jump to navigation

El Palimpsesto de Arquímedes, vernor arguedas. t julio 31, 2010

Posted by carmenmvascones in El Palimpsesto de Arquímedes por vernor arguedas t..
add a comment
El Palimpsesto de Arquímedes Vernor Arguedas T.
El Palimpsesto de Arquímedes

Vernor Arguedas T.
Escuela de Matemática
Universidad de Costa Rica

Palabras clave: palimpsesto, manuscrito, Arquímedes

La plegaria fue escuchada.

La palabra palimpsesto proviene de dos palabras griegas: palin que significa de nuevo y psad raspar o frotar y significa al manuscrito que todavía conserva huellas de otra escritura anterior en la misma superficie pero borrada expresamente para dar lugar a la que ahora existe. El concepto se ha extendido a psicología, ciencias políticas y arquitectura entre otros.
Hay varias revistas con ese nombre Palimpsesto, en la dirección:
http://www.edesclee.com/Formularios/Colecciones.asp?idColeccion=25&inicio=1&IdLibro=804

se encuentra Colecciones Descleé y sus directores Josep Mª Margenat – Juan Antonio Senent ofrecen la siguiente definición:

“La palabra palimpsesto  proviene de dos palabras griegas: palin  que significa de nuevo y psad raspar o frotar y significa al manuscrito que todavía conserva huellas de otra escritura anterior en la misma superficie pero borrada expresamente para dar lugar a la que ahora existe”

El concepto se ha extendido a psicología, ciencias políticas y arquitectura entre otros.

Hay varias revistas con ese nombre Palimpsesto, en la dirección:

http://www.edesclee.com/Formularios/Colecciones.asp?idColeccion=25&inicio=1&IdLibro=804

se encuentra Colecciones  Descleé  y sus directores Josep Mª Margenat – Juan Antonio Senent ofrecen la siguiente definición:

” Un palimpsesto es un manuscrito antiguo que conserva huellas de una escritura anterior que fue borrada, para presentar otra versión de un hecho. Esta colección invita a recuperar la memoria de las cosas olvidadas, a luchar contra las ortodoxias culturales e ideológicas, contra el pensamiento que no permite pensar lo nuevo, a aprender a desaprender y a liberar la memoria subversiva, la memoria sufriente, la memoria que libera. “

Esta ampliación del concepto se puede resumir como la reutilización de un material con otros fines, por ejemplo sobre un lienzo pintado aplicar algún procedimiento mecánico o  químico que permita pintar sobre el lienzo. Es más o menos claro el significado  de palimpsesto en su sentido amplio.

La biblioteca de Internet WIKIPEDIA http://es.wikipedia.org/wiki/Palimpsesto nos dice:

“Esta práctica de economía es muy antigua pero fue muy frecuente en el siglo VII por las dificultades que ofrecía el comercio del papiro egipcio y se repitió en los cinco siglos siguientes por la escasez del pergamino, en vista de la gran demanda de comercio, y la falta de papel, artículo que apenas se conocía. Se logra restaurar la escritura antigua de los palimpsestos con técnicas especiales siendo comunes en la antigüedad la aplicación de tintura de agallas mediante un pincel o la llamada tintura de Jaubert de sulfidrato de amoníaco“

De Arquímedes se sabe poco, una leyenda enorme lo cubre. La mayor parte de sus obras se perdieron.

Algunos conceptos los recordamos como flechazos ; dadme un punto de equilibrio y moveré al mundo. Su supuesto grito Eureka al encontrar su principio del peso de un cuerpo sumergido en un líquido, desplazamiento , métricas arquimedianas, el principio de exhausción.

Este matemático griego es uno de los padres de la matemática aplicada, quizá uno de los más profundos y por eso abandonado por siglos.

En la filatelia se lo recuerda de muchas maneras diferentes, veamos algunos ejemplos:

Mc Tutor en su página de Historia de las Matemáticas nos ofrece una semblanza de Arquímedes que me voy a permitir citar  casi textualmente pues está muy bien escrita y la traducción es de gran calidad.

http://www-groups.dcs.st-and.ac.uk/~history/Biographies/Archimedes.html

Fecha original : 1999-01-02
Traducción Astroseti : 2006-04-28

Traductor : Francisco M. Pulido Pastor

Biografía de Arquímedes de Siracusa

Nacido: 287 AC en Siracusa, Sicilia

Muerto: 212 AC in Siracusa, Sicilia

Arquímedes de Siracusa


Arquímedes fue el matemático más grande de su época. Sus contribuciones a la geometría revolucionaron la materia y sus métodos anticiparon el cálculo integral 2 000 años antes de Newton y Leibniz. Fue también un hombre profundamente práctico que inventó una amplia variedad de máquinas que incluían poleas y el aparato de bombeo llamado el ‘tornillo de Arquímedes’.

El padre de Arquímedes fue Fidias, un astrónomo. No sabemos nada más que este hecho sobre Fidias y lo sabemos porque Arquímedes nos da esta información en uno de sus trabajos, El Arenario. Un amigo de Arquímedes llamado Heracleides escribió una biografía suya pero tristemente este trabajo se perdió. Cómo se transformaría nuestro conocimiento de Arquímedes si este trabajo perdido se encontrase alguna vez, o incluso si se hallasen extractos en los escritos de otros.

Arquímedes fue un nativo de Siracusa, Sicilia. Algunos autores informan que visitó Egipto y allí inventó un dispositivo ahora conocido como el tornillo de Arquímedes. Este es una bomba, todavía usada en muchas partes del mundo. Es muy probable que, cuando era joven, Arquímedes estudiara con los sucesores de Euclides en Alejandría. Ciertamente, estaba completamente familiarizado con las matemáticas que se desarrollaron allí, pero lo que hace mucho más cierta esta conjetura, es que él conocía personalmente a los matemáticos que trabajaban allí y enviaba sus resultados a Alejandría con mensajes personales. Respetaba muchísimo a Conón de Samos, uno de los matemáticos de Alejandría, tanto por sus capacidades como matemático como por ser un buen amigo.

En el prefacio a De las espirales Arquímedes relata una divertida historia relativa a sus amigos de Alejandría. Nos cuenta que tenía el hábito de enviarles comunicación de sus últimos teoremas, pero sin dar pruebas. Aparentemente algunos de los matemáticos de allí habían reclamado los resultados como propios por lo que Arquímedes dice que en la última ocasión que les envió teoremas incluyó dos que eran falsos :

… por lo que aquellos que reclaman descubrirlo todo, pero no producen pruebas de ello, pueden ser acusados de haber pretendido descubrir lo imposible.

Aparte de en los prefacios a sus trabajos, la información sobre Arquímedes nos llega de un número de fuentes tales como las historias de Plutarco, Livio, y otros. Plutarco nos cuenta que Arquímedes estuvo relacionado con el rey Hieron II de Siracusa :

Arquímedes … en carta al Rey Hieron, del cual era amigo y pariente cercano…

De nuevo prueba de al menos su amistad con la familia del Rey Hieron II llega del hecho de que El Arenario estaba dedicado a Gelón, el hijo del Rey Hieron.

Hay, de hecho, bastantes referencias a Arquímedes en los escritos de la época de que él se había ganado una reputación en su propia época que pocos matemáticos de este periodo consiguieron. La razón de esto no fue el amplio interés en las nuevas ideas matemáticas, sino que Arquímedes había inventado muchas máquinas que se usaron como ingenios de guerra. Estos fueron particularmente efectivos en la defensa de Siracusa cuando fue atacada por los Romanos bajo el mando de Marcelo.

Plutarco escribe en su obra sobre Marcelo, el comandante romano, sobre cómo los ingenios de guerra de Arquímedes se usaron contra los romanos en el asedio del 212 A.C.

… cuando Arquímedes comenzó a emplear sus ingenios, el disparó inmediatamente contra las fuerzas de tierra toda suerte de proyectiles, e inmensas masas de piedra que cayeron con increíble ruido y violencia; contra lo cual ningún hombre pudo resistir; porque derribaban a todos aquellos sobre quienes caían a montones, rompiendo todas sus filas. Mientras tanto grandes postes empujaban desde las murallas los barcos y hundieron algunos mediante grandes pesos que dejaban caer desde encima de los mismos; otros los levantaban en el aire con una mano de hierro o un pico de ave como un pico de grulla y, cuando los habían colgado por la proa, y puesto de punta sobre la popa, los hundían hasta el fondo del mar; o bien los barcos, colgados por los ingenios de dentro, y hechos girar violentamente, eran arrojados contra las afiladas rocas que sobresalían de las murallas, con gran destrucción de los soldados que estaban a bordo de ellas. Un barco era frecuentemente levantado a gran altura en el aire (algo horrible de contemplar), y era sacudido de acá para allá, y se mantenía meciéndose, hasta que los marineros eran todos arrojados, cuando era arrojado en toda su longitud contra las rocas o dejado caer.

Arquímedes había sido persuadido por su amigo y pariente el Rey Hieron para construir tales máquinas:

Estas máquinas que [Arquímedes] había diseñado e inventado, no como asuntos de ninguna importancia, sino como simples pasatiempos de geometría; de conformidad con el deseo y demanda del rey Hierón, poco tiempo antes, que él se limitaría a practicar una parte de su admirable especulación en ciencia, y acomodando la verdad teórica a la percepción y el uso ordinario, atraer la apreciación de la gente en general.

Quizá sea triste que las máquinas de guerra fueran apreciadas por la gente de esta época en una forma en que las matemáticas teóricas no lo eran, pero se debería destacar que el mundo no es un lugar muy diferente al final del segundo milenio D.C. Otros inventos de Arquímedes como la polea compuesta también le aportaron gran fama entre sus contemporáneos. De nuevo citamos a Plutarco:

[Arquimedes] había constatado [en una carta al rey Hieron] que dada la fuerza, cualquier peso dado podría ser movido, e incluso se jactaba, nos cuentan, apoyándose en la fuerza de la demostración, de que si hubiese otra tierra, yendo a ella él podría mover esta. Hierón asombrado por esto, y suplicándole hacer bueno este problema por un experimento real, y mostrar algún peso grande movido por una pequeña máquina, él lo preparó en consecuencia sobre un barco de carga que estaba fuera del arsenal del rey, que no podría ser sacado del muelle sin un gran trabajo y muchos hombres; y, cargándolo con muchos pasajeros y una carga completa, sentándose él mismo bastante lejos, sin un gran esfuerzo, sino sólo agarrando el extremo de la polea en su mano y tirando de las cuerdas por grados, él tiró del barco en una línea recta, tan suave y uniformemente como si hubiese estado en el mar.

Sin embargo Arquímedes, aunque consiguió la fama por sus invenciones mecánicas, creía que las matemáticas puras eran la única profesión digna. De nuevo Plutarco describe bellamente la actitud de Arquímedes, aunque veremos más tarde que Arquímedes de hecho usó algunos métodos muy prácticos para descubrir resultados a partir de la geometría pura:

Arquímedes poseyó un espíritu tan alto, un alma tan profunda, y tales tesoros de conocimiento científico, que aunque estas invenciones le habían ahora aportado el renombre de estar por encima de la sagacidad humana, él todavía no se dignaría a dejar tras él ningún comentario o escrito sobre tales materias; sino, repudiando como sórdido e innoble todo el comercio de la ingeniería, y toda suerte de arte que se preste al mero uso y provecho, él depositó todo su afecto y ambición en esas especulaciones más puras en las que no puede haber referencia a las necesidades vulgares de la vida; los estudios, la superioridad de los cuales sobre todas las otras es incuestionable, y en los cuales la única duda puede ser si es la belleza y grandeza de los sujetos examinados, o la precisión y coherencia de los métodos y medios de prueba, los que merecen más nuestra admiración.

Su fascinación con la geometría es bellamente descrita por Plutarco:

A menudo los criados de Arquímedes le llevaban a los baños contra su voluntad, para lavarle y ungirle, y aun estando allí, siempre estaba dibujando figuras geométricas, incluso en las mismas cenizas de la chimenea. Y mientras lo estaban ungiendo con aceites y dulces perfumes, con sus dedos dibujaba líneas sobre su cuerpo desnudo, hasta tal punto estaba fuera de si, y llevado a un éxtasis o trance, con el deleite que tenía en el estudio de la geometría.

Los logros de Arquímedes son bastante sobresalientes. Es considerado por la mayoría de los historiadores de las matemáticas como uno de los mayores matemáticos de todos los tiempos. Perfeccionó un método de integración que le permitía encontrar áreas, volúmenes y áreas superficiales de muchos cuerpos. Chasles dijo que el trabajo de Arquímedes en la integración :

… dio origen al cálculo del infinito concebido y llevado a la perfección por Kepler, Cavalieri, Fermat, Leibniz y Newton.

Arquímedes fue capaz de aplicar el método del agotamiento, que es el preámbulo de la integración, para obtener todo un rango de importantes resultados y mencionamos algunos de ellos en las descripciones de su trabajo citadas más abajo. Arquímedes también dio una precisa aproximación de π (el número Pi) que podía aproximar las raíces cuadradas con precisión. Inventó un sistema para expresar números grandes. En mecánica Arquímedes descubrió teoremas fundamentales concernientes al centro de gravedad de las figuras planas y los sólidos. Su más famoso teorema da el peso de un cuerpo inmerso en un líquido, llamado el principio de Arquímedes.

Los trabajos de Arquímedes que han sobrevivido son los que siguen. Sobre los equilibrios del plano (dos libros), Cuadratura de la parábola, Sobre la esfera y el cilindro (dos libros), Sobre las espirales, Sobre las cónicas y esferoides, Sobre los cuerpos flotantes (dos libros), Medidas de un círculo, y El Arenario. En el verano de 1906, J L Heiberg, profesor de filología clásica en la Universidad de Copenhague, descubrió un manuscrito del siglo X que incluía el trabajo de Arquímedes El método. Esto proporciona un destacable acercamiento a cómo Arquímedes descubrió muchos de sus resultados y discutiremos esto más abajo una vez que hayamos dado más detalles de lo que hay en los libros supervivientes.

El orden en que Arquímedes escribió sus libros no se conoce con certeza. Hemos usado el orden cronológico sugerido por Heath  al relacionar estos trabajos a continuación, excepto para El Método que Heath ha situado inmediatamente antes de Sobre la esfera y el cilindro.
El tratado Sobre los equilibrios del plano parte de los principios fundamentales de la mecánica, usando los métodos de la geometría. Arquímedes descubrió teoremas fundamentales concernientes al centro de gravedad de las figuras planas y éstos se dan en este trabajo. En particular encuentra, en el libro 1, el centro de gravedad de un paralelogramo, un triángulo, y un trapecio. El libro segundo está dedicado íntegramente a hallar el centro de gravedad de un segmento de una parábola. En Cuadratura de la parábola Arquímedes halla el área de un segmento de una parábola cortado por cualquier cuerda.

En el primer libro de Sobre la esfera y el cilindro Arquímedes muestra que la superficie de una esfera es cuatro veces la de un gran círculo, halla el área de cualquier segmento de una esfera, muestra que el volumen de una esfera es dos tercios el volumen de un cilindro cincunscrito, y que la superficie de una esfera es de dos tercios la superficie de un cilindro circunscrito incluyendo sus bases. En el segundo libro de este trabajo, el resultado más importante de Arquímedes es mostrar cómo cortar una esfera dada por un plano de forma que la razón de los volúmenes de los dos segmentos tenga una razón prescrita.

En Sobre las espirales Arquímedes define una espiral, da las propiedades fundamentales que conectan la longitud del radio vector con los ángulos a través del cual ha revolucionado. Da los resultados sobre las tangentes a la espiral al igual que halla el área de las porciones de la espiral. En el trabajo Sobre las cónicas y esferoides Arquímedes examina las parábolas de revolución, hipérbolas de revolución, y los esferoides obtenidos por la rotación de una elipse tanto sobre su eje mayor como sobre su eje menor. El principal propósito del trabajo es investigar el volumen de los segmentos de estas figuras tridimensionales. Algunos pretenden que hay una falta de rigor en la certeza de los resultados de este trabajo.
Sobre los cuerpos flotantes es un trabajo en el que Arquímedes establece los principios básicos de la hidrostática. Su más famoso teorema que da el peso de un cuerpo sumergido en un líquido, llamado el principio de Arquímedes, está contenido en este trabajo. El también estudió la estabilidad de varios cuerpos flotantes de diferentes formas y diferentes gravedades específicas. En Medición del Círculo Arquímedes muestra que el valor exacto de π se sitúa entre los valores 310/71 y 31/7. Esto lo obtuvo circunscribiendo e inscribiendo un círculo con polígonos regulares que tenían 96 lados.

El arenario es un destacable trabajo en el que Arquímedes propone un sistema numérico capaz de expresar números hasta 8 x 1063 en notación moderna. Argumenta en este trabajo que este número es lo suficientemente grande para contar el número de granos de arena que podrían caber en el universo. También hay importantes notas históricas en este trabajo, ya que Arquímedes tiene que dar las dimensiones del universo para ser capaz de contar el número de granos de arena que podría contener. El constata que Aristarco ha propuesto un sistema con el Sol en el centro y los planetas, incluida la Tierra, girando a su alrededor. En los mencionados resultados sobre las dimensiones el expresa resultados debidos a Eudoxo, Fidias (su padre), y a Aristarco. Hay otras fuentes que mencionan el trabajo de Arquímedes sobre las distancias a los cuerpos celestes. Por ejemplo  Osborne reconstruye y discute:

…una teoría de las distancias de los cuerpos celestes atribuida a Arquímedes, pero el estado corrupto de los números en el único manuscrito superviviente [atribuido a Hipólito de Roma, alrededor del 220 D.C] significa que el material es difícil de manipular.

En el Método, Arquímedes describió la forma en que descubrió muchos de sus resultados geométricos :

… ciertas cosas me quedaron claras por un método mecánico, aunque tenían que ser probadas por la geometría posteriormente porque su investigación por el método dicho no proporcionaba una prueba real. Pero esto es por supuesto más fácil, cuando hemos previamente adquirido, por el método, algún conocimiento de las preguntas, para suministrar la prueba que es encontrarla sin ningún conocimiento previo.

Quizás la brillantez de los resultados geométricos de Arquímedes esté mejor resumida por Plutarco, que escribe:

No es posible hallar en toda la geometría cuestiones más difíciles e intrincadas, o más simples y lúcidas explicaciones. Algunos atribuyen esto a su genio natural; mientras que otros creen que fue un increíble esfuerzo y trabajo el que produjo, según parece, fáciles y poco elaborados resultados. Ninguna cantidad de investigación tuya tendría éxito ateniéndote a la demostración, y con todo, una vez vista, crees inmediatamente que tu lo habrías descubierto; a causa del camino tan llano y tan rápido por el que te conduce a la conclusión requerida.

Heath añade su opinión a la calidad del trabajo de Arquímedes:

Los tratados son, sin excepción, monumentos de exposición matemática; la revelación gradual del plan de ataque, la maestría ordenando las proposiciones, la estrica eliminación de todo lo que no es inmediatamente relevante para el propósito, la finalización del conjunto, son tan impresionantes en su perfección como para crear un sentimiento semejante al miedo en la mente del lector.

Hay referencias a otros trabajos de Arquímedes que ahora están perdidos. Papo (Pappus de Alejandría) refiere un trabajo de Arquímedes sobre los poliedros semi-regulares, el mismo Arquímedes se refiere a un trabajo sobre el sistema numérico que propuso en El Arenario, Papo menciona un tratado Sobre equilibios y palancas, y Teón menciona un tratado de Arquímedes sobre espejos.

Arquímedes fue asesinado en el 212 A.C. durante la captura de Siracusa por los romanos en la Segunda Guerra Púnica después de que todos sus esfuerzos por mantener a los romanos en apuros con sus máquinas de guerra hubieron fallado. Plutarco relata tres versiones de la historia de su asesinato que habían llegado hasta él. La primera versión:

Arquímedes … estaba …, como cosa del destino, intentando resolver algún problema mediante un diagrama, y habiendo fijado su mente al igual que sus ojos en el objeto de su especulación, nunca notó la incursión de los romanos, ni que la ciudad era tomada. En su trance de estudio y contemplación, un soldado, llegándose inesperadamente a él, le ordenó seguir a Marcelo; lo que él declinó hacer antes de que hubiera resuelto su problema con una demostración, el soldado, enfurecido, sacó su espada y le atravesó.

La segunda versión:

… un soldado romano, corriendo hacia él con la espada en la mano, iba a matarle; y que Arquímedes, dándose la vuelta, encarecidamente le imploró que mantuviera su mano un poco más, que no podía abandonar lo que tenía entre manos mientras fuera dudoso e imperfecto; pero el soldado, sin conmoverse por su ruego, instantáneamente le mató.

Finalmente, la tercera versión que Plutarco había oido:

… cuando Arquímedes llevaba a Marcelo instrumentos matemáticos, discos, esferas, y ángulos, mediante los cuales la magnitud del sol podía medirse con la vista, algunos soldados le vieron, y creyendo que llevaba oro en una vasija, le asesinaron.

Arquímedes consideraba que sus logros más significativos eran aquellos referentes a un cilindro circunscribiendo una esfera, y pidió una representación de esto junto con su resultado de la razón de las dos, para ser inscrito en su tumba. Cicerón estuvo en Sicilia en el 75 A.C. y escribe cómo buscó la tumba de Arquímedes :

… y la encontré toda cercada y cubierta con zarzas y matorrales; por lo que recordé ciertas líneas de epitafio inscritas, como había oído, sobre su tumba, que constataban que una esfera junto con un cilindro habían sido puestas sobre su tumba. Consecuentemente, tras mirar bien en los alrededores…, noté una pequeña columna elevándose un poco sobre los matorrales, en la que había una figura de una esfera y un cilindro … . Se enviaron esclavos con hoces … y cuando abrieron un pasaje hasta el lugar nos aproximamos al pedestal frente a nosotros; el epigrama era fácil de seguir con casi la mitad de las líneas legibles, mientras que la otra mitad se había borrado.

Es quizás sorprendente que los trabajos matemáticos de Arquímedes fuesen relativamente poco conocidos inmediatamente tras su muerte. Como Clagett escribe en :

A diferencia de los Elementos de Euclides, los trabajos de Arquímedes no fueron ampliamente conocidos en la antigüedad. … Es cierto que … trabajos individuales de Arquímedes fueron estudiados en Alejandría, ya que Arquímedes fue a menudo citado por tres eminentes matemáticos de Alejandría: Heron, Papo y Teón.

Solo después de que Eutocio sacara ediciones de alguno de los trabajos de Arquímedes, con comentarios, en el siglo VI D.C. llegaron los importantes tratados a convertirse en más ampliamente conocidos. Finalmente, vale la pena señalar que la prueba usada hoy para determinar cúanto se aproximan al original las diversas versiones de sus tratados de Arquímedes, es determinar si han retenido el dialecto Dórico de Arquímedes. ..”

Estamos ahora en posición de referirnos al Palimpsesto de Arquímedes, en donde se teje una verdadera novela histórica, con intriga, dinero y además tecnología y transformaciones de Radon  aplicada a la reconstrucción de imágenes, para descubrir el

Texto  subyacente, oculto debajo de las plegarias.

El palimpsesto consiste de siete tratados escritos en griego original, entre ellos: Sobre cuerpos flotantes. El Método y el Stomachion  .  La transcripción  fue hecha posiblemente en el siglo X en Constantinopla hoy Estambul y en el Siglo XIII fue raspado para escribir un libro de oraciones sobre el papiro.

El Palimpsesto  desapareció y fue desconocido hasta el año 1907, cuando un investigador lo reencontró y reconoció. Con la ayuda de lupas y una gran minuciosidad se pudo transcribir parcialmente algo del contenido original de Arquímedes, contenido que fue ampliamente divulgado. Sin embargo, con la Primera Guerra Mundial el libro, de 174 páginas, volvió a desaparecer.

Su reaparición tuvo lugar en el año 1998, en las célebres subastas de la Galería Christie y un coleccionista anónimo lo adquirió por dos millones de dólares y lo donó, para su cuidado, al Museo Walters de Baltimore. Como es lógico durante este deambular de siglos el Palimpsesto de Arquímedes sufrió daños de humedades, fuegos, maltratos e, incluso, en época reciente, se había intentado aumentar fraudulentamente su valor como libro de oraciones, pintando en cuatro páginas miniaturas evangélicas doradas. Ante ello, no es de extrañar, que William Noel, uno de los técnicos del Museo Walters, dijese que era el manuscrito con aspecto más horrible que nunca había visto.

El rescate de la obra de Arquímedes es digna de él.

Métodos matemáticos, programas de cómputo , varios tipos de rayos x , mucho dinero y gente competente en varios campos están volviendo  a la vida la obra del Maestro, la plegaria fue escuchada.

La gran diferencia en el Método con respecto a las traducciones está en que aparecen los dibujos y no los espacios en blanco o con puntos suspensivos y ahora si podemos gritar Eureka, Arquímedes manejaba el concepto de infinito, así lo indica   el profesor Reviel Netz quien ha publicado abundantemente sobre el tema.

Hay una entrevista muy interesante  con él  en : http://www.pbs.org/wgbh/nova/archimedes/infinity.html

El  stomachion es un juego griego antiguo del cual hay versiones simplificadas, es poco probable que Arquímedes lo haya inventado. Se trata de un rompecabezas geométrico, el más antiguo rompecabezas conocido.

Existen algunas versiones en árabe de este texto y la única versión griega es la del palimpsesto. También se le conoce como la caja de Arquímedes o el loculus de Arquímedes.

El juego fue completamente resuelto en noviembre del 2003 con medios computacionales por Bill Cuttler como lo indica Ed Pegg en :

www.maa.org/editorial/mathgames/mathgames_11_17_03.html

En  http://math.ucsd.edu/~fan/stomach/tour/ Fan  Cheng y Ron Gram. nos dan un paseo sobre el rompecabezas

En  http://mathworld.wolfram.com/Stomachion.html se encuentra una explicación del juego y un programa escrito en Mathematica 5.2 que puede ser bajado de ese sitio

En http://www.archimedespalimpsest.org se encuentra el sitio oficial  del Museo Walter sobre el palimpsesto. Es de rigor visitarlo, la presentación es excelente.

En http://www.cis.rit.edu/people/faculty/easton/k-12/sld001.htm se encuentra una explicación de cómo se  recobró el texto de Arquímedes a cargo del Chester F. Carlos Center for Imaging Science   y  Rochester Institute  of Technology . Se muestran de manera  clara el proceso de reconstrucción de las imágenes y un poquito de la matemática involucrada en estos temas.

En http://video.google.com/videoplay?docid=8211813884612792878 se encuentra en inglés un excelente video sobre el proceso de reconstrucción del texto y alguna explicación sobre el trabajo  de Arquímedes . Participan algunos integrantes del  equipo encargado del manejo y reconstrucción del manuscrito.

En http://www.cidse.itcr.ac.cr/revistamate/TemasGeometria/V1n1-may-2005/index.html la prof. María de la Paz Alvarez nos presenta algunos aspectos geométricos de la obra de Arquímedes.

Bibliografía

http://www.edesclee.com/Formularios/Colecciones.asp?idColeccion=25&inicio=1&IdLibro=804
http://es.wikipedia.org/wiki/Palimpsesto

http://www-groups.dcs.st-and.ac.uk/~history/Biographies/Archimedes.html

http://www.pbs.org/wgbh/nova/archimedes/infinity.html

www.maa.org/editorial/mathgames/mathgames_11_17_03.html

http://mathworld.wolfram.com/Stomachion.html

http://www.archimedespalimpsest.org

http://www.archimedespalimpsest.org

http://www.cis.rit.edu/people/faculty/easton/k-12/sld001.htm

http://video.google.com/videoplay?docid=8211813884612792878

http://www.cidse.itcr.ac.cr/revistamate/TemasGeometria/V1n1-may-2005/index.html


CidseRevista virtual Matemática, Educación e InternetITCR
Derechos Reservados

Doctor Néstor Braunstein, Carmen Vascones, René Ferrer de Paraguay, y Paulina Vinderman de Buenos Aires. Han sido invitados al XV encuentro internacional de escritores POÉTICAS DE LA MUERTE” julio 29, 2010

Posted by carmenmvascones in nuevo león, y Paulina Vinderman de Buenos Aires. Han sido invitados al XV encuentro internacional de escritores POÉTICAS DE LA MUERTE”.
add a comment

Doctor Néstor Braunstein, Carmen Vascones, René Ferrer de Paraguay, y Paulina Vinderman de Buenos Aires. Han sido invitados al XV encuentro internacional de escritores POÉTICAS DE LA MUERTE”, donde se abordarán temas: Memoria y espanto; Los muertos viajan mirando hacia atrás; Manufactura del suicidio; Donde duermen los olvidos; La enfermedad y sus metáforas.  El evento es organizado por el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo  León.

El Consejo convoca anualmente a escritores de reconocida trayectoria, va deliberar sobre temas de interés literario en mesad de ponencias, así como participar en mesa de lecturas de obra. El encuentro será del 30 de septiembre al 2 de octubre, en Monterrey, Nuevo León.

Para empezar se puede hablar de una literatura femenina o mas bien de una literatura escrita por mujeres? entrevista por mariuxi león a carmen váscones julio 27, 2010

Posted by carmenmvascones in develar y revelar., Para empezar se puede hablar de una literatura femenina o mas bien de una literatura escrita por mujeres? entrevista por mariuxi león a carmen váscones.
add a comment

*Para empezar se puede hablar de una literatura femenina o mas bien de una literatura escrita por mujeres?

Me voy por lo segundo, hay escrituras de hombres y mujeres, así  como la humanidad es posible, solo entre el encuentro de un hombre y una mujer, la historia carnal del nacimiento, luego otra cosa es hablar y ser hablado desde ese lugar del que se parte.  La vida de cada ser humano está tocada por el lenguaje antes y después de dar el primer llanto de libertad dependiente.

El límite de una literatura y su enlace con la ficción la gestan significantes que construimos y destruimos en ese descubrirnos como humanos, solo el humano  desea ser distinto y diferente frente al espejo del reconocimiento.

La literatura es un abordaje en falta, es una verdad para cada uno, es un decir posible, es un enunciado donde se juega la angustia su lugar en el ser y no ser, entre el autor y los personales, entre la palabra que provoca insubordinación y pases a pensamientos irreverentes, esto es, crear y creer otras posibilidades sin miedo a sentirme sitiado o acorralado por atreverme a oponerme, por reinvindicar la vida sobre toda servidumbre, por asumir la negación al sometimiento o  a la esclavitud de callar lo que debo decir, develar y revelar.

Cuando era niña ya tenía la rebelión, recuerdo, en casa, me atrevía a cuestionar, ese puesto de hija, recuerdo una  enviada al infiernillo por parte de la monja cuando estaba en la preparatoria con mis primeros 5 años,  me preguntan carmen las vocales, respondo a, e, i, o, u, el burro sabe más que tú, hasta ahora suenan las risotadas de las niñas en mi memoria, era un jardín solo para niñas, y también el rostro rojo como ají de la superiora acercándose y cogiéndome de la patilla, enviándome al cuarto oscuro por malcriada, y este juego, todos los niños los decíamos en el patio, estribillo de aparente libertad y pruebas de desafíos, como los primero No de los niños, cuando son dueños de su palabra, y pueden controlar sus primeras deposiciones sin obligaciones a hacerla cuando la mamá impone la hora y hasta el cómo, la lucha en el escusado, de no entregar las mierdas o estreñirse hasta correr el riesgo…, más claro, hay una historia personal en tiempo espacio y experiencia propia que designa un habla y sujeto.

Por lo tanto la literatura que hacemos los hombres y la mujeres tienen que diferenciarse de los excrementos y de las basuras; por lo tanto, hacer un texto implica tomar una posición, a mi parecer de insubordinación a la represión, de desenmascarar al miedo, de salir de lo aparente, de recrear la verdad en falta, de protesta, de darle lugar y cuerpo a la belleza, de contar el horror para que no se repita, de poner un pare al crimen con el lenguaje y el amor.  Creo que hay que  devolver la palabra a la intimidad de la esperanza, y la utopía de un deseo que resiste a ser exterminado.

La literatura es vida.

*En ambos casos qué diferencias hay? Cómo es el discurso femenino?

Le adjunto el texto y ahí están las dos voces, la masculina y femenina como hablaron en mí y como las traduzco en mi búsqueda y hacer….va en adjunto el texto las voces quedieron vida a la imaginación…

Los temas tratados en un principio por las mujeres estaban vinculados un poco más al deseo de ser escuchadas, al respeto de sus derechos, a la búsqueda de la igualdad, entre otros. O al menos así lo expresaba la literatura elaborada por personajes como Virginia Wolf por ejemplo, ahora esa temática ha cambiado o se mantiene?

Pero la igualdad aniquila… y no es en  relación al poder y lo ecónomico, porque este tema entra en el intrercambio y plus a dónde.

El equilibrio es frágil en cada uno y una que procrean y engendran la vida y la muerte.

Y entre estos extremos la palabra sin supresión.

Es irónico, aparentemente la mujer siempre está hablando, cuando es madre, cuando está siendo abordada en el amor, cuando cocina, cuando la abuela cuenta su punto discordante frente a los destapes de las nietas o ese decir de los tiempos diferentes, que en el mío ni que decir, siempre hay una ruptura.  Lo importante es el papel, función, y singularidad que se juega en cada época, el traje, el oficio y lo permitido, siempre hay un velo de por medio, que aparenta ocultamiento.  Hay que diferenciar las escuchas entre esa igualdad imposible.

Soy de la idea que tanto el hombre como la mujer se pugnan el poder, el quiere dirigir, ella cree que lo dirige, el cree que gobierna y lleva la plata y es ella la que pone y quita las papas de la cocina y sale a trabajar y ahorra; la cuenta bancaria de los bolsillos de un hogar están en pugnas  y se prestan al juego de un mercado de ofertas y demandas inservibles.

La humanidad se desborda entre políticas, globalizaciones y exterminios de barbaries.

Es una tarea del género humano, de hombres y mujeres dar espacio a la verdad en falta, según el psicoanalista Lacan dice “la verdad está en reabsorción constante en lo que tiene de perturbador, no siendo en sí misma, sino lo que falta para la realización del saber”….

*La mujer contemporánea utiliza la literatura, en el caso de elaborarla, como un aspecto testimonial o como una forma de otorgarse voz propia?


Depende, cual sea el protagonismo y conducción del puesto de “emancipada” que se juegue la autora en su escrito y en la vida cotidiana.

Me gusta lo de voz propia, los textos son testimonios de que lo humano se inscribe más allá de nosotros, por lo tanto, la vida es lío ajeno, propio y con el prójimo próximo, a veces un litigio con el deseo.

Y sin embargo es creación, donde la palabra no se amolda al lenguaje, es un movimiento del caos y del orden dentro y fuera de lo  gobernable e ingobernable: la libertad y su límite frente al tabú, al incesto, a  los deberes y derechos.

La ley no soy yo, la ley es una función en nombre de la vida no para uno…

Para mí la literatura nos recuerda la revolución de la verdad, esto es, habla a pesar de la represión y de la alineación, y puedo decir hasta del  opresor.

No me someto a ti, esa es la virtud de una literatura renovadora y libre de compromisos con la complacencia del servilismo.

La creación literaria es un sujeto de antítesis, no se doblega al desaliento ni a la agonía que produce la máquina de la represión o el miedo.

La hipótesis de un espanto indestructible se lo aborda en la creación, se come al fantasma.  La identidad con la muerte nos lleva a la nada.

De mi parte no me identifico con el amo ni el esclavo.  La escritura es perseguida…

La muerte no retorna, la vida sí, torna el retorno.

La utopía de ser otro con el otro, sin el desprecio de la conquista psíquica sobre el uno con el otro o sobre los otros.

El otro no puede descontar al uno.  Uno no es cero, por lo tanto la humanidad no se reduce a instintos ni a necesidades.

Habla, por eso piensa, y eso es peligroso, por lo tanto tarea del escritor es quitar el bozal y los grilletes de las ideas.

LAS INGENIERIAS PREHISPANICAS (entrevista a kashyapa yapa por carmen váscones) julio 27, 2010

Posted by carmenmvascones in los procesos históricos de desarrollo socioeconómico y político de la sociedad..
add a comment

LAS INGENIERIAS PREHISPANICAS

Y SU VIGENCIA EN EL TERCER MILENIO

Entrevista al Ingeniero Kashyapa A. S. Yapa de Sri Lanka

Por Carmen Váscones

¿Por qué hablar de las técnicas prehispánicas para ahora, y a unos 500 años después?

En el continente americano prehispánico, la ingeniería alcanzó un alto nivel de desarrollo.  Lastimosamente, no lo ha sido reconocido ni por su propio pueblo.  Su mayoría, ya mestizados, están entrenados a glorificar la ‘civilización’ impuesta por los conquistadores y siguen desconociendo y hasta destruyendo su propio pasado.  Sólo recién, durante las últimas décadas, ha despertado en los países de América un interés por encontrar una identidad propia, fundamentada en las culturas prehispánicas.  Esta identidad se puede fortalecer y sostener, si uno redescubre y revaloriza todos los aspectos de su cultura, especialmente, los procesos históricos de desarrollo socioeconómico y político de la sociedad.

¿Cómo sabemos que los aborígenes tenían una ingeniería?

La ingeniería se define como el arte de modificar el ambiente para la supervivencia, la comodidad, o la rentabilidad económica.  Las primeras poblaciones, los nómadas, no intentaban modificar su ambiente; cuando los cambios climáticos les dificultaba la vida, ellos se trasladaban a otra región, más cómoda.  En cambio, los pueblos sedentarios, los agricultores, especialmente, tenían que buscar formas de alterar su entorno para sobrevivir en tiempos difíciles.  Allí comenzó la ingeniería agrícola, su versión primitiva.  Para satisfacer las necesidades básicas de las sociedades agrarias aglomeradas se requerirían obras agrícolas, viales y de vivienda, de mayor envergadura.  Los grupos de elite para sostener su poder político dedicaron grandes esfuerzos para construir tales obras.  También fundaron obras monumentales, con fines religiosos para ganar prestigio entre sus sujetos.  En esta fase, los grupos de poder comenzaron a acumular recursos y la ingeniería se tornó más compleja, porque se necesitaba buscar economías.  Ahora, después de varias décadas de investigaciones arqueológicas, ya sabemos que las sociedades aborígenes disponían de todas estas fases del desarrollo, y muchas obras públicas suyas están a la vista, aunque en forma de ruinas.

¿Cómo son estas obras, hay algunos en el Ecuador?

En el Ecuador, las conocidas son el complejo de Ingapirca y las pirámides de Cochasquí.  Hay muchas otras, más bien ignoradas, como son los camellones de Cayambe, y los canales y campos elevados en la cuenca baja del Río Guayas.  Las dos primeras eran obras hechas con fines religiosos y/o militares, mientras, las últimas eran grandes modificaciones de paisajes, hechas con fines agrícolas.

Los camellones de Cayambe son lotes de cultivo, alargados y elevados entre zanjas, que en una época cubrieron cerca de 5000 hectáreas de tierra.  Como esa zona sufre de heladas inesperadas, los agricultores mantenían las zanjas llenas de agua, y el agua irradiaba calor en la noche, protegiendo de heladas las plantas sembradas en los camellones adyacentes.  No sólo eso, esta técnica también facilitaba mantener el suelo bien drenado, permitía abonar los sembríos con las malezas acuáticas en las zanjas.  Este sistema ha dado cosechas muy superiores a la agricultura moderna, que emplea insumos químicos.  Evidencias de esta antigua forma de cultivar también hay alrededor del Lago San Pablo y en el valle sur de Quito.

Los antiguos agricultores habían modificado más de 50 mil hectáreas en la Baja Guayas, con canales y campos elevados.  Estos canales, anchos y largos, abiertos a los afluentes de Guayas, admitieron las crecientes y no permitían que suba el nivel de las aguas sobre las plataformas agrícolas y de vivienda.  Las avenidas depositaban en los canales sus sedimentos, ricos en abono, que fueron transferidos a los campos en la época seca. Los canales facilitaban el transporte de canoas, y también eran buenos para crear pescado.  El sistema, incluso, podía desviar agua de exceso hacia pozas, para regar en la sequía.

¿Con qué las hicieron, qué técnicas usaron?

En la época prehispánica disponían recursos muy limitados. Sabemos que sus herramientas eran muy sencillas: nada de hierro, algunas de cobre y otros metales, pero la mayor parte eran de piedra y de madera.  Tampoco había medios de transporte sofisticados, sólo algunos animales de carga, en algunas zonas.  La mayor fuerza de trabajo la producían los obreros. Con una organización política fuerte, podían movilizar mucha mano de obra.  Otro recurso abundante, en comparación a la actualidad, era ‘el tiempo.’ Las investigaciones revelan que la construcción de muchas obras no eran de unos años, sino décadas o siglos.

Podemos generalizar que los ingenieros antiguos supieron manejar muy eficientemente estos dos recursos, el tiempo y la mano de obra, para superar la falta de recursos sofisticados.  Porque, no podemos ni pensar en emular algunas de sus obras monumentales, aún con las maquinarías que disponemos hoy.  Su técnica constituyó en planificar minuciosamente la construcción según la disponibilidad de los recursos, pero desde el principio del diseño del proyecto.  La obra la dividían en varias etapas para la construcción, ajustando cada una al tiempo dispuesto por la jefatura. Diseñaban de tal manera que la obra tuviese su utilidad al final de cualquier etapa de construcción, y se pudiera edificar la siguiente sin destruir ningún componente de la anterior. Para emplear bien, el masivo ejército de trabajadores, compuesto por numerosos grupos pequeños, oriundos de distintas aldeas, también dividían cada etapa de construcción en varios segmentos o tareas; independientes, pequeñas, y sencillas en cumplir.  Cada grupo se encargaba de terminar su tarea.  Usaban equipos especializados para unificar los segmentos y terminar la etapa.

Algunas pirámides de Cochasquí muestran estas técnicas de construcción, pero faltan investigaciones profundas para esclarecer los detalles.  Afortunadamente, existen investigaciones sobre otras obras monumentales americanas, como sobre la presa Purrón de México, el templo de Uaxactún de Guatemala o la Huaca de la Luna en Perú, que nos permiten acercar a esta sabiduría milenaria prehispánica.

¿Explique lo que usted llama la sabiduría milenaria?

Un análisis profundo de las obras públicas prehispánicas nos muestra que los antepasados han respetado, casi al pie de la letra, los principios básicos de ingeniería; que son, el eficiente uso de los recursos disponibles y la efectividad de la obra.  También, ellos seguían perfeccionando sus técnicas constructivas, con la experiencia acumulada, para economizar el uso de sus recursos, y para que sean más duraderas y efectivas sus obras.  Los primeros canales que hicieron en la Baja Guayas fueron angostos e insuficientes para apaciguar las fuertes inundaciones; pero, poco a poco los ampliaron, hasta que lograron un diseño adecuado. En este proceso milenario, de modificaciones ambientales, están también inmiscuidas sus continuas observaciones de las respuestas de los agentes naturales.  Aunque no está escrita en blanco y negro esta sabiduría, si aprendemos interpretar las obras antiguas, podemos enriquecernos de la misma.

¿Cuáles son las diferencias entre las técnicas de la ingeniería antigua y las de la presente?

Las técnicas de construcción ya han cambiado mucho desde esa época, porque ahora existe una gran variedad de herramientas y maquinarias, pero podemos comparar los conceptos básicos y los contenidos filosóficos de las dos ingenierías.

La ingeniería moderna, como se practica en los países económicamente débiles, no se acata a ninguno de los dos principios básicos: no se aprovecha eficientemente los recursos locales para solucionar sus problemas, ni se busca soluciones efectivas a largo plazo.  El primero se debe a que sus diseños son muchas veces copiados de los países técnicamente más avanzados, con el fin de ‘modernizarse’ rápido, olvidándose de que esos diseños no son compatibles con las condiciones socioeconómicas, políticas, geográficas y ecológicos de sus propios países.

Por ejemplo, donde el desempleo es grave, un proyecto se lo debería diseñar, no para usar la maquinaria, sino para el uso eficiente de la mano de obra, que doblemente ayudaría a la sociedad; aumentando los empleos y reduciendo los costos.  Los proyectos modernos tampoco se empeñan en buscar soluciones eficaces a largo plazo, por los intereses políticos detrás, que sólo procuran la manera más fácil y rápida de aplacar los reclamos de la población, con obras que no duran más allá de la próxima elección.

En cambio, las obras antiguas, casi siempre, fueron diseñadas para el uso óptimo de los recursos locales.  En la costa peruana, los sistemas de riego, de aguas superficiales y subterráneas, siguen siendo aprovechados por los campesinos desde hace muchos siglos.  Sus usuarios comprenden las sencillas técnicas de su construcción, operación y mantenimiento.  La organización social local ha sido capaz de preservar y mantener sus sistemas productivos, aún en el tiempo colonial, cuando no podían contar con mucho apoyo gubernamental.  Son buenos ejemplos para obras sostenibles con recursos locales.

Desgraciadamente, los proyectos modernos de riego siempre se olvidan de la sostenibilidad, en su afán de incorporar la ‘alta tecnología,’ creando una relación paternalista entre la entidad proveedora y los usuarios.  Por ejemplo, el proyecto del Canal de Trasvase de Santa Elena, no sólo fomenta esta relación dependiente, sino que también obliga a los campesinos a convertirse de la noche a la mañana, en agro-exportadores, o rendirse, por el alto costo del líquido vital.

Y como vemos, en tiempos modernos, si algo fracasa, culpamos primero a la naturaleza.  Pero, paradójicamente, casi todos los nuevos proyectos de desarrollo proponen una lucha contra la naturaleza o una conquista de la misma.  Aún después de tantos y costosos fracasos no hemos aprendido que la ‘conquista de la naturaleza’ es sólo una ilusión, inventada por los vendedores de maquinarias y materiales costosos.

Los ingenieros antiguos han manejado otra filosofía frente a la naturaleza: una convivencia con su poder impredecible, en vez de conquistarla.  Por ejemplo, el sistema antiguo de controlar inundaciones en la Baja Guayas, no contempló nunca bloquear o restringir el curso de sus caudalosos afluentes, sino abrieron más canales para recibir las crecientes.

Se podía entender que la ingeniería actual desconoce por completo las técnicas prehispánicas.  ¿Qué importancia tiene el estudio de ingeniería antigua para la moderna?

La enseñanza y práctica de la ingeniería en los países latinos, desde los tiempos de la conquista, sigue siendo una trasplantación directa, de una ingeniería evolucionada en los últimos dos siglos en Europa y en los Estados Unidos.   Hasta ahora, se usan los diseños y las fórmulas de ingeniería, desarrollados en esos últimos países, cuyas bases socioeconómicas, ambientales, y geográficas, son totalmente incompatibles con las de los países latinos.  Si no, la misma ha sido impuesta, muchas veces por la fuerza del poder económico de los donantes de ayuda, a través de sus ‘expertos’ importados.  Tales ‘ayudas’ han transformado los países débiles en museos de elefantes blancos, y por consiguiente en eternos deudores.  Los técnicos locales también, formados con textos importados, se sienten más cómodos en buscar ‘soluciones’ de afuera, que adaptar sus conocimientos básicos a las condiciones locales.

Actualmente, sólo los antropólogos y los arqueólogos estudian las obras prehispánicas, para elogiar su valor histórico y para restaurarlas por fines turísticos, y raramente para algún uso contemporáneo.  Hemos olvidado que estas obras representan un tesoro increíble de sabiduría, en cuanto a cómo acomodar o modificar nuestro ambiente para lograr una mejor calidad de vida.  Si divulgamos ampliamente las bases técnicas de las obras de la ingeniería antigua, estaríamos facilitando valiosas herramientas a los técnicos modernos, para reevaluar sus formulas y diseños, que, ahora, están totalmente fuera de su contexto social y ambiental.

¿Cuáles son los efectos y perjuicios en las obras públicas actuales en América donde se ven afectados por desconocer el saber autóctono del ingeniero aborigen?  ¿Podemos sacar algunas lecciones de la ingeniería antigua para mejorar la moderna?

Los proyectos modernos producen muchos perjuicios, principalmente por la despreocupación de sus diseñadores sobre los impactos colaterales.  Actualmente se hace una evaluación de impactos ambientales, pero siempre se la hace demasiado tarde y esa información no retro-alimenta el diseño, o la hace con fines de blanquear el proyecto.

La vía rápida Cuenca-Molleturo-Naranjal, que rompió el aislamiento largo de los pueblos que la rodean, les trajo, en vez del progreso que todos anhelaban, especuladores, explotadores y pobreza.  Ahora, ni el pueblo más grande de la zona, Molleturo, cuenta con una base económica de productividad propia; ha perdido su producción agrícola (por la migración de los jóvenes y por los precios especulativos), su ganado (por los robos) y su bosque (por la explotación indiscriminada.)  Las vías trans-amazónicas de Brasil, construidas expresamente para abrir ‘polos de desarrollo’ dentro de la Amazonía, han dado resultados más negativos que positivos.  A las comunidades indígenas, dueñas de la mayor parte del territorio penetrado no les llegan ningún desarrollo, sino únicamente la colonización, que las ha dejado casi diezmadas.

En cambio, los ingenieros antiguos se preocuparon por evitar impactos negativos y planificaron meticulosamente sus proyectos. Los caminos principales Incaicos eran bastantes grandes y anchos en los desiertos; acercándolos a tierras agrícolas disminuyeron su ancho hasta 8 metros para aprovechar la mayor extensión de la tierra para su producción agrícola.   También delimitaron las vías con muros de tapia considerando como medida tope la altura humana, posiblemente para evitar daños a los campos, de parte de los viajeros.

El proyecto ‘milagroso’ del Canal de Trasvase de Santa Elena se ha convertido en una maldición para sus pobladores tradicionales -los comuneros; muchos ahora son peones o refugiados económicos en las grandes urbes. Porque, el proyecto no contemplaba capacitar los nativos, para enfrentar la gran ola de los poderosos políticos y especuladores, quienes acapararon la zona aún antes de llegar el agua.

En vez de montar este costosísimo proyecto, si hubieran estudiado la historia de la misma península, los planificadores gubernamentales hubieran encontrado una solución para la escasez de agua en Santa Elena, menos costosa y operacionalmente sostenible.  Su gran cantidad de albarradas ancestrales, que ayudaba almacenar agua, bajo tierra, en esta zona semiárida, tenía mucha importancia para las culturas antiguas.  Una ofrenda de conchas spondylus había sido enterrada en la albarrada de Achallán, una práctica a la que se atribuye cualidades sagradas como la de atraer las lluvias.

En la actualidad, ¿quién hace uso de las técnicas prehispánicas?

Casi nadie, lastimosamente.  Aún en las comunidades indígenas, donde todavía se percibe algunos rasgos de esos conceptos, el paternalismo y el clientelismo, dominante en la política latinoamericana, han desvirtuado toda la posibilidad de aprovechar estas técnicas.  Y la presión constante de la sociedad a ‘modernizarse’ ha desvalorizado los conocimientos ancestrales.

¿Pareciera que usted esta haciendo un llamado de alerta a los constructores, ingenieros y arquitectos?

Sí, debemos reconocer que hemos errado en ignorar las lecciones de nuestros antecesores y que no nos hemos opuesto a las políticas desarrollistas occidentales, que han conducido nuestros países a la ruina socioeconómica y ambiental.  En los países con fuertes tradiciones indígenas, las condiciones socioeconómicas de la gran parte de la sociedad y de los recursos que disponen, a mí me parece que no han cambiado significativamente desde antes del ‘descubrimiento.’  Por lo tanto, las obras para desarrollar estas sociedades deben ir aparejadas con estos recursos. Y si nos preguntamos ¿cuál tecnología los aprovecharía mejor, la occidental o la autóctona, que ya tienen miles de años de experiencia?

Hago un llamado de atención a los políticos para que se preocupen del derroche que hacen a nuestros escasos recursos, pongo un aviso de alerta por las prácticas equivocadas al clonarse con la tecnología occidental; que nos hunde más en la pobreza económica, en nombre del ‘progreso.’  En el escenario de ‘dependencia técnica total’ con el occidente, ¿acaso, somos la versión contemporánea de una neo-colonización tecnológica, bajo los mandatos de los ‘emperadores’ extranjeros?  Los mismos, que siempre nos exigirán que apretemos la cintura, para vendernos más de sus novelerías. Y como siempre quedarnos atrás en esta carrera de locura para ‘alcanzar el desarrollo’ que no conocemos.

En algunos de nuestros países, ya existe y crece un movimiento que busca una identidad cultural propia, fundamentada en las culturas prehispánicas.  Entonces, ¿por qué no buscamos una identidad propia del desarrollo también, aprovechando nuestra riqueza tecnológica precolonial?

Para concluir, ¿cuál seria el peligro o la catástrofe más grande que se desataría en el nuevo milenio si sigue ignorando la filosofía aborigen del saber de la ingeniería milenaria?

Estoy hablando en nombre de todos los países del mal-llamado Tercer Mundo; más bien les llamo los económicamente pobres, aunque realmente son los verdaderamente ricos en cuanto a sus recursos.  Estamos mostrando que disponemos una ingeniería milenaria, de un lenguaje propio, de una economía auto-abastecedora, de creadores e inventores, para proteger y garantizar en presente y en futuro el pasado de todos los tiempos.  Mi misión es patentizar la huella de nuestra historia, de nuestras sociedades, de la sabiduría aborigen, y del trabajo de continuidad y permanencia.  ¿Podríamos retomar este camino y volver a soñar y verdaderamente a crear?

Pero pisando tierra y mirando la realidad, vemos, como siempre la gente piensa en que ‘lo ajeno es lo mejor;’ también quiero demostrar, aunque no es nada nuevo bajo el sol,  que la tecnología occidental es, muchas veces, una depredadora de los recursos para cualquier sociedad.  Para mí, es una perversidad económica.  Es una burla a los principios de la ingeniería.

Entonces, se ha preguntado usted, ¿cómo ellos han avanzado tanto y tan rápido?

Sí, han avanzado económicamente, a costa de nosotros.  Están consumiendo los recursos nuestros, de las colonias antiguas y nuevas.  Esto explica sus constantes incursiones políticas, para hacer y deshacer nuestros ‘líderes.’ Y cuando la situación se les escapa, también arman incursiones bélicas, bajo cualquier pretexto, como ‘la guerra de la tierra santa’ actual y de todos los tiempos.

Guayaquil, 04 de Diciembre de 2001.

como concibe un libro entrevista a carmen váscones por ruth garaycoa julio 27, 2010

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
add a comment

¿COMO CONCIBE AL LIBRO?

Un libro en mis manos es la posibilidad de intimidad con la imaginación.  El libro es un soporte, es un campo abierto de posibilidades.  Cuando se es niño y no sabemos leer ni escribir, nos encanta que nos lean – qué dice aquí -que nos repitan una y otra vez la historia, que nos expliquen, que nos hagan sentir la vida del texto.

En un libro están seres animados que se proyectan. La piedra, el animal, el humano son personajes que tienen una historia, valores, problemas, alegrías, mensajes y sentidos a los que el niño está atento a captarlos.

El libro nos remite al autor, y por lo tanto a la convocatoria de oyentes y lectores, un texto logrado suscita, se lo siente, provoca emociones, hace pensar, aprobar, rechazar.

Es una moraleja, es un testimonio del bien y del mal, es una posición quiéralo o no del autor, hacia una forma de ver, admirar, crear o de intervenir en la realidad.

En fin, el libro es un mundo aparte dentro de otros, es una realidad dentro de otra.  Los libros son la biblia de los mitos, leyendas, estilos, fantasías y  los hechos expectantes o creados por sus progenitores/autores.

¿CUAL O CUALES SON LAS OBRAS DE SU AUTORIA QUE LE HAN DADO MAYOR SATISFACION?

Empecé a escribir desde los quince años diarios, poemas, reflexiones, mis pensamientos, mis fantasías y vivencias.  Desde los cinco años, recuerdo que me gustaba escuchar historias, cuentos, misterios, sean en la radio, disco/cuento que nos ponían las monjas españolas en la escuela. De mi padre y madre me interesaba ellos y sus antepasados, o saber lo que habían vivido. De las personas que colaboraban en casa me encantaban también sus historias, tenía mucha paciencia y entusiasmo para escucharles.

La verdad es que me parecía mágico todo eso que salía por la boca, del libro,  del disco o de la radio.

Me adentraba en esos relatos con mi imaginación.

También participaba en obras teatrales, danzas, era maravilloso todo lo que uno podía hacer con el cuerpo, con el entusiasmo y con el deseo de representa y escenificar.

Era romper toda la timidez.

Era a ser: unos desvergonzados infantiles y adolescentes en el escenario del arte.  Vivía intensamente la pasión que me producía estas experiencias, experimentaba emociones encontradas, a veces quería a mi personaje o quería el otro, pero  tenía una responsabilidad de sacar adelante el que me habían asignado, creo que tenía que amarlo y no rechazarlo.

El personaje estaba en la realidad y en la fantasía y tenía que hacerlo mío.

Cuando un es niño se cree casi todo, y si tiene un margen de dudas, – se es muy preguntón – eso no importa, lo que interesa, es lo que nos produce y provoca, los estados de atención a eso mágico y misterioso de aquello había una vez …

Entonces, por qué todo esto dicho.  Bueno, porque mis libros están acompañados de todo ese mundo con los otros construidos. Cada uno responde a un ritmo, a hechos que acontecieron mientras iban desmadejándose.

Quizás todavía no estoy preparada ante mi propia crítica o juicio para decir este o aquel libro es el que me ha dado mayor satisfacción y dolor.

Lo que sí puedo afirmar, es que estoy inmersa con el yo que me acontece y convoca como persona individual y única,  con los demás que me involucran en un vínculo dado antes y después de nacer.

Es una responsabilidad saber, que, con nuestras palabras y/o actos hacemos y deshacemos.  – En estos tiempos tengo mas precisa esa angustia vital –

Me siento comprometida con mi vida y con la de los otros, será por eso que me encanta trabajar con niños, a ellos los veo indefenso en manos de los mayores.  Un adulto con su incomprensión o agresividad puede ser monstruo ante los ojos de los pequeños, y de hecho, después, ellos aprenden a defenderse con esos mismos mecanismos de violencia con los que los padres o maestros intervinieron y que a la vez inculcaron en los pequeños.

La verdad construye, la mentira destruye. ¿Dónde está cada una?  ¿Dónde están éstas dos y cómo laborar en las diferencias, en lo que es y no es?

La tarea como humano es intervenir para afirmar o negar, provocar o replantear reglas y cánones establecidos, no callar lo que oprime y somete, decir lo que no se dice, arriesgarnos a ser.

Y el arte no puede ser cómplice del silencio, ya que este denuncia y propone.  Ningún arte está libre de los hechos de la historia.

No quiero escoger uno de mi libros publicados o inéditos, porque estaría cayendo en la queja de la inconformidad o de la justificación, cada uno de ellos tiene su etapa de creación y término, donde les he dedicado el tiempo ¿suficiente? O el que he creído.

Aclaro, siempre habrá una insatisfacción de que algo faltó, o de que esto otro, por eso es mejor seguir adelante, en presente.

Mi mayor desafío es algún día hacer libros para niños en el verdadero sentido de lo que significa.

La infancia me parece la edad e la magia.

¿DEL ACERVO PARTICULAR, QUE OBRAS CONSIDERARIA LA MAS IMPORTANTES DEL SIGLO XX Y POR QUE?

Me gusta leer mitos, cuentos infantiles, leyendas, biografías.  De lo último y fresco que he leído es la “Emperatriz de la fantasía” de Michel Ende, que me atrevo a recomendar a los adolescentes y a los adultos.  Anteriormente “Alicia en el país de las maravilla” de Lewis Carroll.  “Cien años de soledad” de García Marquez, poesías y ensayos de Octavio Paz y Borges, también libros de Yourcenar y Duras. Henrry Miller y más. De los escritores nacionales a Palacios, José de la Cuadra, Alicia Yanez, Eliécer Cárdenas, Miguel Donoso, Carlos Béjar, Abdón Ubidia, Jorge Dávila, Sonia Manzano, Maritza Cino, Eliana Espinel,  Gilda Holts, y tantos y tantas otros/as que se merecen ser leídos y difundidos.

Creo que la literatura no puede ni debe ser un monopolio editorial, debe ser un proyecto de apoyo, difusión y promoción.  Pues, por ahí hay escritores brillantes tanto allá como aquí como en otras partes del mundo, que no se los conoce y resultan superiores a los que conocemos o tenemos al alcance.

Las transnacionales llegaron a las artes y la censura también, y esto va en contra de la originalidad, libertad e ideología de la obra.  No se puede permitir fomentar el mundo de las boboletras o disneypintura.  Si caemos en ese vicio, simplemente entramos a la adicción de una gloria barata, burda y mercantil.  Sin verdadera presencia del arte por el arte. Toda gloria conlleva muerte, y en los sistemas quién decide la resurrección …  El nombre propio no se entierra ni  se borra cuando la huella está.

¿CUAL FUE LA BIBLIOTECA O LAS BIBLIOTECAS QUE USTED TUVO A SU ALCANCE PARA ENRIQUECER SU ACERVO INTELECTUAL?

La primera biblioteca fue la de mi casa, mi padre se preocupó de eso, a él también le gustaba leer y eso fue un beneficio, luego, la biblioteca de la Universidad Católica en Guayaquil, de la Casa de la Cultura en la ciudad que vivía, , de Biblioteca Municipal, la del Museo Antropológico y porqué no decirlo la de los amigos.  En lo personal poco a poco he ido armando una.

Un consejo que me aplico y lo vuelvo extensivo “no es tanto lo que se lee sino le que se escoge para leer”.

En estos tiempos hay que combinar televisión, cine, teatro, música, y letras.  A los libros hay que darles y hacerle un espacio y lugar.  Por lo tanto, hay que empezar por el niño, joven y adulto, y este último es el que apoya a los dos primeros.

Y usted Ruth tiene una basta formación, pues creo que hay que compartir experiencias, sistematizarlas y devolverlas a los centros educativos, culturales, familiares y comunitarios para que el arte no resulte una isla ni algo fuera de la vida.

Y más aún que el libro no se vuelva una reliquia o adorno en la biblioteca de la casa o de las instituciones. (Entrevista de Ruth Garaycoa a Carmen Váscones)

18/8/98

revistas, libros, antologías poesías y más… carmen váscones julio 26, 2010

Posted by carmenmvascones in antologías poesías y más... carmen váscones.
add a comment

//

  1. Carmen Váscones – 1992 – 88 páginas
    books.google.com.ecDescripción general del libro – Sin vista previa

  2. Carmen Váscones – 1991 – 75 páginas
    books.google.com.ecDescripción general del libro – Vista de fragmentos

  3. Carmen Váscones – 1994 – 87 páginas
    books.google.com.ecDescripción general del libro – Sin vista previa

  4. Aurora Marya Saavedra, Maricruz Patiño … – 2004 – 451 páginas
    books.google.com.ecDescripción general del libro – Sin vista previa

  5. Luis Albala-Bertrand, Manuel Antonio Garretón … – 1992 – 159 páginas
    CARMEN VÁSCONES VÁSCONES.
    books.google.com.ecDescripción general del libro – Vista de fragmento

  6. 2001
    La toma de posesión del cuerpo como objeto de deseo y sujeto de placer es una constante en la moderna poesía ecuatoriana, y ocupa en la producción femenina un lugar de importancia. Analizar su aparición en la poesía de Carmen Váscones
    books.google.com.ecDescripción general del libro – Vista de fragmentos

  7. Universidad Andina Simón Bolívar. Subsede Quito – 2008
    poesía Raúl Serrano Sánchez Universidad Andina Simón Bolívar, Sede Ecuador Carmen Váscones nació en Samborondón, provincia del Guayas. En marzo de 2008 obtuvo el II Premio en el I Concurso Mundial de Poesía Erótica convocado en Lima
    books.google.com.ecDescripción general del libro – Vista de fragmentos

  8. Sheyla Bravo begin_of_the_skype_highlighting     end_of_the_skype_highlighting – 2001 – 116 páginas
    CARMEN VÁSCONES MARTÍNEZ (Guayaquil, 1958) Raíz humedad de musgo tocas finitud del fuego llamo al hombre arraso la noche comprimo el mar Dios cae mi cielo bebo tu vino camino de crustáceos y algas sirena de tierra aguaje contraído en tu
    books.google.com.ecDescripción general del libro – Vista de fragmentos

  9. Collectif
    autoportraits ~ Un solo de mujer – lo de mujer lo de mujer Carmen Vascones (p.122) ~ El libro de las apariciones – Maria Jose Palma Borrego ( p.126) ~ Petites impressions – Ewa
    books.google.com.ecDescripción general del libroVista previa

//

libros, revistas y mas…carmen váscones julio 26, 2010

Posted by carmenmvascones in revistas y más... carmen vascones.
add a comment
  1. Genaro Ledesma Izquieta – 2004 – 488 páginas
    en la tragedia humana de lo que se busca como amor o como “una tentativa de consumar el amor que no lo plantea la bestia”, al decir de la poeta ecuatoriana Carmen Váscones, cuyas sabias palabras se aplicarían a un Bolívar
    books.google.com.ecDescripción general del libro – Vista de fragmentos

  2. International Institute of Ibero-American … – 1992
    Morán, Roberto Sáenz y Carmen Váscones. Con las principales de estas figuras pienso que se completa un primer momento de la lírica de la novísima generación, que da pie a un primer ensayo de identificación de los nuevos poetas y
    books.google.com.ecDescripción general del libro – Vista de fragmentos

  3. 1996
    CARMEN VÁSCONES
    books.google.com.ecDescripción general del libro – Vista de fragmentos

  4. 1985
    JOVENES ESCRITORES ECUATORIANOS POESIA No reniegue, Rubén Vásquez 359 Are Amatoria ii, Jorge Martillo 360 Después de un día de lluvia, Carmen Váscones 363 Edad 364 Compromisos,
    books.google.com.ecDescripción general del libro – Vista de fragmentos

  5. Idea Vilariño – 2001 – 330 páginas
    CARMEN VÁSCONES (1958) Nació en Guayaquil en 1 958. Se graduó como Psicóloga Clínica en la Universidad Católica Santiago de Guayaquil. Ha publicado los siguientes libros: La muerte, un ensayo de amores, Casa de la Cultura.
    books.google.com.ecDescripción general del libro – Vista de fragmentos

  6. Francisco Parra Gil – 1997 – 134 páginas
    SE PREGUNTABA – ¡SOLO DIOS LO SABE. Y, POR PRIMERA VEZ, TUVO MIEDO’. CARMEN VASCONES., GUAYAQUIL, OCTUBRE 22 de 1.997
    books.google.com.ecDescripción general del libro – Vista de fragmentos

  7. 2001
    Carmen Váscones Ecuador Prosa poética 1 Que no se pierda el elefante gris en la bruma de la perfección pareciera replicar el sonido de flautas al vaivén del aliento. La repercusión de la partida hace de páramo al alpinista de la
    books.google.com.ecDescripción general del libro – Vista de fragmentos

  8. Mary Acosta – 2004 – 225 páginas
    Carmen Váscones Ecuador Prosa poética 1 Que no se pierda el elefante gris en la bruma de la perfección pareciera replicar el sonido de flautas al vaivén del aliento. La repercusión de la partida hace de páramo al alpinista de la
    books.google.com.ecDescripción general del libro – Vista de fragmentos

  9. Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín … – 2001
    Los Ríos Catalina Sojos, Cuenca Carmen Váscones, Guayaquil Colaboraron en este número Nina Pacari Fabián Granda Lucía Chiriboga Acción Ecológica Diseño y Diagramación Mariana Guevara / Asterisco Corrección Grace Sigüenza
    books.google.com.ecDescripción general del libro – Vista de fragmentos

  10. Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín … – 2008 – 193 páginas
    CARMEN VÁSCONES Nace en Guayaquil, (1958). Psicóloga Clínica, Universidad Católica Santiago de Guayaquil. Ha publicado los siguientes poemarios > La muerte de un ensayo de amores, primera edición, Casa de la Cultura, Núcleo del Guayas,
    books.google.com.ecDescripción general del libro – Vista de fragmentos

//

HENRRY KRONFLE (1932-2010, Guayaquil) julio 26, 2010

Posted by carmenmvascones in poema padre de henrry kronfle 1932-2010 guayaquil, Uncategorized.
add a comment

HENRRY KRONFLE (1932, Guayaquil)

 

 

 

 

 

 

0

SONETO PARA SER LEÍDO ANTE MI FERETRO

Cabalgando en la altura del soneto

se ha ido henry kronfle de este suelo.

 

Catorce riendas atan a su vuelo

dejando atrás su piel y su esqueleto.

 

No es henry el que está aquí,

tendido y quieto,

entre madera, vidrio y terciopelo,

 

Es aquel que palpita con su anhelo

en la esencia del verso y su secreto.

 

Por lo escrito no lo lleva el viento,

quizás por algún libro polvoriento

sigo vivo y cabalgue libremente.

 

Y alguna tenue luz dará su pluma

en esos días grises y de bruma

que ensombrece el alma, de repente.


 

 

 

 

 

1

DUDAS

¿Qué si el amor prosigue tras la muerte

o muere como el fuego sobre el leño?

¿Qué si la vida es vida o es un sueño?

¿Qué si el bien vence al mal porque es más fuerte?

¿Qué si el destino juega con la suerte?

Buscar una respuesta: ¡vano empeño!

Porque de la verdad nadie es el dueño,

la respuesta en pregunta se revierte.

Avanzando en mi tiempo que ya expira,

descubro en cada paso una mentira.

Escéptico me he vuelto en mi pensar.

Y por creer que nunca creo en nada,

ni en las dudas que hieren como espada,

rechazo toda duda sin dudar.

2

Romance de un pescador y una serrana

Era el alba hecha mujer.
Era una flor muy temprana
con un aroma de sierra;
toda tersa, toda intacta,
cuando descendió hasta el puerto
donde era casa mi barca.
Ella, al fin, conoció el mar
–su sueño desde la infancia–
y yo un verdadero cielo
en la luz de su mirada.
Me habló de su abrupta senda
y retornó a su cabaña.
Y su candor de capullo
quedó eternizado en mi alma.
¡Cómo pescarla en mis redes
si era su mar las montañas!
¡Cómo vencer, de mi anhelo,
el aguaje y la resaca!
Sediento, en mi fantasía,
bebí del mar toda el agua,
y embriagado de recuerdos
abandoné red y barca.
Tomé otra red invisible
tejida por mi esperanza,
sin principio y sin final,
y la eché sobre mi espalda.
¡Ah, mi luna marinera
de sal, de espuma y de playa,
poco a poco en el camino
se fue volviendo serrana!
Vapores de ebullición
le dieron forma a mi estampa
y ascendió en la ingravidez
mi paso de nube y alas,
hasta encontrarse en la cima
mi pasión y su cabaña.
Al aire tiré mi red
–que fue un abanico de ansias–
y se envolvió en su cintura,
y se enredó en su mirada;
y mostró aquel pececillo
su limpidez de montaña,
de páramos y de nieve
que jamás se vio pisada,
de oxígeno enrarecido.
¡Así de pura y de casta!
¡Nunca una espada sin filo
calzó tan bien en su vaina!
Atrás quedaron los muros.
Y de esa senda estrenada
aprendí, por sus contornos,
que adquieren forma las almas;
que se encienden como leña
más allá de las entrañas;
que el infierno es frío, es hielo;
que el cielo es calor y es llama.
¡Bendito aquel fuego eterno
que ha incendiado nuestras almas!
¡Que en él se quemen mis redes
y se incinere mi barca!
¡Ya mi proa echó cadenas
para anclar en sus entrañas!

3

PADRE

Raíz y tronco y sangre y apellido.
Recio ciclón y brisa de ternura.
Presencia de criador y de criatura.
Sus años yo los guardo. No se han ido.

Compañero de vuelo desde el nido.
El calor de su amparo aún perdura.
Él ha sido mis alas en la altura
y red de contención cuando he caído.

La existencia se esfuma inadvertida.
La juventud de pronto queda lejos
cual estrella remota y extinguida.

También los hijos nos hacemos viejos;
y hoy me apoyo, avanzando por la vida,
en su bastón de amor y de consejos.

4
¡QUIERO ESCRIBIRTE, MÉXICO!

Hoy mi alma es tinta azul y forma un río.
Un Ecuador en versos traigo ufano.
No quisiera escribirte con la mano,
y rechazo el papel porque es muy frío.

Que mi aliento te escriba –así lo ansío–
en el poncho de un indio ecuatoriano,
en el mero sarape mexicano
o en la miel de un jarabe tapatío.

«¡Yo te quiero y te admiro por igual!»:
que mi aliento lo escriba en un nopal
o en la imagen del Guayas12 que me alcanza.

Y porque entre tu gente me diluyo,
tú estás en mi interior y yo en el tuyo,
¡Oh México de amor y de esperanza!

5
MI SENSATEZ Y EL TIEMPO

Al ilustre poeta universal
Germán Pardo García

Soy sensato al decir que en el mañana
se encuentra la esperanza de la vida;
que el pasado fue punto de partida;
que la existencia es muerte cotidiana.

Soy sensato al decir que una semana,
un milenio o, de tiempo, otra medida
que pueda ser mil veces repetida,
será frente a lo eterno fracción vana.

El enigma del tiempo está en mi verso.
Mi sensatez, por tanto, se aligera
y vuela hacia el azul de una quimera.

Y advierto estando en el azul, inmerso,
que hoy es mañana y que el ayer espera.
¡Y descubro el revés del universo!

que suavemente baja de la alta colina….

FILOTEO SAMANIEGO (1928, Quito) julio 26, 2010

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
add a comment

FILOTEO SAMANIEGO (1928, Quito)

1. UMIÑA
(Fragmento)

Tu ser nos vino en la sombra de una incógnita. Tu
espalda fue viento. Conjeturas y antes, abismos, preguntas.
Tiempo, no conocí tu risa, mas llegaste porque era urgente que
te descubriese para explicarme a mí mismo.

¿Cuál fue el signo de tu derrota, caminante? Siglos y
siglos extraviaron la huella y así, reducido a teoría, queda, tan
sólo, de ti la presencia sin discusión. Estás presente y no
hablas, Continente, porque te sobran voz y silencio donde
hallarte.

En el origen, Dios, y luego tú, hombre universo, libre
en tu retorno al Origen.

El mar alteró tus sueños al anularte el grito y la mirada.
La ola se alzó, sometió cimas, amoldó a su antojo geografías.

En el pavor, clamaste por la esposa que asimismo te
llamaba. Buscaste al hermano que tus ojos requería. Y el amigo,
la esposa y el hermano quedaron desatados por el mar, y
entonces solos.

Fue la gran sorpresa del hombre ese antojo del mar: el
cataclismo. Estuvo por demás la soledad.


2. VENCIMIENTO

I

Evidencia y muerte
en la eternidad que me niegan
tus armas de polvo,
tus caminos de humo.

He aquí el compromiso:
transar con el otoño vagabundo;
elegir el consentimiento del junco vencido;
asir la mano del alba cuando, temblorosa,
se anida en los muslos locos,
y amar la carne profunda en sus nieves
y torrentes.

¿Quién abre la flor sin nombre
de tus ojos?

¿Quién gime en tus senos sin reposo?

¿Quién habla, fuera de ti, sobre ti misma,
en sombra de deseo prolongadas,
sin freno ni medida,
aun insatisfechas?

II

Idioma vencido de tus labios:
palabras muertas de nieve
brotan, como almendra antigua,
amenazada de males, de albas,
de murmullos.

Y la roca, y la arcilla, sin alas
se aferran al aluvión, huyen del viento
y funden su soledad en la extraña máscara:
rasgos fijos del amante en la edad, imprecisa
y sin tiempo, de la amada.

Fuente alerta, estrella detrás
de la mañana,
tu cuerpo se impacienta sin tormentas
y sin nadie.

Arco de sol y hierba mordida porque
las cenizas del vencedor
urgen la agonía de la flor tenaz.

Fardo de placer, que nunca soporta
te vence, con su peso, en la noche:
el canto se acumula en tus silencios,
y un torrente habita e impacienta
tus surcos cavilosos.

III

La puerta del alma medio abierta:
por allí, te exilias del ardor del día,
preservándote.

Más acá, serías como un fantasma
tachonado de agujas, miradas y dicterios

Incesante herencia de crepúsculos,
revives el mar, la ola elemental, el eco
transparente y mágico.

Pero el reino de tu cuerpo tambalea
se cierra el libro.

Nace el enigma y la evidencia de vida
y habla el silencio.

Estás presente y se me abren tus camino
de fuego y tus depuestas armas de luz.
¡Yaces, al fin, vencida!

3. Y TU, MARIA, Y EL HIJO DE TU VIENTRE

(Mar Muerto. frente a Jericó)

Y tú, María, tan cerca con tu fruto íntimo,
lista para abrirte a Dios, madre del Hombre,
lodo de estos suelos para molde de la vida.

¿Fueron la cal, la arcilla, el limo, materias para el acto de
amor?
¿Quién sopló el puñado de tierra en el vientre de la madre?
¿Por qué esa gestación primigenia del ave, del canto del ave, en
el horno del vientre virgen?

Ave impalpable, ave amor, vaciada en la arcilla honda, crisol de
cantos,
naces en cada instante en alas de palabras
y la arcilla se triza y se rompe en oídos de la piedra.
Se rompe la voz del ave en medio de la turba desatenta,
naufragio,
agonía del mensaje por hacer
en la entraña de la madre.

………………………………………………….

Que te vuelvas nada o casi nada para que no arda el rayo en tu horizonte.

Estar en ti, contigo, es infinito estar, tal es tu fuerza de amor.

Irme de ti, si ya no puedo más ir, llegado como estoy a mi frontera.

El límite prevé o está previsto. Mas yo sobrepasé la puerta, estoy exento de nuevo querer, tanto he querido. Te he querido y ese pasado traspasa el presente, hasta la negación.

Irme de ti, dejar tu ángel y morir de sed sin tiempo de retorno, sin borde de esperanza. Agua traediza, me vino una edad contigo que embalsé en mis campos, que acanalé en mis huertos.

Qué regosto comparable al recuerdo de tu vena de agua. Tu presencia recalcó mis secanos tornándolos fértiles. Generosa, llevaste los cauces de tu empeño hasta mi sed; fuiste fomento y azacán de mis tierras.

Si vino flor fue por tu gracia v ella vivió va sin edades, flor sin tiempo.

Aun cuando te vuelvas aire, abrazaré la atmósfera con la cuenca de mi mano y quemaré sin llanto mi audacia. Tal es tu fuerza de amor, flor de agua y fruto de torrente. Y en ambos, pura la intención de correr, de ser sin más, desposeída.

Baya o espiga, nuez o pezón, a tu fruto lo vi en cierne. Y me harté cuando reventó el gajo y se abrieron de hinchazón los escueznos.

Esencia propia y preservada, fuego y agua que andan sin vencerse. Ambos elementos y yo, cercano, para amarte. Irme de ti, total querer, hacia mi nada …

(De Relente)

“Ello acontece muy cerca de Dios, en la gran avenid,
de los volcanes nevados”.

4. ERNESTO DE LA ORDEN MIRACLE,
Ecuador, Arte y Paisaje

* * *

El lugar se alzaba como una escalera: protegidos por sus vigías, los valles llenaban la cuenca de la mano del Sol, que los dispuso como lechos de templanza para atenuar su ceño.

Un lindero de páramos, intermedio de severidad, ponía en claro el ahínco del artífice: árboles de sombras, ríos para sedes, prados para ocio y surcos trazados por la plenitud del hombre.

Vigías, en sucesión de postas, aguaitaban al habitante. Ordenes de rigidez y arrogancia. Llamémoslos: Cayambe, altanero del Norte, abrevas con mil aguas la Amazonía. El venado alimenta sus albas con miradas y es inmenso el mirar. La liebre busca mortiños y no la engañan presencias de belladona. Allá lejos la planta es más humana y sabe acariciar a la altura del seno: frailejones, oro con manos para tomarlo todo: la mujer y el reposo.

Pichincha, monte de veras. conserva tu regazo el prodigio: aún intentamos superarte. El ocaso, tinto de más allá, traza la sombra más sombra en el contraluz. A cualquier distancia gama que saltara brindaría la silueta de su delación. Y nadie se atreve. En el Oeste, el reptil, la marea, el alcatraz, la chonta, las iguanas; aquí, la garúa, el mirlo, el granizo y la mazorca. La línea de los climas fustiga sus dogmas.

Cotopaxi, materia del escolar. Hablamos geometría: “ese cono”…, y la línea se quiebra. Pasamos a la vida: “ese fuego”…, y la vida se rompe hacia el cielo en estrellas de muerte. Témpanos, grietas, lava -como la muerte, rasgo y línea, corte del cielo, frontera-.

Los flancos se nutren de esa mar de llamas v nubes de ceniza alteran el paisaje. Las manos estrujan la pimienta del molle antes de tantear olfatos. Y mueren las hormigas. “Ese triángulo”, sepulcro de los Andes.

llinizas, siameses, rezuman júbilo sus juegos de aristas y en ellas es pródiga y audaz la montería. ¡Qué urdimbre de arcoiris y mañanas!

Tungurahua fomenta la sed de abismos. Es, de tanto trepar, pavor vertical. Nutren las pavuras de su vientre candelas remozadas, engendros de la boda telúrica y polen que temen las doncellas.

Chimborazo: Atmósfera para suplir el hálito. Estupor en la cumbre. calambre en los recodos y en los sílices. Porque éste es albedrío del éter y de nadie. Macizo sin mesura. Rey del Ande esparcido por leguas en campos de relente. El llamingo, el cóndor, la pizarra, sólo ascienden hasta el linde del respeto. Más allá yacen el orgullo y la extensión sin término.

(De Umiña)

5. NUESTRO HIJO

I

Nuestro hijo ha de ser como la tierra.
Parco como el surco.
Sin palabras.
Expresión suficiente, como el risco.
como la tierra, antiguo y levantado por sí, antes del árbol.
Moras en sus ojos tintos de mirar
Pero ojos agua.
Como la sed del sediente buscará saciarse. Bastarse.
como la tierra.
Agua para pensar y repetirse.
Onda del agua.
Y además cristal, tierra y agua a la vez, siempre y antes.
Nuestro hijo será, así, presencia sin fronteras ni dudas, ante.
que sombra o reto.
como la tierra nuestro hijo será, desposeído.
Nada en su haber, dueño de todo, de sí, bastándose como el
agua.
Hijo horizonte, mar, desierto, voz.
Voz del agua.
Nuestro hijo será un viento de voces.
Sin palabras.
Como el risco.
Ha de ser árbol y fuego.
Para todos como el árbol, como el viento y como el agua.
Tierra ha de ser.
¡Y horizonte!

II

Cuando abra los ojos, ha de ver.
Y si nos los abre, ha de ver.
cerrando los ojos ha de ver.
Para sí, hacia dentro.
Porque es necesario que tenga mirada y senderos pues,
para llegar a la montaña, ha de andar más allá de la montaña.
Hasta el mar ha de andar.
Más allá de las estrellas para llegar a los hombres.
Ha de andar para conocer al hombre.
Ha de andar más allá de sus ojos y de sus pies.
Y para estar junto al hombre, ha de amar el sendero que
le hizo amar el cielo, el mar y la montaña.
Ha de amar le propio y lo extranjero como si fuese propio.
Lo pobre, lo transparente, lo sustantivo.
Ha de amar el cielo, el sueño y la ternura para aprender
a amar.
Ha de ver entonces al hombre.
Ha de caminar así hacia Dios.
Y ha de amar de tal manera a Dios y al hombre.
Pues esos tendrán que ser sus senderos, sus gozos.

III

Tenemos que saludarle y hacer que salude sus albas, su nube,
su flor.
Darle a beber luz a cántaro repleto.
Que se desborde de luz.
En el relente v en el agua tendrá que presentir la luz.
En la mirada. deberá seguirla.
Hasta deslumbrarse.
Hasta que sea la luz quien lo persiga en su sombra primer,;.
Nunca enceguecido, pero pleno, seguro.
Tenemos que hablarle.
Que comprenda y sepa la voz.
Que conozca la mirada antes de la voz.
Que presíenta y domine el pensamiento que lo mira.
Y que indague el camino en flor de huellas.
Profundo el surco del andar.
como si andar fuese motivo y consecuencia de la
Que aprenda en el camino la sed de la distancia.
La sed del ritmo.
La fe de los caminos y los puertos.
Sabor de mar v sed de llanto.
Los senderos tienen ritmo, fe v llanto.
Y el mar sabe a sal y a puerto.
Nuestro hijo tiene que franquear sus caminos hacia el puerto
de su fe.
Tiene que alcanzar la fe y la meta con urgencia y con prisa de
sed.

(De Signos)

6. EL AGUA AJENA

I

Si a alguien envidio, admiro y compadezco, es a ti,
portador de agua, aguatero de espaldas lastimadas por la sed,
la nitidez v la frescura ajenas;
lastimoso ser
vencido
bajo el peso de la vasija
llena de peso de agua,
que tuerce,
oprime,
hace temblar el paso,
hunde el camino
y vuelve profunda la huella en el lodo, que riega la propia
agua extraña.
El agua, del aljibe a ti y de ti, a la sed ajena.
El agua, de la cascada a ti y de ti, a la frescura que
te agobia.
El agua, de la acequia a ti y de ti a los labios que te ignoran.
El sol,
por la boca del cántaro, entra,
se mira en el agua y vuelve a sí, radiante de estrellas
fraccionadas.
Y cuando, al reposar, arrimas el cántaro y te miras,
huye el sol
y se oscurece el agua que te huye, asimismo,
negando tu imagen.
Te estremeces, entonces, de sombra y de destino.
Inquieres la razón de la claridad negada, y te pierdes en la
noche de tu menester.
No ves tu rostro y te confundes, de ti desconocido y de
los otros.
Hombre sin nombre
y sin figura,
casi sin alma,
o de alma oscurecida por el agua de espaldas,
por el agua que llevas, días, meses, años,
adherida a tus riñones presos.
linfa enferma de tus costados,
aguamiel, negada a tu sed urgente, que no te fue socorro
ni manantial.

II

A ti, brotado también de la tierra, te bautizaron y
luego, te echaron al erial de tu oficio.
Bebiste, siempre, con más gusto, en el andar entre la
fuente y el destino,
el aguaviento que te brindó la lluvia.
Aquí hay una charca generosa, morena de limo v de
pisadas.
Mira tu rostro en ella, metal de tus abuelos,
y olvida el cántaro.
O más bien, recuerda: una voz te llama desde la imagen.
Rompe el cántaro junto a la charca
y deja que se mezclen las aguas:
vasija y charca ensombrecidas, pero más de propio mirar;
aguas de espejo nuevo para tentar al sol
con otro abrevadero sin destino,
sin límite de arcilla,
sin bocas canceladas;
para llamarlo a la lumbre del agua
y en ella juntar sol y rostro de aguatero;
para beber la luna en plenilunio
y reposar con ella,
luna y sueño de aguatero.

(De Signos II)

7. EN TANTAS PATRIAS EXTRAÑAS, LOS HIJOS DEL EXILIO

Niño de Palestina; niño que apenas conozco,
nacido con manos sin razones,
buscas el calor de un seno,
y apenas el seno se te ofrenda,
ya arrancan ese sabor de tu esperanza.
Muerdes, entonces, con rabia,
y tus uñas lastiman: descubres el lamento.
¡Quieres vivir!

Un campo, una ventana, un viento,
se ajustaron a tus horas.
Pero alguien te ocultó la calle,
te quemó la mesa,
te arrancó la flor,
cuando apenas sabías de hombres en las calles,
de pan sobre la mesa,
de flor en los cabellos.
Y así nació el motivo para llorar tus silencios perdurables.

Estos fueron tus breves horizontes:
el limo que anima el olivar;
los higos abiertos en su pulpa;
los labios, como higos, de la esposa;
veranos al término de cada atardecer;
aceitunas dormidas en la arena;
soles en la tez del padre campesino
agua mínima en la euforia del oasis.

Mas alguien rechazó tu aprender de hombre niño:
tus canciones, tus aldeas, tus caminos,
v te arrancó la esencia de tus ritmos,
la miel de tus granadas,
los suelos de tu Dios,
los muros de tus templos,
las rutas de tus peregrinajes.
Y siendo señor de tu sombra y de tus hijos
de pronto te han negado el sol
y el saludo del hijo,
v te han echado a tu soledad de hoy.

¡Qué te resta sino el grito!
Pero un grito con uñas que lastime y hiera
y grabe hondo tu destino actual:
pues saben tus manos que ya no han de palpar
la piel de la sandía, la pulpa del limón,
la frente de la amiga,
porque hay rencor, lija y rabia en esas
manos amor.
Allí estás v allí te conozco v desconozco,
habitante de exilios, ceniza de recuerdos,
escuchando idiomas ajenos;
caminando la calle de otros;
en la casa de nadie;
en la historia incrustado;
rodeado de dudas que niegan tu alegría;
rodeado de zanjas en todos sus senderos;
fuera de tu ámbito y familia;
fuera de las frases cotidianas;
fuera del olor de tus ganados;
fuera de tu alfombra de plegarias;
fuera de tus meridianos y de tu geografía;
fuera de tu mar y de tus peces;
fuera del balido de tus cabras;
fuera de tus ríos bautismales;
fuera de los fémures abuelos;
fuera de las páginas del Libro;
fuera de tu propia suerte,
de tu propio perro,
de tu propia tos,
de tu propia siesta.

Te han sacado de ti hasta la ira y
estás fuera de ti,
niño espantado de ti mismo,
niño de Palestina sin pretextos, sin amor,
sin atenuantes v sin sombras.
No encuentran su lecho tus mujeres,
su pasto tus ovejas,
su estrella tus pastores;
y alteras el orden de los clanes sembrando la
semilla del fuego que te asignan
como si tu único suceso fuese el desamor
y tu única noticia, el aterrado comentario.
¿Vas a recobrar un día tu sonrisa?
Niño de potos alicientes, de pocos amigos,
camisas, rayuelas, recreos.
¿Serás, al fin, alumno, en el patio de tu escuela,
sobresalto en la cordura del maestro?
¿En tus caminos te volarán gorriones?
¿Romperás, en tus charlas, la sintaxis?
¿Mancharás de tinta los cuadernos?
¿Serás, al fin, niño como todos, con tíos,
con sueños, con canicas?
Niño de Palestina, hermano, amigo
de mis hijos,
¿hasta cuándo ese lecho frío,
esa patria con remiendos,
ese techo desvalido,
esa ventana de aristas,
esos ojos y esas manos con púas y con muerte?

(De Los niños sordos)

EFRAÍN JARA HIDROVO (cuenca, 1926) julio 26, 2010

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
add a comment

EFRAÍN JARA HIDROVO (cuenca, 1926)

1

“El gozo de la luz se hace manzana

el sueño de la tierra, hierba trémula,

lo más lento del aire se hace nube,

lo más ágil del agua, pez o espuma”

“Eres yo y más que yo: en ti regresa

el bosque a ser puñado de semillas;

retornan las madejas de la nube

al susurrante asombro de las aguas”

“pedro mar te ansié

te perdí pedroespuma

como a la playa la marea debías sobrepasarme

pero tu muerte crecía más rápido que mi amor”.

2

un hombre
que al barajar las cartas
el azar le impuso un nombre
efraín jara
se prepara para la final partida de dados
anfitrión solitario
un tanto ebrio todavía
contempla a la madrugada los restos del ágape
ceniceros repletos
sillas derribadas
copas rotas o a medio vaciar
hay una ominosa mancha de vino
en la blancura del mantel
como desolladura
en la espalda adorable de una mujer
el tiempo no es culpable de estos destrozos
sino la combustión de la intensidad
su misma condición meteórica
que obliga a resolverse al frenesí
en esparcidas cenizas de holocausto

tantos días dilapidados
como monedas
que van a ser retiradas de circulación
tantos sueños tronchados sin alcanzar
la estación propicia para la gracia de la flor
tanto apagarnos y relumbrarnos sin término
tanto polvillo de alas de mariposa
en los dedos desatinados de la memoria
sin nosotros no hay tiempo
no hay espacio
sólo el vacío extasiado en su transparencia
pero con la urgencia del tiempo
convocamos la ausencia y el deterioro
aunque quizá no sea el tiempo
ni la irritación
por lo que se disgrega en harina
lo que fuera nuestra alegría
sino el aferramiento a lo que se desplomará
con el estruendo de nuestros huesos
la muerte contrae nupcias con el dolor
por el apego a las cosas que nos rodean…