jump to navigation

‘Siempre sucumbo ante las narraciones cortas’ Jorge Dávila Vázquez mayo 9, 2011

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: ,
trackback

Lunes 09 de mayo del 2011 Arte y cultura .DIARIO EL UNIVERSO

‘Siempre sucumbo ante las narraciones cortas’

Jorge Dávila Vázquez

Jorge Dávila Vázquez, nacido en Cuenca en 1947, promociona su libro Danza de fantasmas, bajo el sello de la editorial Norma.

Jorge Dávila Vázquez, nacido en Cuenca en 1947, promociona su libro Danza de fantasmas, bajo el sello de la editorial Norma.



BUENOS AIRES. Jorge Dávila Vázquez (i), Carmen Inés Perdomo y Eduardo Varas participaron en la feria del libro de esa ciudad.

BUENOS AIRES. Jorge Dávila Vázquez (i), Carmen Inés Perdomo y Eduardo Varas participaron en la feria del libro de esa ciudad.

Creo que la motivación viene de la vida cotidiana, de la música, del cine, de las cosas que la gente cuenta

El escritor cuencano Jorge Dávila Vázquez fue uno de los representantes ecuatorianos en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, que se inauguró el 20 de abril y culmina hoy. Allí, junto con Carmen Inés Perdomo, Raquel Rodas y Eduardo Varas, habló de la literatura del país. Antes de su viaje, Dávila hizo la presentación, bajo el sello de editorial Norma, de su libro Danza de fantasmas, en el cual el autor aborda sobre la presencia de entes en la vida de los humanos, tal como lo ha hecho varias veces a través de sus 35 años de labor literaria.

¿De qué trata Danza de fantasmas?
Este libro es un conjunto de relatos que tiene doce cuentos cortos y dos novelas: la una llamada Peregrino y la otra Danza de fantasmas. Todos los relatos tienen algo que ver con estos espectros, esos seres que son parte de nuestra convivencia que están o estuvieron muy cerca de nosotros.

¿Cree en la existencia de fantasmas?
A lo largo de mi escritura he manifestado una cierta convivencia con seres sobrenaturales, no solo de fantasmas, también escribí el libro Acerca de los Ángeles, porque creo que todos tenemos uno a nuestro lado. Ahora, los fantasmas de los que escribo no son terroríficos, son más bien evocativos, poéticos, tienen una cierta melancolía y nostalgia, por eso regresas aunque sea por un momento.

¿Y alguna vez sintió que esos fantasmas se apoderaron de usted para inspirarlo?
En 1974, mientras escribía sobre la obra de mí tío César Dávila Andrade, sentí muy cerca su fantasma. Esa percepción no la tuve solo yo, sino toda la gente que se metió de cabeza conmigo a investigar su obra.

Su obra tiene, en general, una característica, apela a las narraciones cortas, ¿por qué?
Aunque lo mío es la narrativa, soy un amante de la poesía. Entonces, esa síntesis que uno obtiene en la poesía, solo lo puede lograr a través de las narraciones cortas. En mi libro anterior, La oveja distinta, existen más de 20 pequeños ejercicios narrativos que tienen una línea, diez palabras cada uno. Es una especie de tentación ante la cual siempre estoy sucumbiendo.

¿Su obra tiene autobiografía?
Lo autobiográfico aparece en casi todas las obras de los escritores, pero creo que está más presente en la lírica. Quizás mi obra más autobiográfica está en el poemario Río de la memoria, donde escribo sobre varios momentos de mi juventud, sobre mi madre, mis viajes y sobre la mujer que he amado durante 40 años y con la que estoy casado.

¿Cómo encuentra la literatura ecuatoriana?
Yo soy un ferviente creyente de los nuevos valores de la literatura nacional y tengo elementos para decir que se encuentra en un buen momento. Se está haciendo buena narración, buena poesía; por lo tanto, no comparto con quienes piensan que hay un estancamiento.

¿Y los lectores van a la par de los escritores?
Por supuesto que también hay lectores. Yo experimento eso a diario cuando recibo cartas y correos electrónicos en los que gente joven comenta sobre mis libros, me preguntan algunas cosas que no entienden o simplemente me piden consejos. Hay que reconocer que sí hay lectores.

¿Algún momento dejaría de escribir?
Nunca. Me parecería terrible dejar de hacerlo, sería como dejar de respirar. Yo escribo a diario aunque sea una frase de un poema, una novela o un artículo, es una tarea diaria.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: