jump to navigation

¿CUÁL ES EL VALOR NO REEMBOLZABLE DE LA POESÍA? POR CARMEN VÁSCONES abril 25, 2011

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: , ,
add a comment

¿CUÁL ES EL VALOR NO REEMBOLZABLE DE LA POESÍA? POR CARMEN VÁSCONES

 

1- Hacer poesía sin dejar de ser,  sin dejar de pensar y sobre todo  sin deletrearla

“Gracias a su forma específica de metro o medida del verso, ritmo, musicalidad, onomatopeya y su lenguaje gráficamente concreto, animado en movimientos, acción permanente, -verbo activo-.  La poesía toca, llega, llena plenamente a los niños de la edad preescolar, provocando en ellos placer y alegría.  El entusiasmo por el verso, la musicalidad y la dinámica de la poesía, estimulan e impulsan a los niños a las manifestaciones lingüísticas”. (Gertrud Marie Brumne).

La poesía ayuda y da un sentido de ser al error del placer y al dolor errabundo.  Facilita ampliar el círculo vicioso del conocimiento, rompe la monotonía, acerca  a experimentar los sucesos desde una nueva forma, a tener una nueva actitud ante el medio  que lo rodea, a experimentar interiormente la palabra que habla. El horroso encanto del espanto una vez atrapado en el cuenco de la palabra que deja ver la piola o la esconde en el trompo de lo genial ¿alcanzable o inalcanzable?

Permite abrir y agudizar los sentidos de los niños, describir, representar un suceso, identificar al personaje, rol, tarea, función. Destapa la disfunción del ser y deja al descubierto la imperfección del yo. Da pautas para reconocer problemas, o identificar el espacio de la ética y el placer de lo dicho.  Está en cada cual el nudo del conflicto o lugar del deseo en la existencia del pensamiento poético incallable.

La palabra un personaje con vida propia, puede ser persona, animal o cosas, vegetal o mineral.  Tiene escenografía, puede ser la naturaleza, la ciudad, la calle, lo que sea de recurso para ambientar la situación.  Todo cabe y calza en la imaginación.  Descalza a la tinta.

El niño aprende a diferenciar, a comparar, a relacionar, a igualar, a sacar conclusiones, a decir si le gusta o no.  A recrear a gozar del invento, a producir lo propio, a pasar de ideas simples a  ideas complejas o viceversa.  Desarrolla, estimula y provoca nuevas formas de pensamientos; se ordena, organiza y coordina el proceso del pensamiento, de análisis, síntesis y antítesis. El caos del ser propio confronta su imperativo: sé tú.

El niño aprende a expresar emociones, sentimientos.  La poesía lo provoca a no callar, ni a reprimir, sino, todo lo contrario, lo incita  ser parte de su ser, habla y afectos.  A construir su deseo de saber o no. La palabra lo acerca o lo aleja del fantasma a desmitificar: él mismo.

El niño profundiza su relación consigo, con los otros, su vínculo y posición con los objetos y el entorno de la realidad en que participa.  Aprende a conocer diferentes contenidos y propuestas de poesías. Descubre que puede objetar, sujetar,  articular  y gozar el objeto creador de la palabra, sus efectos y por consecuente…

El niño aprende no sólo a relacionarse con el objeto representado, sino que mediante la reproducción de poemas aprende a identificarse y conocer los sentimientos del autor, a hacerlos suyos y a comunicarlos a otros mediante  la exposición expresiva y la entonación adecuada o inadecuada a complacer o no al otro. Su tono,  existencia y transpiración.

La poesía es un  vocabulario, un modo y una fonética con voz propia de toda infancia que fue y que llevó consigo lo otro de tí.

carmen váscones 

8/9/2003

2- Diálogo y comunicación con el poema

El encuentro con el poema en la infancia produce placer.  Se siente la palabra y la  vida de ella.  Esto es, imprime su estado de gozo en lo visual, sensorial e imaginativo.  Impregna y magnetiza con su contenido y sentidos.

Sus juegos de palabras sonoros hacen efectos que trastocan la lengua oficial.  Genera aportes personales de cada lector creador atento a la lengua: magia oral, desmadre del génesis. Patenta la memoria y el fragmento de la piel de zapa que se recoge o coge al tiempo en el poro que se difumina en evatares del creador dejando de ser uno para una voz.  Sea otra. De una vez nace una… Había el que no soy.  ? Es el que es o es el que no es?

El poema adentra en cada escucha, posibilita buscar y desarrollar expresiones según la vivencia emocional de cada participante, ayuda a experimentar nuevas sensaciones.  Recrea la imaginación, se dibuja con cuerpo y psique en cada  quién.  El verso es persona, animal o cosa.  Es personaje, escena, drama.  Conmueve con su forma,  misterio.

Permite y facilita que en el niño que se va retenga con sabor propio la experiencia con el texto.  La poesía no presiona, no censura, ni obliga a la memoria a grabar el poema.    Ella se acompaña  con sorpresa, espontaneidad, ingeniosidad, audacia, sin voz catedrática, sin calificación.  Ella se divierte de sí misma, incomoda. Es inadaptable.  No tiene molde.

Por eso cuando se la da a conocer  al infante, él tiene que sentir deleite, deseo de inmiscuirse sin presión, empapelarse de la búsqueda y la repetición.  Dejarlo que poco a poco lo atrape y toque sin presiones y con arte la magia del ser poético.

La poesía permite desarrollar memoria, emoción, encuentros con autores.  Trabajar y o hacer actividades en grupo.  Recrea a través de diferentes “técnicas estilos”.  Induce a que el niño se exprese con voz propia y escriba y describa  su propio sentir y vivir de la experiencia leída, inventada, o propia.  Lo hace integrarse a un lenguaje libre, pleno de sonoridad, de experiencias vividas  y contenidos a través de las temáticas o ejes que le provocan indagar o inmiscuirse.

La poesía “sirve” como medio para el ejercicio de la expresión oral, grafo (dibujo), escrita, corporal.  Para aprender a imitar, representar, dirigirse a alguien, desarrollar vínculos y diálogos, para adquirir significados y conceptos, para simbolizar y enriquecer el proceso del pensamiento y adquisición de nuevos conocimientos.  Favorece la expresión a través del gesto, el mimo, la danza, el teatro, la pintura. 

Conlleva a desarrollar los sentidos y tener experiencias sensoriales que le permiten identificar y asociar movimientos, afectos y coordinación del esquema corporal con la combinatoria de cada una de los sentidos.  Ayuda a participar e incorporar y colaborar en el trabajo grupal.

Estimula la inventiva, la creación, la redacción y la lectura literaria u otra expresión artística.  A crear un nivel de análisis, de pensar alternativo, de reflexión sobre actitudes, sentimientos y dificultades de la vida diaria. 

Esto es, a descubrir en los propios valores que se portan y comparten con el grupo, a la vez replantearlos si estos atentan contra lo humano.  Lleva a buscar respuestas gratificantes y firmes para defensa y protección. Una actitud con la vida propia y ajena.

A cifrar y descifrar espacios aún de inventos, alegrías y diálogos; ya que, hacer y atreverse a hacer poesía es creer y crear la infancia.  También alejarse de ella sin morir en el tiempo del recuerdo y del olvido.  Es poder creador en el adulto. 

Es creación de gozo y de ética.

carmen váscones

110/2001

 

3- La poesía un acto del ser del poeta

Quién es la poesía. Cuál su estado de ser.  El poeta encuentra entre la realidad y sus máscaras el desencuentro del poema: lo real resiste al verso. La muerte es un esquema sin movimiento del monólogo universal en la voz del soy,  ¿importa quién? 

Poemas originados por la vida persistente, ¿por un dios o un mortal? Por ti humano.  Eso es todo.  Una voz principia unos versos.

En la doblez del cuerpo las marcas del ser.  Palabra: resplandor humano que ruboriza al instinto.  Tu angustia está ahí.  Aquí frente a su único duelo: no soy.

Alguien desafía ser uno.  Un poeta se presta.  Ella también.  Resurrección e inmortalidad en la imagen que no se deja detener por la realidad.  La naturaleza del ser una esencia entre la sucesión  no interrumpida de los seres y su modo de ser en la coexistencia del valor entre el precio y la estimación.  El ser un sujeto sin atributos en la conjugación de existencia donde forma parte de un cuerpo con su principio y origen expreso y tácito.

El poeta se presta a creer en lo que crea.  El creador fija en su obra los cadáveres de la posteridad. ¿Alguien teme aburrirse en el más allá si no tiene nada que hacer?  Adolece de vida eterna.  Escribe para la vida.  Los muertos no leen.  El sólo nace.  Nació para un presente sin siervos.  Es un invitado y anfitrión de la palabra.  Provoca ser.

Edifica  las esperas del ser.  Las vuelve  un tú del cuerpo propio.  El silencio del arte dentro de sí y de los demás aprehendiendo la esfera de la rotación.  El hombre es efímero.

La poesía no se conforma con la designación del ser.  Pareciera decir tú no eres mortal, por eso matas.  Tú no eres el amor por eso amas.  Tú no eres el poder por eso lo quieres.  Tú no eres por eso eres otro.  Yo no soy tú.  Por eso soy otro. ¿Otro quién es?

Tú no eres Dios por eso te proclamas Dios. Yo soy esclavo de mi deseo, por eso me declaro amo del mundo. No quiero la  paz por eso engendro la guerra.  Mutuamente y al contrario. La violencia o la agresividad son falta de palabra y desconocimiento de la ausencia.  Falta de diferencia. ¿Narciso se enteró del suicidio? Le faltaba las palabra y el conocimiento del tú?

Él no es ella, por eso ella es él: La otra del otro.  El otro de la otra.  Sólo así él en él y ella en ella.  Para ser de ti.

El deseo es inconforme ante la experiencia psíquica. Es un alma insatisfecha de sí misma. No quiere destinatario, quiere metamorfosis: creación y actos.  No tiene una ocasión precisa, al contrario,  su adversario lo roza sin darle importancia.  Sin darle la oportunidad ni la ocasión de recomenzar.

Uno jamás se encuentra con su ser.  Siempre está yendo.  El habitante se pierde entre la masa.

La amenaza del otro se la lleva dentro para qué entonces encontrarme conmigo.  Siempre se  es inoportuno  cuando de propios asuntos se trata. No le demos vuelta.

El recluta del lenguaje habla para salir a descubrirse.  Lee su angustia pegada al cuerpo.  La infancia un latido  de la letra aún no escrita pero ya sonora.

La complacencia de una lucha libra y sostiene un  encuentro original con el oficio de la vida. ¿Quién quiere ser empleado de la vida? ¿El empleador no se sabe mandar así mismo? Emplea para tarjetear a los desocupados o desempleados del deseo y del cuerpo?

La muerte no es un pasatiempo cualquiera.  La poesía hace contacto con la memoria para preservar la palabra desaprobada.  Su vocabulario una sintaxis: una querella con la monotonía y lo caduco.

La palabra siempre será un invento reciente mientras la humanidad siga naciendo bajo el enigma del deseo y el “fulgor del ser” limitando con  el arte poético. 

“En cada hombre hay un poeta y que solo con el último hombre morirá el último poeta”.

La poesía es algo más que el poema.  Al poeta no le basta la palabra, quiere ser la palabra misma.  La poesía es la estética  de la fantasía. Es la distensión de lo oculto. 

Es la revelación de lo prohibido: No todo se goza, no todo es la realización del deseo.  No todo se es, ni siquiera la palabra que resiste a ser la cuerda vocal del  francotirador.

La poesía es la no toda de la vida.  Lo no todo de la realidad entra al sueño.

La escritura y el acertijo del cuerpo: la palabra no alberga la muerte. Ahí donde falta la palabra bombardea la oquedad.  El mito ensaya  la vida  en la aparición del diálogo.

La aserción del peregrino en su imagen.

Un beso de eternidad en dos calaveras  tocándose hasta la saciedad del  vacío. “El nacimiento de la poesía está dotada de la palabra humana”.

La poesía no se deja aplastar por el invasor, ni se deja oprimir por el represor.  No se deja confundir  por la inevitable alineación.  Ella es incompleta y mutable.

La poesía es no toda del no todo de la realidad a medias  de la palabra a medio decir.  Es la puesta en escena de la carencia  donde el poeta  argumenta los contragolpes del porvenir. La ignorancia no es piedra de toque en la palabra poética.  El vocabulario es insuficiente para el poblado de ficciones  sembrando en los huecos orales.

La lucha permanente del ser  no se doblega ante la impotencia y la brutalidad.

La poesía denuncia el sufrimiento, deja sentir lo hermoso, da espacio a lo no hablado.  Ella una huésped inesperada.

carmen váscones

14/01/05

 

4- ¿”Oficio del poeta”?

La  poesía: un monólogo universal dialogando con el mundo vacío de voz. Sale del eco. Busca un tú.  Es doblez del cuerpo, letra y piel encontrándose en un quién que se presta a creer en lo creado. 

Ella, la poesía nace para un presente sin amos y sin esclavos.  Provoca ser, proclama su inconformidad con el orbe en su hallazgo con el uno que va hacia un tú portador de un yo descentrado de la verdad, del poder y hasta del mismo lenguaje.   El lenguaje está muerto cuando se lo atomiza…

El poema es un hablante ser, acto humano en su estado puro e impuro del reconocimiento, es un desafío al otro en su querella con el devenir, el pasado y el eterno presente.  El umbral de la autenticidad continua apropiándose de lo humano que resiste a ser el desecho de la memoria y de la razón.

La poesía no tiene dogma, es el habla de lo que no calla ni cede.  Es un decir sentido en el silencio.  Es éxodo y falta del génesis del poeta emigrante del verso.  Errante de la palabra.  Su tierra fuente de todo, nada. Alguien, tú o yo nos aproxima a ser un no diferente. Un sí desigual. El poeta no parcela el poema ni la vida.  El poema es la comuna de la vida y la muerte. La fosa común del laberinto del cuerpo. El campo decapitado por la expropiación del deseo…  ¿Quién puede vivir sin sentirse propietario de su imagen y semejanza con el cuerpo que lo hace saberse un yo que se tropieza en el los partidos de una sociedad inaguantable? La palabra agoniza en la manipulación de una cruz cara,  sello o moneda que se intercambia con falsas prendas… ¿Si te dejas prendar empeñado quedas en la “libertad de expresión” sometida a la censura de lo que se dice, no se dice, o se “debe decir”…

En mi singularidad no sé si el poema me per(sigue) o yo a él.  Soy su género en el invento de la palabra, espacio minado, contaminado y atrapado por la alienación, ideología, posturas  e imaginación plenamente palpable, sentida y vuelta versos que se escurren entre poros propios y ajenos. 

Casi se podría decir con certeza que la poesía es la realización del deseo. Es el momento significativo donde el vacío  por un instante se embiste y se colma de belleza, de nostalgia, de horror, de repudio y hasta de algo parecido a la misma felicidad insoportable. La muerte acecha cuando callas.  El silencio muere en la soledad del cuerpo allanado y sin oportunidad de sustentar su inocencia…

Quizás lo que quiero de esta escritura es ser una poeta alcanzando una expresión propia desde lo único que conozco  en mí: mi voz.  En mi existencia intemporal está mi ser de mujer que cree convivir con la belleza y el horror de una realidad en lo sensitivo de la palabra y las vidas propias que se generan de ella.

Trabajar esos otros cuerpos del poetizar con la otra circunstancia: la metáfora y su conflicto dentro Del vacío de la creación.

Carmen Váscones 2002

pascuas y memorias rusa por mi amiga ala kondratova abril 24, 2011

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: ,
add a comment

Sergio Ramírez: ‘La Fugitiva es la historia de muchos en una sola’ abril 24, 2011

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: ,
add a comment

DIARIO EL UNIVERSO

Sergio Ramírez: ‘La Fugitiva es la historia de muchos en una sola’

Patricia Villarruel | MADRID

Letras y Notas: Escritor nicaragüense

MADRID. El escritor nicaragüense Sergio Ramírez, quien publicó la novela La Fugitiva, durante el diálogo con EL UNIVERSO.

MADRID. El escritor nicaragüense Sergio Ramírez, quien publicó la novela La Fugitiva, durante el diálogo con EL UNIVERSO.

Escribí seis versiones de La Fugitiva y el borrador final lo leyeron varias amigas que me dijeron si realmente estaba siendo auténtico.

Cinco años después de su muerte, los restos de Amanda Solano llegaron “desde una tumba sin nombre, marcada con un número, a otra tumba sin nombre, marcada con otro número”. Después de su exilio, en San José de Costa Rica, su tierra natal, solo le esperaba la indiferencia. La historia de esta escritora de culto que el autor nicaragüense Sergio Ramírez (Masatepe, 1942) sitúa a principios del siglo pasado en su última novela, La Fugitiva (Alfaguara), se inspira en la vida de Yolanda Orreamuno. Una mujer distinta de incontestable belleza y desafiante sentido de la libertad. El también, exvicepresidente del gobierno sandinista, entre 1985 y 1990, se enamoró del personaje. Le conmovió su esfuerzo por romper los cánones establecidos en un entorno provinciano y su fracaso en el intento. Recurrió a tres voces distintas, con tonos y registros diferentes, para cincelar el perfil de este ser errante. Ni feminista. Ni militante. Femenina, a secas. Así es La Fugitiva que el ganador del Premio Alfaguara de Novela en 1998 presenta a EL UNIVERSO en esta entrevista.

¿Qué le cautivó de la escritora costarricense Yolanda Orreamuno?
La línea narrativa de la novela es su vida, su tragedia, su exilio, la incomprensión de la sociedad. En 1964 llegué a vivir a San José y sus restos fueron llevados de regreso al país en 1961. Es un recuerdo fresco, pero no inquietaba a la gente. Había indiferencia hacia ella. Pocos se interesaban. pero no era una preocupación de la cultura, del país, de la sociedad. Luego empecé a indagar en su vida, en sus escritos, en su proyecto de una literatura distinta en una sociedad cerrada.

¿Por qué una biografía ficcionada?
Porque una biografía tiene un límite y una novela, no. La historia de Yolanda Orreamuno se leería en Costa Rica porque es un personaje de ese país. No quise ni intenté escribir una biografía, sino tomar los rasgos fundamentales de la vida de esta mujer: su desgracia, su choque con la sociedad, y proyectarlo en un personaje que pueda ser entendido en cualquier parte. Situé la obra en una época en la que todo era adverso y quise mostrar cómo ella se enfrenta a una sociedad conservadora, cerrada, muy masculina, la (cual) desafía y muere en el intento. Sufre una derrota al intentar romper con todas las instituciones sagradas, incluyendo el matrimonio. La Fugitiva es la historia de muchos en una sola. Desde el primer momento supe que este trabajo representaba muchos desafíos.

¿A qué desafíos se refiere?
A escribir y describir un país que no es mío. Había estado 14 años atrás. Cuando decidí escribir esta novela regresé varias veces con la intención profesional de indagar sobre el personaje y la atmósfera. Me encerré semanas enteras en la Biblioteca Nacional para repasar fotografías, planos y documentos de la ciudad. Lo primero que uno tiene que hacer es sumergirse en la época y tratar de vivir en ella.

¿Cuánto tardó ese proceso?
El preparar el escenario me tomó un par de años. Luego tuve que sentarme a indagar cómo escribiría la novela.

¿Y hacer una novela coral supuso otro desafío?
Lo más fácil era que la protagonista, Amanda Solano, contara su propia historia o que lo hiciera yo. Pero creo que era más atractivo darle tres voces distintas, con tonos y lenguajes diferentes para que cuenten a su vejez la vida de esta amiga muerta desde su propia perspectiva. Era un desafío triple: la estructura debía funcionar, cada personaje requería de un tono de voz diferente y hablar en registros muy distintos y, por último y lo más complicado, era meterse en la piel de una mujer y hablar como una mujer.

¿Cómo consiguió esto último?
Es una cosa que tiene que ver con la indagación, la intuición y la introspección, al estilo Proust o Faulkner. Era un terreno resbaladizo y había que hacer pruebas para saber si iba en el camino correcto.

¿Qué elementos psicológicos pudo aportarle a esta mujer desde su visión masculina?
Tratar de verla desde su inconformidad, desde un ser que independientemente de su sexo trata de ser diferente y como siempre se paga el precio por ser distinto, donde lo más fácil es ser como los demás. Ese es el eje que utilicé para construir el personaje; cómo desde niña se rebela contra el establecimiento social, político, cultural y va acumulando los costes alrededor de esta rebeldía contra la sociedad.

¿Y esas tres voces existen?
Son ficticias, pero tomadas de personajes reales. Hablé con mucha gente que conoció a Yolanda Orreamuno.

¿Qué es lo que más le sorprendió de lo que le decían de la escritora?
No han leído sus libros. Hay quienes la ven con indiferencia y otros con rencor porque subvirtió los cánones de una sociedad que sigue siendo muy conservadora. Lo mismo ocurriría en Ecuador con una mujer de clase alta que, por ejemplo, proclama su libertad sexual; inmediatamente es vista como una ‘rara avis’ y esto es lo que yo quería mostrar de ella.

¿Cuál es el propósito de una obra así?
Solo el de escribir una novela. Encontré este personaje como pude encontrar otro en otra parte. Me interesaba porque en nombre de su libertad desafía a la sociedad. En Costa Rica habrá seguramente alguna polémica porque la biografía se tiende a confundir con la novela.

¿Qué elementos se respetaron de la biografía de Yolanda Orreamuno?
Es muy difícil de determinarlo porque hice una lectura intensiva de sus libros, del mundo en el que vivió, de la historia de Costa Rica, del entorno centroamericano, de Guatemala, de México. Lo que sale de todo eso es la novela. Para mí es difícil discernir lo que es lo real y lo ficticio porque realmente todo en la novela viene a ser ficticio.

Pero la novela es una radiografía histórica de Costa Rica…
Este personaje se mueve en un escenario real y desde muy joven se vincula con las formaciones políticas de izquierda, con las huelgas bananeras. El lector debe disponer de elementos fundamentales de la historia de Costa Rica. No es un paisaje abstracto.

Sigue siendo el periodismo una espinita clavada porque en La Fugitiva convergen varios géneros: el reportaje, la crónica y la entrevista…
Pero esta es una historia ficticia, una forma de contar la vida de Amanda Solano en tres dimensiones. Me hubiera gustado estudiar periodismo, pero era una ciencia muy nueva. En 1959, cuando entré a la universidad, no existía una escuela de periodismo. La práctica periodística en la formación de un escritor es importante porque le facilita el contacto con la realidad de la que se escribe; pero bueno, eso ya me lo perdí.

Usted que fue un revolucionario, ¿qué valoración le merecen fenómenos como el del Socialismo del siglo XXI?
Son fenómenos basados en la disconformidad del pueblo pobre y la clase media empobrecida. Se habla mucho del crecimiento económico de la región pero los beneficios que la gente pobre o marginal recibe son pocos. El triunfo (en primera vuelta) de Ollanta Humala en Perú demuestra que la gente quiere un cambio de otro tipo. Yo no sé si Ollanta representa ese cambio. De todas formas, sería trágico que un país elija a alguien (en referencia a Keiko Fujimori) vinculado a un tirano corrupto, pero esta es una de las encrucijadas grandes de América Latina.

POESÍA JOVEN DEL GUAYAS, ECUADOR, BALSECA, CAMPAÑA, MARTILLO, VASCONES, CINO, BAÉZ, DONOSO, VILLEGAS,1990 abril 23, 2011

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags:
add a comment


OASIS DE VOCES DE CARMEN VÁSCONES PROXIMAMENTE A PRESENTARSE abril 23, 2011

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: ,
add a comment

 

 

 

 

 

 

Colección: Palabra viva
Páginas: 442
Publicación: septiembre 2011
Género: Poesía
Precio:$
ISBN: 9789978626115

 

Leo los textos poéticos de Carmen Váscones recogidos en este libro y no puedo evitar sumergirme en resonancias, un profundo resuello verbal que parece el sonido de una ola, el golpe del agua en la imagen de los acantilados de la memoria, aquel ensayo de amores que es la muerte. En una búsqueda incesante de su expresión poética, en ese navegar por mares y mareas, la poesía de Carmen puede muy bien tomarse como una aventura, pero será un derrotero de verdades sorprendentes, todas envueltas en esa tempestad que nos lleva a zozobrar, alejándonos del puerto seguro, es decir dejándonos libres para poder ejercer nuestro derecho a la lectura. Los poemas recogidos en esta antología, son el producto de los muchos viajes que esta mujer sorprendente ha realizado desde su mesa de trabajo, sea la lectura de su obra nuestra compañía.

Jorge Velasco Mackenzie

 De profesión Licenciada en Psicología. 1983 y Psicóloga Clínica, 1984. Libros de poesía publicados: La Muerte en Ensayo de Amores, 1991; Con/Fabulaciones, 1992; Memorial Aun Acantilado, 1994; Aguaje, 1999. Consta en antologías nacionales y extranjeras. Ha sido invitada a la feria de libro en Lima 2001, a Venezuela 2008, al Encuentro de la imagen y de la palabra por la Universidad York en Toronto junto con el Consulado ecuatoriano en Toronto, 2008. “Poética de la muerte”, CONARTE, Monterrey, México 2010. Ha publicado en antologías y revistas virtuales importantes de Canadá, España, Francia, Italia, Argentina. EE.UU., Uruguay, Puerto Rico, Colombia, Ecuador, Perú, Brasil, Alemania, otras. Traducida al inglés, alemán, italiano, portugués, polaco, francés. Tiene algunos libros inéditos de poesía y prosa poética: “Un solo de mujer”; “Falopio o memoria del deseo”; “El actuante o una vida innominada”; “Hilo de agua”; “Luna aborigen”, libro de cuentos, de ensayos y de investigación sobre creatividad, psiquismo y la “educación imposible

 

¿CÓMO CREAR, PENSAR Y SABER? ¿Y NO QUÉ CREAR QUÉ PENSAR Y QUÉ SABER? carmen váscones, 1995 abril 22, 2011

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: , ,
add a comment

¿CÓMO CREAR, PENSAR Y SABER? ¿Y NO QUÉ CREAR QUÉ PENSAR Y QUÉ SABER?

 

Hay que rescatar la  imaginación para que no muera en un saber sin creatividad.  ¿Cómo diferencias lo que sabes  de lo que no sabes? ¿Cómo sabes y no sabes?

“Sólo se llega a ser escritor cuando se  empieza a tener una relación carnal con la palabra”. (José Valente)

Hay una doble proyección en el invento y en el proyector de la idea a crearse y la perspectiva de su proceso a construirse.  La libertad del inconsciente se deja aprisionar en la imagen creadora para subvertir la cárcel del lenguaje.

Quién quiere exterminar la angustia ha escogido la muerte, sólo se puede vivir con el deseo porque la angustia existe, ella es su reloj interno: su motor.  Ella habla en el cuerpo, no acepta sumisión, ni ser relegada a la mudez; ahora bien, esto no quiere decir  viva Sodoma y Gomorra.  Si ponemos palabras analíticas, Dóltó lo dirá así, “es importante que el niño encuentre resistencia, que encuentre otros actos de deseo”.  Si al niño se le cediera todo, se anularía por completo sus poderes creativos, que son “la ardiente búsqueda de un deseo jamás colmable”.

Además los niños advienen distintos, uno diferente a cada uno de los otros humanos.

“El infante adviene a él mismo en relación con su origen vital, su deseo no por el placer de otro, así fuese su venerado padre” Doltó. El niño resiste a renunciar a su deseo, y no tiene por qué hacerlo, de lo contrario significa peligro, esto es, está expuesto a morir. “Lo que es obligatorio pronto parece trabajo forzado.  El presidio existe siempre…en los espíritus.” Doltó.  ¿Somos reos en la célula original?

El saber toma su tiempo en cada humano, tiene su ritmo, arritmia, rupturas,  ejercitación, curiosidad, investigación. Hasta vagancia sensorial sin prisa… No es homogéneo, no se administra, ni está  en  menú ni en algún programa. El saber forma parte de un deseo propio, de una curiosidad innata, de un libre deseo. Tiene cada uno su propia manera o lo deshace a sus desmanes.  Tiene hasta propio cuestionamiento. Pero ojo, este saber necesita soportes, iniciación, facilidades, direcciones, escuchas, motivaciones. Silencio, contradicción y auscultamiento del caos…

Los niños que se inventan la vida es que han podido trabajar con su tiempo y espacio o simplemente a la larga se crean sus artificios para darse un lugar y un sitio. No es el juguete nuevo lo que le interesa a los niños, sino hacer funcionar y dominar un juguete prestado momentáneamente e “incorporarlo a sus fantasías”. Crea imágenes de dominio, lo hace sin saber, en esto proceso hay una recepción de las relaciones de deseo y de voluntad desconocidas e imperativas que no aceptan interferencias, control o gobierno de dictaduras mentales. 

Sólo así hay un encuentro con el ser, que son significantes y significativos de las ideas y emociones o de las emociones y las palabras que validan, garantizan el pase a la construcción de la obra.

Se sale de la ignorancia para entrar a la indagación, a la búsqueda, a la afirmación. 

Este encuentro con el no saber, tiene leyes propias para acceder, reparar, restaurar o restablecer, esto facilita el poder abordar las mutilaciones, las aberraciones y los frenos.  Para no desbocarse en el desenfreno del sufrimiento, frustración o desgano y sus falsas compensaciones o sustitutos inaguantables que rebotan como objetos enmascarados de pistas falsas y “respuestas inadecuadas” del objeto de lo sabido a saberse. Así no, así si, inaguantable igualdad o desigualdad del visto del cero al uno al tanto por ciento vales…

Hay que aprender a convivir con la desilusión y decepción de no ser satisfecho jamás. El niño no busca conocer el futuro, lo hace, crea el futuro, no es prudente.  No guarda reservas.  El futuro no existe o es la muerte desocupada o desempleada del oficio de la vida…

“Actúa según su deseo, asume sus consecuencias”.  Doltó

Cada vida es un proyecto, una proyección presente, que va haciendo el boceto, el esquema, el mapa, luego el plan de la perspectiva hacia dónde va, esto ya incluye al investigador infante desde el inicio, el detalle es que el no sabe y el adulto no respeta esta dinámica del otro porque desconoce el proceso y los pasos de la infancia creadora y pensante. 

El cómo el niño lo va ejecutando en su accionar que experimenta con satisfacción, frustración, repetición y por qué no con prohibiciones dichas y puntualizadas con claridad  en momentos pertinentes, precisos y necesarios.  El hablar y el actuar cada  cual los vive a su manera, lo específico es cómo se transmite y cómo lo percibe y lo entiende y lo recepta el otro.

El niño que hay en cada ser humano habla de la infancia de la que ha vivido como un niño si es que lo dejaron ser…

El juego está en el origen del saber.  El vacío es su objeto evanescente que está persiguiendo al movimiento: moldeable forma que toma el verbo en la ausencia del tiempo y del espacio que no concibe la inmovilidad de la vida.  Vida que engendra lo único posible, la palabra arte humano en el cuerpo de saberse habitante.

Por eso alguien dijo, “el juego es un arte de crear el presente, que es lo único propio, que cada ser lo trae, le viene dado por su propia infancia”.

Vivir el movimiento de la imaginación es crear, es no esperar, es anticipar, es sorprender, es matar el aburrimiento, es participar del espectáculo y del cambio. 

Es  concebir la fábula del amor y del deseo que sólo nos constriñe a nosotros los desterradores  de lo perfecto.

La infancia acoge la voz de la palabra, eterno jardín del lenguaje, donde la semilla del origen parece un quipus vivificante que corre entre los escondites orales, en la soledad que se escabulle en el arco iris hecho de barro y plastilina, en las primeras miradas que convoca a las emociones plasmadas de agoreros encaramados en el escenario del espejo de los sueños trisados en imágenes infinitas donde el tacto toca la memoria sin prisa y sin miedo.  Arar no es nada fácil. 

Trabajar con las manos y el cuerpo todo es dar cabida al ser que no sólo son palabras y realidad mutante del yo que se acerca y aleja de lo desconocido.  El espejo no soy yo.

Ahí donde el habitante del otro mundo describe la imagen sonora de la criatura encontrándose en la fantasía del jugador y apostador de quién es quién en la escenografía del relato, del dibujo, del cuento.  Ahí donde el autor, lector y personajes entran y salen con sus vestimentas, historias propias e inolvidables. Ahí donde la vida no es definida, sino solo vivida y sentida como un asomarse a los ensueños, a la dicha, y al mismo miedo a sabiendas que no nos van a destruir, ni a exterminar, que sólo después,  será un recuerdo vivido con dolor, deleite y placer con la complicidad y el señuelo que nos transportó a cantos de nanas, a cucos y demonios, a estrellas con varas mágicas, con adivinadores requetepreguntones, con adivinanzas sin adivinadores, con planetas  sin restos de casas y de habitantes desechos por las experiencias  atómicas.

 Con niños, y adultos aún esperando respuestas de por qué el cielo no se cae, por qué el mar se mueve siempre, por qué dios no se deja ver, por qué existe la guerra, por qué peleamos.  ¿Acaso es tan difícil ser humano en la lucha a favor de uno y no contra uno? ?Se confunde el uno y quiere exterminar al dos…

¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?

¿Por qué yo nací en este cuerpo? De ti marín do piguey  la tutururu la sal y la mesa, ¿dónde está la respuesta?

Por hoy no pido más.

carmen váscones

1995

ENVÍA ALVARO RUIZ FERNANDEZ abril 22, 2011

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: ,
4 comments

INVITACIÓN

 

 

Encuentro de editores independientes

 

Auge y futuro de las editoriales independientes en Chile y Argentina“, es el nombre del encuentro que se llevará a cabo en la Universidad de La Serena.

 

Se trata de un cruce de autores y editores de ciertas editoriales denominadas “independientes” que apuestan en Argentina y Chile, por la creación y la edición de libros, que configuran estéticas propias guiadas por una filosofía de promoción de nuevos lenguajes o que recuperan autores que marcan presente con el propio, en contraposición a las grandes editoriales cuya estrategia de promoción y marketing está vinculada al mercado de negocios, que prescinde de todo lo que no produzca amplias ganancias en plazos delimitados y cada vez más breves.  En esta actividad dirigida a los estudiantes de Periodismo, Castellano y Filosofía, convocatoria abierta a público en general, se tocarán además las relaciones entre literatura y editoriales independientes, el trabajo del editor con el autor, contexto de las ediciones, identidad y sello editorial, etc. También para matizar el debate se leerán poemas y textos de los autores.

 

El evento proseguirá con lanzamientos de libros de poesía y narrativa, que incluyen lecturas en la ciudad de Coquimbo en el Bar Cultural SUB, y con la participación del notable músico Enrique Díaz Julio, contrabajista que abrirá los fuegos el día viernes.

 

Esta convocatoria abierta a todo público, se llevará a efecto los días 29 y 30 de abril, y el programa es el siguiente:

 

PROGRAMA

Viernes 29 de abril:

11.00 horas Universidad de La Serena

 

Lugar: Estudio de Televisión dela Escuelade Periodismo, Colina El Pino.

Mesa redonda “Auge y futuro de las editoriales independientes en Chile y Argentina”.

Participan: Fernanda Laguna (editora de Belleza y Felicidad, Argentina), Francisco Garamona (editor de Mansalva, Argentina), Galo Ghigliotto (editor de Cuneta, Chile), Gonzalo León y Marcelo Montecinos (editores deLa Calabazadel Diablo, Chile). Modera: Jaime Retamales y Francisco Roco.

21 horas Bar SUB, Coquimbo

Lugar: Aldunate 556 , Subterráneo Barrio Inglés, Coquimbo, Chile.

Presentación de Enrique Díaz, músico contrabajista.

Presentación de libros de poesía:

Francisco Garamona, Un Gabinete Móvil y otros poemas, 2010, de Editorial Cuneta. Presenta Galo Ghigliotto.

Álvaro Ruiz, Cola de Gallo Poemas, 2010, de Editorial Libros La Calabaza del Diablo. Presenta Marcelo Montecinos.

Jaime Retamales, Crack Up, 2010,  de Editorial Libros La Calabaza del Diablo. Presenta Marcelo Montecinos.

Leen: Ghigliotto (Santiago, Chile), Garamona (Buenos Aires, Argentina), Ruiz y Retamales (La Serena, Chile).  Modera Javier del Cerro

Sábado 30 de abril

21.00 horas Bar SUB, Coquimbo

Presentación de libros

Dalia Rosetti, Durazno Reverdeciente, 2011, de Editorial Libros La Calabaza del Diablo. Presenta Francisco Garamona.

Gonzalo León, Vida y Muerte del Doctor Martín Gambarotta. Presenta Marcelo Montecinos.

Modera Jaime Retamales

Esta actividad cuenta a la fecha con el Patrocinio del Consejo Regional de la Cultura y Las Artes, y el auspicio de las siguientes instituciones y/o empresas

 

I. Municipalidad de La Serena

Pedro Velásquez, Diputado de la República

Inmobiliaria Monte Aconcagua S.A.

Aguas del Valle S.A.

 

Encuentro de editores Independientes

 

 LA MÁQUINA DE HACER POESÍA

Es curiosa la génesis de este encuentro. El azar reúne las partes como una necesidad, diría Jacques Monod, el premio Nóbel de bioquímica. Durante el año 2010 la reconocida Editorial Libros La Calabazadel Diablo publicó mi libro crack up, y quedó pendiente su lanzamiento en la región de Coquimbo. A fines de noviembre del mismo año viajamos a Buenos Aires con Marcelo Montecinos, editor de “la calabaza”, e hicimos una visita a la libreríaLa Internacional Argentina. Allí conocí a Francisco Garamona, su propietario que además de librero, como él dice, es también poeta, músico, y editor de Mansalva, una prestigiosa editorial que funciona en la misma librería, ostentando sus títulos en la vidriera. Extraordinario anfitrión, nos presentó a sus amigos visitantes y nos atendió en un pequeño living inserto, entre anaqueles atestados de libros, libros que desbordan los sentidos para un lector. Tipos fantásticos, amantes de libros, que vimos en la pasada, personajes que como Catón, se inclinan al devoto arte de hacer placentero el tiempo para los amigos que comparten oficio.  Coincidimos un par de días después en el vuelo a Chile, ya que Francisco viajaba a México y tenía escala en Santiago.

Galo Ghigliotto, poeta y editor de Editorial Cuneta, que acaba de publicar a Bellatín, un escritor mexicano de culto, y a una pléyade de poetas chilenos cuyos nombres comienzan a echar vuelo definitivo y sin retorno, en las letras chilenas, amigos todos, Elvira Hernández, José Angel Cuevas, Carmen Berenguer, entre otros, publicó el libro de Garamona Un gabinete móvil y otros poemas. A Galo le conocí en Isla Negra el2010 a través de Jaime Pinos, poeta y actual Director deLa Sebastiana enla Fundación Neruda, en una lectura de Alejandro Zambra y la participación del cantautor Chinoy.

Finalmente, para deslizar las últimas cartas que completan esta calculada cartografía, se encontraba pendiente el lanzamiento del libro Cola de Gallo Poemas del mítico poeta Álvaro Ruiz, que reside en La Serena, y no debe resultar extraño que se hubieran agregado nombres como el de Gonzalo León, periodista, provocativo y singular escritor de reconocida trayectoria que lanza su novela Vida y Muerte del Doctor Martín Gambarotta, co-editor dela Editorial Calabaza, o el de Fernanda Laguna (Dalia Rosetti), editora de Belleza y Felicidad, artista plástica, poeta y original narradora, que viene a refrescar este azaroso y mágico encuentro, que presenta su novela Durazno Reverdeciente recientemente publicada por Editorial LibrosLa Calabaza el Diablo.

En resumen, un cruce de relaciones entre autores y editores que apuestan en Argentina y Chile, por la creación y la edición de libros “alternativos a los del mercado”, que coinciden enLa Serenaen circunstancias de un mundo que ya no tiene nada de raro: pura poesía contemporánea.

 

Participantes

 

 

FERNANDA LAGUNA  (DALIA ROSETTI)

FRANCISCO GARAMONA
GONZALO LEÓN MARCELO MONTECINOS
GALO GHIGLIOTTO ALVARO RUIZ JAIME RETAMALES

Perfiles

 

 

Fernanda Laguna nació en Buenos Aires en 1972. Es artista plástica y escritora. Dirige la editorial Belleza y Felicidad. Publicó, entre otros libros, Licor de café, 2000; “Club de señoritas y señoras”, 2001; “La ama de casa”, 2002; “Samatha”, 2003 y “Hoy es mi último día”, 2010. Como Dalia Rosetti publicó “Me encantaría que guste de mí”, 2006 y “Dame pelota”, 2009.  Editorial LibrosLa Calabaza el Diablo acaba de editar su novela Durazno Reverdeciente, cuyo libro lanza por primera vez en este encuentro.

Francisco Garamona nació en Buenos Aires en 1976. Estudió música y artes plásticas. Es librero, LibreríaLa Internacional Argentina, y editor de Editorial Mansalva. Como escritor publicó 20 libros, casi todos de poesía. Entre otros: Parafern, 2000; Carcarañá, 2002; Cuaderno de vacaciones, 2003; Una escuela de la mente, 2003; Los patos, 2004; Que contiene láminas, 2004; Aceite invierno, 2005; La leche vaporosa, 2006; Cosas encontradas en un pupitre, 2008;  Pueblo y Ciudad Llanos, 2009; Un gabinete móvil y otros poemas, 2010, de Editorial Cuneta.

Marcelo Montecinos, Licenciatura en Filosofía (U. Católica de Valparaíso) Licenciatura en Lengua y Literatura Hispánica (U. de Chile) 1997-2003      Editor de la revista cultural La Calabaza del Diablo                                    1997 a la fecha, editor general del sello LibrosLa Calabaza del Diablo.

 

Gonzalo León (Valparaíso, 1968) es escritor y periodista. Ha publicado «Orden y Paria» (2001), «Pornografía pura» (2004), «Punga» (2006), «Pendejo» (2007), «La puta que me parió» (2009) y «Un imbécil leyendo a Nietzsche» (2009). Ha ganado en dos ocasiones la beca de escritores profesionales del Consejo Nacional del Libro y La Lectura y la mención honrosa en la categoría cuento del Premio Municipal de Literatura de Santiago. Ha colaborado con distintos medios, entre los cuales destacan La Nación Domingo, Revista Punto Final, Kulturaustausch y plagio.cl. Actualmente es uno de los editores de Libros La Calabaza del Diablo. Para el presente año 2011 presenta su libro “ Vida y Muerte del Doctor Martín Gambarotta “, también en este encuentro.

Galo Ghigliotto (n. Valdivia, Chile – 27 de junio de 1977) es un poeta, editor, guionista y realizador audiovisual chileno.  Ha publicado Valdivia (Santiago: Mantra Editorial, 2006), Bonnie&Clyde (Santiago: Garrapato Ediciones, 2007), Aeropuerto (Santiago: Editorial Cuneta, 2009).  Ganó el premio Stella Corvalán con su poemario Aeropuerto, en 2009. Este año recibióla Beca del Consejo del Libro para escribir una novela, Maleza.  Actualmente es director de Editorial Cuneta, y organizador dela Furia Del Libro, feria de editoriales independientes. Es creador del sitio Registro Visual de Poesía Chilena, espacio que almacena registros audiovisuales de poetas chilenos. También trabaja en Editorial MULTITUD, editorial que busca rescatar la obra dela Familia de Rokha.

Alvaro Ruiz (Ottawa, Canadá. 1953). Actualmente reside en la ciudad deLa Serena donde dicta taller de Literatura y Creación Literaria enla Universidad Católica del Norte, sede Coquimbo. Libros publicados: Dieciocho poemas. Santiago,1977, A orillas del canal. Santiago, 1982, Es tu cielo azulado. Santiago, 1989, Casa de Barro. Santiago, 1991,La Virgen de los Tajos. Santiago, 2001, Poemas del Sol.La Serena, 2007, Cola de Gallo Poemas. Santiago, 2010. Figura en varias antologías nacionales entre las que destaca: Nueva York 11, Poesía Chilena. Editorial Galinost. Santiago, 1987, Veinticinco años de Poesía Chilena. Editorial del Fondo de Cultura Económica, Vagabundos de la nada. Literatura Chilena Contemporánea, LibrosLa Calabaza del Diablo. Santiago, 2003, y Antología Poética Generación del ochenta, Mago Editores, Santiago, 2010. En el 2010 Editorial LibrosLa Calabaza el Diablo edita su libro Cola de Gallo Poemas.

Jaime Retamales (Santiago, 1958): Realizó sus estudios enla Universidad de Chile y enla Universidad de Santiago titulándose de Ingeniero Civil. Poeta y pintor, reside en la ciudad deLa Serena desde1985. Ha participado en múltiples eventos, individuales y colectivos, con su poesía y pintura. En el año 2000 le fue adjudicada la beca de escritores del Consejo Nacional del Libro yla Lectura, para crear su proyecto poético Long Street.

Ha publicado: “Dominey enla Vía Crotona”/ Pentagrama Ediciones (1994). “Dinastía Circense”/ Ediciones Trombo Azul y Red Internacional del Libro (1998). “Desertor”/ Ediciones LAR Literatura Americana Reunida (2003) “Long Street/ Lom Ediciones (2003). En el año 2010 Editorial LibrosLa Calabazadel Diablo le publica “Crack Up”/ (2010).

Músico invitado: Enrique Díaz

Con una larga trayectoria en Europa, produjo múltiples producciones y composiciones propias, junto a renombrados y reconocidos músicos del ambiente del Jazz como Charlie Mariano, Markus Stockhausen, Chano Dominguez, Philip Catherine, etc. Compartiò escenarios junto Steve Turret, al legendario Hermeto Pascual o al destacado bajista americano Stanley Clarke, en giras por Europa, África y Sudamérica. Extendió su quehacer en música a Films y documentales.

Actual académico dela Cátedrade Contrabajo dela ULS, es Licenciado en Interpretación Superior enla Facultadde Artes de Música y dela Representacióndela Universidadde Chile. Recibió, varios reconocimientos por su trabajo paralelo al Jazz y la música popular, trabajando junto al compositor Guillermo Rifo , participando en eventos junto al baterista Alejandro Espinoza, o en los talleres de Roberto Lecaros. Fue miembro dela Orquesta Sinfónicadurante 9 años, antes de trasladarse a Alemania (1987) lugar donde residió por más de 19 años.

De la novela de Dalia Rosetti:

Fernanda, la protagonista de “Durazno reverdeciente”, tiene sesenta y cinco años, trabaja como profesora de literatura y lleva una monótona vida, hasta que un simple hecho desencadena un cambio extraordinario que la envuelve en un mundo de aventuras y de amor donde no están exentas las más terribles pesadillas. Hasta ahí esta novela podría contar una historia completamente normal, pero no: ésta transcurre en el futuro, en un Buenos Aires del 2030, pero sin ahondar en detalles de ciencia ficción, porque lo que aquí se cuenta es el singular reverdecer de una mujer “en la mitad de la vida”. “Durazno reverdeciente” está narrada con una especie de perversa ingenuidad que raya en el deslumbramiento de un estilo que se va articulando frase por frase, para ser algo así como una lengua que se construye a sí misma. Inspiración, sexo, locura, frenesí y poesía, son los ejes que articulan esta novela deliciosa e inolvidable.

De Dalia Rosetti se ha dicho en Argentina que es una escritora de culto, que es la mejor novelista de su generación, que sus mundos siempre delirantes y sentimentales están en sintonía con los de César Aira, Copi, Clarice Lispector y Marosa Di Giorgio. Podría decirse mucho más de este libro y de esta autora, aunque tal vez sea mejor invitar al lector a abrir la primera página, leer el comienzo y no despegarse hasta el final.

Francisco Garamona

De la novela de Gonzalo León:

Supe que Gonzalo León estaba haciendo este libro hace cuatro años, cuando vino a Buenos Aires en compañía de un amigo en común. La inquietud de León surgió a partir de un hallazgo que en una persona común y corriente no hubiera tenido la menor repercusión, pero en su caso lo llevó a investigar, preguntar, recolectar todo lo relacionado con aquel doctor que se llamaba igual a mí. Luego de un tiempo su insistencia me pareció rayar en la enfermedad y debo reconocer que jamás pensé que se transformaría en un texto ni menos en un libro.

En un momento le recomendé que se dejara de pavadas y que escribiera una novela en serio, pero no hizo caso. En verdad —con la distancia que da el tiempo— era imposible que me hiciera caso. No quiero hacer creer que el estado mental de León no tenía vuelta, pero en ese momento el mejor consejo era no pensar, no sentir, no vivir, mantenerse congelado en el refrigerador por un tiempo. Pero eso a mi amigo siempre le ha resultado difícil. Desde que lo conocí me pareció un tipo en equilibrio precario, como esos funámbulos que caminan al borde del precipicio. Sin embargo mi estima por él siempre estuvo a toda prueba.

No entregaré ninguna clave sobre cómo entender este libro: podría decir que es la historia de una enajenación, o incluso la de una desaparición, pero es mejor leer sin prejuicios esta obra quebrada, rota, y que sin embargo posee una singular unidad, gracias a una narración construida en base a puentes de distintos materiales.

Martín Gambarotta

Del libro de poemas de Francisco Garamona

…/ En El gabinete móvil, los recursos alucinantes —el paisaje entrevisto, la localización del misterio, el ensueño— fisuran las localizaciones temporales y espaciales. Son comparados, en la contratapa firmada por el cubano Lorenzo García Vega, con los recursos del surrealismo. A estas desfiguraciones oníricas se agrega la apelación a una percepción finísima y detallada del recuerdo. Si como en el libro anterior la experiencia se reconstruye a partir de los detalles, la situación de rememoración, el verdadero viaje, no comporta en absoluto cualidades subjetivas, como podrían ser la nostalgia o la tristeza por las cosas perdidas.

Muy por el contrario, lo que emerge son los acontecimientos y los personajes con los que se ha intercambiado y se vuelve a intercambiar algo sustancial. Una dimensión reflexiva que es al mismo tiempo táctil: la poesía como “intervención” sobre el recuerdo. Una sensorialidad que pertenece a distintas dimensiones. “Cuando hablabas te cubrías de un naranja estrellado/ conseguías apartarte del principio de la luz,/ resaltar unos aspectos olvidados./ Pero todo lo que tuvo verdadera importancia permanece igual/ aunque el ambiente se haya variado un poco con la tinta de un rotulador”.

Irina Garbatzky

Del libro de Álvaro Ruiz

Cola de Gallo Poemas es un libro escrito por un poeta y bandolero, asaltante de caminos, que suele disparar a la cabeza de las ideas y al corazón del paisaje, guardando casi intactas las formas de la más ortodoxa escuela poética nacional.

A decir del desaparecido poeta Jorge Teillier, Álvaro Ruiz es un romántico y no por casualidad admira a nuestro ya injustamente olvidado Pedro Antonio González que al definirse a sí mismo dice: Quizás soy un mago maldito.

Álvaro Ruiz, tan volcado al amor a las tierras pobres, es también un rebelde, un ladrón de fuego. Al estilo de los seguidores de Prometeo, interroga a los dioses, a los oráculos, quiere ir más allá de los límites mortales. Un poeta de dos senderos: el del canto a las tierras pobres, como ya dijimos, y el de la rebelión, que no se bifurcan sino se complementan.

Jorge Lagos Nilsson

 

Del libro Crack up de Jaime Retamales

El libro de Jaime Retamales parte de una aspiración a la concisión y a la esencialidad,  tomadas del exergo de Eugenio Montale, que encabeza el poemario:  “ Hubiera querido sentirme áspero y esencial, como los guijarros que tú devuelves”.  Así, este libro parte desde la imagen del crack up , “que se nos viene encima a todos, sin excepción”, nos advierte el autor,  y se expresa en la decantación,  en la aspereza, trocada en esencialidad, en versos parcos, precisos, que no buscan el decorado de lo superfluo, sino comunicar con lo mínimo, la intensidad de lo inmediato.

Formado por un conjunto de breves e intensos poemas , construyen un incisivo y a veces irónico relato o reflexión sobre la vida, la poesía, el arte de escribir, de vivir, el coraje de las vidas de aquellos que son poetas, “aunque no escriban un puto verso” porque “ arrojan sus vida a la vida”. De pérdidas, de búsquedas, de movimientos agazapados y también enérgicos, está compuesto el tramado de este libro, que enfrenta tanto las derrotas en la relación humanas, amorosas, hasta el tramado social, conjugando así lo íntimo y lo colectivo en una escritura honesta, sin alardes, que mira y nos mira y se mira a sí misma, como una búsqueda donde una palabra puede concedernos una identidad, un registro o despojarnos, pero está siempre ahí, como un pedernal, como una ganzúa, para atravesar el camino, la zanja en la búsqueda: a fin de cuentas, la búsqueda, el trayecto poético, vital, ese recorrido a concho, tirando la vida a la vida, puede ser la tal vez la única poesía, donde el poema, inconcluso, funciona como un apunte, un residuo, de aquello que se ha vivido, se ha buscado, se ha sobrevivido.

Damaris Calderón

 

 

 

¿CÓMO ES ESO DE LEER? carmen váscones, 2000 abril 22, 2011

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: , ,
add a comment

¿CÓMO  ES ESO DE LEER?

 

Esto que viene es el interrogatorio de una preguntona y un preguntón insaciables.  Es la infancia abriéndole la boca al lenguaje para despertarlo ya, porque se ha quedado dormido en el abecedario aprisionado en unos signos, letras, sílabas y no sé que otras cosas que dicen que hacen un mensaje o comunicación a través de hablantes. 

Así nacen diálogos, cuentos, poemas. La vida misma de la palabra  hecha y hecho de obra humana  Y todo esto involucra a alguien que escucha, alguien que calla y alguien  que habla. En un todo a su debido tiempo. 

Demos comienzo a las preguntas.  ¿Cuándo escucho leo? ¿Cuándo hablo me leen? ¿Cuándo hablo escribo con los sonidos? ¿Las orejas son unas formas de papel porque graban mis palabras?  ¿Mis palabras son tintas mágicas e invisibles de los sueños y de las ideas?

Si se acerca la censura y me lleva a hablar correctamente, lo primero que  va  a decirme, es que lo que este par de chicuelos dicen está fuera de orden, de lugar y de congruencia.  Quizás, que hasta los haga callar y no anote nada de sus ocurrencias.

Pero aquí entre nos, yo estoy encantada con ese desmadre  de imaginación,  hasta podría decir que  me identifico con ellos.  En este momento mi niña del ayer me está pidiendo  espacio para dejar constancia de sus pensamientos,  pero como soy la responsable de este texto, voy a intervenir si es necesario, o si creo conveniente, me silencio, y quizás dejo aparecer un cuestionario como el comienzo de algo para alguien que lee para otro.

Demos paso a la espontaneidad del interlocutor, y si tú lector quieres participar, anexa, incluye y deja fluir tus inquietudes  sin mordazas.  Sé libre contigo en este descubrirse en eso que todos andamos y no lo decimos o no lo queremos hacer notar.  ¿A ver cómo es eso…?

¿Cómo se aprende a leer de veras?    ¿Qué es escuchar lo que leo? ¿Cómo escuchar lo que leo o me leen? ¿Cuándo se sabe leer?  ¿Cómo no olvidar lo leído? ¿Cuándo uno lee escuchando?

¿Mi imaginación y la historia dibujada no es la misma cuando la leo o la escucho? ¿Qué quiero saber cuando leo? ¿Lo que me imagino no sucede en la historia que leo? ¿Lo que leo no sucede en  mi  imaginación? ¿Hago otra historia cuando imagino lo que escucho?

¿Los dibujos no son la historia del texto? ¿La historia no son las láminas?

¿Un texto en el libro es lo mismo que una historia, un relato?  ¿Y cuando cuento el cuento es otro cuento porque sale de mi cabeza y no del autor, aunque le haya prestado sus personajes y algunas palabras?

¿De una letra a fonemas a palabras a frases a oraciones a formar una idea a un pensamiento a un párrafo que luego pasa a ser un texto, historia, relato, cuento?

¿Hace falta la imagen para leer? ¿Puedo dibujar mientras leo? ¿Puedo pensar mientras leo?

¿Puedo escoger palabras de lo que leo y hacer adivinanzas? ¿Puedo entrar  en la lectura y hacerme personaje? 

¿Qué otra cosa puedo hacer de lo que leo? ¿Me puedo leer a mí?

¿Quiero hacer una historia de mí? ¿Por dónde empezar a leerme? ¿Qué contar?

¿Cómo poder hacer un cuento de mí? ¿cómo hacerle un cuento a las partes de mi cuerpo?

¿Me sirven mis recuerdos para escribir sobre mí?

¿Se me ocurrió una idea, cómo poder hacerla un poema, un cuento o un dibujo?

¿Cómo leer la creación que estoy creando? ¿Cómo saber lo que quiero crear? ¿Qué necesito para crear?

¿Cómo leer con entusiasmo y deseo? ¿Mis motivos para leer cuáles son?  ¿Qué lecturas me gustan? ¿Qué deseo conocer de la lectura?  ¿Quiero aprender a leer? ¿Por qué y para qué  leer? ¿Y para qué me sirve leer?  ¿Cómo se sabe que se está aprendiendo a leer?

¿Soy analfabeta de mi imaginación, no sé cómo leerla? ¿Cómo descubrir  qué quiero leer y qué crear? ¿Es un oficio el saber leer? ¿Cómo se crea un oficio para crear?

¿Qué necesito para leer y crear? ¿Hasta ahora qué he leído? ¿Acaso solo tengo la historia de mi vida y nada más? ¿Hay libros  en mi casa? ¿Me los dejan coger? ¿Mis padres me leen algo? ¿Mis padres y profesores que han leído en su infancia?

¿Dónde estoy cuando leo la historia? ¿Dónde no estoy cuando no leo y no quiero nada?

¿Dónde soy cuando creo? ¿Dónde soy cuando no creo?

¿Mi vida puede ser un libro?

¿Puedo hacer un poema o un cuento con adivinanzas, con fotos, con colage, con  palabras y dibujos, con cualquier cosa?

¿Adivina adivinador esta adivinanza que no tiene pregunta ni respuesta, qué será, quién será?

¿Cómo saber lo que hago, lo que quiero, lo que soy? ¿Yo sabía que no sabía, pero sabía que sabía que no sabía que sabía?

¿Quién soy yo en mi historia? ¿A quién le interesa saber y leer quién soy? ¿Quién me ayuda a leer esto que no entiendo porque están difíciles las palabras?

Había una vez que no sabía nada, ahora sé, ¿Pero que sé y no sé?

¿Qué sé de mí? ¿Qué no sé de mí? 

Algún día les contaré lo que he leído de mí…

Mientras, ahora les leo esto,  este cuento que empieza así…

carmen váscones  

1/9/2000

“Italia me dio disciplina y la buena comida” ESCRITORA MARITZA CINO, DIARIO EL TELEGRAFO, 17/04/2011 abril 21, 2011

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: , , , , ,
add a comment

MARITZA CINO, DIARIO EL TELEGRAFO

“Italia me dio disciplina y la buena comida”

Con la publicación del libro Herencia de Italia en Guayaquil, mujeres destacadas, de Jenny Estrada, la poeta Maritza Cino y la pianista Silvana Minervini repasan el impacto del bagaje de sus ancestros en su proceso creativo. Cino evoca una buena infancia.

Su tía Gilda la ayudó mucho con la base de datos y las fotografías blanco y negro que aparecen en la detallada obra de Jenny Estrada. foto: Pilar Vera | El Telégrafo
Walter Franco

La escritora Maritza Cino es una de las voces más reconocidas entre los poetas actuales de Ecuador y fue  invitada al  encuentro de Poetas en el Mundo Latino, México 2009, representando al país. Su herencia italiana dejó una influencia certera en ella, ya que se crió con sus abuelos, ambos italianos, prácticamente desde que nace y a raíz del divorcio de sus padres, hasta que su padre Luis Cino Santelli contrajo nuevas nupcias cuando tenía 12 años, como lo hizo saber en el libro Herencia de Italia en Guayaquil. Mujeres destacadas, de Jenny Estrada.

¿Cómo influye lo italiano en su vida como poeta y catedrática?

Fuertemente, porque yo era la primera nieta de mis abuelos italianos con quienes viví, prácticamente compartiendo todo lo que era la vida de ellos, sus historias, que me llenan como niña pequeña en medio de los grandes. Lo que más resalta en la vida de ellos es la venida a Ecuador, su trabajo, su deseo de salir adelante con la fábrica de fideos que mi abuelo fundó. El idioma no tanto porque mis abuelos lo hablaban cuando querían que los nietos no los entendamos. Me dieron mucho a través de la vida que compartimos.

Cosas como la gastronomía, por ejemplo, ¿tienen su espacio en sus búsquedas personales?

No. Debo confesar que, como lo menciono en la obra de Jenny Estrada, sutilmente, soy una adoradora, me deleito con la cocina, pero mi abuela, de una manera extraña, llegaba a mí y me decía “Tú siéntate, yo te sirvo. Yo lo hago”. Claro que también ayudaba a hacer los gnoccis y moliendo la albahaca, todo lo que era la pasta, pero no era mi debilidad, no. Me gustaba comer bien.

¿Cuándo se contacta con la historiadora Jenny Estrada por el libro Herencia de Italia en Guayaquil. Mujeres destacadas?

Más o menos en septiembre o mediados del año pasado. Jenny me hizo llegar un mail invitándome a ser parte de este trabajo. Al principio me sentí muy tensa y se lo manifesté porque no tenía las memorias de mis abuelos en cuanto a datos históricos, porque eso quedó en la casa antigua. Felizmente ya Jenny Estrada había hecho la historia de los italianos, libro donde aparece mi abuelo. No podría omitir que me conmovió inmensamente porque mis abuelos habían salido de Italia durante la I Guerra Mundial y recrear eso para mí era doloroso. Me tomé tres meses en preparar tres páginas.

¿Qué logró aprender y compartir de usted en México?

En 1983 había asistido al encuentro de escritores jóvenes de Latinoamérica y España, realizado precisamente en España, pero no lo aproveché tanto como sí pude hacerlo en México, donde había de mi parte una madurez que me permitía ver que era la representante del país y tenía que participar en aproximadamente cinco maratones por diversos estados. Estuvimos en la Universidad Autónoma de México, establecimos nexos con escritores mexicanos y de otros países que estaban ahí. Ha permitido que mi obra se traduzca al italiano, porque conocí a Emilio Coco y él escogió a algunas de las personas que estábamos allá y salió en la revista Proa Italia la poesía de varios traducida.

Se publicó la antología de ese evento en México y de esa serie de cosas positivas se van dando invitaciones de gente que se conoció en ese momento. Acabo de recibir una invitación del Ministerio de Cultura para la feria internacional de Bogotá en la que Ecuador es invitado de honor, del 4 al 16 de mayo. Estaré allá del 11 al 15 de mayo.

¿Sintió lógico su salto a la carrera docente?

Sí. Dentro de los requisitos de las prácticas universitarias estaba la de ser docente… teníamos que ser evaluados, y mi directora de práctica descubre que tenía ese potencial para llegar a los alumnos. Sobre todo me convierto en una motivadora y   aprendo de los otros.

¿Guarda una anécdota de su vida de niña entre adultos, con esos abuelos italianos?

A mi abuelo le encantaba estar con sus nietos y llevarnos a pasear los domingos, a la calle 9 de Octubre, a tomar helado. La otra experiencia que recuerdo era la visita a la casa de Las Peñas de mi bisabuela Italia, que nunca faltaba. Mis abuelos tomaban el café y yo me sentaba en una hamaca frente a la ría con unos binoculares a ver el espectáculo. Era algo tan disciplinado como comer tallarines los jueves y domingos.

¿Algo de lo italiano se quedó en lo que indaga hoy?

Siempre, yo creo que de lo italiano llevo la sazón en la palabra, esa destreza que tenía mi abuela en sus manos para servir, para cocinar, para hacer tantas maravillas como las que hacía. Ayudó mucho que desde temprana edad, 6 años, tuve correspondencia con mi madre, que vivía en Chicago. Había una disciplina de escribirle a mi madre, incentivada por mi padre, y ella me contestaba y me decía que escribía de maneras raras que le costaba interpretar.

APUNTES DE ANIMACIÓN A LA LECTURA O SABER LEER, por carmen váscones, 1990 abril 20, 2011

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: , , ,
1 comment so far

APUNTES DE ANIMACIÓN A LA LECTURA O SABER LEER, por Carmen váscones, 1990

“Una forma de felicidad es la lectura; otra forma de felicidad menor es la creación poética, o lo que llamamos creación, que es una mezcla de olvido y recuerdo de lo que hemos leído”.  “Le debemos tanto a las letras.  Yo he tratado más de releer que de leer, creo que releer es más importante que leer, salvo que para releer se necesita haber leído”. J. L. Borges

Animación a la lectura implica descifrar y “saber leer”.  También atención, concentración, observación. Animarse a leer es descubrir ese gusto por aquello no saboreado, no degustado o considerado extraño y hasta aburrido, es hasta disgustarse e incomodarse con los aciertos y desaciertos de la vida y la literatura.

Es Mediar entre un lector y un texto; es multiplicidad de lenguajes encontrándose con lectura habladas y que nos hablan desde la pluralidad de códigos y significados posibles a encontrarse.  “La lectura potencia la recreación de la fantasía y desarrollo de creatividad”. 

Posibilita el comentario, la argumentación, la postura crítica, convoca a dialogar, reunirse, conversar, participar, crea grupos y consensos, da espacio a la palabra con agrupaciones sin manipulación, sin dogmas y sin doctrinas, permite relacionar las experiencias propias y cotidianas, replantear criterios, expandirlos, renovarlos y transmitirlos. Contraponer, replicar e innovar contagia a impulsar otros encuentros, renueva las emociones, los pensamientos.

La lectura sea sólo o en grupo permite argumentar, expresar, hablar, debatir, discutir, polemizar, descubrir otros mundos. Se aprende a desarrollar la escucha, concentración, a poner atención a lo que dice el otro, a sentirse valorado, a exigirse, a pulir y tener   criterio para sustentar, reconocer los aportes del autor, hacer análisis estructural de la obra, descubrir el estilo o la forma narrativa del autor o sus trucos y estrategias,  a respetar la opinión libre de cada  quién, de cómo ve el libro, de exponerlo de forma diferente y de encontrarle varias perspectivas a un mismo tema, a personajes o situaciones.   

La lectura una vez enganchada en su usuario crea inquietud, curiosidad, provoca reflexiones, hace internarse en las páginas para degustar y descubrir otras realidades.  Es una realidad interminable entre la fantasía y los propósitos del autor, hace elucubrar otras pistas y posibilidades, su fuente es una espiral del devenir, una interminable cita al pie de la página.  La lectura es una herramienta e instrumento que labra pensamientos y sentir.  Hace vivir emociones inigualables. 

El hábito no hace la lectura, ella lo hace habitable en la costumbre de un convivir sin aburrimientos en una rutina que no asfixie la espontaneidad ni los espacios propios.  Allí la espontaneidad del gozo imaginativo encarna la huella de la letra que se sabe, que sabe la interpretan.  Que en sí misma es causa, fuente, cauce e interprete.  Lugar donde la palabra es canal del ser, papel oral y función del acto.

La lectura es contextual con mundo y palabra propia e impersonal que crea vínculo amenos, divertidos y serios, establecece intimidad y conversaciones analíticas, reflexivas, cálidas. Contiene texto y contexto entre autor y lector de una manera única, cada hallazgo es una convivencia diferente con entusiasmos y atracciones propias, con recreaciones, entretenimientos y distracciones únicas.

La  elección y la experiencia es exclusiva, la animación a la lectura con el libro es propia e irrepetible, es un gozo intransferible, es una emoción propia con todas sus manifestaciones.  Agilita y fomenta la capacidad de pensar, la dicción, el lenguaje, la composición y la gramática, estable otra interrelación con el mundo y los sentidos. 

Su forma de abordaje incluye texto de piel y de tinta cargadas y plenas de imaginaciones, son modos con formas de lecturas narradas, poéticas, contables y habladas que  invitan a ser escuchadas.

La animación es un estado de ánimo que anima y crea animadores que conmueven, contagian, involucran y contagian a saber leer, a descubrir la lectura, a hacerse un lector entusiasta con deseos de comprender lo que se lee o fue leído, a relacionar lectura con experiencia e información a desarrollar o crear otras, a tener una actitud crítica. Hace que cada lector se convierta en un animador, referente, mediador para la confrontación de sus propios conocimientos, experiencias y sentir.

La lectura implica signos verbales y no verbales que interactúan, complementan, modifican, estimulan, guían, abren otros caminos, visiones y puntos de vistas.  En ella intervienen otros lenguajes tales como auditivo, táctil, gustativo, olfativo, facial, gestual, auditivo, visual, etc.

Leer implica un libro, un texto expresado o manifestado a través de una persona, una ciudad, una historia, un mundo, un verso.  Todo texto comporta o lleva un mensaje entre alguien que lo emite llamado autor o escritor y alguien que lo recepta y lo rescribe, lo cuenta o lo recrea, llamado destinatario o lector. 

El lector desde su experiencia transforma, rescribe, reinventa, reconstruye.

Hay diferentes tipos de lecturas, especificando un contraste, tenemos la lectura plana que es ingenua, cerrada, pasiva, uniforme, monótona, monosémica, definitiva, que produce seres dependientes y analfabetos funcionales; luego tenemos la lectura crítica  que es reflexiva, comprensiva, relacional, comparativa, abierta, activa, multisémica, creativa, generadora, produce lectores autónomos y libres.

Hay que preguntarse qué lector soy, qué libros leí en mi infancia, qué leyendas escuché, qué autores conozco, qué temas me motivan, qué poemas, relatos leí en mi infancia.  Si acaso nuestros padres eran buenos lectores, contadores o unos mudos que nos hablaban poco o casi nada, cómo nos comunicábamos con ellos, que contaban, nos integraban o  nos excluían de las conversaciones. 

Cómo pasábamos del mundo vivencial a la lectura del mundo. Cómo leíamos, qué nos emocionaba, qué nos gustaba de la radio y de la televisión.  Qué personajes nos gustaba, qué nos gustaba representar o jugar, cómo nos acercamos a los libros, que historia se nos volvió inolvidable, qué cuento nos gustaba que nos cuenten una y otra vez hasta el cansancio del placer de la repetición.

Si se tiene que describir textos verbales y no verbales se puedes contar con lo que se quiera desde la música, fotos, recuerdos, esculturas, pinturas, películas, a ver qué más hasta de un paisaje.  Todo sirve para empaparse de lectura, desde talleres, conversatorios, vivencias lectoras, clubes, siempre y cuando el espacio esté destinado exclusivamente para la experiencia de la palabra oral y escrita.

La prelectura, el lectoescritor, el prelector, el preescrito, el sonido bocal y el alfabeto gráfico toman su tiempo para inscribirse, conocerse y aprenderse. El lenguaje es un dibujo hecho de sentidos, esculpido con la lengua y los dedos, grabado en la memoria a través de los ojos, la escucha y la experiencia del cuerpo hecho memoria y mundo propios.

La lectura tiene su complejidad, abarca capacidad de comprensión, interpretación, conceptualización, resolución de problemas y razonamientos, los factores psicológicos que intervienen son esquema corporal, orientación en el espacio, estructura témpora-espacial, psicomotora y lectura. 

Opinan que los niños aprenden mejor a leer cuando pueden identificar con el ambiente a los personajes y situaciones presentados en los libros y más aún cuando los textos han sido elaborados oralmente por ellos mismos.  La lectura debe tener significación desde el primer momento, debe generar placer e interés, no olvidar que la lectura es una función oral y auditiva.

Cada actividad perceptiva es un proceso de como la infancia va enfrentando su aprendizaje y experiencia en el cuerpo donde primero gatea, balbucea, luego erguirse, más tarde camina, y habla.  Su contexto es un mundo inmediato cargado de textos, palabras, letras, entornos, vivencias, otros.  

La percepción percibe, encarna persona, animal o cosa a través del sujeto, verbo y predicado.  La oración del conocimiento construye el texto de la memoria y de los hechos. 

La comprensión es un aprender en el trato con la relación y vínculo con los demás.  Encarnar los textos, las palabras, las letras en el lenguaje, en lo inanimado, en el tiempo, en el movimiento, en el espacio, en la tonalidad, los ritmos, en las pausas, en las relaciones, en los momentos y movimientos. 

El lenguaje está cargado de creencias, gustos, valores que se renuevan permanentemente. La lectura de la palabra, es vocalización, silabeo, fragmentación de la palabra, es oralizar  la correspondencia entre el fonema y grafema, es asociación d imágenes con lo sensorial, táctil, motriz. 

Es autónomo en el niño este deletreo hecho lectura cuando él una vez que llega  a esta  fase ya conoce los signos y puede descubrir todo el aprendizaje: toda la lectura, en la que con un número de signos puede  hacer ya todas las combinaciones posibles : palabras sueltas, asociaciones, frase, oración, párrafo.

Además la lectura  “jamás significó una ruptura con la lectura del  mundo.  Con ella la lectura de la palabra fue la lectura de la palabra del mundo” Paulo Freire. La lectura lleva implícito una dinámica formativa, supone una indagación y un descubrimiento realizado sobre un “objeto manifiestamente comunicativo”.

Ella, la lectura que nos lee y se deja leer, es un brújula, una vivencia personal donde el lector recrea, construye de nuevo, parte de signos gráficos, de imágenes, de sentimientos y pensamientos que impregna con su propia intra-subjetividad.

Todo texto es un universo familiar y social, pasa de lo conocido y desconocido.

El continente del mensaje es contenido, es cultura que invita a germinar la imaginación y el conocimiento. Nos lleva a identificar y relacionar autores, géneros, modalidades, personajes, motivos, temas literarios. Es un inicio a la construcción de criterios, opiniones, selecciones de lecturas y pensamientos propios y compartidos.  Abarca temas de unidad y rupturas que permite diferenciar los textos literarios y no literarios que evidencian su validez o no.

El texto tiene un lenguaje verbal que expresa su finalidad, donde se diferencia el literario por su estilo, contenido y género sea poema, cuento, novela, teatro, ensayo. 

Y el no literario por su transmitir, informa, es didáctico, científico, tecnológico, referencial, publicitario, religioso, políticos, normativo, humorístico, aconseja, da valores. La constancia vence lo que la dicha no alcanza, esto es, de la lectura a la creación media letras e imaginación, por lo que  “la creación del texto literario es cuestión de talento , de oficio, de vivencia, de reflexión de autenticidad, de honestidad. 

El texto que más eficazmente ayuda a formar lectores desde las primeras edades es el literario, tanto por el intenso placer que proporciona al niño cuanto por los contenidos simbólicos que pone en juego y el efecto terapéutico que ejercen ciertas historias sobre la psique infantil” Francisco Delgado.   Es así que la persona que tiene el “hábito lector” sabe aprovechar, hacerse, darse y emplear su tiempo “libre y no libre”.

Poder expresar  lo que se piensa y siente es crear y creer en lo humano posible. Es fundamentar el lenguaje, es un llamado a la lectura y escritura.  El texto de la vida y el del oficio de la escritura es integral, contiene afectos, conocimientos, actitudes, donde el lector se deja empapar para  formar parte de lo que él quiera. 

El lector pone en juego lo que él mismo es y posee, estos es, conocimientos, experiencias, creencias, afectos, temores, frustraciones, sueños, expectativas, virtudes, moral, etc. 

Asume criterios de juicios, toma una posición, valora, contrasta, critica, reconstruye, inicia su otra escritura con yo creo en esto, contradice, ofrece sus criterios de lo que considera debe regir la vida, contrapone los absurdos, agrega, desecha. 

Hay que suscitar el intercambio y una crítica constructiva, que se adquiera el dominio del objeto para actuarlo, representarlo, recrearlo o inventarlo.  Hay que facilitar el vivir no dificultarlo, sólo así es posible crear y creer.  Innovar el presente sin tanta desilusión ni frustración. 

Para que la vida sea un proyecto a proyectarse con una perspectiva sin temor al devenir, a enfrentar la incompleta y mutabilidad humana.  Para que la letra que lo alberga no lo deje morir de desilusiones. 

Para que, donde falte la palabra se constituya el ser, para que donde falte el ser se constituya la palabra.  Para que, donde falta los dos aparezca el deseo de sostener y soportar lo ineludible. 

Ahí donde faltan las palabras está la muerte, ahí nace una palabra como presencia que recuerda que la aventura de la vida es aventurarse en los no lugares donde nos espaciamos y nos movemos hacia un devenir a decir, a vivir y algún rato a relatar, a poetizar, a ensayar la vida.

“El texto inicial el del autor ha interactuado con otro texto el del lector y entre ambos ha empezado a generar un tercer texto”  “La lectura es un proceso de reconstrucción de significaciones, de búsqueda de los infinitos sentidos que posee un texto”. 

“Cada vez que leemos un libro, el libro ha cambiado, la connotación de las palabras es otra.  Además los libros están cargados de pasado”.  Y “los lectores han ido enriqueciendo el libro”. J. L. Borges

Hay que repensar la educación desde un habla para aprender a ser escuchado y escucharnos, a manejar el silencio, la interpretación y la intervención, a manejar los momentos oportunos y aprovecharlos con diversión, rigurosidad y seriedad, poder intercambiar ideas, vivencias, descubrir y valorizar las diferencias entre los integrantes, “diferencias que constituyen el valor de un grupo, aprender a formular con precisión el pensamiento y sobre todo a no imitar al vecino, a tener un propio vocabulario del cuerpo”.

Todo humano es un ser hablante sujeto del lenguaje desde su concepción, lenguaje que hay que decodificar, interpretar, significar y verbalizar en todo momento. Saber las letras no es leer, deletrear las palabras es empezar a decir, más como decirlas es una convivencia con el otro que escucha y ampara la lectura sin resistencia y presta atención al inicio de la comunicación y de la intención en esa conquista del leo para ti y para mí en ese descifrar de signos y imaginaciones que suscitan recreos mentales.

La lectura es esfuerzo sin forzamiento, es una cita sin obligación ni deber impuesto  Es potenciar el amor a querer, poder y saber leer. Es un reconocerse en el vínculo de la palabra con lo que dice, desdice, entre unos y otros. Ganarse un espacio en la palabra es aprender a “luchar para tener un sitio, ubicación y puesto en la  expresión,  la propia lectura sobre una verdad sin dejarse atrapar por la debilidad, el conformismo, la piedad o la dependencia del amor sumiso o pueril frente al otro, más aún si es la relación de un niño con un adulto, al infante hay que dejarlo ser en su juego donde ordena su fábula, mito y realidades que le dicen ese eres tú o que va siendo.

El texto genera posibilidades, es una simiente fructífera en tierra fértil, es abono para el cambio, permite transformaciones, otra aptitud interior, se crean propósitos, ser uno mismo, pensarse un lector y escritor productivo, saberse un lector gestor de otras ideas y acciones, de otras reacciones e interacciones ante un texto y el encuentro con las vivencias, que pueda expresarse libremente y espontáneamente de una manera concisa, precisa y agradable.  El deseo es la fuente de la animación.

Leer lleva implícito el misterio de la sorpresa en ese dejarse agarrar por la fuente del placer que incita a investigar, a no dejarse atrapar por los laberintos de luces claras y oscuras de los trazos, de la opresión de los caracteres, de la sujeción a los signos.  

Luego sonidos o viceversa después, que hacen la pronunciación y la correspondencia como una adivinanza o magia intercalada en una continuación entre leer y aprender a leer y gustar de esos sonidos escritos y sonoros cuando se los oraliza a través de ese acto que articula la voz entre silencios, signos de puntuación, imaginación, escrituras, pausas y respiración de lo que se lee e inventa de lo leído en lo escrito.  

La lectura es vida atenta para ser descifrada como cuerpo hecho letra, como sueño hecho palabras e imágenes, “el milagro de que palabras mezcladas con nuestros pensamientos nos traslade el mundo, las gentes…” nos haga escuchar lo que se lee para que adquiera sentido. 

Leer no es escribir.  Ya que cuando “uno lee escuchando, ¿no es la historia que está dibujada?” (Doltó), porque se va comprendiendo lo que se lee como siguiendo haciendo un camino caminando. 

Un texto es una historia, “en el método, los textos no querían decir nada, eran ejercicios de lecturas…(Doltó), que sí decían algo, “eran frases que contaban algo, leer es eso, no hace falta la imagen; uno piensa en lo que eso quiere decir y puede dibujar lo que eso hace pensar”, (Doltó).  Hace imaginar, vislumbrar,  hacer pensable lo impensable. “La historia que yo quería conocer había sido el anzuelo por el cual deseé tanto aprender a leer, gracias a lo cual había aprendido, como se dice, muy rápido, pero, qué decepción asociada a ese nuevo saber” (Doltó).  Lo que se llega a saber no se olvida.

La lectura no es una lección a darse, es un gozo aposteriori del saber que incluye esfuerzo, tenacidad, constancia, perseverancia para ese aprender a leer que vence las resistencias de la ignorancia, que enfrenta el cansancio de la repetición, que se sostiene por el ánimo provocado por el guía que alfabetiza y sostiene el deseo de aprender a leer y hacer un lector sin renuncias a esa experiencia de la letra convertida en habla inolvidable, en escucha placentera, en silencios poseyendo la palabra creadora.

 La lectura es una verdad a media, una experiencia de la vida deseada, una voluntad de goce dispuesto a experimentar discernimientos entre existencias compenetradas en el protagonismo innovador y receptivo de nexos gratificantes y presencias vivientes  de momentos emprendedores de animación e iniciación en una zona franca de lecturas posibles y vivibles entre desdecir, fracasos y alegrías plasmadas como diálogos entre un hombre y una mujer  queriendo aclarar o aprisionar lo inconcluso y completamente misterioso, hermoso o según sean sus avatares eróticos, duelos sensuales y rutinas de desencuentros entre creaciones, separaciones y otras historias.

La lectura en su uso funcional, rígido y tradicional está orientada a descifrar letras y palabras no como una formación, esto es un común denominador, “se toma a la lectura como el hecho de conocer bien las  letras, puntuación, semántica, sintaxis, contexto, los fonemas y aprender a pronunciarlos, claro esto es una primera instancia, pero lo elemental es enseñar amar la lectura para que el niño se apasione por lo que lee.  Mientras a la lectura se le asigne una calificación… no lograremos nada” (Galo Guerrero Jiménez)

“No aprenden” ha estudiar, porque simplemente no pueden leer. 

Entonces, hay que comprender que éste es un proceso largo de capacitación, reflexión y meditación permanente de educadores y padres de familias… los fracasos escolares justamente se deben a que la gente no lee” (Galo Guerrero Jiménez)

La pasión en lo creativo es incomparable. La escritura es una peregrina oral que invita a seguir, a continuar, a mantener el suspenso para que se produzca una irrepetible aparición de diálogos visibles e invisibles en los tocadores del cuerpo y del papel.

Entonces, ¿qué es un libro? “es una extensión de la memoria y de la imaginación” “Un libro no debe requerir un esfuerzo, la felicidad no debe requerir un esfuerzo”. “Siempre les he dicho a mis estudiantes que tengan poca bibliografía, que no lean críticas, que lean directamente los libros, entenderán poco, quizá, pero siempre gozarán y estarán oyendo la voz de alguien.  Yo diría que lo más importante de un autor es su entonación, lo más importante de un libro es la voz del autor, esa voz que llega a nosotros” “ J. L. Borges

 “El libro puede estar lleno de erratas, podemos no estar de acuerdo con las opiniones del autor, pero todavía conserva algo de sagrado, algo divino, no con respeto supersticioso, pero sí con el deseo de encontrar felicidad, de encontrar sabiduría”.

“Se habla de la desaparición del libro, yo creo que es imposible.  Se dirá qué diferencia puede haber entre un libro y un periódico o un disco.  La diferencia es que un periódico se lee para el olvido, es algo mecánico y por lo tanto frívolo.  Un libro se lee para la memoria”. J. L. Borges

Carmen váscones 1990