jump to navigation

RAFAEL PATIÑO CANTO DEL EXTRAVÍO mayo 9, 2009

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: , ,
trackback

Entre enigmas y ecuaciones alquimia el deseo su ruta, salidas y advenimientos. 

 

El sortilegio del amor disgrega infancia, recuerdos y abandonos.

 

Se desdobla una vida en sus partes.

 

 A la vuelta un soy relata su procedencia y su proseguir.

 

La ocarina de “una carencia innombrable” estalla su soplo en la boca que descansa del oráculo. 

 

El poeta deja irse, deja saberse, deja ser.

 

“Soy los huesos donde el viento canta”.

 

Deja su ansia desbordarse en esa petición febril de un hombre acorralado en su hambre ancestral de danzas.

 

Llamando al amor para calmar la soledad extenuada de tanta muerte y guerra.

 

Soledad  empolvada de tiempos. 

 

Soledad de mitos donde el poeta puede gritarle y llorarle al mundo “su canto del extravío”.

 

“Oh  totems  donde fui muerto tantas veces”

 

Una sombra muda da estocadas a la civilización, devuelve desde su silencio lo que otros callan. 

 

Les hace ver la escena constante cuando los “humanos trampean el nudo de sus dudas”.

 

Un animal es indiferente al espejo, un habitante de la mirada cava su espacio e improvisa una imagen  que llama a existir. 

 

Provoca un anhelo “a  la orilla del cosmos”. 

 

Quizás para renacer del vacío un chapoteo” indescifrable de palabras”. 

 

Quizás para “cauterizar/ las heridas del amor”.

 

Quizás para hacer una tregua con la locura y la “vida inútil”

 

Quizás solamente para entrar a la aurora del poema sin recuerdos.

 

Sólo desde la “antimateria” de un yo convencido de que no puede abandonar el “espacio reducido del deseo”.

 

 Que lo obliga o toca a estar con su cuerpo y sostener sus osamentas como “un paisaje humano” del yo posesivo.

 

“Quiero un bolero obsceno para apretarte”.

 

Veredicto del corazón sometido a sentimientos irrenunciables.

 

El teorema  de ser parece una brújula prisionera en el pecho del horizonte. 

 

Quién disgrega su incertidumbre, quién muere por ti por mí. 

 

¿De qué hablar?

 

 Evocación de abandono  en la guerra y el amor. 

 

Afuera y adentro  una disputa intermitente.

 

 

Un tú dentro de otro tú.

 

“Ven a tenderte conmigo deseo”…

 

carmen váscones

22/3/2003

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: