jump to navigation

alfonso moreno heredia, wenceslao pareja, josé maría egas, julio 25, 2010

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
trackback

ALFONSO MORENO MORA (1890-1940)

1

Luis Felipe, tu vida de inquietud se remanza / con una pierna menos y una experiencia más. / Tu diestra, en el naufragio, la boya al fin alcanza / y serenado miras, catorce años atrás. // Las horas en la aldea resbalan lentamente / como un carro repleto de basura y dolor; /el mismo aspecto siempre, la misma luz, la gente / grávida de hipocresía, de Cristo y de rencor. // Se vive sin motivo. . . . supieras lo que es eso. . „, / está en mí ya extinguida el ansia de vivir, / y sin embargo, sigo como un can con un hueso, / royendo la infinita tristeza de existir. // Luis Felipe, tú empiezas: yo acabo, me retiro; / la vida ha sido mala, muy mala para mí; / mi cáliz está exhausto, su fondo oscuro miro; / pero voy a llenarlo para brindar por tí….// Por tí ¡Oh! arrepentido bohemio penitente; /es porque te han podado que vas a florecer: / es porque estás sin pierna que vas a la ventura; / es porque estás ya viejo que te ama una mujer …//// Por tí ¡Oh! arrepentido bohemio penitente; /por tí que ya no bebes sino agua mineral; //

2

“Ensueño Postumo” // Carpintero, la caja en que me encierren / hazla suave de un árbol de esta senda: / ¡Así podré soñar, cuando me entierren, / que estoy de vacaciones en la hacienda! // Este árbol dióme sombra, cuando niño, / a su abrigo pasé días enteros; / en el hogar fue todo de cariño / el resinoso olor de los gomeros. // En sus bosques vagué, de adolescente, / oyendo los lamentos casi humanos / que lanzan con el viento, de repente. // ¡Cuántas horas de ensueño y de locura! / ¡Cuántos nombres grabados con mi mano /en su corteza sonrosada y dura!

3

ELEGIA DEL CICLO TRAGICO Y VULGAR

Mamó leche de penas, creció en el sobresalto
del pan que ya se acaba; pasó por un invierno,
esos fríos inviernos de lágrimas y, falto
de ritmo, una mañana, desvióse a lo eterno.

La madre, como todas las madres de la tierra,
lloróle al pobre niño lágrimas dolorosas;
luego, todo como antes: el corazón en guerra…
sombría la vivienda y en desorden las cosas…

Sólo que, a los dos meses, un nuevo ser había
en la abrigada celda que el niño nueve meses
habitó sin cuidados y sin melancolía…

Sacaron los pañales por otra vez y en años
prolíficos y duros de crueles desengaños,
la misma escena trágica sucedió muchas veces.

4

ELEGIA DEL DESEO

Subimos la colina… Era la vida
que cantaba a compás de viento y fronda,
a pesar del crepúsculo y de la honda
soledad de la tierra anochecida.

En mis hombros su brazo, distraída
miraba de luciérnagas la ronda;
mi mano descansaba en su redonda y
mórbida cadera endurecida.

A la máxima luz de las estrellas,
por un mismo deseo arrebatados
confundimos suspiros y querellas…

y al sentirnos por Eros atraídos,
como caen dos álamos tronchados,
caímos en los céspedes mullidos…

5

ELEGIA DEL AMOR QUE YA HABÍA MUERTO

Ven a escuchar el canto tedioso de las ranas…
Su voz no sé qué tiene para mecer la pena;
trae acá la butaca, corre bien las ventanas
y estaremos sentados en la noche serena.

A veces se oye un pájaro cantar entre las ramas;
si en esta noche canta, dime tú lo que quieras
que el canto signifique… ¿Preguntaré si me amas…?
¿Si he de morir primero, antes que tú? ¿Quisieras…?

-Mejor, que sea eso lo que el canto nos diga;
mas, sabe, estoy seguro de tu amor, yo no dudo:
entre todas has sido tú mi mejor amiga,

la única, la única que me ama y me alegra…
y pasamos sentados frente a la noche negra,
y el pájaro en las ramas pasó esta noche mudo…
6

LUNA NUEVA

Albean los apriscos bajo la noche bruna
igual la vía láctea sobre el azul sombrío,
que rayan los meteoros y copia la laguna
mientras las epidermis retrogradan de frío.

En fatigosos círculos el campo mide una lechuza;
en la hondonada a ratos se oye al río
y, evocación funesta, la amable, clara luna
parece una guadaña suspensa en el vacío.

Da miedo tanta calma, tanta estática sombra…!
El recuerdo de un muerto pasa hollando la alfombra
de los nervios que se hunden bajo sus pies huesosos,

y como si es que hubiera un sanatorio cerca,
la tos de los apriscos y la luna en la alberca
evocan el suplicio de los tuberculosos.

7

RECUERDO

Mis veinte años líricos te hicieron la corte,
tú les sonreíste con divina gracia,
y ellos por la gracia de tu aristocracia
fueron palaciegos de exquisito porte.

Fue entonces cuando hubo cien rosas abiertas,
cien cálices llenos de vino escarlata,
cien cóndores jóvenes, cien guzlas de plata,
cien trompas sonoras, cien arcos, cien puertas.

Fue entonces…! Hoy día, desde mi abandono
va a ti mí recuerdo sin sombra de encono,
recuerdo que aroma las salas desiertas…

Sólo tu memoria, mujer, no me hastía,
y siendo imposible hoy eres más mía

que entonces cuando hubo cien rosas abiertas…

WENCESLAO PAREJA Y PAREJA (1892- 1947, Guayaquil)

1

VOCES LEJANAS

Una voz lejana
una voz hermana,
que angustiosa grita:
“suspende la lucha maldita,
paladín de laureles cubierto,
y guarda tu espada
mojada
en la sangre hirviente del vestigio muerto”.

Y una voz lejana,
que tiene el timbre de una campana
funeral;
me dice el veneno que guardan las rosas,
me dice el misterio de todas las cosas,
me dice el secreto del bien y del mal.

Músicas lejanas,
músicas paganas,
que me enseñan las formas de amor,
lo blanco, lo puro, la sonrisa, el beso
el ardiente exceso
de boca rosada
la caricia alada
de una blanca mano
de una blanca flor.

Y un poeta triste con el alma herida,
dice tristemente: La vida, la vida, la vida…

Y una voz que surgiera del fondo
de un cerebro que piensa muy hondo,
o de un pecho que abate la suerte,
me grita: La muerte
La muerte.

JOSE MARIA EGAS 1896-1982, Manta

1

invernal: ingenuamente pones en tu balcón florido/ la nota más romántica de esta tarde de lluvia/  voy a hilar mi nostalgia del sol que se ha dormido/ en la seda fragante de tu melena rubia/  hay un libro de versos en tus manos de luna/ y en el libro un poema que se deshoja en rosas/ tienes la vista al cielo y en tus ojos hay una/  devoción infinita para mirar las cosas/  tiembla en tus labios rojos la emoción de un poema/  yo cual viejo neurótico seguiré con mi tema/ y en esta tarde enferma de cansancio  y de lluvia/  y siempre cuando mueran crepúsculos de olvidos/  hilaré mi nostalgia del sol que se ha dormido/ en la seda fragante de tu melena rubia.

2

Líndica: Y se llamaba líndica… gitana/  de ojos bandidos y de faz morena/ que, en el cortejo de su caravana/ pasó por los eriales de mi pena./ Me dijo frases truncas… de la muerte,/ del amor, de la vida, del arcano./ Descifrando misterios de la suerte,/ en la líneas absurdas de mis mano…/ Quise hablarle de amor. Y  de repente/ se estremeció su corazón de oriente/ con mi devota  ingenuidad cristiana./ Y en ese instante, con unción secreta/ fundí mi raza blanca de poeta/ con su raza maldita de gitana.

3

plegaria lírica: Tu siglo se muere de una mal imprevisto/ Tu siglo está loco. Señor Jesucristo/ ya no hay alma, verso ni luz ni oración./ Y por eso elevo  mi plegaria santa/ que desconsolada llegará a tu planta/ desde el incensario de mi corazón./ Bien sé que el arquero dispara su flecha/  que Ariel se ha dormido, Caliban acecha/ los cisnes se mueren, se angosta el rosal…/ Pero tu lo puedes, Rabí Nazareno/  (lo puedes por grande, por dulce por bueno)/ Ruega por el santo país del ideal./ Ruega por la estirpe de Apolo celeste/ por la lira santa y el carrizo agreste/ Ruega por el verso, que es eternidad/ por los que trajeron  un don de armonía/ y bordan con oro de tú  fantasía/ Los harapos tristes de la realidad/  Ruega por el alma, Señor a quien diste/ la gracia inefable de sentirse triste/ ante una mirada, un beso, una flor… y por los vedados de toda fortuna/ que en el imposible telar de la luna/ hilvanan su santa quimera de amor.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: