jump to navigation

el sol se estrella en la casa blanca. El mar insiste. Olilla de viento el balcón deshabitado. La línea azul frontera de la pisada. Quema la sal en la mirada incierta. No llueve y sin embargo amenaza. Sequía de sentimientos la demarcación acorralada. Quizás debiera avanzar hasta el redondel. Cambiar la ruta. Ir a la punta donde la marea se aquieta. Quizás. La luna no sale como acostumbra. Nada que justificar esta noche implacable. Alguien mira como que no. . enero 29, 2010

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: ,
trackback

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: