o qué es eso?

 

Dicen que todo lo hacen por la patria, la bandera, el escudo y el himno nacional, y ¿yo qué? ¿Dónde estoy? ¿Qué lugar tengo entre tanto planos y tintas convertidas en escritos, derechos y privatizaciones?

 

¿Acaso no saben que mi ser integra: LA RAZA DE LAS RAZAS, que  perforan, abalean, acuchillan, reducen, dan de bajas, expropian, expulsan. Y también de la que dicen que quieren proteger, salvar, y reconocerles sus derechos que reposan en papeles formados en una revolución.

 

Hay una civilización en crisis, en banca rota, en auge, en liquidación, en levantamiento,

en quebrantamiento, en todo lo que uno pueda imaginar y no quiera ver que sucede y acontece. 

 

Hay nativos, extranjeros, colonos izando el arco iris como señal de humo de paz, hay los que han descifrado el sentido de la presencia humana, como los cantos del guaraní que dejan escuchar al dios ñamandú:

 

“Primero crea la palabra, bien común a dios y hombres, asigna a la humanidad el destino de acoger la palabra, de existir en ella, de abrigarla; protectora de la palabra y protegidos por ella: así son los humanos tan elegidos como los dioses.  La sociedad consiste en el goce del bien común que es la palabra”.

 

Danzo con el viento mi fuerza de sol, mi tiempo ilumina con sus propias estrellas, mis estaciones abrazan la aurora, mis ríos creciente y decreciente de los misterios del origen, rondan cuartos menguantes hasta llegar a mi alma que mira el resplandor de lo puro y bello.


¿Por qué me reparten, por  qué me han colonizado, por qué me exploran sin piedad?

¿A dónde migran y emigran? ¿Por qué me ponen marcas y precios, puestos e impuestos, lotes y latifundios, formas e informes de plusvalía?.   Que hay una ley que me acoge y protege que se llama reforma agraria, pregunto, ¿en manos de quién está? ¿Qué están haciendo conmigo?.  No tienen misericordia.  ¿Acaso no saben que el control de mi órbita le pertenece solo al universo de la soledad y del silencio para que el humano pueda escucharse?  Soy el centro de la caída, de la gravedad, de la relatividad, de la rotación.  Soy el único inicio posible para lo humano.

 

Han inventado un tiempo que no es mi tiempo, la gente lo marca con tarjetas de créditos y descréditos, con máquinas y maquilas,  con ahorros y fugas, réditos y desméritos, desarrollos y arroyos, autopistas y despistes.  Ciudades del mañana sin hoy, pueblos del futuro sin presente, progreso sin regreso, educación sin creación, inversión sin producción, empleos y desempleos, inflación e infracciones, desarrollo y embrollo, “atolondraduchos” y desechos. Felicidad sin gracia plena.

 

¡Quién me desintegra?

 

Aclaro, declaro, y recuerdo.  Soy el territorio del lugar común, donde la muerte no es una amenaza sino la fusión con la vida, donde fundamento mi regla menstrual.  Solo reconozco el estado de gestación y los ciclos de la cosecha y de la luna.  Soy indivisa, ignoro su contrario, no existe en mi totalidad única, práctico la alianza.  Soy una red que conlleva la voluntad de mi deseo hecho tribu, estoy provista de un poder público y visible entre los portadores del derecho irrefutable de la comunidad:

 

SER PORTAVOZ, comunicar a los otros el deseo y la voluntad de todos.  Soy la garantía y la confianza, poseo el gozo del prestigio que han depositado en mí.  El sentido común y el poder como totalidad es mi expresión y mi existencia terrenal.

 

Rechazo la desigualdad, rechazo el poder separado, rechazo la dominación y la servidumbre , rechazo el poder del desencuentro, rechazo el cuerpo separado del deseo, son uno e indiviso.  Rechazo la división, rechazo al oprimido y al opresor.

 

Soy la vigilancia de la fecundación, soy radical con el que traiciona el interés común,“fomento el prestigio mas no el deseo de poder”.  Mi mundo no es para Unos, ni para aquel que se sostiene en la servidumbre impuesta. 

 

“¿Existe la servidumbre voluntaria?”

 

Mi territorio es para el humano ¿cuántos hay? 

 

“El único que ha nacido para vivir verdaderamente libre, donde el  deseo de libertad es sustituido por el amor a la servidumbre”.  El que renuncia a su ser escoge la muerte, la servidumbre.  Extingue su humanidad.

 

La división  destierra, entierra, persigue, expulsa la libertad.  Ahí, en ese espacio fraccionado se instala el “amor a la servidumbre”, a servir, a ser vil: nacen los canallas y los humillados, los que mandan y obedecen.


El incesto del poder: Prohibir y gozar lo prohibido en ese -No- todo está permitido. Todo para mí, nada para tí, Entre lo pagano y sagrado un cero argolla al vacío..  El amo se realiza, devora a la madre tierra en el  festín de la nada, opíparamente,  placer y dolor, el deleite culminante, displacer y goce sin límites.  Se crea un instrumento, un padre sin nombre, la máquina del control, el brutal invento de la represión y del sometimiento de la imaginación  y de los actos.

 

“Los animales no se someten a sus amos más que por el miedo que les inspiran”

 

La desventura del mortal, y su peregrinaje en la aventura a encontrarse consigo, a salir de lo desnaturalizado e inombrable, a salir de la degradación, a salir de su “voluntad a la servidumbre: el deseo de sumisión”.   ¿quieres?  ¿puedes?


 

 

EL HOMBRE BARBUDO (cuento), carmen váscones enero 4, 2009

Posted by carmenmvascones in america, carmen vascones, composición, creatividad, cuento, eduación y espacio, educacion, espacio para la creación, lector, lectura, literatura infantil, pedagogía, prosa poética, redacción, relato, voz propia, voz y lectura.
Tags: , , , , , , , ,
add a comment

 

 

 

EL HOMBRE BARBUDO, POR CARMEN VÁSCONES

 

Había una vez un hombre barbudo que vivía encima de un árbol, y tenía una barba, que era tan pero tan larga que al caminar se enredaba en ella. Como era de no sorprenderse ni de hacer que no se esperaba lo que ya nos imaginábamos,  sucedió que se resbaló, golpeó, y se estaba ahogando con  sus propias barbadas.

 

 


Como siempre no falta que alguien esté por ahí fisgoneando desde algún lado. Sucedió como si nada una aparición de pronto.  Desde la ventana de una casa había una niña que se dijo para sí -este hombre necesita ayuda-. Rápido se fue a su cuarto, rebuscó en el  costurero  de su  mamá, y  con  tijeras en  manos  salió corriendo hacia donde estaba tumbado Barberín, que así se nombraba con orgullo.

 

 


La pequeña, sin preguntárselo dos veces fue corta que corta hasta toparse nariz con nariz con el hombre que tenía los ojos desorbitados como bolas de fuego.  Ni se había dado cuenta que este desconocido bufaba como animal a punto de atacar, dio un solo resoplido, sin dar tiempo da un manotazo que de un sopetón agarró la mano a la niña, y le gritó -¿qué has hecho?-.  Ella sin atinar a decir, le balbuceó, – ¿si te he salvado la vida, por qué estás así?- A lo que él gruñó   -no te he pedido absolutamente nada que nada, ahora verás lo que voy  hacer contigo-

 

 


La niña, que era  rápida para pensar y no tenía miedo, le dijo, -yo te puedo poner de vueltas tus barbas, si es por eso que estás tan bravucón y amenazante-, a lo que él, le dijo, -te doy una hora para que resuelvas lo que has destruido-.

 

 


La chiquilina regresó a su casa, cogió toda la goma que pudo y se fue a pegar los pedazos regados en la tierra.  Mientras avanzaba en la compostura, algo extraño sucede en él, que le va haciendo cambiar las expresiones de su rostro.

 

 


Indagando en su cabeza calva  podemos apreciar que cada fragmento de pelos pegados deja asomar la vida que se había ido. Este mirarse así, lo hace sollozar como niño desolado, a lo que Flor, así se llama la intrépida, una vez de vuelta, y como que no pregunta media ablandada le dice -¿qué  pasa? ¿No te entiendo, te duele algo por la caída?-.

 

 


Él la mira, calla, deja que termine, le agradece, y le pide que se aleje, que no averigüe más.  Ambos de espaldas al incidente, caminan sus rumbos, ella, no sabiendo si hizo bien o mal, pero con la certeza que estuvo en el momento preciso.

 

 


Ël descubrió que por dedicarse a huir de la rutina y dejarse nacer y crecer las barbas hasta más allá de los pies del ciempiés  y traspiés,  había quedado atrapado en su propia quijada  Había olvidado quién era.  Su memoria estaba casi perdida; y, que si no hubiera sido por esa pequeña  metiche no hubiese encontrado el camino de donde partió.


Recordó que tuvo un hogar mientras enrollaba tanto pelo gris, se acordó que tenía un baúl enterrado debajo del árbol donde habitaba hace tantos años.  Lo buscó un buen rato, hasta que lo halló, excavó lentamente con sus uñas, lo desenterró y lo abrió, se encontró con una foto, ropas desgastadas, también había un espejo,  se miró y lo comparó con la foto, eran los mismos pero dos desconocidos, que no sabían nada del otro.

 

 


Sin más se encaminó al río, se metió en él, se despegaron los fragmentos, se tocó el mentón y sonrió. Se quedó con un rostro tal cual en ese momento pudo verlo en el agua,  sintió que debía volver hacia algún lugar, pero estaba cansado, nadó como desperezándose, salió con el cuerpo alicaído y arrastrando los pies,  se acostó cerca de la orilla, se durmió.

 

 

Soñó que su infancia se acercaba montada en un caballito de palo mientras la noche caía a su alrededor como abrazo llevándoselo.