jump to navigation

De carmen Váscones, Poema inédito de libro Falopio o memoria del deseo octubre 27, 2010

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags:
trackback
De carmen Váscones, Poema inédito de libro Falopio o memoria del deseo

La única Helena   que existe en la odisea de la vida es la guerra

marcada a pretexto del día y de Dios.

¿Quién tiene la razón?  La nada no se puede significar.

¿A dónde va la noche esperada, a dónde van a parar tantas velas y luces de bengala?

¿Adónde vas muerte? ¿Por qué no te recoges en mi sueño?, ¿Quién te dispara?

Eres el final de la eternidad.  Eres la gravedad del pensamiento.

El mirador de la infancia esta abandonado.

¿Por qué me embarga la lírica del útero?

¿Por qué los anuncios del crimen han perforado los versos que disponían mi calma?

El caos desata a media noche  eslabón del ciclo menstrual

Monstruo ilumina victorias,

Miedo se arrastra en el desierto

Pasión estalla en oriente

la libertad camina entre ruinas de la lengua materna.

La aureola da de lactar al espermatozoide desconocido en la cuesta del tabú.

Un seno cuelga del cielo como luz de media luna atragantado por la esfera.

El ovario mutilado en el campo enlaza jornada del combate.

Umbral tullido en el enfrentamiento entrega saldo de una especie como recompensa.

La gestación de una nada responde al valiente agarrado a  la espalda del uniforme.

Ovulo soldado sobre final de un azar detalla  travesía sin destinatario

La luz del golfo amenaza al ídolo sin bandera

Yace solitaria alianza del crepúsculo

Un átomo devastador se impone sobre los vencidos

Rodean con antorchas la palabra de salvación.

Aún después de la muerte el testamento se convirtió en sentencias consagradas a una clave: no existes

Los cirios cuelgan al norte de occidente mientras una perla negra destila en Kuwait, en el oriente y en toda la tierra.  La censura esconde a su víctima entre pilos de lamentos.

Atraviesa la ansiedad humana tragedia contraída en muelles corroídos.

Desalojo a los invasores

provocan  una supuesta  derrota, no se distingue al contrincante

La sospecha deja su radar sobre la caza ligera.  Se dicen aliados

El mar traga a distancia equilibrio acorralado en tierra Santa.  La neblina está levantando   la ciudad, no se ven los cadáveres ni los sobrevivientes.

Una tormenta insaciable deja la escala femenina.

La ocupación señala la madrugada en el centro de la ciudad,

Ataque más aullido entre calma y oscuridad.

La cancelación de un combate promete un deseo: romper la resistencia.

¿A quién corresponde la vida?

La independencia en torno a la sorpresa: no te sacrifiques.

Es un trampa aquello de gritos y aullidos de libertad.

El cielo está cubierto de color,

la guerra un invierno más.

El holocausto: todas las guerras de las razas.

carmen vascones

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: