jump to navigation

del libro con/fabulaciones, 1992 febrero 16, 2010

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: , , , ,
trackback

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1

La apropiación surca los cuerpos

sostiene los atavíos del remolino

ese gran vacío que ha conquistado el terror pero no su muerte

es el único que profanará los cantos del silencio

de aquel hombre que estuvo atento a la voz

que surgía come sueño perdido

de un amor caído a un gran anhelo

El miedo aparece

como dolor incierto en cada cuerpo

no se deja morir

pelea con la nada

mata hasta la misma muerte

Los hijos del deseo

no copularán con la pupila del alma

nacieron antes de la cruz

esas son sus maldiciones

el infierno no existe en ellos

existe la vida

y eso es lo más terrible.

 2

 Han entrado a la soledad del juego que no mata

los desechos del acto se entreven

la palabra desembarca la imagen

un acaso entrecruza al protagonista

retorna siempre a la orilla

no podrá jamás asentar su muerte en la memoria

Desoculto el forastero atrincherado en la nada

solo sombra fugaces

sobre el episodio fragmentado

Tras cada portazo del reloj

una guerra perdida más

La gruta del sueño queda

entregada a la profanación del hombre

que no poseyó

Sobre la gotera de otra incertidumbre

descansa el crepúsculo

se rebela al poniente.

 3

Cada sombra declina con la muerte

el alivio del rocío será cualquier lugar

¿Quién antecede y precede el descanso?

¿quién desató el universo?

¿quién atentó contra el pudor?

¿quién prolongó la risa de la bestia?

Resuena el instinto como mar

culmina la otrora

entre los nómadas del deseo

La hamaca consume fugas desmanteladas

la frecuencia abraza al insomnio

sobre la retina la vela

remata el silencio

Los desafueros un instinto acallado

el desasosiego escarba su embestida

el verbo perece en los indicativos del prisma

tras la orilla de la voz un desecho de eternidad

Entre la razón y Dios

¿Quién es espectro de quién?

El coro danza un canto que se ausenta

“no puedo escapar a mi propio retorno

no puedo huir de mí ni con la locura”.

 4 

Una luna oculta cada retirada

un mar de incienso cubre el despojo

la liviandad acoge una sonrisa

La sentencia desvanece la profecía

todos tenemos un espejo perdido

solo la angustia descubre otra ternura

su signo resuena en cada instante

entre los escombros réplicas de otras imágenes

un resplandor conlleva toda retirada al presente

Otros olvidos llegaron al primer sueño

¿Cuál de ellos inició el laberinto?

Se aleja para acercarse al poniente

acorta sus pasos

Reitera

“es la vecindad de la muerte qu se acerca”.

5

El infinito yace postrado sobre el verbo

moscas alrededor de él

acorralan la declinación

antesalas de pasos arrastran los amores

un sueño rebota en el cuerpo

“soy un monstruo de ternura

engendrado en el día de la eternidad

exactamente un día antes que el mismo

día de los muertos”

La soberana pasión confirma una vez más

la disquisición del convicto

No hay descanso para los prófugos de la muerte

sus amore son como ataúd inhabitado

arrastran sus cadáveres tan igual

como sus sombras a ellos

El deseo se precipita como catarata

remienda la cruz gastada sobre los sexos

la tempestad del silencio cayó

como rayo sobre el recuerdo

talla la locura sobre la redención de la blasfemia

El dolor es un asesino encorvado

remontado al espasmo de la tierra.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: