jump to navigation

carmen váscones y texto: Sin la “maldicción” a ese cuerpito. (Eso sí: nadie como ninguno) septiembre 16, 2016

Posted by rogerhollander in carmen váscones y texto: Sin la "maldicción" a ese cuerpito., Uncategorized.
trackback

 

carmen váscones y dibujo mar rojo

carmen váscones y dibujo mar rojo

 

 

 

carmen váscones y su dibujo duelo

carmen váscones y su dibujo duelo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

504
Alguien me preguntó si hubieses tenido un hijo que hubieras querido niño o niña. Le dije que venga sin la célula maligna, que nazca sano, maravilloso, sin la sentencia del cáncer, sin guerra encima. Sin la “maldicción” a ese cuerpito.

Y lo inesperado te toca hasta la médula del cuenco del corazón, de la razón, de la ortografía de la anatomía…

Corregir la gramática en la piel deja tales tachones. Y te impones a las preguntas a veces torpes. A la ignorancia de las letras que cicatrizan la intervención.

El idioma de la lengua materna y paterna un pacto con la vida.
Que el codiciado género masculino y femenino no sea tabú de hachazos o tajos como calificación en el papel y la nota rebota en el legado filial como un tótem implacable a reducirse a menhir. O la inscripción del rito del nómada sedentario…

El amor tatuaje de la angustia inicial.

Inconforme soledad inatrapable.

Es inevitable la sorpresa de romper la fuente y salir del túnel a la luz. Alumbrarte, ayudarte a parirte.. Nacer es una aventura. Traer la vida de un hijo lleva a replantear qué significa que se desee tener un niño o una niña. Qué contiene la pregunta del ese, esa, aquel, aquella, él, ella…

Desmitificar eso del apellido. Fundar un nombre propio con la pregunta sin respuesta en el cuerpo. Eso toca a cada ser que no es lo que el otro quiere. Cifrar en su única experiencia de la vida: Vivir sin el tapón en el deseo.

Nacer es un caos que organiza, desordena y conlleva faltas en la odisea del cuerpo. Es la desmitificación de la Ilíada de la palabra en el lenguaje de la “libertad” de llegar al acto del huevo zigoto al embrión al feto al neonato.

Acogido sin oposiciones…

Psique delibera la batalla del nombre propio en la lengua de la ley de la sangre, de la tinta, de lo sonoro en eso de…
Es una, es un…

Que el grito no rompa la cuerda vocal.

El silencio, el ruido y el sonido del fonema sin atascarse en el trasmallo de la voz.

A y O no se aplastan en la construcción de: las, los.
Punto aparte.

Rúbrica.

Firma.

Firme.

Deletrea qué dice allí.

Lo que quiero decir no lo dije. Diga !pues” sin muletilla de ese algo sin contenerse. Basta de estar recogido en la nomenclatura sin además del luego.

Juega a que piensa que existo…

Quién sabe lo que quiere en eso de vaciar la duda en los unos y los otros.

(Eso sí: nadie como ninguno)

 

………………………………

 

……

 

 

 

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: