jump to navigation

poemas del libro aguaje de carmen váscones, 1999 febrero 5, 2010

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: , , ,
trackback

1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1

Suelto un remolino

de laberintos y soledad

huello mordaza

de pretéritos inacabados

 

 

 

 

 

Labio tu labio

lenguo tu lengua

pielo tu piel

 

 

 

 

Unamar encantado

hombre de mis entrañas

invádeme

especie de mi género

hallámonos

 

 

 

 

 

Dejámonos tocar ahí

donde la vida nos encontró

Astame horizonte preñado

del clamor

 

 

 

 

Arremetamos la fuente del caracol

deseo del jinete oralmado

suplicio rendido del grumete

siento tu entrante de mar

toco tu sumisión

arrecife del sol no ocultes

su sombra

mi río furiada de equilibrios

remo nudos de espumas

de brisas prematuras

de levedad envuelta

 

 

 

 

 

Cauce de tu cauce

perecemos

un perfecto resplandor

 

 

 

 

Anclaje del sueño fuera de todo

a pique la alucinación del deseo

Sigo tu boca con mi boca

tu pie con mi pie

tu cuerpo con el mío

tu yo con mi yo

 

 

 

 

Tú con mi tú

Tengo una angustia  parecida

a la redondez de la tierra

 

 

 

 

Tus manos escarban en mi albura

mi vasija se llena de peces

huelo el madero de la panga

te amenaza mi luna

sometida a la vuelta del brujo

provoca tempestades de ciclos

menjurjes

mujaradas

remanente grito del salvaje

inmanente solación  puramar

inmemoria al caos del hechizo

adivino tu movimiento jugado en mí

embisto olvidos por vanidad

dato aguante de la imagen

conspiro con la eternidad

para que desembarques tu botín

 

 

 

 

Cual estibadores del anhelo

perdimos la carga

 

 

 

 

 

Fuimos todas las mareas añoradas

 

 

 

 

Ocasiono principio de sales

abordo otra intimidad

me hago cómplice

de la soledad inmortal del espejo

 

 

 

 

“No hay cielo que cubra

lo que siento por ti”

 

 

 

 

 

Acuño la frase como bisonte

cifrado en el augurio del extraño

igual instante ataco

partida con partida

seco la piel en los bordes del triunfo

dejo los huesos como cal perdida

miro al frente y señalo el centro

Emblemo un fuego

tengo una batalla de agosto

levantando a todas los subyugados

masacro al simulador

Dejo una señal de dos

en el hundimiento ido por la escotilla.

 

 

 

 

2

Fuimos barricadas

fuimos invasores

nuestros cuerpos

tierra propia

Fuimos rebeldes

reacios a desertarnos

 

 

 

 

Por un instante

todavíamos libres

Eje contra eje

polo contra polo

 

 

 

 

Somos aún

atentado de amor que nos concierne

 

 

 

 

Salimos ilesos

se jugó una parada

 

 

 

 

No somos lo mismo.

 

3

Vino de eclipses

bebe tu instante

cual viñador

penetrando enigmas

aspiras la luna

oculta en tu boca

tal jugada tal

concupiscente hundida

en arena movediza.

 

 

 

 

4

Inquieta lunarada

arráncame este

balbuceo monodio

que no me deja

anunciar

que no me deja

estar

donde soy

quiero sucederme

impróntame

dentro de ti

al inmediato

de nosotros

posees con descaro

el desvanecimiento

sensual de la nada

 

 

 

Tú la innúmera

anticipas orígenes

dispersas el horror

instas hartazgo naciente

 

 

 

Exédete recontramada.

 

 

5

Aprendí de ti

¡ah!  el vacío

dueña de la soledad

anillas mi no

desierto de fe

 

 

 

 

Tu vientre

asidero de zelotas

otro reino conspira

 

 

 

Vivificante espíritu

 

 

 

Para que no muera

para que no mueras

Salve tu.


 

 

 

6

Mantra rózame

ensáñate conmigo

desolladora del tótem

sedúceme con tu cola cascabel

imprópiame con tu rictus

escapa hacia mí

incoherencia de la mía

bella sepulcral

tu lengua soplo divino

que me apresa y manda

no te rehuyo

me dejo engullir

tu asedio me papila

tu bocanada distingo

 

 

 

Fabulada gutural

avatar de mi unición

existías ya

tierna malicia del juego

me arrastras

atizas en mí

desentrañas

indiscreción del silencio

cuerpo a cuerpo

 

 

 

 

Solo para nosotros

el caos del movimiento

desafiando a Dios

en la creación

y en amarte

como a ti mismo.

 

7

Parecíamos príncipes de circo

acrobando la gracia del abismo

citándonos en los farallones de la carpa

cambiándonos trajes y maromas

mi disfraz de gitana

tirando huesos y piedras quebradizas

– la suerte ahora tú –

domador de risas y sustos

zarpazo del trapecio enjaulas mi cristal

por deseo sigues las líneas de mis manos

de mi boca hasta la eternidad te di

mi astro para que me rija el tuyo

mi zarcillo por haber llegado a mi pendiente te di

mi nuca hasta la ebriedad

por erizarme por espinarme por

azararte en mí hasta el delirio

te di baños con mi monte solo por estar para ti

te di mis pezones para estallar como potra endrina

 

 

 

 

Y tu te me dabas como estampida

olíate mi caballo sudado

posta de sol tu orgullo relincho cabalgado

cual semental hechizado por su raza

metíate mis dedos en tus crines

tus pezuñas hacían polvareda del galope

tu especie desesperaba por salir dentro de ti

sentí tu exitación de celo viril en mi guarida

amando a la amadora que también

te amaba amador.

 

 

 

8

Estrecho del Nigromante

confisqué tu carne

estrujada en idilios

investida en tocadores

 

 

 

 

Confiesas:

 

 

 

Mi cuerpo es mi alma

asido a ella conspiras ánimo

del clan bifronte solitario

excluido

junto al choque alucinante

de la querella ingenua de Antípoda

próxima extraña

convicta del hastío y de la expectativa

destituye todo

consume la indolencia del acertijo

sin premura

acaba contigo la duda de acercártele

(bien amado seas por ella)

 

 

 

Cenizas de eros el acento desconocido.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: