jump to navigation

mi princesa por carmen váscones septiembre 9, 2010

Posted by carmenmvascones in mi princesa por carmen váscones, Uncategorized.
trackback

MI PRINCESA

Para maría jose váscones pita

Está que coge los palitos con los dedos en pinzas, su cara una masa de gestos torcidos, -la arena la tiene hasta en las orejas, primera vez descalza y pisando en punta. El no te ensucies rebota como tumbo que me tumba, tumbada está, la agarro del pie, se deja como que no.

Juguemos le digo, hacemos cerritos de puntos brillantes, mete deditos, son ojos, me señala, pone una conchilla, ahora es boca, y se pasa su dedo por los labios que parecen un puñito de luna, quiere limpiarse los pegotes, ven le digo, le doy un beso en su cabecita, y le saco la masilla impertinente.

Da palmadas, se levanta, y el cerro que parecía una máscara de mimos y desaciertos de circo, empieza a derrumbarse, salta, se cae, se levanta, salta hasta desboronar la cima del sueño.

Está toda llena de recuerdos como  rompecabezas de rayuelas.  Algún día volverá al mismo punto y el vacío se parecerá a la compañía de la memoria.

La llevo cerca de la olilla, pica, salpica de picaditas. Se moja, tiembla, otra vez, y zas que nos agarra una marea atrevida, nada, qué susto, se agarra fuerte de mi pierna, y se ríe a carcajada de soledad rota.

Miro que nos miran, sus padres atrás de la vida, como que nada, la hago caminar un poquitín, más y más, parece una gaviotita apoderándose del espacio, el cielo está tan celeste, que parece el Olimpo sin huella de dolor.

Señala el viento escarbándole la alegría,  se descompone de misterio su mirada.  La ventisca levanta el pañuelo, lo eleva, vamos detrás, hasta agarrarlo como trofeo.

Nos echamos panza arriba un rato.  Rebota la espuma en nuestros cuerpos, ajá, agua, sí que nos persigues.  Ahora si que te dejamos.  Nos levantamos presumidas.  Mi sigue el juego.

No aguanto de emoción. La alzo, la apretujo, doy vueltas con ella, la mimo.

Una emoción prestada al recuerdo.

La suelto, sale corriendo, allá la esperan.  Voy lentamente mirando sus huellas.

¿Se acordará de esto mi princesa?

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: