jump to navigation

Uno es uno, eso dijo la que esta atrás del espejo, la imagen se la queda mirando, y qué, parece el reflejo increparla. Ella se deja tocar por la pupila y abstrae la vida como una ola. Rebota el tiempo en la memoria. No se deja doblegar la circunstancia a la huella. El resbalón de la sorpresa arena movediza en el recuerdo. Increpa el resplandor parecido al delirio. No es perdida de la memoria la cicatriz en una parte de la silueta. La sombra cambia de tono con el vaivén que cae en el peso del vacío. La belleza inconclusa perfila el humor como barco varado en la ola prófuga de la orilla. Alguna vez es una. El paisaje del mar se aprieta a la piel que repela la nada. Otro momento para acariciar la vida sin tocador que enajene. Todos nos enamoramos como pasajeros del verbo embarcado a la partida o al regreso. El océano amenaza con su presencia soberana, aguas intranquilas desordenan los sueños. Flota trozo de madera, encima de ella la garza. Contemplo encantada el perfecto equilibrio de la naturaleza. En la proximidad de la oscuridad la luz entra a descansar de la lucidez. También fascina eso de intimidarnos hasta aquí… por carmen váscones mayo 2, 2012

Posted by carmenmvascones in fotos de carmen vascones sobre el mar, uno es uno por carmen váscones.
trackback

por Carmen vàscones

Uno es uno
Eso dijo la que esta atrás del espejo
La imagen se la queda mirando
Y qué
Parece el reflejo increparla.
Ella se deja tocar por la pupila y abstrae la vida como una ola
Rebota el tiempo en la memoria
No se deja doblegar la circunstancia a la huella
El resbalón de la sorpresa arena movediza en el recuerdo
Increpa resplandor parecido al delirio
No es pérdida de memoria la cicatriz en una parte de la silueta
Sombra cambia de tono con el vaivén que cae en el peso del vacío
Belleza inconclusa perfila humor como barco varado
En ola prófuga
De la orilla
Alguna vez es una
Paisaje del mar se aprieta a piel que repela la nada
Otro momento para acariciar la vida sin tocador que enajene
Todos nos enamoramos como pasajeros del verbo
Embarcado a la partida o al regreso
El océano amenaza con su presencia soberana
Aguas intranquilas desordenan sueños
Flota trozo de madera
Encima de ella la garza
Contemplo encantada perfecto equilibrio de la naturaleza
Aproxima oscuridad de luz
Entra a descansar de la lucidez
También fascina eso de intimidarnos hasta aquí…
——————–

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: