jump to navigation

HUAORANIS: CULTURA DE GENTE AMABLE 2013 , WALTER MENA julio 27, 2013

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: ,
add a comment

revista errancia, mexico julio 22, 2013

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: ,
add a comment

http://www.iztacala.unam.mx/errancia/origen.html
http://www.iztacala.unam.mx/errancia/v4/caidal.html
http://www.iztacala.unam.mx/errancia/v0/litorales.html
http://www.iztacala.unam.mx/errancia/
http://www.iztacala.unam.mx/errancia/archivos_errancia.html

CARMEN VÁSCONES, RUBRICA DEL DESEO O FISURA DE LA ETERNIDAD julio 20, 2013

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: ,
add a comment

La escritura de mujeres es un andar más allá de la cartografía corporal, geográfica y psíquica. La mujer mira, habla de ella y de las otras, lo dice como dando a develar una desnudez que no se deja atrapar en el placer textual de los poros ni de la sensación de la conquista luego víctima o desprecio; ella, desmadeja los cables del lenguaje donde está la tensión de la historia de la humanidad, deja a un lado la manzana y la serpiente.

El deseo aflora en la lengua que deja notar los nudos en la garganta, más abajo del ombligo o la sensación de la nada cuando esta acecha, y, la angustia se agota en el agobio de un placer derrotado por los intersticios de los sexos. El cuerpo siente pero a veces ignora qué historia se escribe en su piel. La mujer intenta decir, se enferma, se constituye, plantea, habla por otras, se escucha el sufrimiento humano. Es un reto y riesgo destapar el rostro cubierto sin temor a ser lapidada. América no vive eso, pero la violencia se precipita y pide a gritos un llamado de atención de intervención.

Qué hacemos las escritoras en este espacio social, donde lo humano sangra el golpe sin palabras. Escribimos, ¿para quién, para deleitar, denunciar, mediar, enlazar o qué? Las escritoras nos invitan a que demos sus lecturas, a que veamos cómo el pensamiento femenino se ha quitado el himen, la ignorancia no nos hace buenas. Saber tampoco, pero como que este se lo relaciona con la hoguera y el pecado, irónico, aún en estos tiempos de destapes.

El taparrabo pide que se lo ponga donde debe estar, para dar la ilusión del pudor, moral, salvación y redención. Ocultar la vergüenza, cuál, hay algo que no está o no debe estar a la vista. La imaginación se presta a soñar pero no a taparle la boca al deseo de constituirme: la o lo voy siendo.

América es un rostro de mujer donde el hombre tiene que dejar de conquistar y dominarla para que el trato de igual a igual sea de generar una historia diferente. No hay ningún mujer ni ningún hombre detrás de un supuesto triunfador, solo hay dos humanos que generan una puesta en común donde juntan ideas sin competencias para el logro comunitario de una sociedad emancipadora permanentemente.

Es importante hacer seguimientos a diversas Antologías que van recorriendo esos cuerpos voceros de historias, rupturas, rebeldías, En Ecuador, tenemos recopilaciones valiosas, dignas de estudios de discusión y de difusión, como “la Voz del Eros, recopilación de Sheyla Bravo, “Mujeres Frente al espejo”, recopilación de Melania Mora de Hadatty, Rosa Amelia Alvarado y la que les habla, “Poesía Erótica de Mujeres: Antología del Ecuador.”, Antología “Poesía y cuentos ecuatorianos, Antología temática, Universidad del Azuay, por Sara Vanegas, y, hay muchas otras obras que por su esfuerzo deberían estar en un inventario o banco de dato para facilitar la consulta, investigación y difusión.

Hay nombres en nuestro país que son la voz de nuestro continente en movimiento, como Dolores Veintimilla de Galindo, Alicia Yánez Cossío, Ileana Espinel, Aurora Estrada, Sara Nelly de Lamas, Sonia Manzano, Gilda Holts, Violeta Luna, Gabriela Alemán, y otras, que ponerlas casi parecería un tratado de alineación,(alienación), desalinea la escritura los dogmas de la costumbre de acostumbrarnos al tocador de la ideología “reglada”, Cada una tiene su regla, su ovulación, su menstruar, la escritura no se cobija en el género, lo femenino convoca a lo masculino, o provoca un espacio perforado para no obstruir la creación, Sí, la escritura se de deja escuchar, a la par o igual nivel que Gabriela Mistral, , Alfonsina Storni, Gioconda Belli, Cristina Peri Rossi, Isabel Allende y nombres que todos conocemos.( Y las lecturas otras, Laura Esquivel, Laura Restrepo, Claudia Piñeiro, Elena Poniatowska,Paulina Vinderman, Blanca Varela, Carmen ollé, y más las hay, tenemos que encontrar los hilos de cada una… de las otras, de las que no conocemos, de las que están allí, descosamos el lenguaje para que surja la aparición femenina en su escriturarse…

Son mujeres que han parido la nueva literatura y estilo de escribir. La autora muere, pero su trabajo la inscribe no en la lápida del silencio, sino de una escucha que rebota mortalmente. La realidad de los muertos y la constancia insepulta. El olor de la vida sin putrefacción. Humus incorruptible la voz que acierta a decir algo sin pretensión de prevaricato en el deseo.

Han quitado el velo al poder, porque han podido expresarse sin esconderse en la letra. Pongo una inquietud de insurrección al statu quo para que el pensamiento no sea una resignación eterna ni se haga parásito del ser. Manuela Sáenz escribió, y de lo poco que queda, se impuso la libertadora de las libertadoras… ¿por qué no? Qué queremos ser, esclavas de competencias y rivalidades o deliberadoras y gestantes de espacios que comprometan un llegar a la mayoría para dar cabida a un replantear y accionar.

Cabe Decir que las antologías internacionales han dado mucho espacio a las escritoras ecuatorianas y posibilidades de entrelazamientos con las de otros países, el mismo que ha permitido se abra un camino de acercamiento al quehacer de este decir. Podríamos aseverar, que, desde que la mujer habla crea, otra cosa es cuando aprendió a escribir, y pudo entrar a la letra prohibida y habitarla con su fantasía y realidad. Es un largo recorrido que tiene una historia propia y no sólo “habitación propia”. Hasta la horca le costó por hablar de temas que eran solo de hombres…

Las voces poéticas “son mujeres anónimas y públicas, que están dando qué decir, están rompiendo el silencio, están en el ejercicio del poder político, de la ciencia, de la literatura, y en el de sus hogares. Los problemas de la violencia doméstica y cotidiana tienen la misma atención que las guerras. Hay un movimiento pensando e invitando hacia una derrota de todo lo que se opone a construir espacios convivibles. La búsqueda de una medida justa”.1 (“La Voz poética es”, carmen váscones, ponencia presentada en Toronto, Canadá, Consulado de Ecuador y Universidad de York, Festival, la voz y la palabra) l

Considero “la poesía femenina en el ecuador es un trabajo estético insertado en el diálogo interior con la vida que se presenta como asombro y horror, como historia y fantasía, como silencio y grito, como testigo y testimonio”

Pienso que el arte poético femenino tiene una posición política, erótica y ética. También de resistencia y reto. Se podría afirmar hasta de un poder convocador diferente, esto es que incluye y no excluye al hombre y su discurso, más bien lo desafía y lo provoca a concebir un lugar diferente con respecto al encuentro y consenso de los espacios habitados por los géneros y sus implicaciones en las determinantes de la vida cultural y social.

“Hay un replantear de la palabra más allá de las vivencias, del discurso e incluso del hacer creador, igual, el hombre piensa y habla porque es un ser humano. El hombre no tiene la exclusividad como creador del lenguaje, la mujer crea también, hasta se podría decir doblemente, pero no se trata de competencias. Con dejo irónico, cito a un amigo que al opinar sobre las mujeres escritoras de poesía dijo “como el macho es el líder de la manada, la mujer es la vanguardia de la poesía ecuatoriana”. Ahora sí, podríamos decir que la mujer hace y huella una memoria del deseo. Tiene una escritura propia, que evidencia, traduce, traslada, y denuncia lo corroído, lo perdido y vendido. También podríamos decir, que ella, nosotras, tenemos una posición comprometida y asumida de la palabra creadora, esto es, dar la posibilidad de volver a creer, crear y crecer en el conjunto con los otros”.( “El preámbulo de lo femenino dentro de lo masculino”, ensayo, de carmen váscones)

Vanguardiamos no ser empleadas domésticas del cuerpo. Pensamos con cabeza propia. Aunque a veces la rompen, la agujerean con balas, las cortan, las desmantelan de su identidad. Tenemos que trabajar el repudio a toda violencia insertada en el lenguaje y en la realidad, tenemos que oponernos a la cosificación y venta del cuerpo. Denunciar sin quedar roncas. La violencia no resucita a la mujer.

Recuerdo la frase de una adolescente cuando se le preguntó, usted qué ha leído y contesta “lo único que tengo para contar es mi vida”. Cada mujer es un libro inédito, a deletrearse, a escribirlo, a darlo a conocer. ¿Cómo contar, con quien cuento, cómo nos contamos? ¿Cómo nos tomamos en cuenta? ¿Quién no te toma en cuenta?

La historia de la humanidad se inicia entre un hombre y una mujer. Hay que darle a la mujer lo que es de la mujer y al hombre lo que es del hombre, la pregunta es, qué no es de cada uno, qué es compatible. Como cohabitar lo incompatible.

La palabra está fragmentada de historias, está vaciada como útero desconsolado, perforada como infancia abaleada, como niña desaparecida… La palabra es como cada historia que tiene otra historia. Ella un espacio de sublevación y reafirmación para ambos géneros.

Cada plato roto entre parejas de hombres y mujeres significan las cadenas enredadas de dolores, venganzas, resentimientos, odios, donde se sacrifican sus presentes por los nudos que cada generación no pudo desanudar a su debido tiempo. Ningún hijo tiene que resolver lo que sus padres no pudieron hacerlo.

Cada ser humano sea hombre o mujer tiene que vivir en su cuerpo, en sus pensamientos, en su vida. Hacer el diálogo que establece con su pareja en un presente, con un compromiso del ahora, alimentado por la convivencia que marca una experiencia particular y diferente a como la vive el vecino o como fue la de sus antepasados. Para la vida y el matrimonio no hay lección aprendida, se la construye todos los días en ese ir haciendo, sintiendo, pensando. Día a día. Viviendo.

La literatura recoge la vida cotidiana y la escribe para recordarnos e incitarnos a romper los yugos del sometimiento.

¿Qué desea cada humano? Acaso dejar de ser asesinos del amor, acaso esto conlleva a que hombres y mujeres tomen el qué hacer de la vida cotidiana del hogar como un encuentro posible. Cómo, agarrando las vivencias donde el “error” fue posible resolverlo, retomando los momentos agradables para poder renacer la confianza, – donde los orgullos cedieron – donde el poder y uso de las palabras pueda sentir ese verbo liberado y se sienta que dejaron de ser sometimientos de los unos a las unas.

¿Tendríamos que hablar de la utopía del amor? Sigamos en ese recorrido el andar. Los libros no son recetas, nos dan pistas…nos invitan a pensar diferente.

Reconocer y asumir las faltas para poder tener un nivel de diálogo que permita hacer pasos y lazos que faciliten llegar a acuerdos para posibilitar un ambiente familiar sin violencia. Soportar el intercambio de ideas y reflexiones es una forma de consolidar los afectos y los efectos para que estos no se oxiden en el guardarropa de la memoria y del corazón.

Convivir entre adultos y niños como familia reenvía a que no hay que olvidar quién soy yo, para saber quién eres tú, y si no lo sé, se averigua, se interroga, quién es ese que convive conmigo, de qué he hecho para saber de mí de ti, de los hijos, de los demás.
Nos escondemos en justificaciones y dudas, decimos, no tengo paciencia para mí, para el otro, entonces, es urgente que trabaje hacia un soy diferente, Ahí estamos todos.

Hombres y mujeres conllevan historias propias y ajenas cargadas de deseos de amor y de alegrías, combaten con pensamientos para transformar la crueldad, conjugan una sexualidad que toma su ritmo y tiempo traducirla en la razón de la erótica y su sentido de ser en la piel y en el lenguaje que hablamos, gestualizamos, palpamos escribimos, tocamos, engendramos…

Nadie enseña a nadie, se aprehende a convivir en ese trayecto en el que se intercambia un lenguaje sexualizado, sensualizado y marcado por las palabras que acogen, reprimen, rechazan, repudian o festejan el nacimiento de un recién nacido, o peor aún condenarle su infancia, su proyecto de vida.

Por cada acto, palabra, hechos que dejamos de hacer o decir somos lo que somos, y andamos atrás del que no somos. Tenemos que hacer un presente sin deudas, sin culpas. El mandamiento de la vida es desear la vida y vivirla como única, no hay repuesto.

El erotismo en la vida y en la poesía nos habita ahí, dónde, donde el hombre no sabe qué hacer con el silencio y el vacío. Lo sensualiza de un más allá: aquí sí y aquí no.

El deseo humano que es insaciable, puebla la imaginación del cuerpo con inagotables persecuciones de imágenes rehenes de tatuajes de fuego y de luna, cicatrices de realidades filiales interrumpiendo las habitaciones de los sentido, de interdictos y tabúes no solo de espejos y fantasmas sino de danzas de lluvias y tristezas tras afirmaciones y negaciones de actos inundados por ensueños hechos de reinos de amor y tentativas de libertad, por reinos de placer y displacer, donde los humanos como dioses y demonios se disputan lo femenino y lo masculino, donde el ser se atreve a disfrazarse, donde la imagen sueña a saciarse y devorarse entre miradas y palabras que no se reducen a la nada, ni a actos instintuales, ni siquiera a la manifestación brutal de la razón cuando destruye al enemigo en aras de la codiciada paz.

La literatura como el erotismo no es sexo ni sexualidad ¿qué es? Es el gozo de vencer el horror y el miedo, ¿cuáles? Decirle no al otro y a sí mismo sin culpa, sin remordimientos, sin pecado original, sin opresión.

Es el inicio que involucra la concepción de lo humano, diferente de las otras especies, y diferente frente a la humanidad de la que no me siento imagen y semejanza. Solo el humano repara y destruye. Caigo en cuenta de lo que digo, de lo que me dices, de lo que podría decirse… Quizás, así, se podría comprender mejor el codiciado: TE AMO

Ya es hora que el humano deje de pavonearse y vanagloriarse por eso de ser distinto a la especie de los mamíferos, sentirse glorioso ante el otro que lo considera inferior o que cree que significa el privilegio del dominio absoluto en eso que nace, crece, se reproduce, muere, habla, piensa, siente. Inventa leyes de convivencias, de control del orden, de reprimendas a los instintos y hasta reglas de los lechos nupciales.

No olvidar, que siempre habrá una insurrecta correspondencia, que desarregla la voluntad soberana. El Si es un derecho a elegir el mando. Recordemos siempre que la imperfección humana nos acerca a reconocernos en lo vulnerable: UN MORTAL MÁS.

¿Quién es el objeto de la pasión humana cuando esta rebasa el control reglamentado y no se conforma con ser un ciudadano de deberes y derechos, eso de cumplir la ley, cuando se hostiga de saciar la carne de su carne, cuando se aburre de la rutina, cuando el medio no le abastece ni lo convence, cuando la lucha por la sobrevivencia lo agobia, cuando el hastío lo toca todo? Quién es. Te dejo con esta inquietud o incógnita…

¿Acaso será el erotismo, que actúa como la cuestión, el eslabón, el puente entre el interdicto y la trasgresión y quiere un espacio? Rara pasión humana ligada a la vida y a la muerte, donde dios y el amor investidos de naturaleza y génesis se disputan el privilegio de la existencia que adolece de mortalidad y gracia concebida.

Octavio Paz dice” el erotismo es deseo sexual y algo más; y ese algo es lo que constituye su esencia propia. Ese algo se nutre de la sexualidad, es naturaleza; y al mismo tiempo, la desnaturaliza”. O. Paz, encuentra un hito entre el mundo animal y el humano, entre la naturaleza y la sociedad, lo ubica como un paso, una raya divisoria”. Ahora bien, existe erotismo porque hay otro, esto es, un diálogo, una conversación en el escenario de los
cuerpos hablantes sociales y antisociales, históricos y ahistóricos, irrepetibles e irreductibles.

¿Y qué es el erotismo? Es imagen y palabra. Es la metáfora humana de lo diferente, son actos creadores sucesivos. Es ese resto inaprensible, eso que faltó, que falta, que me invita, me reenvía a la angustia, me impulsa otra vez a empezar, continuar, acabar, buscar, permanecer, obstinarme y a veces hasta aniquilar o aniquilarme.

Siguiéndole las pisadas a O. Paz lo puntualiza así “ese algo es la fascinación erótica, lo que me saca de mí y me lleva a ti: lo que me hace ir más allá de ti. No sabemos a ciencia cierta lo que es, excepto que es algo más. Más que la historia, más que el sexo, más que la vida, más que la muerte”.

Para mí, el erotismo como un texto es un diálogo inconcluso entre la vida y la muerte, ¿quién lo continúa? Quizás la poesía. ¿quién continúa en esa palabra? ¿qué lugar ocupa el poema? ¿quién es el poeta para la vida y la muerte? ¿sólo una voz o algo más?

El verso nos contempla, convive entre la creación y destrucción, encarna y engendra los deseos humanos, combate los monstruos imaginarios y reales, desmitifica los ideales, quita la máscara a la criatura portadora del ser, quita la muleta de la resignación, desnuda del amor investido de odios, celos y venganza. Expone a la razón incoherente y hostil, deja ver su calavera manchada de crueldad placentera y perversa, justificada como juicio cabal.

La poesía es el cuerpo verbal de la erótica de la palabra textual dentro de lo erótico humano sensual. Es la naturaleza de la pasión y del dolor sublime que limita entre la imaginación apropiada y expropiada. Crea una caricia real que deja de estar a la defensiva y está dispuesta a un cambio: dejar de torturar para dejarse acariciar con el ser, trazo humano de la procreación de la belleza. La hermosa: aventura solitaria de la atracción, donde el amor se juega la propia libertad de lo literario y lo real. Su héroe y heroína apuesta al contrario al precio de ser rehén y cautivo del amante vencedor y vencido. El amor es el campo de batalla del hechizo, del enamoramiento y de la agonía que desata el dolorcillo o la alegría de saberse o no saberse correspondido.

La soledad del amor impulsa duelos y teatros en la imaginación donde el deseo punza su perpetuo eros. ¿Cuándo es llamado el erotismo? Cuando el cuerpo desolado empieza a habitarse de imágenes enlazadas a la boca que desprende formas sonoras con ritmos de emociones inyectadas de memorias propios y ajenas pero que a la vez pertenecen al universo de la presencia añorada, figurada y desfigurada en el verso de la llama amada, llamándome llamándose, llamándola, sin poder callar, ni acallar la llamada que contiene la chispa o la llamarada del peregrinaje del amor con sus conversaciones pendientes en hermosuras posibles, “y el deseo pedía siempre algo más hermoso” dice charles Baudelaire.

Retomo a Octavio Paz, dice, “el amor no es hermoso: desea la hermosura. Todos los hombres y mujeres desean. Ese deseo es búsqueda de posesión de lo mejor… ¿y qué busca el amante? Busca la belleza, la hermosura humana. El amor nace a la vista de la persona hermosa. Así pues, aunque el deseo es universal y aguijonea a todos, cada uno desea algo distinto”.

El éxodo del erotismo en la poesía ata el destino y la libertad de la búsqueda personal en ese otro que se va siendo desde el lenguaje inseparable de la condición humana carente de eternidad y perfección. Lo transitorio del ser es avizorado por la poesía, ella es condición de aceptación y fuente de transformación, de interpelación de los contrarios, de crear un saber distinto del génesis y de toda ciencia.

El erotismo es en la poesía lo masculino y femenino concibiendo la infancia del verso. El poema es el espacio, la voz, el agujero, el semblante. La cifra de dios, del libertino y del enamorado y de todo cuerpo preguntándose ¿quién soy? Ya que el deseo no es suficiente para saberse humano, peor saberse racional o mortal.

La poesía es la otra, la voz del otro, las voces del erotismo configurando la sexualidad humana que no se reduce a un coito, rituales y civilizaciones. Sino al gozo de existir desde y por la presencia divina de la palabra que nos invita a ser todavía. Es una poética corporal fundida en una erótica verbal. Es una erótica del cuerpo verbal. Esto es, la poesía, es una constancia del abrazo entre la destrucción y la construcción, entre la muerte y la vida, entre el cielo y el infierno, entre lo bestial y humano, entre el vacío y la palabra. Entre tú y yo. Quevedo lo resume así en su verso de todos los tiempos “polvo serán, más polvo enamorado”

El amor no se libera de la memoria. El mito del amor dentro de la poesía lo sostiene a través del erotismo en su desencuentro con la pasión, con el deseo que pide siempre “algo más”. Acaso sea, quizás atrapar ese momento donde ambas, muerte y vida se desprenden del cuerpo y se fusionan en la palabra: La ausencia acompañada.. La muerte no se lleva tu memoria, dentro de mi te libero de tu muerte hasta que mi muerte consuma nuestra fantasía de amado y amada.

Amante obra de nuestro instante imperecedero y perecedero, anónimo y público para los dos. Versos de nuestra existencia. Espacio de la mirada intima, libre de los estragos de la servidumbre del amor, albedrío del deseo en el parpadeo soberano de la contemplación de las criaturas en su poética de una libertad elegida.
2008, ponencia presentada en Feria libro de Venezuela

Bibliografía

Bataille, Georges, “El Erotismo”, (Traducción de Antoni Vicens), 5ta Edición, TusQuets Editores, S.A., Barcelona, 1988.

Paz, Octavio, “La Llama Doble”, Editorial Seix Barral, S.A., Barcelona, 1993.

Paz, Octavio, “Un Más Allá Erótico: Sade”, Tercer Mundo Editores, Bogotá, 1994.

Rueda, Marco V., “Mitología”, Ediciones de la Pontificia Universidad del Ecuador, Quito, 1993.

ecuadoratualcance.com julio 18, 2013

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags:
add a comment

http://www.ecuadoratualcance.com/

el doctor Francisco Comesaña. Ambos personajes centrales de la novela El lápiz del carpintero, de Manuel Rivas, y ascensión concheiro, galicia, españa, y más de otros escritores julio 15, 2013

Posted by carmenmvascones in España, Uncategorized.
Tags: , , , ,
add a comment

“Ascensión Concheiro, nacida en el pueblo Órdenes, Galicia, España, vino con el Exilio Español para sobrevivir a una sentencia de muerte que recaía sobre su esposo el doctor Francisco Comesaña. Ambos personajes centrales de la novela El lápiz del carpintero, de Manuel Rivas, se embarcaron primero a Cuba y luego a México, donde se establecieron y fundaron su familia, Mariángeles y Francisco, son los nombres de sus hijos. Regresaron a Galicia. Sólo Mariángeles quedó en México. Chonchiña ha vuelto hace dos años para cumplir una centuria de vida y recordar este tramo de la historia.”
—————————
http://www.codigoradio.cultura.df.gob.mx/index.php/yo-es-otro/14014-los-cien-anos-de-chonchina
———————————

——————————
http://www.lavozdegalicia.es/noticia/vigo/2013/05/02/mujer-carpintero-cumple-100-anos-estrena-escritora/0003_201305V2C9995.htm
—————–
http://elpais.com/diario/2008/07/19/galicia/1216462695_850215.html
———————–
http://orillas.cab.unipd.it/orillas/articoli/tesi/Martini_tesi.pdf
———————————
http://www.descargas-libros.com/2012/10/el-lapiz-del-carpintero-manuel-rivas-epub-y-pdf.html
———————————————-

———————————————–

————————————-


————————-

Monserrat del amo en playas, 2013 julio 11, 2013

Posted by carmenmvascones in ecuador, Uncategorized.
Tags:
3 comments

 Monserrat del amo en playas

Monserrat del amo en playas


————
 Monserrat del amo en playas

Monserrat del amo en playas


—————–

 Monserrat del amo en playas

Monserrat del amo en playas


——————–niños y  Monserrat del amo en playas
——————
 Monserrat del amo en playas
———————–

 Monserrat del amo en playas

————————–
 Monserrat del amo en playas
—————————————

 Monserrat del amo en playas

—————————-

 Monserrat del amo en playas
————————–
 Monserrat del amo en playas
—————————-

carmen váscones haciendo  memorias a monserrat del amo en su paso por playas villamil, ecuador

carmen váscones haciendo memorias a monserrat del amo en su paso por playas villamil, ecuador


——————–
dedicándome su autógrafo, y yo derretida de amor

dedicándome su autógrafo, y yo derretida de amor


————————————–monserrat del amo y su dedicatoria, a carmen váscones, yo feliz de su rastro
——————————
monserrat del amo y carmen vásgones pegajosas con el aliento de la maravillosa mujer oral
————————
mayiya romero, yaqueline falquez, carmen váscones y monserrat del amo con la dicha decompartir la magia  de la palabra y presencia
——————————
monserrat del amo mimando a la infancia de la escuela ser

—————–
Monserrat del amo en playas, una iniciativa de margarita barriga, su esposo, que lideran librería vida nueva, aunaron esfuerzos con la escuela/colegio ser, que dio cabida a más de 200 niños, padres, y claro junto con otras escuelas como semillero del saber, virgen del quinche y 9 de marzo.
Se celebró la magia de la lectura, con representación teatral de un cuento de Monserrat, y conversatorio con los niños sobre las obras de la autora, que tuvo la calma de escuchar a los niños, dejarlos participar, de interdialogar con ellos.
Dejarse llevar por la frescura del tiempo. fue una mañana tierna, de huellas, del autor que se acerca al niño con lo simple, que es dialogar, el niño quiere saber sobre el cuento, y descubre que hay alguien que lo hizo.
Y aparece como un mortal dispuesto a jugar con ellos. Admiro y amo a Monserrat del amo, que no busca dar lecciones ni demostrar que sabe, es auténtica, directa, clara. Hasta el mar inmovilizó sus olas para entrar en el caracol de la palabra que se escribía en la arena.
El viento no se llevó nada. Los niños juegan con las fábulas con los recuerdos, con los cuentos y rimas. Con esa voz oral imperecedera de esta maravillosa mujer incansable. La vida son “cuentos contados”.
No interesa si se interrumpen, terminan, o llegan al destino de la línea. Contar es contar y prestarse a escuchar. La invención es rescatar la vida adentro y fuera de la leyenda, de las fábulas, de los nudos que te contaron y se vuelven tradiciones.
De lo que sacas de la cabeza, de lo que viste, de lo que no puedes dejar pasar porque te atosiga, para que lo hagas público, de lo que te dijo alguien y no te aguantas.
Y claro la maestría y el don de Monserrat para contar como contándotelo a ti, como haciéndote sentir único, como que me habla en sueños, como que está a lado mío. Es maravilloso, la escuchas, y callas, y te preguntas, eso es la escritura que habla oralmente.
Ella rescata la oralidad en la tinta que forma cuerpitos de letras, los sonidos son escenarios de personajes, escenas, donde no se le escapa nada. Su perfección de ir contando sin perderse en el diálogo la hace aparecer como la fuente de la oralidad.
Es una de las grande como al que admiro, y en mi infancia me abrió las puertas de la imaginación, Hans Christian Andersen.
La creación tiene una dosis de fe: basta un humano dispuesto a romper las amarras del silencio.

JORGE LUÍS BORGES, CONFERENCIAS julio 10, 2013

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: ,
add a comment






Y HAY MÁS BUSCAR CON PACIENCIA Y ESCUCHAR LA VOZ Y EL SABOR DEL PENSAMIENTO GENIAL BORGES ORAL… LA CEGUERA ACRECIENTA LA ACÚSTICA DEL SENTIDO…

¿NUEVAS TENDENCIAS EN LA POESÍA ACTUAL O POESÍA NOVÍSIMA ACTUAL? carmen váscones y escritores ecuatorianos opinan julio 9, 2013

Posted by carmenmvascones in ¿NUEVAS TENDENCIAS EN LA POESÍA ACTUAL O POESÍA NOVÍSIMA ACTUAL? Carmen váscones y escritores ecuatorianos opinan.
Tags:
add a comment

¿NUEVAS TENDENCIAS EN LA POESÍA ACTUAL O POESÍA NOVÍSIMA ACTUAL?
Antes que nada, para dilucidar este avatar de la poesía actual o novísima debo contarles que me encontré en la encrucijada de lo formal e informal, de escoger a mi yo como unidireccional o hacer eje transversal el tema y compartirlo con otros escritores y así devolver al público lector y escucha las diferentes hilvanares alrededor de la temática que nos convoca en este trabajo. Es así, como invité a mis hojas en blancos a escritores de diferentes trayectorias y edades para encontrarnos y compartirnos en semejanzas, diferencias y por qué no hasta repeticiones que nos llevan a un mismo camino el de versiones con visiones y puntos de vistas, con discrepancias y coincidencias, con un propio movimiento donde cada cual se reconoce en ese hacer único que compromete la poesía. En mi trabajo de recopilación de criterios me integro con otra reconociéndome en el laberinto del verso aliado a la verdad que lucha en su avatar por existir y desenmascarar a la mentira. El verso intenta ser no corruptible, pero ¿Qué es lo que corroe a los pensamientos y actos humanos para no claudicar y tampoco entregar palabras falsas, vacías y extraviadas del acto poético?
Escuchemos a los escritores:
MARÍA DE LOS ÁNGELES MARTINEZ DONOSO (Cuenca): Sobre las letras que nos tocan … (La nueva poesía en el Ecuador. Es importante preocuparnos por el quién viene luego, eso no quiere decir una secta de adeptos o quien tome la posta exacta de los escritores mayores, o de un adorar a las momias sagradas, sino una continuidad necesaria, de conocimiento y respeto mutuo. El ser joven, come el ser negro, indio, o mujer nada tendrá que ver con la calidad y no se debe esperar una mirada que afirme o rehace para seguir, esto no es negar el papel importante de la crítica, no do los criterios. Hay que reconocer la experiencia, caminar sin prisa, pero ser nuevos es proponer y eso nada tiene que ver con las edades, ni otras situaciones. De todas formas la poesía novísima (como la entienden) tiene sus voces dispersas pero que caminan en la misma dirección y el renovar es posible y se da en las letras, en la poesía ecuatoriana.
Estoy obligada a reflexionar sobre mis contemporáneos sin entender bien el contexto o a quiénes se refieren los ajenos, pero la generación o de-generación a la que pertenezco cuenta con mi respeto en voces como la de Javier Cevallos, María Elena López, Juan Carlos Astudillo, Sebastián Lazo, etc. (veinte años y un poco más) y me asusta pensar en tantas otras perdidas que son parte.
La propuesta por ahora es de cada uno, faltaran unos años para delimitar, pero parece claro un grupo en donde pesa más lo clásico (en las métricas y los símbolos) y otro en donde si bien existen elementos clásicos o referenciales se juega en el mundo actual, al borde de un precipicio donde la poesía es su alma (su cuerpos da los mismo si tiene anorexia), algunos se alarman ante su muerte, ¡Cómo se fuese posible!
Sobre la propuesta de mis textos está en construcción… pero ahora se perfila como una preocupación por nuestra naturaleza imperfecta, un sabernos capaces también del odio, de la mentira, de la violencia, para ser humanos, es que contrariamente a pensar que es una apología del mal es una realidad ante la cual nos hemos tapado los ojos, ¿cómo diablos pensar que el viejo al que le diste caridad en la esquina, el violador de sus dos hijos y su hija? Pues, bien es posible, demasiado. Urbana, cruda y con su mueca de pertenencia al hoy, de dotas formas tiene una actitud hedonista, de salvación en alguna parte, creo que nos hemos lacrado mucho hablando del desamor, ese papel de victimarios nos hace decadentes cuando se convierte en farsa.
¿Y la literatura en sí, para qué? La función de la literatura, si tiene alguna, es la de ampliar nuestra realidad, la literatura, el arte, es la fe que creemos perdida, aunque sea una literatura negra y pesimista el acto de escribir e una señal de vida, una muestra del pulso y no de otras salidas que conllevan al fin. Es tan trascendente el escribir que incluso puede que haga falta un libro que invente un Dios o Dioses más cercanos en esta época de desarraigos, pensemos en Homero, La Biblia, El Corán, etc., que se nos han alejado cultural o temporalmente, hasta el punto de sentirnos otra vez solos, nada quiere decir que sea la religión la que nos interese pero sí el encontrar la fuerza para no colgarnos de una viga y morir excitados e infelices.
JUAN CARLOS ASTUDILLO (Cuenca): Acerca de la nueva producción literaria en la ciudad lo que puedo decir es lo que veo. Un grupo de lectores-escritores que de alguna forma nos encontramos y empezamos la caminata esta, la de correr entre palabras. No es que nos una algún fin o un propósito, que no sea el íntimo y personal que tendrá cada uno, por eso aunque bailemos con la más fea no es ni pretende una propuesta conceptual, ni mucho menos; quiere, si puede decirse, gozar de toda libertad, así cada uno de nosotros experimentamos con formas diferentes de expresarnos, en forma y en fondo.. Personalmente pienso que el arte es la vía más efectiva de llegar, a donde, no importa, sino que donde sea que fuere allí estamos, y es lo que importa. El arte – pienso – no puede ser más que una cara de Dios, o uno de Sus Lados, por eso le apuesto a la vida todas las letras que me han visitado y se han ido, como todo, y seguro que nada pasa porque sí, sino buscándose siempre la “sin razón” que se lo permite. No sé si respondía a la repuesta, ojalá, sino un resumen enanito: Escribir es comulgar, la poesía es un don, un regalo, una forma de encontrar lo que antes ni siquiera era imaginable, e imaginar es crear, crear es Ser, la vida Es. ¿Qué más… ?
SEBASTIÁN LASO (Cuenca): Mucha gracia por lo ante mencionado. En realidad alegra mi corazón el saber que las letras se expanden, siempre supe que hay ese otro mundo, frente al nuestro al cual miramos en forma diferente. Traducir, este mundo, se hace necesario y útil para mí, a través de la poesía lo comprendo, lo analizo, lo exploro, aunque la mayoría de veces sea completamente incomprensible, he inexorable. Las mujeres como siempre el nexo preferido, entre lo que hago lo que pienso y lo que escribo, nunca podrá faltar unos ojos, una espalda, caricias manos labios, siempre. Las infaltables charlas y el café, siempre son un buen augurio, el cual nunca es despreciable. El resto ya está impreso, y aunque bailemos con la más fea, siempre nos queda la poesía.
XAVIER OQUENDO TRONCOSO (Quito): La novísimo poesía tiene más vinculación con la generación “Decapitada” que con la vanguardia “tzántzica” o el movimiento revolucionario de los “espirituales” años 60. En la última década del siglo XX comenzamos a notar en las poéticas de los autores jóvenes, que sobresalía un nuevo instinto por tratar de encontrar un nuevo vinculo que sea sin el arrastramiento de las utopías, con el derrumbe de la historia y la despolarización del mundo, y por lo tanto de las ideas, y la orfandad, sobre cualquier cosa. Ya que esta generación no ampara en el parricidio porque no tiene padres. Además es una generación recuperada de los clichés que los escritores revolucionarios tenían y que siguieron conservando hasta bien entrados los 80. Hay una oxigenación de pensamiento abstracto y dolorido del occidente “negro” de las dictaduras. Es una poética más comprometida con el lenguaje que con hombres y mujeres del mundo (tomando en cuenta que el hombre es lenguaje y la partia es la lengua que uno habla).
LUIS CARLOS MUSSÓ (Guayaquil): Entiendo por poesía novísima actual una que mantiene un pie en la tradición de lo que llamamos cultura, o de lo que llamamos lírica (llámese occidental, oriental, etc.) y un pie en la novedad. Una poesía que es consecuente con el mundo que le y testimonia, pero que es subversiva en lo político (es un discurso que constantemente está diciéndole algo al poder). Recordemos a Paz: la tradición es la ruptura. La poesía del siglo X (y consecuentemente, la del presente) se ha llenado de elementos y herramientas (piénsese en el creacionismo, el Vallejo y su inclusión de palabras consideradas “antipoéticas” antes; en la antipoesía violenta de Nicanor Parra; etc. Y solamente para mencionar a América. Incluso asume la poesía contemporánea bártulos de la crítica literaria, para leerse dentro de su propio discurso y ofrecer una línea en que prime un metalenguaje.
La escritura experimental ha tenido defensores en ciertas escuelas. Creo que la idea (por parte del poeta) es adoptar un discurso propio (sea canónico o no). Con la entrada en vigencia de una mayor fuerza de los estudios culturales en la academia norteamericana, esa línea también pasó a basar teóricamente ciertos intentos por adoptar desde otras perspectivas y con otras pinzas la POESÍA. Así, la asunción de la llamada poesía popular, del discurso cotidiano, de segmentos antes excluidos de la alta cultura, etc. Se contrapone a un discurso purista; y la disputa es larga en este sentido. No sé, pero en las contradicciones y en la subversión de la que hablamos más arriba, está la alta poesía (y no entiendo muy bien si de ahora o de siempre; o es que quiero entender que la de ahora y la de siempre).
JORGE DÁVILA (Cuenca): ¿Qué es la poesía actual novísima? “Creo que es, sobre todo, una búsqueda, una experiencia en el plano de la lírica y una experimentación con el lenguaje, sus posibilidades y sentidos. Como nunca, el poeta actual sabe que las virtualidades de la lengua son muchas, y hace que su obra resida en el poder sugestiva de sus elementos. La novísima poesía es también minimalista, los poetas resumen su visión del mundo, la problemática de su ser más íntimo, sus relaciones con el todo, en pocas palabras, en breves líneas, en un discurso concentrado, y a veces feroz. Finalmente, la poesía actual es revelación, en muchos sentidos: como el volcarse, a veces cínico, del autor en la obra; como el transmitir un mensaje, que lo sentimos como único, como venido de una fuerza que está más allá de la escritura; como descubrimiento, continuo y no siempre grato, oscuro, hermético, de una agresividad que parece una cuchillada, si hasta puedes percibir la tibieza de la sangre que te salpica en cada verso.”
SONIA MANZANO (Guayaquil): Creo que la poesía novísima ecuatoriana está atravesando por un buen momento, lo que se hace evidente en una estimable cantidad de publicaciones, cuyos autores no sólo evidencian poseer fluidez metafórica, audaz manejo del lenguaje, oportuno dominio de los recursos expresivos, sino una voluntad de romper con los cánones establecidos, utilizando como instrumento de ruptura una fuerza conceptual en la que por igual converge en la lucidez, la ilustración y la originalidad. Una buena muestra de este avance la constituye la antología de Xavier Oquendo Troncoso “CIUDAD EN VERSOS”, publicada recientemente. La condición de novísimos no sólo la pueden ostentar los jóvenes, también pueden poseerla autores nona genarios, de escritura increíblemente jóvenes. La edad no es una condición sine qua non para hacer poesía nueva.
SARA VANEGAS (Cuenca): La nueva poesía ecuatoriana apuesta a los temas eternos, tratados en unos casos con exploraciones filosóficas, otros con informalidad y retomando el detalle, lo cotidiano e instantáneo. Creo que una gran parte de los poetas guayaquileños se inclinan al planteamiento de cavilaciones conceptuales, poetizando conversacionalmente común ir y venir de versos hondos, cargados de innovación.
Otra gran parte de los poetas Quiteños son mas audaces en la experimentación, en los juegos retóricos y cultistas. Sus textos son inmediatos sin buscar necesariamente una secuencia que lidere todo el texto.
CARLOS BÉJAR (Ambato): La poesía clásica es lógica, racional métrica, rima externa que se opone a la poesía libre que es irracional y onírica, tiene rima interna y verso asimétrico.
La libertad métrica y la rima consonante formal desaparecen en el siglo veinte como tendencia generalizada. Se impone l elongación libre del verso y las rimas interiores. Esta transformación que algunos denominan “verso libre” parece haber sido causada por la traducción de poemas métricos y rimados a idiomas distinto de aquellos en que fueron escritos.
La imposibilidad de halar palabras equivalentes con el mismo sonido y desinencias obliga al traductor que se ciñe a la literalidad, a utilizar palabras que en el nuevo idioma ya no riman y obviamente también se produce el desajuste métrico. La poesía clásica escrita ya no traducidas que se escriben en romance castellano antiguo y pertenecen a Gonzalo Escudero de Berceo, Gutiérrez de Cetina y Fray Luis de León Siglo XV o siglo de oro de la literatura española. Lo extraño de ellas es que a pesar de su gran libertad formal por ser de inicios, ya sientan las bases de la metrificación y la rima que dominarían el panorama poético durante los cuatro siglos venideros.
Es así como tenemos, que la poesía que durante siglos se nutrió de significantes racionales y lógicos sintácticamente ordenados, llamaremos clásica, y la poesía de oposición es la que aparece a inicios del siglo XX con una nueva manera de versificar, no solamente desde el punto de vista formal caracterizada por los elementos oníricos, ilógicos, irracionales si se quiere y que se fundamentan en las expresiones del inconsciente. André Bretón la denomina surrealista. Y pasando a la poesía contemporánea tenemos que hurga en las raíces heredadas, busca nuevos significados estéticos e incorpora además elementos lógicos de síntesis o esencias literarias, economizando masas y provocando estallidos y choques de estas tendencias para conmover los modos de percepción más íntimos del lector o del que escucha.
Cada tendencia o grupo de escritores parece querer fortalecer su propuesta escudándose en la seguridad del cardumen al conferir a su obra títulos que se refieren a asuntos temporales o generacionales o a maneras y modos de encarar su labor. Todo esto es falso y coyuntural por ejemplo, ya en el siglo XIX se hablaba de modernismo y pos modernismo en el XX de vanguardia y transvanguardia. ¿Me pregunto si estas arbitrarias proposiciones dejan algo al porvenir?
La poesía nueva como tendencia actual, se inscribe en lo nuevo como aporte en los libre, donde hay cambio constante, lo que significa que siempre hay novísima poesía; hay un trabajo conceptual porque busca las esencias, por lo tanto economiza masas literarias; contrapone imágenes-esencias buscando niveles perceptivos muy íntimos en el lector, autor y escucha. Utiliza elementos surrealistas, fusiona, interviene como mecanismo de subversión poética, y además incorpora y se instala en otras ramas de arte. Si tuviera que dar un consejo a los jóvenes les diría escriban sin saber en qué, esto es, delusión, para destruir toda represión consciente y motivar el acto creativo.
MIGUEL DONOSO PAREJA (Guayaquil): Los poetas de Guayaquil son más formales, conservadores, dentro de estos hay muchos de calidad come por ejemplo Mussó y Ángel Emilio Hidalgo. Los de Quito son más experimentales por ejemplo Puma, y uno de los más interesantes entre los jóvenes es Roy Siguenza de Machala.
RODRIGO PESANTES (Guayaquil): Nuevas orientaciones de la poesía en los últimos años: hay que partir de una aseveración que puede ser premisa valedera dentro de la órbita literaria de los últimos años. No todo lo que se escribe en versos hoy es poesía. Y claro no todo lo que se escribió ayer en verso tampoco fue poesía. ¿Dónde entonces están los límites?
El verso es únicamente el vehículo de la poesía. Por ahí viene el asombro verbal que camina de la mano de cierto ritmo y de algunos recursos de estilos. La poesía que hacen los jóvenes de ahora leva algunas afirmaciones beneficiosas como por ejemplo: la síntesis como respuesta a una sociedad llena de prisa, desde los avances tecnicistas van limitando los espacios para el goce de la lectura. Luego encontramos una preocupación por el uso del lenguaje. Los poetas de ayer no eran menos sensibles al valor de las palabras que los actuales, en cambio si lo fueron al significado. La poesía actual es inseparable de la crítica al lenguaje, que a su vez el al forma más radical y violenta de criticar a la realidad. Por eso es, a un mismo tiempo destrucción y creación del lenguaje.
Otro matiz de la poesía actual, es la ausencia de lenguaje tropológico y de las estrofas regulares o clásicas. En la estructura externa prefieren el verso libre y dentro de él los detonantes verbales, los pisos connotativos, los espacios temporales y los tiempos espaciales que a veces lograron dar con la magia poética y en otras se quedan en los simplemente verbal y enunciativo. En las mujeres del desborde lúbrico, como una forma de liberación más que del subconsciente de los prejuicios sociales.
Lo valedero pensamos que en esa arista del verso no es lo que se dice sino como se dice. Por fin creemos que la orientación hacia la problemática social o política ya no es su punto de mira sino la configuración misma del mundo en que viven. Son entonces más universales por la proyección y más interrelacionantes con otros poetas de otras latitudes.
CARMEN VÁSCONES (Samborondón, Provincia del Guayas): Para mí el invento de poesía “novísimo actual”, que se utiliza para referirse a la poesía nueva y que está en boga, me suena a encuesta electoral en el mercado de las editoriales; y muchas veces se cae en la trampa del consumo de nombres fabricados por marketing estandarizados de acuerdo al mercado publicitario. En fi, la producción de poesía actual no es una moda, modelado, ni modelo con diseñadores de ropajes para pensar o sentir el alma o la realidad social con sus problemas. ¿Quién tiene la última palaba?
Nadie, porque, siempre habrá hacedores de versos y poemas. Anteriormente, se hablaba de vanguardias, hoy el término es “novísima”. Pues, bien, para mí la novedad de las poesía está en su aporte, irrupción, desacralización, voz no oficial, que subvierte ordenes, que se rebela, que ausculta más allá de la ideología, moral religión, política y de las instituciones.
Es la poesía, que no está a expensas de suceder, monopolizar, destronar o decapitar el lenguaje, o figurar como superestrella frente a los otros poetas que están en el campo de batalla de la creación, no derramando sangre sino creaciones que sostienen la vida con vida, con renovaciones, destruyendo vicios, deshabitando hábitos y rutinas, desafiando y osando espacios de “goces innovadores”.
Es la que embiste con remolinos de amor y belleza, que impacta, que impregna, que remueve al lector, a las estructuras de la escritura, de la lengua hablante. Diría es desmadrar lo aprendido, es un reemprender permanente, es un reto de inconformidad perpetua, es un movimiento que no cesa con la muerte del autor, porque este incluyó su huella y pulso en el verso, es un pase libre, una licencia poética que irrumpe como sorpresa ante la voz que inscribe lo que pasa por sus sentidos y actos.
La poesía no acepta partidos, ni urnas ni gobiernos en su estado de creación. Ella es una partida humana investida de impaciencia y fantasía, de serenidad y soledades, de ansiedad y esperas, de hechos y frustraciones, de amores y desamores vueltos, revueltos y desenvueltos, de realidades y posibilidades. Sólo parte hacia la vida, su presupuesto son las convivencias reales o ficticias entre su mundo y los mundos de los hechos, sucesos y perspectivas. Destruye con creación, no con represalias, n terrorismos, no con dogmas ni guerras ni conquistas, no tranza con la corrupción ni con la globalización, tampoco clona la palabra.
Ella, la poesía, son los deseos de la humanidad mediados por los voceadores de hacedores de poemas, que escogieron el camino de escriturar ese encuentro con la vida más allá de la experiencia de un presente, que traspasa la alegoría y hasta la insoportable realidad para existir en la brújula de las metáforas “vivificantes”, verdaderas y plenas de una intención increíble maravillosa y cargada de sentencias e interpelaciones, empapadas de epistemologías que dicen no ahí donde es sí of viceversa. Que hacen de frente y resistencia a la memoria, la historia y los legados de la humanidad. Pone en imágenes los acontecimientos de la “vida real no pasados en telenovelas”, trasciende el cine y televisión, porque no tiene un noticiero amarrado a informativos de un sola vía, no tiene una última verdad ni cierre, ni epílogo. El portador de la poesía, su poeta entra a lo prohibido reprimido, censurado, a sabiendas de que se puede tropezar con otras versiones, otras historias, otras situaciones; el poeta excava, desoculta los diálogos de los cadáveres anónimos que quieren contar lo que pasó. Se acerca a los que quieren dar a conocer sus sufrimientos, sus secretos inaguantables. A los que quieren desenterrar sus muertos con palabras justas.
Conversa con los que no creen ya en las promesas de los gobernantes, con los que no se dejan aniquilar por demagogias, torturas, amenaza. Abraza a los seres que aman la existencia, que quieren vivir y viven en naufragios de desesperanzas, les da la mano para que arriben a sus propias huellas y orillas. Sobre todas las cosas del mundo, está la propia vida de cana uno que sustenta su sombra, su presencia y duración de pasa como un tesoro intransferible. Promueve la defensa propia y en comunidad sin banderas ni panfletos ni consignas.
La voz del poeta es un espacio de expresión y recepción, un vínculo y puente. Una demanda. Es un compromiso ineludible con la denuncia de la realidad cotidiana, la injusticia, la discriminación. Es un canto a la sexualidad humana, el amor, y al “descubrimiento del yo con ritmos y acentos propios”.
La poesía no tiene un público comprado ni contratado, no tiene recetas, ni menú ni “control” ni opinión de sabetodólogos. Se plantea interrogantes como uno y otro, se pregunta qué hacer, dónde ir, se siente su propia incógnita, se cuestiona ¿Quién es? Protege al ser sin limosna, sin lástima, sin compasión, sin culpa. Invita a ser leído, no se promueve como propaganda de “chispa de la vida, no es un ideólogo, ni tratadista, ni estadista de dolores y guerras, no es un burócrata conforme y resignado que espera ascensos oportunistas, no es vendedor ni comprador de las ofertas y demandas. No espera triunfar como inventor de palabras, pero si nacer a través del cuerpo del lenguaje umbilicado con la voz propia de la poesía que está volcada entre los actos humanos, la psique, la memoria, la naturaleza, la civilización y las relaciones sociales. Se zambulle en la fuente de la contaminación del poder para detectar las minas de corrupción que atentan escondidas entre las cosas y las relaciones humanas. Las saca a la luz; muestra a los seres que están dispersos, mutilados, confusos, conspirando. También acoge a los amadores, soñadores y los entusiasma a seguir. Se acerca al suicida y lo calma acunando el caos y el vacio en la palabra. Entra al horizonte para dejarse caer en nuevos despertares. Se descubre, el yo que no soy del yo que soy y no sé de él.
Saca los Yo del mundo del silencio.
La poesía pasa por el prisma de los sentidos, los pensamientos y la imaginación del poeta, busca dar a conocer lo inhumano. Lo brutal dentro de las vivencias. También lo hermoso de la angustia al envolvernos con el erotismo y lo sensual, o lucha del ser por no reducirse a un charco de palabras putrefactas.
Entonces, “¿La idea de modernismo, de nueva o de novísima en la poesía qué mismo es? ¿Importa quién tiene el poder de decir qué es moderno o actual? ¿De quién lo diga? ¿Las editoriales, ml mercado, académicos, los medios de comunicación, los críticos? ¿O los trabajadores del quehacer poético o los poetas mínimos? Resulta así, que lo moderno en poesía actual corre el riesgo de ocultar, ignorar o desvalorizar e invalidar lo humano por lo humano por otro semejante, llevando a desconocer el encuentro con lo natural, simplificando el movimiento y dinámica de la dialéctica e historial social. Y también correría el riesgo de promocionar o resaltar lo que es de moda en el mercado comercial. Es así que para entender, evalúa y conocer lo que es novísima poesía uno tiene que excavar y ahondar más allá de la superficie para encontrar lo que verdaderamente es de valor, para hallar el oro y no pirita decorativa de la mina que es la poesía, y que no necesita dinamitas ni explosivo alguno para adentrarse el ella”. (Roger Hollander)
¿Es tan difícil construir y crear afectos, incluir el humor y la ironía en la mordaza de la pasión, expandir el diálogo entre colectivo e interpersonal? La aventura por la vida es investir, destruir y demoler para cambios, consumir, demandar, producir conocimientos y obras. Trasformar, proponer, plantear. La vida del escritor no puede pasar por alto la arteria del deseo. Al espíritu poético no le asusta el vacío ni la nada, ni la dictadura disfrazada en rostros, clases y gobiernos con vestidos de democracia. No se deja embaucar por los oropeles de la seducción y del sensacionalismo. Su oficio estriba en desarmar el arma asesina del cuerpo de la imaginación, en su manera de escoger, decir y sostener verdades refutables de la belleza, del horror, del dolor, de la alegría, desde ese lugar y nacimiento sublime o desesperante del verso. Angustia evidencia de su mundo anhelado, a descubrirse, a exponerse, a presentarse, a reclamarse. Osa la gloria de la palabra como realidad de magia instalada y concebida en espacios de tiempos presentes, perdurables y creados.
26/9 2004

CARMEN VÁSCONES, MUJERES FRENTE AL ESPEJO, 2005 julio 8, 2013

Posted by carmenmvascones in 2005.
Tags: , ,
add a comment

MUJERES FRENTE AL ESPEJO

¿Quién hace el objeto creador? ¿La imagen o la palabra?

Dilema sin ruptura, sin espejos opacos.

La voz y el ojo hacen una alianza de sentidos donde plasman la vida y lo sublime en el cuerpo de una femineidad:

El lenguaje corpóreo de la incompletud, de la diferencia.

Huellas formándose. Símbolos dejando salir la fantasía, dejando ser la imaginación.

El plano de una figura deja fuera y dentro la realidad fantástica de la memoria.

Todo invento crea y recrea la dicha y lo no dicho.

Hurga sobre esa soledad humana inasible, pero tan cerca de la piel y de la mirada.

La credibilidad otra arma que desarma los crepúsculos del alma.

Tantea con repaso y pinceladas los lienzos del escenario: la escultura de la existencia.

Una batalla plasmándose en el movimiento del tiempo y del espacio.

El mundo plasma de un génesis permanente.

Las mujeres también hacen sus propios principios.

¿Y el verbo fue una creación divinamente humana?:

¿Ellas hacen su propia obra a imagen y semejanza de sus deseos?

2005

Coro de mil niños y niñas, Cali, Colombia – El mundo es julio 7, 2013

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
comments closed