jump to navigation

LA MUERTE EL ESQUELETO Y LA PIEL, por carmen vascones diciembre 17, 2009

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags:
trackback

Estaba la muerte conversando con el esqueleto, la primera decía tú sólo puros huesos, y tú ni se diga le respondió el segundo, agrega,  a ti apenas  te ven se  alejan.

Si te estás acercando todo el mundo te huye  porque dicen que eres espantosa, además no olvides, soy tu evidencia,  porque o sino  nadie se daría cuenta de tu presencia.

¡Aja! dijo casi como haciéndose que nada, igual para ti refutó, para que te vean a hueso pelado tengo que haber pasado antes sobre ti.

Parece que los dos somos inseparables, qué dirá la piel interrumpió el esqueleto. Si quieres le pregunto  dijo la muerte.

No era necesario, la carne cubierta de piel estaba enfadaba  por ese diálogo tonto.

Acaso, ella, no es  la  que soporta todo el desplome cuando llega esa señora con cara de guadaña con hambre y vestido flotando ¿a ver que me refuten?

Habla para sí, díganme a mí, si  no me disgusto cuando ya no puedo ponerme mis trajes, mis fantasías,  mis perfumes, mis danzas, mis ideas, o peor, cuando todo se me cae y me quedo sin gracia.  Sin mi hermosura.

Que no me vengan a mí a decir quién es primero o quién segundo porque o sino  les recuerdo que sus destinos yo los decido.

Porque dentro de mis carnes  convivo con mi propio tiempo.

Sobre todo tengo mi cerebro que tiene don de mando, hace lo que yo le digo, sea con razón suficiente o razón insuficiente.

Soy la que dicta lo que se ha de hacer como una soberana.

La muerte y el esqueleto escuchan esa cantaleta, se tapan lo que ellos suponen son las orejas, dan media vuelta o algo parecido en el espacio.

Por un rato queda flotando unos huesos blancos anónimos y una brisa desacostumbrada.

Luego en un solo toque, sin esperar nada se precipitan por la ventana.

El soñante que había estado titiritando de frío en su pesadilla, busca qué hacer.

Después de salir de este misterio se pone a escribir esto que leímos  que parecía un pleito desde el más allá.

Cuando él se va a descansar alguien pone esta pregunta ¿quién firma por los tres?

A lo que inmediatamente apareció esto  -yo-

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: