jump to navigation

francisco perez febres-cordero 1934-2010 septiembre 3, 2010

Posted by carmenmvascones in francisco perez febres-cordero 1934-2010.
trackback

 

 

FRANCISCO PÉREZ FEBRES CORDERO (1934-2010,  Guayaqquil)

1

Soy un vaivén (A Ileana Espinel)

Soy un vaivén del péndulo destiempo,

Es tan breve, tan breve la existencia…

Y es preciso dejar un rasgo, un eco:

Justificar aquí nuestra presencia.

No basta solo ser. No es suficiente,

incluso, el hijo, el árbol, el volumen.

Hay qye dejar en ellos indeleble

la personalidad, el ego, el numen.

Y el tiempo que tenemos es tan mínimo…

Aunque nos esforcemos,

si es que en verdad nuestra misión cumplimos

posiblemente nunca lo sabremos…

2

Frustración ( a Jacinto Santos Verduga)

Yo, que tengo el propósito perenne

de dar todo de mí, de ser más bueno,

siempre quedo burlado o se interpretan

equivocadamente mis empeños.

Yo, que anhelo ayudar a los que sufren,

ayudarme a mí mismo no consigo.

Cuando quiero ser luz, ya llega el día.

Cuando quiero ser fuente, cree el río.

Yo, que me esfuerzo por sembrar rosales,

he cosechado con frecuencia zarzas.

Y cuando extiendo en amistad la mano

hay en ella un puñal que hiere o mata.

Cuando quiero explicar, no hallo palabras.

Y si anhelo entender, nada comprendo.

Yo, que voy tan puntual a todas partes,

llegaré con retraso a mi sepelio.

 

 

 

 

LXV

Tú pudiste haber sido mi poema más sublime;
el poema que ni habría intentado escribir
porque existe idioma con frases suficientes
para el amor más puro cantar o describir…

Pero eres, así i todo, un espléndido poema:
el del sueño dorado que no se ha de cumplir…
Ideal irrealizable, amor inaccesible…
¡i ese poema tampoco podré nunca escribir!

——————————-

XXXVII

Hoy, de nuevo al verla, recordé de súbito
mi primer caricia, mi primer abrazo,
mi primer mirada cariñosa i dulce
i el beso primero que dieron mis labios.

I sentí en el pecho algo de nostalgia…
Mas también entonces vino de su engaño
el recuerdo triste
murió la nostalgia i seguí conversando…

Francisco Pérez Febres-Cordero

guayaquileño; 1934

DIARIO EL UNIVERSO

Domingo 13 de diciembre del 2009 Arte y cultura

Francisco Pérez Febres-Cordero: ‘La poesía es más sentimiento’

Entrevista: Periodista y poeta

https://i2.wp.com/src.eluniverso.com/data/recursos/imagenes/vye03ln131209,photo01_228_168.jpg

El poeta y periodista Francisco Pérez Febres-Cordero fue el mentalizador del Concurso Nacional de Poesía Ismael Pérez Pazmiño, que organizaba Diario EL UNIVERSO.

Fue el mentalizador y mantenedor del Concurso Nacional de Poesía Ismael Pérez Pazmiño que organizó Diario EL UNIVERSO, que se realizó entre 1959 y 1996 y del cual se recuerdan este año 50 años de su creación. Se trata del poeta y periodista Francisco Pérez Febres-Cordero, de 75 años, quien de manera entusiasta consiguió que este certamen, convocado anualmente hasta 1975 y luego realizado cada dos años, promoviera  la trayectoria de poetas que se han convertido en referentes de la literatura ecuatoriana, entre ellos: Hugo Salazar Tamariz, Rodrigo Pesántez Rodas, César Dávila Andrade, Hugo Mayo, Antonio Preciado Bedoya, Horacio Hidrovo Peñaherrera, Efraín Jara Idrovo, Carlos Eduardo Jaramillo y Manuel Mejía.

¿Cómo surgió el Concurso Nacional de Poesía Ismael Pérez Pazmiño?
Cuando llegué a trabajar a EL UNIVERSO ya de planta, uno de los primeros cargos que tuve fue el de director de un suplemento dominical, que luego cambió su nombre a Revista Dominical. Allí había una sección dedicada a la poesía y a la literatura en general, y como venía estudiando de Estados Unidos, me estaba poniendo en contacto con la gente que escribía, me hice miembro de la Casa de la Cultura, núcleo del Guayas, y de otras instituciones culturales. En las conversaciones sobre poesía con amigos nació la idea del concurso, que se la expuse a los directores, y la aceptaron.

¿Cuáles eran los objetivos al  realizar este certamen?
Buscar nuevos creadores, pero lógicamente el “nuevo creador” estaba en desventaja a los antiguos creadores, tanto es así que los tres primeros premios de la primera edición fueron de gente que ya estaba establecida como poeta; pero poco a poco, a través de las menciones y de los premios subsiguientes, sí fueron saliendo nuevos valores.

¿Qué anécdota recuerda de este concurso?
Recuerdo muchas. Una en particular es que en los inicios del certamen hubo un señor que le escribió a dos de los jueces para que le otorgaran el primer premio. Él les prometió que lo compartiría con ellos. Los miembros del jurado dijeron que se busque la tarjeta del autor y que se la rompa inmediatamente. Indistintamente si su trabajo tenía o no valor, quedaba eliminado. Ellos no quisieron conocer su identidad.

¿Y qué siente al saber   que el concurso realmente validó  el trabajo de escritores que ya tenían carrera  en la poesía y que también fue  el impulsor de  autores que recién empezaban en la literatura?
Siempre concebí el periodismo no solo como informativo sino también educativo, y me parecía que una de las maneras de educar, darle cultura a la gente, era a través de manifestaciones como la literatura, la pintura o la música. Entonces siento mucha satisfacción de haber creado este concurso, porque se entregó a la comunidad, al Ecuador, un poco de eso que yo creo es el periodismo.

El concurso llevó el nombre de su abuelo. Alejándonos del vínculo afectivo, ¿qué significa él para usted?
Siempre lo tuve como una persona a imitar. Incluso en alguna ocasión se me preguntó quién era mi héroe de la vida real y yo dije que él, porque desde su formación fue una persona autodidacta, un hombre que tuvo que trabajar en los primeros años muy duramente para sostenerse él y a su madre, vendía abarrotes en una tienda y tenía siempre allí sus libros, iba instruyéndose, iba aprendiendo a escribir, haciéndolo en periodiquitos de la localidad en Machala, hasta que llegó a ser lo que fue, hasta Senador de la República.

Al haberse podido publicar unos tomos con los trabajos ganadores del certamen durante la gestión de Rafael Díaz Ycaza como presidente de la Casa de la Cultura,  núcleo del Guayas, ¿considera la posibilidad de que por este aniversario puedan  compilarse nuevamente los trabajos triunfadores?
Sería fabuloso que se lo haga, aunque no he tenido conversaciones para poder publicarlos nuevamente. Esa colección que antes se hizo ya forma parte de los anales de la literatura ecuatoriana. Si se lo llegase a hacer, sería bueno que se haga evidente no solo el trabajo de los ganadores, sino que también se hable de los jueces y de por qué se los eligió como tal en el concurso, aunque no todos fueron poetas, porque considero que un buen escritor de prosa también puede calificar la calidad estética de una poesía.

¿Qué es para usted la poesía?
Es la expresión más clara, más pura de lo que se siente. Es más sentimiento que trabajo intelectual. Una novela, un cuento,  tiene mucho más de esto último, la poesía es más intimidad del poeta saliendo hacia el público.

¿En qué estado considera que se encuentra la poesía ecuatoriana?
Creo que la poesía ecuatoriana siempre se actualiza, puede decirse que está en muy buen estado de salud.

Desde su experiencia personal, ¿cómo se va forjando un poeta?
El poeta debe tener primero que nada esa aptitud de escribir, pero al mismo tiempo tiene que leer, leer mucho en todos los géneros literarios y no solo a los que lo rodean en su generación, sino a los antiguos también.

¿Considera que todos los temas son posibles de ser convertidos en poesía?
Depende de la clase de poesía, hay poesía épica, que por su condición es grandilocuente, de batallas; hay también la poesía lírica. En un momento me puede inspirar un cuadro o una flor que está naciendo en el jardín o me puede inspirar algo mío, ya sea un sentimiento o emoción, es decir, tiene muchísimos matices la poesía, con lo cual queda demostrado que sí es posible hacer poesía con todo lo que está a nuestro alrededor. Una clara muestra es mi amigo Fernando Artieda, quien a veces saca un poema de algo que nadie puede imaginarse.

ImprimirEnviar Compartir

DIARIO EL UNIVERSO

Falleció Francisco Pérez Febres Cordero

/data/recursos/fotos/fcoperezfcmurio31_228_168.jpg

El poeta y periodista guayaquileño Francisco Pérez Febres Cordero falleció a los 76 años de edad.

El poeta y periodista guayaquileño Francisco Pérez Febres Cordero falleció hoy a los 76 años de edad. Durante su actividad periodística ejerció como vicedirector y presidente del directorio de Diario EL UNIVERSO, hasta su retiro en 1998.

Sus restos están siendo velados en Parques de La Paz hasta las 19:00. A las 20:00 serán cremados. Sus cenizas estarán expuestas en la iglesia “María Madre de la Iglesia” de Los Ceibos a partir de las 08:00 de mañana miércoles. A las 11:00 se oficiará una Misa,  y a las 12:00 será su sepelio en la misma iglesia.

Francisco Pérez realizó sus estudios primarios y parte de los secundarios en el Cristóbal Colón y en el San José-La Salle de Guayaquil. Terminó sus estudios en la Milford Academy, de Connecticut (EE.UU.), donde ejerció como director del periódico para estudiantes extranjeros de la localidad. En 1952 obtuvo un primer premio de poesía y en 1953 un segundo premio. Posteriormente realizó estudios universitarios de periodismo en la Universidad de Syracuse y en la Universidad de Miami, en 1958.

A fines de 1958 entra a formar parte de la Redacción del Diario “El Universo”. Para 1959 fue nombrado Asistente de la Dirección y Director de la Revista Dominical, que se publicó hasta 1971. En estos cargos realizó una labor de acercamiento cultural con literatos de países de América, particularmente Venezuela, Colombia, Argentina, Uruguay, México, Chile y Perú.

Fue coordinador del concurso literiario “Ismael Pérez Pazmiño” que desde 1959 se realizó anualmente hasta 1975, uno de los más prestigiosos del país.

En 1997, abrió en Guayaquil la librería El Librero, que en el año 2008 hizo alianza con Librimundi.

Entre sus obras poéticas constan los siguientes títulos: Rimas y sarcasmos (1961), Penumbras y otros poemas (1961), Reincidencias (1967), El corresponsal de la tristeza (1969), Apuntes de un pasajero (1970), Con el alma en puntillas (1974), Poesía (1980), …i el poema quedó hecho” (1987), Tierra mi tierra (1993).

Publicidad: Dental Corp

//
Domingo 05 de septiembre del 2010 Arte y cultura

Francisco Pérez Febres-Cordero, un promotor de la palabra escrita


Letras y Notas

https://i2.wp.com/src.eluniverso.com/data/recursos/imagenes/vye03aa050910-photo01_228_168.jpg
Francisco Pérez Febres-Cordero, en una fotografía de diciembre de 2009 durante una entrevista con Diario EL UNIVERSO.

//

//
//
//
(El Concurso Nacional de Poesía Ismael Pérez Pazmiño) era sumamente esperado por los poetas que recién comenzaban, pero también intervenían talentos consagrados. Poeta Sonia Manzano

A través de su inicial profesión, el periodismo, el guayaquileño Francisco Pérez Febres-Cordero, quien falleció esta semana, se enroló con las letras, específicamente con la poesía. No solo fomentó a través de diversos espacios la creación literaria sino que, además, escribió versos.

En 1958 ingresó a la Redacción de Diario EL UNIVERSO. Ejerció la asistencia de dirección y, luego, fue director de un suplemento dominical, que se convirtió más tarde en una revista dominical, publicada hasta 1971. Desde este último cargo estimuló a los nuevos escritores ecuatorianos y realizó una labor de acercamiento cultural con autores de otros países latinoamericanos, como Venezuela, Colombia, Chile, México, Argentina, Uruguay y Perú.

La poeta Josefina Egas, quien compartió con Pérez el oficio de periodista y de escritor, sostiene que él era un hombre sin egoísmos “que daba a conocer sin discriminación a los talentos jóvenes de la poesía”.

En tanto, el escritor Carlos Eduardo Jaramillo menciona que al publicarse los poemas de un autor determinado, este se volvía conocido “y también se descubría quiénes eran las nuevas promesas de la poesía en el país”. La soprano Beatriz Parra Durango concuerda con la poeta Lily Pilataxi de Arenas en que desde la revista dominical que Pérez dirigió, él se convirtió en un paladín de la lucha por los artistas.

Arenas relata que el fallecido periodista y poeta la motivó como escritora. “Yo estaba en Alemania y me invitó a que participara con artículos en Diario EL UNIVERSO, así que escribí sobre la juventud y cultura de ese país”, menciona.

De su dirección en la revista dominical se derivó el surgimiento del Concurso Nacional de Poesía Ismael Pérez Pazmiño, que organizó este matutino por más de 30 años y del cual surgieron personalidades de las letras ecuatorianas. Entre ellas constan Euler Granda, Carlos Eduardo Jaramillo, Hugo Salazar Tamariz, Sonia Manzano, Rodrigo Pesántez Rodas y Antonio Preciado Bedoya.

Manzano, quien logró menciones de honor en dos ocasiones y también fue miembro del jurado, define a este certamen literario como “un semillero de vocaciones”. Agrega que “era un concurso sumamente esperado por los poetas que recién comenzaban, pero también intervenían talentos consagrados. Si lograbas una mención o ganabas alguno de los primeros premios era como que uno se graduaba de poeta y entraba al oficio”.

Jaramillo, quien alcanzó dos veces el tercer lugar de la competencia literaria y también se hizo acreedor del primer premio en una ocasión, considera que fue el más importante durante el tiempo que se realizó (1959-1996).

“No se ha vuelto a hacer otro certamen parecido al de EL UNIVERSO. El que ganaba en el que dirigía Francisco Pérez (Febres-Cordero) tenía la gran ventaja de que su obra se difundía y también se volvía conocido porque es el periódico de mayor circulación”, asegura.

Asimismo, señala que el concurso sirvió para que los poetas organizaran su trabajo en publicaciones futuras.

El escritor Rodrigo Pesántez Rodas, ganador del primer lugar del Concurso Nacional de Poesía Ismael Pérez Pazmiño, menciona que para él significó “una experiencia inédita”, porque no escribió específicamente para la competencia, sino que tenía guardado ese texto, y se sorprendió de haber logrado el premio mayor.

“Ese galardón fue un eslabón para entusiasmarme en la literatura y asimilar todas las corrientes literarias de grandes poetas amigos que existían en esa época”, comenta.

Pesántez escribió también para la revista dominical de EL UNIVERSO. Explica que hizo crónicas de tipo social y cultural, que fueron testimonio de su generación. Pérez fue el fundador de la agrupación Cultura y Fraternidad que en el 2011 cumplirá 45 años de vida. Parra manifiesta que su creador integró a los artistas en esta organización porque “lo que buscaba era forjar una amistad importante, sincera y duradera donde se sembrara arte”.

Pilataxi añade que el poeta y periodista fue un integrante muy activo del grupo cultural. “A la cultura le dio un gran espacio no solo desde las actividades que programábamos en la agrupación, sino que en las páginas de Diario EL UNIVERSO tuvimos amplia cabida en todas las manifestaciones artísticas”, dice.

Pesántez manifiesta que a través de su producción literaria, Pérez Febres-Cordero “contribuyó desde una vertiente de romanticismo un tanto sosegado porque comenzó con una rima de tipo becqueriano, pero luego se lanzó a la poesía sardónica e irónica y terminó con una poesía social profundamente humana. Él fue un poeta que pudo dar testimonio de lo que vivió, sintió y pudo hacer con la poesía”.

Jaramillo lo califica de buen poeta, “curiosamente hizo poesía social, siendo de la clase alta”. Indica que publicó muy poco, “pero su poesía tenía mucho valor, era sencillo, muy cordial”.

Egas, quien acompañó a Pérez Febres-Cordero en la integración de jurados de varios certámenes literarios, lo describe como un hombre altruista, “despojado de ese yo que hace daño en la cultura”. Como poeta lo define como muy humanista, que practicaba lo que escribía en sus versos.

Manzano agrega que la poesía del escritor y periodista tiene un compromiso con el más débil y desprotegido. “Se caracterizaba por su conmoción lírica, siempre tuve la impresión de que su poesía se apegaba a su personalidad, era el prototipo del verdadero caballero”, acota.

Parra refiere que con el fallecimiento de Pérez se ha perdido un hermano de espíritu solidario, sincero y afectuoso que siempre estaba atento a las alegrías y dolores de sus amigos artistas.

Arte y cultura

//

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: