jump to navigation

Carmen vàscones y su pintura “naturaleza” femenina y masculina diciembre 8, 2014

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
trackback
por Carmen vàscones pintura naturaleza femenina y masculina

por Carmen vàscones pintura naturaleza femenina y masculina

“la culpa fue de tus perversos ojos” dice la canción. o esta otra “ódiame por piedad yo te lo pido”  o   “quizás simplemente te regale una rosa”, o la música de la vida sin el radar del mercantilismo o interferencias de provocar faltas ortográficas al espectáculo de un instante de importancia para quien es invitado o convocado o de repeticiones  a los que ven, oyen y claro es eso, no eso no quiso decir, qué mismo fue.

Él dijo, ella dijo… Nosotros decimos los otros desdicen.  La verdad no es dicha aunque sea dicha a punta de pelar ajos o cebollas o quitar la cáscara y poner granos al remojo.

Ton ton para los curiosos

Y el fondo no es tal.

La superficie toca límites. No todo es cierto en la verdad medio revuelta. A lavar la media y calzar otros posibles textos.  Las verdades no son discursos.  Aunque algo dice.  Algo es, algo no es.

Dar autoridad al testimonio es reconocer un espacio y tiempo al respeto ganado poco a poco.

¿Conocemos acaso la melodía de la cuerda vocal que cada uno tiene? ?Cómo es la mía? ? ¿Cómo es la tuya?

 

Avanzar en la economía del discurso y revisar los actos simbólicos y de soluciones de caminos sin máscaras.  Solo tenemos un  rostro que da la cara por unos y otros.  El papel de la vida y su higiene cotidiana.

 

Asumir la  parte que te toca  ¿Y la  tuya estas dispuesto?

Indispuesto puesto que. No es asunto de Hombre o mujer.

Es no dejar manosear la treta del doble.

Ese que es capaz de sacar de casilla sea por A o por B.

 

Odio sin oído… o id más allá de los oídos de dos O y traducir el “pequeño orgullo” de la O que dio en el blanco de lo odioso (u) odiosa en/vi/dia al objeto a (pocillo de ruidos) interferencia del dìa(logo) sin Sujetos sujetos al espacio o sujetos sujetos en la interrupción del tiempo en el dial inexacto. Corte. Corta. Cortada la acción.  Otro cuenta otro punto de vista no visto.  Y así asa…

Si el cerca es cerca a…no aferrarse.

Qué más/ menos complejos en la división de la multiplicación de ganar o perder y no ceder con el rival de uno proyectado en el otro uno que supones… Y todos portamos un personaje que quiere actuar sin nuestro consentimiento y cuando sucede puede ser sospechoso o peor aparentemente no nos damos cuenta de sus actos.

Mejor repensar en el espejo invertido…

Residuos de nostalgias espantosamente atrapables en fantasías  de picas y picados.  No hundir el barco mental en los lagrimales de la Ira.  El llanto no siempre es aunque es algo y otra cosa… Duela más.  Te hago doler. No me duele.  Prueba y reprobaciones.  Hasta ahogarlo en gotas de sal… Horroroso eres.

Como carniceros del tiempo destajamos los verbos.

La vida acaso  un epilogo cada día, los sueños prólogo. El deseo epígrafe. El autor de nuestros días gasta lápices, borradores, puntadas de oraciones completas, a medias, sueltos de pensamientos, ideas vagas, no concretas, a despuntarlas en formas, en papel, en agua, en arena, en el viento, escrituras audibles a veces inaudibles. O gritos que no llegan a ubicar el deseo sino que se empantana en afonía, cacofonía, afasia, lapsus, o “no me acuerdo lo que paso” o negación de quién lanzó la primera piedra.

Dibujos para descubrir otra expresiòn. Los agujeros en el papel o las paginas arrancadas al  caos, al orden, al margen, al fantasma, al invento, al puro gusto o disgusto. Y no queda otra que  volver, revolver. empezar una y otra vez. Avanzar. Y superar las trancas de la alienación. Igualdad desigual es equilibrar balanza.  La justica tiene peso en la economía diaria, mental, economía del producto. Eco no (mía) .  Pensar en el justo gramo del consumo, del ahorro y del mañana sin hambre.  La enfermedad del metal rodante y disparador de plusvalía de inflación.  De anemia  física, psíquica y emocional.  El deseo agoniza ante significantes vacíos de unos y repletos de otros de nadas, de consumismos, de bambalinas, de espejos sin semejantes.  Quién es realmente el prójimo en el mundo de co(mandos) y extremos…

Escritos de páginas tachadas en la historia que hacemos y a veces no vemos por tan atareados en rutinas de barrer, limpiar y las necesidades básicas. Replantear la lectura y los actos de la vida entre lo que se malgasta, gasta con medida o desmedidamente.

Nacer tan difícil. Facilitar despejar la contrariedad del presente.

El miedo inmoviliza, por eso  disgusta que  nos manden o sometan o nos ordenen o nos obliguen, o nos impongan y nos confundimos con el paredón o el muro del lamento o peor estallar. Insumisamente…

Eclosiona el ser.  La presión de la represión dispersa.  Embota.  Atasca.. Deuda del aminorar, .por mejorar las apariencias el hundimiento. Como era el refrán, me visto con lo que da la tela. O privilegiar las necesidades.  “Claro” atosiga con la compra de los minutos de la felicidad.  Ploc. Evitar cataplun.

Criar. Crecer. Retos… Abrir y cerrar. Dejar pasar. Pasar. Avanzar en la página. Y si nadie me lo dijo . algo podré a más no poder. Puedo porque quiero.

Que puedo decir yo del amor que nace, que no nació. que nacerá. que no lo dejamos morir… la resurrección, acaso esa la fe: un vacío para necesitar acurrucarnos o entrar en el abrazo  sin tensión o en el diálogo sin rompernos las crisma con la duda y el desprecio y el boicot .  Y a Vencernos y cansarnos y comprimir en epítetos o cuadrantes descuadrados.

Hasta el punto tiene agujero.  Repensar y avanzar e imaginar.

Hay personas que no tienen tiempo para saber de la alegría, están enterrados en la muerte acorralada por la avaricia humana y horrores repulsivos.  Entre aparecer o desaparecer con delite (delito), hay una diferencia con el del metal y del fuego y de los desastres naturales.

Hay tanto.  Si apago la compu no desaparece el problema en el mundo.  Pero somos responsables de lo que podemos hacer…

Con el dolor y la alegría de existir sin la indiferencia a qué, preguntemos  al uno portador de la incógnita de cada uno en ese insertarse en la vida significante, significativa.

O ver la insignificancia que podemos provocar, producir en el mal entendimiento del malestar de los cuerpos y las conexiones en diálogos rotos, estridentes y cortante o filudos.

 

———-

 

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: