jump to navigation

Libro, lector, lectura y experiencia de la vida mayo 30, 2009

Posted by carmenmvascones in hijos y padres lectores, la experiencia lectora y la vida, lectura y creación, libro, maestros, maestros lectores, padres y alumnos lectores.
Tags: , , , , , ,
trackback

 EL USO DE LA PALABRA Y SU ANIMACIÓN EN LA VIDA DEL SER

 

Para que se conviertan los participantes en lectores creativos, que lean para sí y para la  convivencia social, para obtener y facilitar respuestas para la vida práctica, simbólica, creativa y social.

 

Para que pongan en marcha la imaginación; para que recreen la aventura de la vida que cada uno porta.

 

Para que se introduzcan en el mundo de la lectura recreativa y a la vez se creen el hábito o la costumbre de hacer y conllevar un sujeto lector.

 

Para que tenga  un lugar o espacio para convertirme en lector. Para dejar que nos habite la palabra.

 

Para modificar la idea de que la literatura es sólo un material de estudio y de tarea con comentarios de textos, o  resúmenes o de fechas y biografías de autores.

 

Para reflexionar sobre los distintos espacios y estrategias para la animación a la lectura.

 

Para adquirir estrategias y recursos, con los que se pueda animar para que los niños, jóvenes y adultos lean con mayor regularidad y en forma sostenible.

 

Para intercambiar experiencias de animación a la lectura.

 

C

 

LO QUE SE QUIERE PARA LA COMUNIDAD, LA EDUCACIÓN Y LA FAMILIA: leer la vida sin que el cuerpo sea una letra muerta

 

Maestros:

Replantear el tradicional concepto de que el maestro enseña y el otro se educa.

 

Se conozca qué es un libro, cómo nació el libro, que había antes cuando no había el libro, por qué su importancia. Clases de libros, cómo está compuesto un libro.

 

Es el único responsable para ubicar un libro propicio y preciso de acuerdo a inquietud y necesidad del niño y del joven.

 

El maestro es fuente y mediador para acercar al estudiante a la lectura y despertar pasión por los libros. De ayudarlo a mejorar su léxico.

 

Debe portar y despertar capacidad lúdica  a partir de sueños, fantasías, figuras, imágenes, músicas, pinturas, esculturas.  Apropiarse de la minucia de la  naturaleza misma.  La vida en toda su complejidad y simpleza.

 

Practicar composición creativa, redacción, síntesis, resumen.

 

Diferenciar las funciones de los medios de comunicación.  No atacarlos ni competir, sino aprovecharlo con lo que brinda, hay que aliarse y hacer hincapié en las diferencias entre libro y medios de comunicación.

 

Rescatar valores universales que están insertos en el libro

 

Fomentar la lecto escritura, La lectura y la composición como ejercicio para mejorar la redacción, ortografía, caligrafía, creatividad, memoria.

 

No planas ortográficas, ni dictados,

 

Que la lectura sea parte de los ejes transversales donde participen integralmente padres, profesores y alumnos.

 

Que se replantee la calificación, se haga seguimiento y  otras formas de evaluación al aprendizaje, que sea menos teórica y más práctica.

 

Dentro del aula que se use grabadora, se trabaje en grupos pequeños, que los estudiantes organicen las ideas, se puede dar un formato general de cómo analizar el libro.

 

Que el maestro sea un lector leyendo junto con sus alumnos, solo así la animación a la lectura será más fructífera.


Padres:

Integrar a los padres a este aprehender de una lectura renovadora e integral que involucra fantasía, imaginación, pensamientos, y al ser en su relación los otros para mejorar las interrelaciones con sus hijos, la familia misma y la sociedad.

 

Darles oportunidades de participar involucrándolos a compartir actividades en función de un proceso de desarrollo de habilidades y nuevos aprendizajes.

 

Fomentar interés por los libros y compartir experiencias de lecturas con sus hijos, convirtiéndose ellos en padres lectores.

 

Compartir comentarios de libros, películas, publicidades y programas de t v.  Fomentar análisis y crítica de lo que leen y ven.

 

Saber que hay una edad para despertar el interés y la motivación de acuerdo a lo que viven y sus edades.

 

Intercambiar criterios sobre temas de interés alrededor de la lectura.

 

Hacer una pequeña biblioteca disponible y al alcance de los hijos, sea en sus cuartos, o un rincón del libro para todos.

 

Que el padre haga un espacio para animarse e integrarse a los “hinchas” lectores y pueda contagiar y motivar al hijo y participar junto con él de la amenidad de estar dispuesto a compartir ese tiempo exclusivo e íntimo como camaradas de la imaginación.

 

Estudiante:

Estimular, reconocer esfuerzo y aprovechar los dones del niño y del joven.

 

Hacer que descubran sus potenciales y los desarrollen no sólo en la lectura y en la creación sino en su vida práctica y en  otras áreas.

 

Que el niño descubra la lectura como un placer, juego o diversión.  Solo así se sensibilizará hacia el libro de manera que este quede incorporado a su vida como un elemento importante.

 

Suscitar el deseo de una lectura individual.  El tejido de la lectura hecha entre signos escritos y la sonoridad de la palabra  borda la imaginación con los sentidos y la experiencia de la vida.

 

Facilita participación e interacción grupal entre compañeros, con los profesores y fomenta el diálogo con los padres  también. Se mejora la calidad de interrelación con los compañeros de la vida.  Participación e integración grupal.  Dominio y confianza expresiva frente al otro.

 

La agilidad se promueve  y suscita simultáneamente al desarrollar habilidades y destrezas  a través de la lectura. Igual la compresión del contenido del libro, identificación de recursos del lenguaje literario, desarrollo de la expresión oral de los participantes dentro del grupo.

 

Los logros en cuanto a la comprensión será: retener elemento relevante de la narración, captar la secuencia argumental, aprender a sintetizar, descubrir el esquema organizativo de la obra, conocer el propósito del autor y punto de vista y manera de pensar. 

 

Detectar, graficar, ver la acción y entretejido del comportamiento, motivos, roles y funciones de los personajes. Reconocer valores denotativos y connotativos, diferenciar tipos de imágenes literarias usadas por el autor.

 

Diferenciar fantasía de la realidad.  Relacionar lo leído con la propia experiencia. Captar la función estética, sentir con la obra, apreciar la obra a partir del estilo que van detectando, descubriendo y gozando del autor, incorporándolo en esa intimidad del lector con su propio estilo asomándose, dejándose hacer, siendo como otro sin dejar de ser el mismo.

 

Fomentar la expresión oral del grupo, la organización de las ideas puedan expresarlas oralmente, formular juicios personalizados,  aprender a escuchar, esperar turno, valorar y respetar las opiniones de los otros participantes.

 

La experiencia lectora fomenta un habla franca, una escucha dispuesta a gozar de la palabra, de la imaginación, de la creatividad, del acto de pensar solo y en compañía.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: