jump to navigation

Tomas Tranströmer, octubre 7, 2011

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: ,
trackback

la revista que nunca duerme:
artesanosliterarios.blogspot.com

El Nobel de Literatura se queda en Suecia La entrevista 
“La poesía es algo parecido a un sueño en la vigilia”J. Antonio González Iglesias

Parece fácil decir que a los poetas todo se les convierte en acontecimientos, pero es así. Hace unas semanas recibí una llamada de Babelia -el suplemento cultural de este periódico- proponiéndome entrevistar a Tomas Tranströmer. Un diálogo de poeta a poeta, así me lo dijeron. Ajusté la idea, pensando que al menos un poeta grande iba a ser entrevistado por uno de sus lectores.
Nacido en Estocolmo en 1931, puede asegurarse de él, sin que suene anacrónico, que es un poeta. También traductor, músico, y psicólogo en instituciones penitenciarias suecas. Es uno de los poetas suecos más influyentes en las letras universales, traducido a más de cuarenta idiomas y galardonado con importantes premios internacionales. Aun así, el Nobel me parecía difícil, porque no deja de ser sueco y la paradoja persigue especialmente a los poetas.
Tomas Tranströmer responde mis preguntas por escrito. No por la moda electrónica de nuestra época, sino porque hace dos décadas que se comunica así con el mundo. Él mismo hará alusión en la entrevista al ictus que sufrió hace unos años. Aquello lo privó del habla, y dejó paralizada la mitad derecha de su cuerpo. Sus lectores siguen asombrados y desconcertados porque el propio poeta había publicado varios años antes unos versos que anunciaban una hemiplejia. Está reconocido internacionalmente como alguien que pone absolutamente al día las antiguas funciones del poeta. Hemos intercambiado correos electrónicos con la ayuda de su traductor, el poeta uruguayo Roberto Mascaró.
Pregunta. Pocos poetas actuales han dejado tan claro que Horacio se encuentra en su principio. En su primer libro, escrito en plena juventud, guardó usted un torrente poético vanguardista en las serenas formas horacianas.
Respuesta. En la década de los cuarenta, el estudio del verso clásico, además de la lectura y la traducción de Horacio, estaban incluidos en los estudios secundarios. Los alumnos tenían 17 o 18 años, y fue por ese tiempo que empecé a escribir poesía. Sentíamos a Horacio tan contemporáneo como René Char y los otros surrealistas. Realmente, era “tan ingenuo que se transformó en sofisticado”, es decir, se confundió lo que para mí era algo cotidiano y normal (recibir influencia de Horacio) con un gesto de “vanguardia”.
P. Veo, por cierto, muy horaciana su percepción del hielo y la nieve, en la medida en que propician el apartamiento. ¿Sigue usted reclamando diez minutos de soledad poética para inaugurar el día y clausurarlo?
R. Ahora, ya cumplidos los 80, tengo tiempo de sobra para satisfacer mi necesidad de soledad. Hoy son otras las dificultades para mi ejercicio de la escritura.
P. La sonoridad de su poesía es un placer. Por ejemplo barkborrarnas protokoll suena también rotundo en la traducción: “El protocolo de la termita”.
R. ¡El sonido de las palabras me proporciona una inmensa alegría!
P. Hablemos también de la metáfora, el recurso al que un poeta recurre con la mayor naturalidad del mundo, y que a veces es rechazada, especialmente por parte de los jóvenes. Es preciosa la sencillez de esta metáfora: “Un kilo pesaba apenas setecientos gramos”. No hay modo mejor de expresar la ligereza proporcionada por la luz de la nieve.
R. Para mí, el pensamiento en forma de imágenes es una base fundamental para la poesía. Los jóvenes, y en general todos nosotros, somos hoy inundados de información, imágenes y un perpetuo fotografiarlo todo que, sin duda, embota nuestro pensamiento en imágenes. Sin embargo, tengo la sensación de que el rechazo a la metáfora que se notaba claramente en Suecia hace como un lustro se ha modificado; y la metáfora no es algo que produzca hoy rechazo.
P. Usted ha escrito: “Esta tarde se refleja la belleza del mundo”. Quizá los poetas y sus lectores sean los más sensibles al bien y al mal en estado puro. Es apasionante esa voz que usted guarda en un poema, la que dijo “Hay uno que es bueno / hay uno que puede verlo todo sin odiar”.
R. Esas últimas líneas pertenecen a un poema que se llama En el delta del Nilo, y que está basado en un hecho auténtico y en un sueño que tuve cuando viajaba por Egipto con mi esposa. La zona rural de Egipto era, hace 50 años, parte del mundo subdesarrollado, y el encuentro con esta realidad fue para nosotros muy provocador. En el sueño llegó esta voz, que no sé qué representaba, pero sé que me dio una especie de consuelo; no provocó una aceptación pasiva a esa realidad, sino más bien brindó un sentimiento de esperanza y de la posibilidad de transformación.
P. Imagino que haberse formado y haber ejercido su profesión fuera de la literatura le ha permitido mayor libertad. Me refiero tanto a la creación misma de los textos como a su independencia personal.
R. Siendo joven, reconocí que no podía mantenerme ni alimentar a una familia con la escritura de poesía; de modo que elegí una profesión que no perturbase la escritura, sino que le agregase experiencia. Por esto elegí la profesión de psicólogo, de lo cual nunca me he arrepentido.
P. Es muy valiosa la poesía que circula fuera de los libros. Usted envió algunos de sus primeros haikus como felicitación de Año Nuevo para su amigo Åke Nordin. ¿Fueron escritos también pensando en ese formato más breve, más poético que literario?
R. Åke Nordin, que era también poeta y psicólogo, trabajaba como director de una prisión para jóvenes. Fue a través de Nordin que yo también comencé a trabajar en la prisión de Roxtuna. Los nueve haikus fueron escritos como agradecimiento de una visita a la prisión. Fueron enviados en forma de carta. Eso fue en 1960, sin que tuviese planes de publicarlos. Cuarenta años después, alguien descubrió la carta y los haikus se publicaron hace poco, junto con mis poemas completos.
Estamos conversando sobre el mapa de Europa, de norte a sur, como si nada. Pero quizá haya algo que matizar ahí.La Europaprofunda que Tranströmer ha detectado en sus libros va más allá de las descripciones: “La catedral ennegrecida, pesada como una luna, hace flujo y reflujo”. En esas líneas se contiene una definición simbólica de Europa. Cosa que no debe desdeñarse, porque es actualidad pura.
P. Ante la fragilidad económica de Europa, ¿podemos pensar en una poesía europea, con independencia de los idiomas?
R. El poema va a depender siempre de la lengua en que nació. Pero tal vez en el futuro va a ser más fácil para el poema atravesar fronteras.
P. El sueño (de dormir) y los sueños (de soñar) son constantes en su obra. No ha tenido miedo a ver en el despertar una resurrección. ¿Es el poeta el que mejor puede convertir el sueño o los sueños en lenguaje?
R. Un poema no es otra cosa que un sueño que yo realizo en la vigilia. El sueño y el poema vienen de la misma persona. Tienen algunas leyes compartidas. Tengo una relación de mucho amor con el sueño. Me voy a la cama como si fuese a una fiesta. El despertar es casi siempre una desilusión.
P. A un poeta tan cercano a la música, que también es músico, atento a la escultura, a la pintura, le pregunto: ¿corresponde a la poesía ser el arte que contiene todas las demás artes?
R. Si la poesía contiene todas las otras artes, eso no lo sé. Pienso a menudo en imágenes, y la música es una parte importante de mi vida. Esto se expresa, naturalmente, en mi escritura de poemas.
P. Convierto en pregunta una afirmación suya. No le pido más que un monosílabo. ¿Todo canta?
R. Le respondo con tres sílabas españolas: ¡a veces!
Tomas Tranströmer contesta de tres modos muy distintos, y en los tres se aprecia su trato poético con el lenguaje. Normalmente “responde respondiendo”, si se me permite la obviedad (y se nota al poeta en su amor al sonido, a las sílabas, en las metáforas, como la de la fiesta). Sin embargo, también se ha explayado por su cuenta, fuera de lo que le propongo, en una excursión por las cosas que también es propia de un artista. A raíz de la última pregunta, que le obligaba a sujetarse a un monosílabo, ha querido desbordarse añadiendo una serie de preciosos comentarios sobre la música, lo que da la clave de la enorme importancia que este arte tiene para él: “A menudo me preguntan qué significa para mí la música. Hoy podría responder que la música significa si no todo, una inmensidad de cosas. No tengo oído absoluto y tampoco una buena memoria musical, pero la música me mueve de una manera muy intensa. En mi temprana adolescencia, yo creía que la música sería mi profesión. Mi camino hacia la música fue entonces el piano. Comencé a tocar en serio a los 16 años, y el pasaje por mi primera crisis vital lo hice martilleando el piano. Más tarde en la adolescencia, la escritura de poemas fue lo dominante, pero la música ha sido siempre mi refugio durante toda mi vida, y he tocado el piano diariamente. Después del stroke que me afectó en 1990, he seguido tocando con la mano izquierda. La música para la mano izquierda era para mí entonces un territorio desconocido, y fue con asombro que fui descubriendo todas las obras que se han escrito. He dedicado mucho tiempo, en los últimos años, a buscar esas obras, con mayor o menor éxito. También se han escrito algunas piezas para mi mano izquierda; como aficionado que soy, esto lo he sentido como un gran honor”.
Y, casi a modo de compensación, hay varias preguntas a las que no ha respondido, después de tomarse tiempo para pensarlo. Tal como está el mundo, y siendo el tipo de poeta que es, estos silencios resultan tan significativos como las respuestas, si no más.
No ha respondido nada a una cuestión sobre los mitos, él, que sentenció hace años que “el círculo interior es el del mito”. Tampoco a la posibilidad de que el poeta fuera un mediador entre la naturaleza y los ciudadanos, cuando nos ha invitado a fluir “con el arroyo”. Y en fin, destaco aquí sus dos intensos silencios, que lo dicen todo, ante estas dos preguntas:
-No sé si quiere añadir algo nuevo sobre la vieja cuestión del compromiso político. No sé si quiere añadir algo a estas palabras de uno de sus versos: “El funcionario del Partido…”.
-Usted ha anotado que Dios escribe en la arena y lo ha sentido como un soplo de viento. ¿Dónde queda, después de que estas dos líneas suyas “Y la energía de Dios / arrollada en la oscuridad”?
Estos silencios probablemente no sean una omisión o una negativa explícita a contestar, sino algo mucho más fino: generalmente los grandes poetas no tienen nada que añadir a lo que ya dijeron en verso. Prefieren no incurrir en declaraciones que podrían alcanzar la categoría de ocurrentes o actuales, pero siempre serán inferiores a lo que dijeron en un poema. Por no hablar de que los asuntos muy delicados -mitos, Dios, naturaleza, ciudadanos, compromiso- requieren la precisión máxima del lenguaje, y esta se logra en el lenguaje poético. Así que los versos citados quizá sean respuestas dadas con antelación. Quizá las únicas posibles.

————————————-

La poesía austera y concreta de Tranströmer, Nobel de Literatura

La Academia sueca opta por un autor nacido hace 80 años en Estocolmo y traducido a más de 60 idiomas

Tomas Tranströmer.

Tomas Tranströmer. reuters

Estocolmo, Efe

El Nobel de Literatura 2011 distinguió ayer al poeta sueco Tomas Tranströmer, autor de una poesía austera y concreta que ofrece «imágenes densas y diáfanas», además de una «nueva vía de acceso a lo real», según la Academia sueca.

Su elección no fue una sorpresa, ya que su nombre aparecía siempre en las quinielas al premio desde hacía años. Tranströmer y el sirio Adonis eran de hecho los dos poetas que sonaban con más fuerza en Estocolmo para el caso de que la Academia sueca decidiera, como así hizo, volver a distinguir al género lírico, algo que no hacía desde que en 1996 ganó la polaca Wislawa Szymborska.

Nacido hace 80 años en Estocolmo, en cuya Universidad hizo estudios de Literatura, Psicología e Historia de las Religiones, Tranströmer debutó en 1954 con «17 poemas», un libro que lo situó como una de las voces con más proyección de su época. Ahí aparecen ya el interés por la naturaleza y la música, que estarán presentes en buena parte de su producción posterior, al igual que el gusto por las metáforas claras y expresivas, lo que le valió el recelo de ciertos círculos del mundo lírico sueco.

Obras como «Secretos en el camino», «El cielo a medio hacer» y «Sonidos y pistas» lo confirmaron definitivamente como uno de los poetas más destacados de su generación. Una apoplejía sufrida en 1990 le privó prácticamente del habla y dejó a medio hacer su libro «Los recuerdos me ven», que acabó tres años más tarde con la ayuda de su esposa, Monica, fundamental también para poder escribir dos poemarios más: «La Góndola fúnebre» y «El gran acertijo», este último en 2004.

Desde entonces no ha publicado nada más y ha preferido dedicarse a escuchar música, otra de sus pasiones, dando en la práctica por terminada una obra poética que, según su colega y amigo Lars Gustafsson, trata «sobre el momento en que la niebla se disipa, cuando por un breve momento se rompe la cotidianidad».

Desde que fue introducido en EE UU por Robert Bly en la década de los sesenta, su fama internacional fue creciendo y ahora está traducido a más de sesenta idiomas, lo que le convierte en «uno de los poetas más grandes del mundo», según el secretario permanente de la Academia sueca, Peter Englund.

Minutos después de anunciar el fallo, Englund defendía así la elección de Tranströmer, el octavo sueco premiado con este galardón, adelantándose a posibles acusaciones de provincianismo.

La Academia no distinguía a un sueco con el Nobel de Literatura desde que Eyvind Johnson y Harry Martinson lo recibieron en 1974 en una decisión escandalosa, sobre todo porque ambos formaban parte de aquella institución cuando fueron galardonados.

El poeta y novelista Carlos Pardo, prologuista de «El cielo a medio hacer», una de las obras de Tranströmer publicadas en España, destacó la capacidad de la obra del nuevo Nobel de Literatura para sacar la poesía moderna «del gueto de su propia automarginación».

«Tranströmer es uno de los grandes, grandes poetas del siglo XX», afirmó Pardo, para quien «realmente» el escritor sueco «se merece este premio, y el que no lo hubiera ganado hasta ahora era un poco curioso, sobre todo porque su influencia en grandes poetas que sí fueron distinguidos con él, como Joseph Brodsky, es enorme».

———————–

Deshielo a mediodía

Tranströmer, Tomas
traducción: Roberto Mascaró
Tranströmer, Tomas
traducción: Roberto Mascaró
editorial: Nórdica Libros
colección: Letras nórdicas
1

ISBN:

9788492683604
Páginas:
224
Formato:
22 x 14 cm
Primera edición:
2011
Idioma:
spa
Idioma original:
swe

Tomas Tranströmer es uno de los escritores fundamentales para entender la poesía del siglo xx. Pocos poetas han conseguido crear una voz tan personal y reconocible como este maravilloso escritor sueco. En 2010 publicamos una antología, El cielo a medio hacer, que recogía gran parte de su obra poética, así como su autobiografía. Deshielo a mediodía recopila el resto de su obra.
En estos poemas, que recorren toda la trayectoria del poeta desde su primer libro, 17 poemas, de 1954, a la síntesis de sus últimos haikus escritos en 2004, nos encontramos con la naturaleza, presente en gran parte de la poesía nórdica, y con su incomparable inventario de metáforas. Especialmente emocionantes son los poemas en los que aparece la música, su gran pasión.
Este libro incluye también el grupo de haikus Prisión, escrito en 1959, inédito hasta hace unos pocos años, así como los haikus de El gran enigma. Para Nórdica es un privilegio publicar la obra completa de un poeta de la importancia de Tranströmer.

Un poeta con un idioma propio, un autor que recuerda que la poesía era mucho más, una pelea de pájaros en el estómago, un objeto rutilante, un género superior y abierto en las manos de Tranströmer.

————-

LA GACETA

“Secretos en el camino” (1958), escrito por el premio Nobel de Literatura sueco.

 INQUIETO. A pesar de la apoplegía Tranströmer, tocaba el piano. FOTO TOMADA DE POETRYDISPATCH.WORDPRESS.COM

Cargando, aguarde un momento..

| INQUIETO. A pesar de la apoplegía Tranströmer, tocaba el piano. FOTO TOMADA DE POETRYDISPATCH.WORDPRESS.COM

Liviana, vuelve la bofetada de las esferas celestes.
La música, a nuestra sombra, inocente como
el agua de la fuente que sube entre animales salvajes,
artísticamente petrificada alrededor del chorro de agua.
Con las cuerdas disfrazadas de bosque.
Con las cuerdas como el aparejo del aguacero:
la lancha es azotada por los cascos de un aguacero
y en lo íntimo, en el atasco del giroscopio, alegría.
Esta tarde se refleja la bonanza del mundo,
cuando las cuerdas son instaladas, sin que nadie toque.
Inmóviles en la niebla, los árboles del bosque
y la tundra húmeda espejeando en sí misma.
La mitad muda de la música está aquí, como el olor
a resina anda en torno a ramas heridas por el rayo.
En cada hombre, un verano subterráneo.
En el cruce de caminos, una sombra,
y se aleja corriendo, siguiendo la trompeta de Bach.
La piedad inspira súbita cautela. Dejar
su disfraz de yo en esta playa
donde la ola golpea y se retira, golpea
y se retira.

————————

La poesía esencial y austera de TomasTranströmer deja el Nobel en Suecia

La obra del poeta sueco, que sufrió un ictus en 1990, ha sido traducida a medio centenar de lenguas
07.10.11 – 00:12 –

MIGUEL LORENCI | MADRID.

ALGUNOS POEMARIOS

’17 poemas’, 1954.
‘Visión nocturna’, 1970.
‘Senderos’, 1973.
‘Para vivos y muertos’, 1991.
‘Poemas selectos y visión de la memoria’, 1993.
‘Góndola fúnebre’, 1996. Poemario publicado seis años después de sufrir el ictus. Se vendieron 30.000 ejemplares.
‘Gran enigma’, 2004, antología más reciente publicada en castellano.
Mística cristiana, fuentes clásicas y cierto surrealismo conviven en sus versos
El Premio Nobel de Literatura 2011 ha sido para el veterano poeta sueco Tomas Tranströmer, de 80 años, según anunció en la capital sueca un feliz y sonriente secretario de la Academia, Peter Englund. Eterno candidato al galardón, aspirante desde 1973, la poesía esencial de Tranströmer recibía por fin el máximo reconocimiento de la literatura universal. Se le premió por una obra austera y concentrada en la que «a través de imágenes densas, límpidas, nos da un nuevo y fresco acceso a las realidad». Una obra casi exclusivamente poética, caracterizada «por la concreción y sus metáforas expresivas», según destaca el fallo. Tras premiar a Vargas Llosa en 2010, el Nobel de Literatura se queda en Suecia por séptima vez en la historia y por primera vez en cuarenta años.
Con él, la Academia Sueca reconocía a uno de los patriarcas de su lengua optando por un candidato mucho menos universal que otros de los aspirantes: los estadounidenses Bob Dylan y Philip Roth, el japonés Haruki Murakami o el poeta sirio Adonis.
La obra de Tranströmer está, con todo, traducida a más de medio centenar de idiomas y, según los críticos, es junto a Swedenborg y Strindberg, uno de los escritores suecos que más ha influido en la poesía universal en el siglo XX. La Academia destacó cómo en sus últimas obras Tranströmer «tiende a un formato aun menor y a un mayor grado de concentración».
Tomas Tranströmer sufrió en 1990 un ictus que le afectó al habla y que ha dificultado enormemente la continuación de su obra, Tras sufrir el ataque cerebral que le paralizó el lado derecho y que él mismo había profetizado en un poema de 1974, ‘Bálticos’, Tranströmer debió aprender a escribir con la mano izquierda. A pesar de las dificultades, aún escribe y toca a diario el piano con su mano izquierda para no renunciar a una de sus grandes pasiones.
No en vano, al poeta le sorprendió la noticia del fallo «escuchando música», según contó Englund. Su corta obra ha sido publicada en España con cuentagotas por sellos como Hiperión o Nórdica, que ha editado su última antología en castellano, ‘Deshielo a mediodía’. Además del uruguayo Roberto Mascaró, su habitual traductor al español ha sido el también poeta chileno Sergio Badilla Castillo, radicado en Suecia durante casi dos décadas.
La poesía de Tranströmer, el más conocido de los poetas escandinavos vivos, se cimenta en la naturaleza y la música y está muy marcada por su experiencia personal. En sus poemas parte de imágenes que dan pie a juegos psicológicos e interpretaciones metafísicas. En su poética hay también una componente surrealista que bebe de fuentes bíblicas y clásicas y en las que alterna tanto la mística cristiana como la poesía barroca. Su obra explora la relación entre el yo profundo y el mundo que nos rodea. Como psicólogo que es, sugiere que el examen poético de la naturaleza permite explorar las profundidades de la identidad humana y su dimensión espiritual.
Un crítico sueco definió los poemas de Tranströmer como «oraciones laicas» y su estilo introspectivo fue descrito por la revista ‘Publisher Weekly’ como «místico, versátil y triste». Para su editor sueco, la poesía de Tranströmer es «un análisis permanente del enigma de la identidad individual frente a la diversidad laberíntica del mundo».
Nacido en Estocolmo el 15 de abril de 1931, psicólogo y traductor además de poeta, sus padres, Helmy y Gösta Tranströmer, maestra de escuela y periodista, alentaron la temprana vocación poética de su hijo. Tras concluir el bachillerato en 1950 en el instituto de secundaria Södra Latin, estudió Historia de la Literatura, Psicología e Historia de las Religiones en la Universidad de Estocolmo. Casado con Mónica Bladh y padre de dos hijas, en los años sesenta trabajó sin dejar de escribir como psicólogo con discapacitados, presos y toxicómanos en la prisión juvenil de Roxtuna. En los ochenta lo hizo para el Instituto del Mercado de Trabajo sueco en la ciudad obrera de Västeraas, en la que vivió durante treinta años antes de regresar a Estocolmo. Tranströmer se dio a conocer como poeta a los 23 años con ’17 poemas’, 1954). Considerado como muy poético y poco político, en las muy politizadas décadas de los sesenta y setenta sus colegas suecos más jóvenes lo acusaron de estar de espaldas a las cuestiones más candentes de su tiempo, y criticaron la proximidad de su poesía con Horacio y su lejanía de la realidad social. Tranströmer es el séptimo escritor sueco que gana el Ppremio Nobel. Los penúltimos habían sido Eyvind Johnson y Harry Martinson, que lo compartieron en 1974.

———————————————————————————-

ELPAIS.com  >Cultura

 El poeta sueco Tomas Tranströmer, premio Nobel de Literatura

Nacido en Estocolmo en 1931, es también conocido por su labor como traductor.- La Academia sueca le premia por sus “imágenes condensadas y translúcidas”, que dan “acceso fresco a la realidad”

—————————-

7 poemas de Tomas Tranströmer
Presentación y traducción de los poemas: Omar Pérez Santiago

Tomas Tranströmer es una de las grandes placas tectónicas de la poesía mundial. Un gran poeta del amor, un poeta erótico con velocidad y elegancia. También es participe del amor espiritual, una poesía del momento como una oración secular.
No es raro que Tranströmer tenga influencias místicas. La esencia de la poesía sueca, la mejor poesía sueca, es la poesía mística.
Esa visión no ha trascendido a todo al mundo, por el dominio que tuvo la poesía descreída e irónica, la poesía concretista y coloquial y política de los años 60 y 70 en Suecia -como en todo el mundo.
Pero, al final, ha resurgido triunfante la mejor poesía sueca, una poesía compacta como un diamante.
Tomas Tranströmer se alza como incomparable.

7 poemas de Tomas Tranströmer

APUNTES DE FUEGO
Durante los meses tristes, centelleó mi vida sólo cuando hice el amor contigo.
Como la luciérnaga se enciende y se apaga, se enciende y se apaga- a medias puede uno seguir su camino
en la noche oscura del olivar.
Durante los meses tristes, estaba el alma desesperada y sin vida
pero el cuerpo caminó directo hacia ti.
El cielo de la noche rugió.
Sigilosamente ordeñábamos cosmos y sobrevivimos.

C-MAYOR
Cuando bajó a la calle tras la cita de amor
Soplaba la nieve en el aire.
El invierno había llegado
Mientras hacían el amor.
La noche brilló blanca.
Él caminó rápido y alegre.
Toda la ciudad inclinada.
Transeúntes sonrientes-
Todos reían tras los cuellos alzados.
¡¡Era libre!!
Y todos los signos de interrogación cantaron la existencia de Dios
Eso creía él.
Una música estalló
Y cruzó en la nieve arremolinada
Con largos pasos.
Todo en camino del tono C
Un tembloroso compás dirigido a C.
Una hora sobre las heridas.
¡Era fácil!
Todos reían tras los cuellos alzados.

TORMENTA
De pronto el caminante halla aquí el viejo
roble gigante, como un alce convertido en piedra
con su ancha copa ante fortaleza verde negra
del mar de septiembre.

Tormenta del norte. Es el tiempo cuando las serbas
Maduran. Despierto oye en la oscuridad
Las constelaciones estampadas
En lo más alto del roble

LOS RECUERDOS ME MIRAN
Una mañana de junio es muy temprano
Para despertar, pero tarde para dormir de nuevo.
Debo ir a la hierba que está llena
De recuerdos, que me siguen con la mirada.
No se ven, se mezclan completamente
Con el fondo, camaleones perfectos.
Tan cerca que los escucho respirar
A pesar que el canto de los pájaros es estridente.

ARCOS ROMANOS
En la grandiosa iglesia romana se aprietan los turistas
En la penumbra.
Cúpula abierta tras cúpula y sin panorámica.
Algunas llamas de cirios titilan.
Un ángel sin semblante me envolvió
Y me susurró a través de todo el cuerpo:
“No te avergüences de ser persona, ¡sé orgulloso!
Dentro de ti se abre cúpula tras cúpula infinitamente
Tú nunca estarás completo, y así es como debe ser.”
Yo estaba ciego de lágrimas
Y fui empujado a la soleada piazzan
Junto a Mr y Mrs Jones, Herr Tanaka y
Signora Sabatini
Y dentro de todos ellos se abrió cúpula tras cúpula infinitamente

MADRIGAL
Heredé un bosque sombrío donde rara vez voy. Mas llegará un día en que los muertos y los vivos cambien de lugar. Entonces, el bosque se pondrá en movimiento. No estamos sin esperanzas. Los crímenes más difíciles continúan sin aclarar a pesar de los esfuerzos de muchos policías. Del mismo modo, hay en nuestra vida un gran amor sin aclarar. Heredé un bosque sombrío pero hoy yo camino en otro bosque, el luminoso. ¡Todas las criaturas que cantan, serpentean, mueven la cola y se arrastran! Es primavera y el aire es muy fuerte. Tengo un diploma de la universidad del olvido y estoy tan vacío como la camisa que se seca en el cordel.

NOCTURNO
Por un pueblo conduzco de noche, las casas aparecen
En el resplandor de mis luces – ellos están despiertos, desean beber.
Casas, galpones, letreros, vehículos abandonados –es ahora
Se visten ellos mismos en vida. La gente duerme:

Algunos pueden dormir en paz, otros con semblantes tensos
Como si estuviesen estrenando para la eternidad
No osan soltarse completos a pesar que su sueños son pesados.
Descansan como barreras caídas cuando cruza el misterio.

Afuera del pueblo el camino se alarga entre los árboles del bosque
Y los árboles los árboles en silencio entre ellos
Tienen el color teatral que tiene el brillo del fuego
¡Qué claras son sus hojas! Me persiguen hasta mi hogar.

Me acuesto a dormir, veo imágenes desconocidas
Y signos suben solos detrás de las pupilas
En la oscuridad de la muralla. En la rendija entre en vela y el sueño
un gran carta intenta colarse en vano.

———————-

29 JAICUS Y OTROS POEMAS
29 HAIKU OCH ANDRA DIKTER

(de próxima aparición en edición bilingüe por

Ediciones Imaginarias, Montevideo,

versión castellana y prólogo de Roberto Mascaró)

Tomas Tranströmer, poeta internacional

Por las calles de Södermalm

Tomas Tranströmer nació en Estocolmo en 1931. Desde muy joven alternó su trabajo de psicólogo con la escritura de poesía. Desde la publicación de su primer libro, 17 dikter (17 poemas) en 1954, aclamado por la crítica, su producción creció sin prisa y sin pausa, al tiempo que su obra fue siendo traducida a distintas lenguas; en la actualidad sus poemas pueden leerse en cerca de cuarenta idiomas. Es poco frecuente que la obra prácticamente completa de un poeta vivo se convierta en un texto tan internacional, sin haber recibido el Premio Nobel, aunque es cierto que Tomas ha sido propuesto reiteradamente a ese premio. Aparte de las versiones inglesas (hay varios traductores), rusa, castellana, alemana, francesa e italiana, también existen versiones de los poemas de Tranströmer en turco, griego, chino, árabe, hindú, persa y muchas otras lenguas remotas para nosotros como el tamil, el estonio, el esperanto, el tártaro, el macedonio… En las últimas décadas ha viajado frecuentemente, invitado a diferentes festivales de poesía del planeta. Su obra ha sido estudiada profundamente por la crítica y es a menudo tema de tesis doctorales.
Tranströmer es un poeta realmente leído en su país –las ediciones de sus poemas se agotan continuamente y ha estado en el tope de las ventas del mes- a pesar de la tímida y austera imagen pública que ha proyectado siempre y su relativo retiro de los últimos tiempos…

(extractado del Prólogo)

I

1

Pared de pena…

Palomas van y vienen:

no tienen rostros.

1

Höpplöshetens vägg…

Duvorna kommer och går

utan ansikten.

2

Los pensamientos

en calma de mosaicos

en el palacio.

2

Tankar står stilla

som mosaikplattorna

i palatsgården

3

De pie en el balcón,

esa jaula de sol:

como un arcoiris.

3

Står på balkongen

i en bur av solstrålar –

som en regnbåge.

III

7

Un soplo duro

atraviesa la casa:

son los demonios.

7

En pinande blåst

drar genom huset i natt-

demonernas namn.

8

Pinos rajados

en el mismo pantano.

Siempre y siempre.

8

Ruggiga tallar

på samma tragiska myr.

Alltid och alltid.

VI

16

Bosque asombroso:

Dios sin dinero vive.

Claras murallas.

16

Förbryllande skog

där Gud bor utan pengar.

Murarna lyste.

17

Blanca y negra,

terca urraca, en zigzag

va por el campo.

17

En svartvit skata

springer envist i sick-sack

tvärs över fälten.

GÓNDOLA FÚNEBRE

Tomas Tranströmer

(Original sueco: Sorgegondolen, Ed. Bonniers, Estocolmo, 1996

Poemas tomados de la primera edición castellana:: LAR, Chile, 1999, versión de Roberto Mascaró)

ABRIL Y SILENCIO

La primavera yace desierta.

La zanja, oscura como terciopelo

se arrastra junto a mí

sin espejeos.

Tan sólo irradian

las flores amarillas.

Soy llevado en mi sombra

como un violín

en su caja negra.

Lo único que quiero decir

reluce fuera de alcance

como la platería

en la casa de empeños.

EL REINO DE LA INSEGURIDAD

La jefa de oficina se inclina y traza una cruz

y oscilan sus pendientes como espadas de

Damocles.

Así como la frágil mariposa se hace invisible en

el suelo

confluye el demonio con el diario abierto.

Un casco que nadie lleva ha tomado el poder.

La tortuga madre huye volando bajo el agua.

HOJA DE LIBRO NOCTURNO

Una noche de mayo aterricé

en un frío claro de luna

en que la hierba y las flores eran grises

pero el aroma, verde.

Resbalé cuesta arriba

en la noche daltónica

mientras las piedras blancas

señalaban la luna.

Un espaciotiempo

de algunos minutos

cincuenta y ocho años de ancho.

Y tras de mí

más allá de las aguas relucientes cual plomo

estaba la otra costa

y los poderosos.

Gentes con futuro

en vez de rostro.

GÓNDOLA FÚNEBRE Nº 2

I

Dos hombres, suegro y yerno, Liszt y

Wagner, viven junto al Canal Grande

con la inquieta esposa del rey Midas,

ése que transforma en Wagner todo lo que

toca.

El frío verde del mar atraviesa los pisos del

palacio.

Wagner destaca, el conocido perfil de títere

parece más cansado;

el rostro, una bandera blanca.

La góndola cargada pesadamente con sus vidas; dos pasajes de ida y vuelta y otro

sólo de ida.

II

Una ventana del palacio se abre con el viento y el súbito soplo provoca muecas.

Sobre el agua aparece la góndola del basurero impulsada por dos bandidos con remo.

Liszt ha escrito unos acordes tan pesados

que deberían ser enviados a analizar

en el Instituto de Mineralogía de Padua.

¡Meteoritos!

Demasiado pesados para la quietud, pueden sólo hundirse más y más, futuro abajo, hasta

los años de las camisas pardas.

La góndola, pesadamente cargada con las

hacinadas piedras del futuro.

III

Rendijas, hacia 1990.

25 de marzo. Inquietud por Lituania.

Soñé que visitaba un gran hospital.

No tenía funcionarios. Todos eran pacientes.

En el mismo sueño, una niña recién nacida

hablaba con completas oraciones.

IV

Junto al yerno, que es hombre de su tiempo,

Liszt es un apolillado grandseigneur.

Es un disfraz.

El abismo, que ensaya y descarta máscaras

diferentes, ha elegido justo ésta para él,

el abismo, que quiere subir hasta los hombres sin mostrar

su rostro.

V

El Abate Liszt está habituado a cargar él

mismo su maleta por soles y por nieves

y cuando muera un día, nadie irá a

esperarlo a la estación.

La tibia brisa de un coñac excelente lo

conduce a la tarea.

Siempre tiene tarea.

¡Dos mil cartas al año!

El escolar que escribe cien veces el palote,

antes de que le permitan volver a casa.

La góndola cargada pesadamente de vida;

es sencilla y negra.

VI

De regreso en 1990.

Soñé que conducía doscientos quilómetros en vano.

Entonces, todo se agigantó. Gorriones enormes como gallinas

cantaban de modo ensordecedor.

Soñé que dibujaba teclas de piano

en la mesa de cocina. Tocaba sordamente

en ellas.

VI

De regreso en 1990.

Soñé que conducía doscientos quilómetros en vano.

Entonces, todo se agigantó. Gorriones enormes como gallinas

cantaban de modo ensordecedor.

Soñé que dibujaba teclas de piano

en la mesa de cocina. Tocaba sordamente en ellas.

Los vecinos acudían a escuchar.

VII

El clavicordio que calló durante todo

Persifal (aunque estaba escuchando) puede

al fin decir algo.

Suspiros… sospiri…

Mientras Liszt toca, esta noche, mantiene

apretado el pedal marino

para que la fuerza verde del mar suba a

través del piso y se una a todas las piedras

del edificio.

¡Buenas tardes, bello abismo!

La góndola cargada pesadamente de vida;

es sencilla y negra.

VIII

Soñé que llegaba tarde el primer día de clases.

Todos en el salón llevaban máscaras blancas

sobre el rostro.

Imposible decir quién era el maestro.

Nota: A fines de 1882, Liszt visitó a su hija Cosima y a su marido

Richard Wagner en Venecia. Wagner murió unos meses más tarde. Durante este período, Liszt compuso dos piezas para piano que se
publicaron bajo el título “Góndola fúnebre”.

__________________________________________________________________________

Roberto Mascaró
Poeta, traductor de poesía, nacido en Uruguay. Autor de libros como estacionario (1983), Chatarra/Campos
(1984) Asombros de la nieve (1985), Gueto (1991), Södra Korset/ Cruz del Sur (1987), Öppet fält/Campo abierto
(1998), Campo de fuego (2000) y Montevideo cruel (2003). Ha publicado varios volúmenes con versiones
castellanas de poesía nórdica. Premio Internacional de Poesía Ciudad de Medellín 2002. Fundó y dirigió en
1980 la revista Saltomortal y la editorial Siesta. Actual director de la revista de literatura ENCUENTRO.
Organizador del anual “Encuentro de Poesía en Malmö”, Suecia.
Mascaro@telia.com

————————-

DOS POEMAS DE TOMAS TRANSTRöMER.

mayo 12, 2010 por sergiogomezgarcia

DE MARZO DEL 79

Cansado de todos los que llegan con palabras, palabras, pero no lenguaje

parto hacia la isla cubierta de nieve.

Lo salvaje no tiene palabras.

¡Las páginas no escritas se ensanchan en todas direcciones!

Me encuentro con huellas de pezuñas de corzo en la nieve.

Lenguaje, pero no palabras.

KYRIE

A veces, mi vida abría los ojos en la oscuridad.

Una sensación como de mutitudes ciegas e inquietas,

que pasan por las calles camino de un milagro,

mientras yo, invisible, permanecía inmóvil.

Como el niño que se duerme con miedo

escuchando los pasos pesados del corazón.

Largo tiempo, hasta que la mañana pone sus rayos en lacerradura

y se abren las puertas de la oscuridad.


Tomas Transtörmer es el poeta vivo más importante de Suecia, eterno candidato al Nobel.   Psicologo de profesión,  ha compartido su trabajo con una extensa y profunda obra lírica. Publico su primer libro a los 24 años,  alcanzando gran  éxito, y desde entonces se han sucedido los poemarios en los que se observa una  constante evolucion  pero siempre con unas constantes estilisticas constantes. Ahora se edita El cielo a medio hacer antologia de toda su trayectoria, prologada por Carlos Pardo, que incluye fragmentos de prosa poética, vivencias del escritor y una selección de haikus.

Es un poeta transversal a los istmos y experimenta con material surrealista, modernista, etc,  en un proceso depurativo hacia la busqueda de una mayor simplicidad y desnudez. Su lenguaje es elegante desde el punto de vista formal, a la vez que audaz: “el periódico, gran mariposa sucia”.

La mirada de Tranströmer se dirige de modo especial a  la naturaleza, en complicidad con el hondón del alma humana, de la que es buen conocedor por su profesión. La temática predominante aborda los universales de la poesía:  el dolor, el amor, el tiempo, la muerte, la ausencia…Siempre con el afán de mostrar retratos cotidianos de la realidad cercana, también la geográfica,  con sus poemas Bálticos y sin olvidar  el arte o la música.

El poeta sufrió una hemiplejia en 1990.  Desde entonces no puede  hablar pero sí  conserva el don de escribir.

——————————————————-

Agulha - Revista de Cultura

revista de cultura # 17 – fortaleza, são paulo – outubro de 2001

Agulha - Revista de Cultura

 

Tomas Tranströmer: un puente hacia la otredad

Mónica Saldías

Tomas Tranströmer (Foto de Paula TranströmerPoeta, psicólogo y traductor, Tomas Tranströmer (Estocolmo, 1931) ocupa una posición importante en la literatura sueca desde la década de los 50.

Tranströmer debutaría a los 23 años de edad con el poemario 17 dikter (17 poemas) (1954). Más tarde experimentaría con el metro, aunque el verso libre está presente en la mayor parte de su obra.

En Hemligheter på vägen (Secretos en el camino) (1958) y Klangar och spår (Sonidos y Huellas) (1966) toma temas de sus propios viajes por diferentes partes del mundo: los Balcanes, España, África y los Estados Unidos. El último de estos incluye un portaretrato del compositor Edward Grieg.

En Izmir klockan tre (Izmir a las tres en punto) (de Hemligheter på vägen) un mendigo lleva a otro sin piernas sobre su espalda, y en “Oklahoma” (de Klanger och spår) los autos pasando en la oscuridad, con sus luces prendidas, se convierten en platos voladores.

La experiencia personal y propia juega en la poética de Tranströmer un papel preponderante: en torno a una simple imagen se abren puertas hacia juegos psicológicos e interpretaciones metafísicas. “Mörkseende” (1970) es exploración de la vida personal del poeta; muerte y enfermedad; crisis. “Stigar” (Senderos) (1973) reune poemas del propio Tranströmer y traducciones de Robert Bly y János Pilinszky. (Precisamente este año la editorial sueca Bonniers celebró los 70 años del poeta con la edición del título Air Mail, una selección epistolar de Bly y Tranströmer desde 1964 a 1990).

En muchos de sus poemas el paisaje y sus elementos conflictivos, como la lucha entre el mar y la tierra, son utilizados por el poeta para presentar y representar las fuerzas enfrentadas; libertad y control en la palabra, naturaleza e influencia humana en ella. Especialmente sus poemas sobre el archipiélago báltico en Östersjöar refleja las condiciones políticas en la zona, cuando todavía en los años 70 los países del Báltico formaban parte de la Unión soviética. Cambio y movimiento es parte de la poética de Tranströmer, así como su visión de una paz cósmica.

Susana WaldEn 1990 Tranströmer sufre un derrame cerebral que afectó su capacidad de hablar. Un año antes había publicado su décimo poemario: För levande och döda. (Para vivos y muertos). Luego de unos años de silencio publicaría en 1996 Sorgegondolen (La Góndola Fúnebre) que toma su título de dos piezas para piano de Franz Listz, compuestas al morir su yerno Richard Wagner. Los intereses musicales de Tranströmer som prominentes en muchos de sus poemarios.

Una de las peculiaridades de la lírica de Tranströmer es su capacidad de aproximarse a una trascendencia irracional con una precisión milimétrica. Su poética alcanza así una dimensión que funciona y se extiende como resistencia a los klichée del poder, del mercado y de los medios de comunicación.

Tranströmer desarrolló una poética propia aunque su primer libro tiene mucho del modernismo tardío de la década de los 40: objetividad, elaborado lenguaje figurado, fragmentos místicos, etc. Pero bastante rápido Tranströmer abandonaria todo estilo que rechaza la puntuación ordinaria y las mayúsculas, optando por una dicción más cotidiana. Y si bien aprendería de anteriores modernistas las técnicas de la confrontación de sensaciones aparentemente disparatadas dando forma a nuevas totalidades, los poemas de Tranströmer jamás se atiborran en categorías metafóricas de un surrealismo ortodoxo, donde las constelaciones de palabras resultan a veces en un fin en sí mismo. En realidad, el lenguaje figurado de Tranströmer se basa en experiencia de sorpresa e inimaginada representación.

La literatura de Tranströmer ha ido conformando un almacenamiento artístico y humano, una “imaginación surrealista” en la que una huella es vista como una alfombra mágica, y las sombras de los árboles son números negros. Una poética en la que aparecen las fuentes antiguas, especialmente biblicas, y donde tanto la mística cristiana como la poesía barroca han vivificado sus versos.

Tranströmer experimenta la tradición de la misma forma que vive lo contemporáneo. En su libro de memorias Minnena ser mig (1993), refiriendose a sus estrofas sáficas diría:

“La métrica de los clásicos. Cómo he llegado a esta idea? Simplemente allí estaba. Traté a Horacio como contemporáneo. El era como René Char, Loerke o Einar Malm”.

Pero ser contemporáneo puede significar cosas muy diferentes. Durante la década del 60 Tranströmer fue acusado por poetas más jóvenes de estar de espaldas a las cuestiones de su tiempo. Se lo consideró “demasiado” poético y poco político; se consideró que había en su poesía demasiada contemporaneidad con Horacio y “demasiada poca con Marx”. Cada problema convoca su propio lenguaje, diría Tranströmer en “Om Historien” (Sobre la historia).

Susana Wald

Hoy día puede leerse a Tranströmer en, al menos, 51 idiomas diferentes. Y junto a Swedenborg y Strindberg, Tomas Tranströmer es uno de los escritores suecos que más ha influido en la poesía universal. Su sondeo de identidades compuestas así como las señalizaciones de puentes que, veloces como un rayo, se extienden entre la naturaleza, la historia y la otredad, jamás son el resultado de modelos creados adrede. Su lírica es una respuesta y una propuesta suave y silenciosa, como en Nattboksblad (Hoja de libro nocturno) (de Sorgegondolen – La Góndola Fúnebre):

Y detrás de mi
-más allá de las aguas
relucientes como plomo-
la otra costa
y ellos, los que reinaban.
Seres con futuro
en lugar de rostros.

Así lo invisible se hace asible; las verdades ocultas, distinguibles, y los secretos, nos seducen. A través de la observación de las singularidades del mundo físico se van dibujando contextos más amplios y el conocimiento liberado es evocado. Y aquí especialmente está la peculiaridad del método de Tranströmer: una efectividad artística en la contradicción; una precisión milimétrica que nos acerca a la irracionalidad trascendental. Porque valiendose de permanentes y variadas figuras Tranströmer da expresión lírica a las más recónditas limitaciones humanas, entre ellas las del lenguaje, la de la palabra que nunca alcanza; esas limitaciones que van mucho más alla de lo que nosotros mismos podemos imaginar.

Soy llevado en mi sombra
como un violín
en su negra caja.
Lo único que quiero decir
reluce fuera de alcance
como la plata
en casa del prestamista.

[April och tystnad – Abril y silencio, de Sorgegondolen- La Góndola Fúnebre]

Susana Wald

Obra:
17 dikter (1954)
Hemligheter på vägen (1958)
Den halvfärdiga himlen (1962)
Fifteen Poems (1966)
Klanger och spår (1966)
Kvartett (1967)
Mörkerseende (1970)
Twenty Poemas of Tomas Tranströmer (1979)
Windows & Stones (1972)
Stigar (1973)
Östersjöar (1974)
Friends, You Drank Some Darkness: Three Swedish Poets – Harry Martinson, Gunnar Ekelöf, Tomas Tranströmer, 1975 (traducción de Robert Bly)
Sanningsbarriären (1978)
Modern Swedish Poetry in Translation (1979, traducción de A. Hollo y G. Harding)
Det vilda torget (1983)
Tomas Tranströmer. Selected Poems (1987)
För levande och döda (1989)
Minnena ser mig (1993)
Sorgegondolen (1996)
Dikter 1954-1989 (1997)
Samlade dikter 1954-1996 (2000)
Fängelse (2001)
Air mail: brev 1964-1990 (2001) (con Robert Bly)

Mónica Saldías (Uruguay, 1960). Poeta, ensaísta e editora. Autora de livros como Obsesión de Pájaros (1986). El mar en tus zapatos (1988) e En algún lugar de la tierra (1991). Desde 1996 es miembro de la Asociación de Escritores de Suecia (Sveriges Författarförbund). En 1999 recibió financiación del Consejo Cultural del Estado Sueco (Statens Kulturråd) para traducir al sueco su poemario inédito Tendrá tus ojos (Dina Ögon). Creó y dirige desde Suecia la publicación digital de literatura latinoamericana El Artefacto Literario. Contato: monica.saldias@telia.com. A foto do poeta é de Paula Tranströmer. Página ilustrada com obras da artista Susana Wald.

—————————————————————————————

Comunidad y cultura
Nobel Tomas Transtromer, el poeta introspectivo

Su última publicación se remonta al año 2004, con “El gran enigma”, una antología de 45 haikus. Foto:
Notas relacionadas
Organización Editorial Mexicana
6 de octubre de 2011
AFPEstocolmo, Suecia.- Tomas Transtromer, que recibió este jueves el Premio Nobel de Literatura a los 80 años, es el más conocido de los poetas escandinavos vivos y cuenta con una obra en la que explora la relación entre nuestra intimidad y el mundo que nos rodea.Psicólogo de formación, sugiere que el examen poético de la naturaleza permite sumergirse en las profundidades de la identidad humana y de su dimensión espiritual.”La existencia de un ser humano no acaba allí donde acaban sus dedos”, declaró un crítico sueco en referencia a los poemas de Transtromer, a los que describe como “oraciones laicas”.

La fama de Transtromer en el mundo anglófono debe mucho a su amistad con el poeta estadounidense Robert Bly, que tradujo al inglés buena parte de su obra. Esta ha sido traducida a unos cincuenta idiomas.

En los poemas de Transtromer abundan las metáforas y las imágenes. Ilustran escenas simples de la vida cotidiana y de la naturaleza.

Su estilo introspectivo, descrito por la revista Publisher Weekly como “místico, versátil y triste”, desentona con la vida misma del poeta comprometido en la lucha por un mundo mejor y no únicamente a través de sus poemas.

Nacido el 15 de abril de 1931 en Estocolmo, Tomas Transtromer fue educado por su madre, después de la partida, muy temprana, de su padre.

Diplomado en psicología en 1956, trabajó en el Instituto Psicotécnico de la Universidad de Estocolmo. En 1960 empezó a ocuparse de jóvenes delincuentes en un instituto especializado.

A la vez que desarrolla una rica obra poética, trabaja con discapacitados, condenados y toxicómanos.

Con 23 años, todavía estudiante, publica su primera antología “17 poemas”, en una de las mayores editoriales suecas, Bonniers, con la que seguirá a lo largo de toda su carrera.

Para el editor, la poesía de Transtromer es “un análisis permanente del enigma de la identidad individual frente a la diversidad laberíntica del mundo”.

En 1966, recibe el prestigioso premio Bellman. Seguirán numerosas recompensas, como el Neustadt International Prize (Estados Unidos, 1990).

En 1997, la ciudad obrera de Vasteraas, donde vivió 30 años antes de volver a Estocolmo en los años 90, creó el premio Transtromer.

Después de publicar decenas de antologías, el poeta sufre en 1990 un ataque de apoplejía que le deja parcialmente paralizado y afásico, lo cual le obliga a reducir considerablemente su actividad.

Su primera obra tras ese ataque, seis años después, es una antología titulada “Góndola fúnebre”, de la que se han vendido 30.000 ejemplares, una buena cifra para el género de la poesía.

Después de este éxito, Transtromer no publicó nada durante ocho años, salvo su correspondencia con Bly.

Su última publicación se remonta al año 2004, con “El gran enigma”, una antología de 45 haikus.

Desde entonces se centra en su otra pasión, la música. Toca a diario el piano, solo con la mano izquierda (la derecha quedó lisiada por el ataque), y se pasa las mañanas escuchando música clásica, contó su esposa en una entrevista al diario sueco Dagens Nyheter este año.

Tomas Transtromer vive con su esposa Mónica. Tienen dos hijas.

——————————————————–

6 poemas del sueco Tomas Tranströmer, una de las grandes figuras de la poesía mundial. Traducción Omar Pérez Santiago

Tomas Tranströmer

Tomas Tranströmer es una de las grandes placas tectónicas de la poesía mundial. Un gran poeta del amor, un poeta erótico con velocidad y elegancia. También es participe del amor espiritual, una poesía del momento como una oración secular.No es raro que Tranströmer tenga influencias místicas, sobre todo de la naturaleza. La esencia de la poesía sueca, la mejor poesía sueca, es la poesía mística. Esa visión no ha trascendido a todo al mundo, por el dominio que tuvo la poesía descreída e irónica, la poesía concretista y coloquial y política de los años 60 y 70 en Suecia -como en todo el mundo.Pero, al final, ha resurgido triunfante la mejor poesía sueca, una poesía compacta como un diamante.Tomas Tranströmer se alza como incomparable.

C-MAYOR

Cuando él bajó a la calle tras la cita de amor
Soplaba la nieve en el aire.
El invierno había llegado
Mientras ellos hacían el amor.
La noche brilló blanca.
Él caminó rápido y alegre.
Toda la ciudad inclinada.
Transeúntes sonrientes-
Todos reían bajo sus cuellos alzados.
¡¡Era libre!!
Y todos los signos de interrogación cantaron la existencia de Dios
Eso creía él.
Una música estalló
Y cruzó en la nieve arremolinada
Con largos pasos.
Todo en camino del tono C
Un tembloroso compás dirigido a C.
Una hora sobre las heridas.
¡Era fácil!
Todos reían bajos sus cuellos alzados.

TORMENTA

De pronto el viajero halla el viejo
gran roble, como un alce de piedra,
ancha copa en el cenizo fortín del
mar de septiembre.

Tormenta del norte. Tiempo de serbas
maduras. Despierto oye en la noche
las constelaciones estampadas
sobre el roble.

LOS RECUERDOS ME MIRAN

Una mañana de junio es muy temprano
Para despertar, mas tarde para dormir de nuevo.

Debo ir a la hierba que está llena
De recuerdos, que me siguen con la mirada.

No se ven, se mezclan plenamente
Con el fondo, camaleones perfectos.

Tan cerca, que los escucho respirar

A pesar que el trino de las aves es estridente.

ARCOS ROMANOS

En la grandiosa iglesia romana

se aglomeraron los turistas en la penumbra.
Cúpula abierta tras cúpula y sin panorámica.
Algunas llamas de cirios titilaron.
Un ángel sin semblante me envolvió
Y me susurró a través de todo el cuerpo:
“No te avergüences de ser persona, ¡sé orgulloso!
Dentro de ti se abre cúpula tras cúpula infinitamente
Tú nunca estarás completo, y así es como debe ser.”
Las lágrimas me cegaron
Y fui empujado a la soleada piazzan
Junto a Mr y Mrs Jones,

Herr Tanaka y  Signora Sabatini,

Y dentro de todos ellos se abrió cúpula tras cúpula infinitamente.

 MADRIGAL

Heredé un bosque sombrío donde rara vez voy. Mas llegará un día en que los muertos y los vivos cambien de lugar. Entonces, el bosque se pondrá en movimiento. No estamos sin esperanzas. Los crímenes más difíciles continúan sin aclarar a pesar de los esfuerzos de muchos policías. Del mismo modo, hay en nuestra vida un gran amor sin aclarar. Heredé un bosque sombrío pero hoy yo camino en otro bosque, el luminoso. ¡Todas las criaturas que cantan, serpentean, mueven la cola y se arrastran! Es primavera y el aire es muy fuerte. Tengo un diploma de la universidad del olvido y estoy tan vacío como la camisa que cuelga del cordel.

NOCTURNO

Por un pueblo conduzco de noche, las casas aparecen

En el resplandor de mis luces – ellos están despiertos, desean beber.

Casas, galpones, letreros, vehículos abandonados –es ahora

Se visten ellos mismos en vida. La gente duerme:

Algunos pueden dormir en paz, otros con rostros tensos

Como si estuviesen estrenando para la eternidad

No se atreven a soltarse completos a pesar que sus sueños son pesados.

Descansan como barreras caídas cuando cruza el misterio.

Afuera del pueblo el camino se alarga entre los árboles del bosque

Y los árboles los árboles en silencio entre ellos

Tienen el color teatral que tiene el brillo del fuego

¡Qué claras son sus hojas! Me persiguen hasta la casa.

Me acuesto a dormir, veo imágenes desconocidas

Y signos suben solos detrás de las pupilas

En la oscuridad de la muralla. En la rendija entre en vela y el sueño

un gran carta intenta colarse en vano.

——————————————

PRELUDIIUM

Despertar es un salto en paracaídas del sueño.

Libre del agobiante torbellino, se hunde

el viajero hacia la zona verde de la mañana.

Las cosas se encienden. Él percibe -en la vibrante

postura de la alondra- las oscilantes lámparas subterráneas

del poderoso sistema de las raíces de los árboles. Pero a fl or

de tierra

-en abundancia tropical- está el verdor

con los brazos al aire, en escucha

del ritmo de una bomba invisible. Y él

se hunde hacia el verano, se descuelga por

el cráter cegador, hacia abajo

a través de grietas de edades verde-húmedas

palpitantes bajo la turbina del sol. Así es detenido

este viaje vertical por el instante y las alas se ensanchan

hasta ser la quietud del gavilán sobre aguas torrenciales.

Tonos desamparados

de las trompetas de la Edad de Bronce

cuelgan sobre el abismo.

En las primeras horas del día, la conciencia puede abarcar

el mundo

como la mano oprime una piedra entibiada por el sol.

El viajero está bajo el árbol. ¿Se extenderá,

después de la caída por el torbellino de la muerte,

una gran luz sobre su cabeza?

LAS PIEDRAS

Oigo caer las piedras que arrojamos,

transparentes como cristal a través de los años. En el valle

vuela la confusión de los actos

del instante, vociferantes, de copa

en copa de los árboles, se callan

en un aire más tenue que el presente, se deslizan

como golondrinas desde una cima

a otra de las montañas, hasta

alcanzar las mesetas ulteriores,

junto a las fronteras del ser. Allí caen

todas nuestras acciones

claras como el cristal

no hacia otro fondo

que el de nosotros mismos..

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: