jump to navigation

METODOLOGÍA PARA INVESTIGAR O UN PASO PARA PROYECTARME EN LA VIDA, carmen vascones abril 9, 2009

Posted by carmenmvascones in aprendizaje, carmen vascones, creación e investigación, didáctica, educacion, ensayo, investigación ciéntifica, manual de investigación, miriam muñoz, pedagogía, psicología.
Tags: , , , , , , , , , , , , ,
trackback

Cada ser humano desde el momento que nace es una proyección de vida que fluctúa entre necesidades, deseos, sentidos y acciones que comprometen su cuerpo, su psique, inteligencia, afectos y campo social.

Y esto, está dado con mayor o menor dificultad de acuerdo al rol o función que se juega el adulto (padres, educadores u otros) frente al niño (hijo, alumno) el mismo que es un sujeto de deseo, ciudadano en miniatura en miras al “futuro”, pero que sobre todo depende de este OTRO: “asistente semejante” capaz de orientarlo o desorientarlo en la construcción, de su ser, de sus valores, de sus ideaciones y pasos que comprometen su lugar y hacer en el presente.

“En el sentido mas general de la palabra, la “investigación” es una característica fundamental e innata,  que se expresa desde el día de nacimiento.  Desde el primer minuto de su vida, el recién nacido, aparte de los “instintos” biológicos, no “sabe” nada; y, aparte de la satisfacción de  sus necesidades biológicas, virtualmente todo comportamiento está dedicado a “explorar” el mundo de su alrededor.

De hecho, hasta que pueda sobrevivir requiere un “entendimiento” mínimo y rudimentario de las propiedades del mundo objetivo.

Por ejemplo un niño que llora puede ser por  hambre, frío, falta de afecto, llora por algo y de hecho se dirige a alguien a quien le demanda atención, y es esta persona sea la madre, la nana o quien le ha asumido que va a calmar ese deseo”. (Roger Hollander)

Desde el vínculo que establece el menor o el adolescente  ya hay de por sí una demanda de atención, de intercambio, de interaprendizaje  e intervención en los diferentes campos del accionar diario.

Centrándonos en estos pequeños y jóvenes promesas del hoy y del mañana, vemos la importancia del soporte que sería en sí, el que ellos asumieran una modalidad o método de aprovechamiento para la construcción de un tiempo y espacio en la organización de su mundo interno; y este se vea reflejado en el habla, la escritura y las acciones.

Ya que, lo que se considera “error o faltas” están involucradas en un proceso  de tachaduras y equívocos que forman parte de las enmiendas para crear, pensar, y ser un sujeto dispuesto a saber sin miedo o por que hay una nota; si no porque es su responsabilidad sin orden ni mandamás, descubriéndose, donde la calificación es parte de su aporte y logros, desde el lugar donde los otros miden y afirman sus resultados juntamente con él.  Los famosos cliché estándar…

Todo esto le permitiría a la vez exponerse con confianza, objetividad en el qué hacer de sus planes y proyectos que les permitan perfilar sus deseos de lo que serán y quieren ser en el campo de sus vidas como humano, profesional e intervención en la comunidad social.

Además esta modalidad asumida de la metodología de vida y científica facilitaría un seguimiento y evaluación con mejores ajustes sin que el alumno se sienta en el paredón de la culpa o de los peores alumnos o el quedado de año, más aún, en estos tiempos de crisis tanto de valores éticos y económicos.

Considero fundamental que desde que ingresa el niño a la institución escolar debería el maestro ser soporte de la creación, la curiosidad y la introducción paulatina de un método que respete lo singular de cada sujeto infantil en esta primera etapa, además que posibilite la experiencia colectiva del manejo de la información que procesan, asimilan y desechan los niños.

Sólo así, estaremos hablando que se está permitiendo desarrollar un método de trabajo investigativo desde lo personalizado y grupal, donde el sujeto no es ajeno a él ni a su compañero de clase, donde a ellos se les permite aprender a desaprender y a aprehender a descubrir, recoger, ordenar, reflexionar, criticar, analizar, opinar, sintetizar, inducir y deducir el proceso de la información que introyecta en las diferentes áreas o contenidos académicos.

Para que así, esto no quede como una memoria archivada en el no sé del saber del olvido, sino que se signifique y tome sentido en el hacia donde voy de las búsquedas y definiciones en las construcciones de sus historias acciones y proyecciones.

Esto es, que tengan efectos y presencias su estar en 14 años de estudios entre primaria y secundaria, que se sientan dignos, responsables y con poder de sentirse orgullosos que valió la pena tantos años de paciencia y dedicación a ser uno menos del montón  y para luego dar paso al de la Universidad.

Podemos darnos cuenta que un cuarto de siglo de nuestras vidas nos pasamos en las bancas de las instituciones educativas.  ¿Hacia dónde va ese graduado con su diploma en las manos en estos días?

La Institución Educativa, el maestro, los padres y alumnos hacen una comunidad de poder, de saber y “dirección de accionar para los cambios; por lo que deberes, derechos y reforma curricular complementan el anhelo: un profesional digno, honorable y responsable.
“Queda la cuestión: ¿porqué investigar más allá de lo que necesitamos para sobrevivir?

Algunos abogarían que el conocimiento tiene valor en sí mismo (por ejemplo, alguien que estudia  matemática abstracta cuyo valor práctico es casi imposible de imaginar).

Otros ven la investigación solamente para lograr fines prácticos.  Estudiamos la historia para aprender sobre el pasado para poder crear un futuro.  Estudiamos la medicina para promover lo sano y curar las enfermedades.

Estudiamos la ingeniería para poder construir hogares para protegernos y fabricas para producir objetos necesarios o deseados.  Estudiamos la arquitectura para que esos edificios salgan estéticos tal como practico.

Por lo tanto, ambas: prácticas y teóricas son  legítimas.

El punto es que estas metodologías son elaboradas por intención, y que involucran aprendizaje, disciplina y trabajo. Brindando resultados valiosos.  Entender sobre uno mismo y el mundo donde vivimos es una herramienta esencial pare hacer cambios deseados.

Para prosperar tanto como para sobrevivir es necesaria la investigación.  Hay una sola realidad que queda debajo de todo los motivos para la investigación formal: eso es: “nada es como parece.”

Grandes desafíos para la búsqueda y encuentros de las verdades en el hacer de lo científico”. (Roger Hollander)
¿Cómo podría ser esto una meta aplicable en las Instituciones Educativas?

Pues estarían fundamentados por una metodología de  investigación aplicable, práctica, sencilla, manuable que motive tanto al profesor, alumno y por qué no a  los progenitores, y creo que aquí, está la clave.

Agrego además,  que debería considerarse en la Reforma Curricular una iniciación a la metodología de la investigación o Manual Para Investigar desde el primer nivel de básico (primaria o escuela) para que así, el alumno cuando llegue al nivel secundario no la tome como una simple materia sin importancia sino que forme parte de lo cotidiano de sus vivencias y formación académica.

En referencia al contenido de la “metodología de investigación” podemos decir y precisar que la investigación es un proceso encaminado a lograr nuevos descubrimientos que nos permiten explicar, esto involucra seguir la pista a la huella de algo para descubrir algo ¿un problema?

Algo que debe ser detectado, donde  la tarea del investigador será la de tomar conocimientos para intentar resolver, buscar posibles respuestas, es así que se podría decir que “el problema consiste en  un vacío, una laguna en el campo del saber del tema que hemos escogido” y nos obliga a plantearnos una pregunta y buscar una solución.

Y, para acercarnos a un acierto a un develamiento a la solución de una incógnita o hipótesis desde la más simple a la más compleja, tenemos que dejarnos tocar o concernir como sujetos de deseos en el corte del reconocimiento de lo que involucra al sujeto investigador deseante del saber y deseante de desocultar lo que no sabe frente al objeto de su tarea que es hacer una investigación para informarse, formarse e informar un resultado de interés para uno y los otros.

Por ejemplo: el problema es que hay 10 alumnos con notas bajas en lenguaje (ortografía, redacción u otra), primero ¿A quién involucra directamente? Al alumno, y por efecto y de hecho a los padres, profesores y a la institución donde se están formando.  ¿Qué se quiere mejorar?

El rendimiento, ¿Para qué? que no se queden de año, obvio, ¿Por qué? Dado que el requisito es optimizar el servicio que presta la Institución, ¿Cómo intervenir?

Habrá que reunirse con los profesores, orientador, hacer un diagnóstico, plan, evaluación, hablar con los alumnos y padres para desarrollar una estrategia en base a una planificación que concentre resolver el objetivo específico: mejorar el rendimiento académico en el área de lenguaje, sería importante detectar el tipo de dificultades  individuales  de los alumnos para ubicar sus necesidades específicas de reforzamiento…

Pero para que suceda todo esto es pertinente  una metodología de investigación participativa, ¿qué es esto? No es nada del otro mundo, sino de la vida diaria, que integra tres elementos ver, juzgar, y actuar, que formalizados en un lenguaje común y de y comprensión para todos se reúne en un cuerpo con cabeza, tronco y extremidades, esto es toda metodología de investigación científica implica:

1.qué significa investigar

2.métodos de investigación

3.la elección del problema

4la planificación de la investigación

5.recopilación de la información

6.organización y sistematización de la información

7.exposición de conclusiones y resultado

8.la elaboración de proyectos

9.Ahora bien, ¿Por qué?

Es importante que todos sepamos manejarnos con una metodología que facilite un proceso para lograr una acción hacia un resultado medible, visible y hasta cuantificable, porque, nos da un sentido de coherencia, organización y realidad entre el propósito, la meta y los resultados logrados, alcanzados y esperados.  Además aquí,  entra  tiempo, gastos y costos.

Una vez hecha una inversión lo que se espera es un resultado no a pérdida.

Como decíamos anteriormente sobre los 10 alumnos con el problema en lenguaje, si se  ha invertido para sacarlos del problema, el objetivo final es un logro  de mejoramiento en el rendimiento y de satisfacción  para todos.

Por lo que la relación de conducción u orientación en la adquisición de una experiencia para aplicar una metodología de vida y científica integra  no sólo un discurso académico, sino un discurso de deseo.

Esto es de provocar sujetos deseantes de reconocimientos de asistencia a la demanda y a la necesidad del asistido, en este caso el alumno que está en posición de dependencia y de aprendiz, donde el educador no debe ofuscar, taponar, cellar, clausurar, vetar u ocultar la presencia del deseo de cada uno de sus alumnos, hay que escucharlos, dejarlos preguntar, dejarlos exponerse.

El profesor es un guía, no un represor ni censurador, y esto último es igual para los padres, denle tiempo a esta muchedumbre a que tenga voz propia, a que dialoguen. El caos es un orden imperativo que se estructura y se convierte en producto si le das cabida en el sentido de algo dice para tí.  La memoria de un tú que va perfilándote sin los choques con la perspectiva. Que no te opaque el punto de vista del otro ni puyo, son espacios para interceder, intervenir, actuar sin precipitación.

Que el espacio social no sea un precipicio para la vida.

Que el saber no atore.  Que los pasos tengan una consistencia de memoria, experiencia y aporte con matiz propio, que el otro no te lo quiera borrar porque no coincide con el tuyo.  Que la proyección del saber no sea un arma para intimidar o peor, hacerlo de tarima, para creerte el mejor o supuesto superior que te hace  suponer merecertelo todo.

La angurrientería de poder y figuración descabezan el porvenir.

¿Cómo reconciliar y articular estos  frentes de los unos con los otros?

¿Cómo impregnar estos deseos en el vínculo social, en el momento de la transmisión del mando y de los poderes a través de la información académica,  de los reglamentos a cumplir, y de los que no se están de acuerdo…?

Queda esta reflexión, si hay la necesidad de un uniforme, pues hay que adecuarlo a cada cuerpo para que no resulte ni demasiado corto ni demasiado largo.

Cada cual tiene  su vara, y la medida con que mide no siempre es lo medido.

Conclusión, hay que hacer del método de investigación científica un apoyo y un facilitador, más no un molde rígido  para vivir, crear y producir.

Razón por la cual recomiendo que todo estudiante, de nivel primaria, secundaria y universitaria  haga uso de  él, igual, para los maestros y padres que después de salir de las aulas guardan en algún rincón este aprendizaje, les recomiendo desarchivarlo, y denle uso, para la vida cotidiana.

Disciplina, planificación y ahorro invertido son reglas para todos los tiempos.

(Recomiendo libro “Manual de investigación” de Miriam Muñoz)

A %d blogueros les gusta esto: