jump to navigation

MOSAICO DE POEMAS, CARMEN VÁSCONES febrero 23, 2009

Posted by carmenmvascones in poemas, POESÍA, versos.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
trackback

I PARTE DE LIBRO  “LA MUERTE UN ENSAYO DE AMORES”

 

 1

He venido del mar

y no de la boca de los hombres

que engendraron mis hijos

con la brutalidad de sus gestos.

 

Han enterrado mi presencia

no sé quién soy

 

Regreso a la ternura de la ola.   

2

Quien ha visto llanto al mar

cuando sueña el naufragio

 

Quién ha visto sollozar al mar

tras la roca

 

Quien ha visto lágrimas al mar

para dar de beber al navegante

 

Quién ha visto llover al mar

junto al ahogo del amante

 

Quién ha visto salibar al mar

la piel de sus dios

 

Quién ha visto sudorar al mar

la posesión de su cantor

 

Quién ha visto traicionar al mar

ante la mirada de otro espejo

 

Quién ha oído al mar

La perpetua orgía de su voz.

3

Refugiado el crepúsculo en los rezagos de la duda

los garabatos del sueño se apropian de la forma

 

La autora recoge el telón

 

A un lado la foto del mar

donde la gaviota ignora su espectáculo

 

Imagino su muerte

 

Golpea la necedad en el vaivén de su fin

agarro su vuelo su aliento sus ojos mortales

sólo un grito queda

lentamente cae

sus alas envolviéndome

mi tempestad no acaba

un punto descendió más allá de toda espera

el último movimiento se desprende de su cuerpo

siento reventar la ola en mi vientre

 

El candil consumió la luz

el mar no devuelve la vida

 

Siglos de pasión advienen al hombre

 

Goza ilusiones de posesión

encadenado al regreso temporal

el dolor y la ternura por el resto de sus días

 

Perezco en el dibujo

me dejo llevar por el principio

 

Debuto en la madriguera de la ficción

única espectadora.

4

La esfinge seguía la huella del errante

concibió un enigma

trazó un rasguño en su paladar

rodeó con gritos el desierto

gestó su lengua para un ausente

extraño displacer conmovió su origen

empezó a oír el eco del manantial

ajena a su nombre se pregunta quién es

derriba la indiferencia

por primera vez a su mirar le acompañó el sollozo

el espejo nunca quiso ser su confidente

el viento llevó su voz hacia el destierro

la apropiación del ser anuncia la evidencia

la aparición del acto despeja el camino

 

Vieron sé en el balbucear naciente

aliento sonoro del gesto hecho acento

en el descenso a lo perverso reconoció al hombre

 

Huyó a sus brazos

mordió el placer

la rodea con su ternura

 

El nocturno se agolpa entre piel y piel

la tormenta fue su música

excavan el encanto

sus cuerpos un éxodo

 

Entre ambos la intimidad mortal.

 

5

Detenida en el borde del mal

significo la ternura

contienda mortal de lo divino

la atracción se lanza a conjeturas

envuelto lo intemporal al vestigio

fiel a lo diferente

atrapo eternidades insinuadas

dejo los indicios entre palabras

todo es recorrido  del tiempo

atrapado en la memoria

 

La certeza y el veredicto los cumplo en mi cuerpo

 

Asisto a los actos del sueño

primicia de mi deseo

el teatro en mi ser obra su prisa

repito la escena

 

La muerte un ensayo de amores.


II PARTE DE LIBRO  “CONFABULACIONES”

 1

La apropiación surca los cuerpos

sostiene los atavíos del remolino

ese gran vacío que ha conquistado el terror pero no su muerte

es el único que profanará los cantos del silencio

de aquel hombre que estuvo atento a la voz

que surgía come sueño perdido

de un amor caído a un gran anhelo

 

El miedo aparece

como dolor incierto en cada cuerpo

no se deja morir

pelea con la nada

mata hasta la misma muerte

 

Los hijos del deseo

no copularán con la pupila del alma

nacieron antes de la cruz

esas son sus maldiciones

el infierno no existe en ellos

existe la vida

y eso es lo más terrible.

2

Cada sombra declina con la muerte

el alivio del rocío será cualquier lugar

 

¿Quién antecede y precede el descanso?

¿quién desató el universo?

¿quién atentó contra el pudor?

¿quién prolongó la risa de la bestia?

 

Resuena el instinto como mar

culmina la otrora

entre los nómadas del deseo

 

La hamaca consume fugas desmanteladas

la frecuencia abraza al insomnio

sobre la retina la vela

remata el silencio

 

Los desafueros un instinto acallado

el desasosiego escarba su embestida

el verbo perece en los indicativos del prisma

tras la orilla de la voz un desecho de eternidad

 

Entre la razón y Dios

¿Quién es espectro de quién?

 

El coro danza un canto que se ausenta

“no puedo escapar a mi propio retorno

no puedo huir de mí ni con la locura”.

 

3

Salpica el esperma como bala

tras los estremecimientos de la ciudad

una mujer atrapa la lujuria

desnuda de evangelios

 

Martirizan los anhelos cual masacre

morando el azar de los decapitados

inquisidores rodean los abismos de sus espectros

exultan sus vidas bajo la carpa de la muerte

esparce el velo perdido la resaca de un instante

cual reo del presente una respiración contenida

entra el último crepúsculo a los letargos de la vida

que lentamente caen sobre la arena

un conjunto vacío acompaña los interiores

la conciliación a la que cada cual aspira no existe

solo morir y vivir lo suficiente

 

Se entrega la ramera al tótem del mundo

 

El pregonero anuncia caídas de dolores

el soldado apunta a Dios

algo cae del cielo

el niño hace un hoyo en su patio

la caja de zapatos poco a poco se va perdiendo

el mismo niño juega con otros

la escena se repite

se contorsionan sobre el círculo del juego

inundan la imagen con ademanes

a culatazos persiguen al tiempo

escapan del sueño con otro sueño

acorazados siguen

los intrincados contornos de sus interiores

 

Haz de tu cuerpo una guarida del desierto

profana la risa de los violines

atormenta la noche con luz

embiste con ternura el otro cuerpo

siempre como última vez

 

No hagas de ti un sepulcro de amores.

 

 

4

Los devotos de la muerte

abren las piernas al tótem

dazan alrededor del sacrificio

depositan el placer como ofrenda

el terror deja de estar como búho incierto

 

Alguien bebe y come el interior del enemigo

mientras ella ejecuta una nueva pasión

 

El altar derrama toda la sangre del mito

de una en una caen las piedras

Dios es una imagen perversa del frenesí

los poseídos de la fe agonizan

una cruz separa al mundo

los adoradores del dolor copulan más crímenes

espasmos desvastadores ahogan el falo

 

Un látigo azota la ilusión

el alma tiene cuerpo de mujer

¿quién la resiste?

fieles a la recomendación rehúsan

el cáliz de salvación

redimidos solo en sueños

sus amores han dejado de perseguirlos

no hay promesa para la aurora

la emboscada del mundo desata su tormenta.

 

5

Para cuando la ausencia te haya devorado con ausencia

no hables de sentimientos

habítalos

sé el movimiento

desde el otro lado tu propio acontecimiento

no ahogues la elección del espectador

la confesión está huyendo de su única máscara

la muerte está echada en el centro puntual de la vida

 

Conjetura al otro

mientras poseas la nada

la palabra impedirá tu suicidio volver al espejo

estás en la pupila de cada quien

tu padre nunca coronará tu nombre

de lo único que no te privarán es de tu muerte

acicala la brevedad del mar

otra ocasión para el asesinato

morirás en uno de los días que naciste

comparsa la huella

mortalmente tierna asienta su pisada

el cuerpo axioma la indolencia

desfallece

entre tanta herejía los arrobamientos

la tormenta apergaminada se extingue sobre el océano

el verso se adentra como ficción de verano.

 


III PARTE DE LIBRO “MEMORIAL AUNA ACANTILADO”

 

La guerra una orgía más

cubierta de uniformes

un olor a sangre aguarda

sudores desiertos

guardan su descanso

un sudario blanco cuelga

 

El Sepulturero carga el hastío

 

Atrás la muerte cuan libertina

deseosa de toda vida.

 

 

2

Sumida y derrotada la mirada

el gene inaugura su triunfo

 

Deja de gritar la esfinge

el mar sale por sus ojos

declina su palabra sin eco

 

La fosa de su amante atrapa a Narciso

El resplandor culminó su encantamiento.

 

El cofre recogió su debut.


3

La duda de la duda huye

tiene miedo del miedo

 

¿Dónde estás deseo?

¿Acaso solo con tus cerillas y vigilias?

¿Quién arriesgó encontrarse contigo?

 

El fragmento de un rocío partido

atraviesa la tempestad

(nuestros cuerpos una liviandad interior)

 

De tanto morir solo eternas alucinaciones.

 

4

El cielo la tierra

un mismo instante

un solo espacio

uno solo

Tú.

 

5

¿Cueva de mi existencia

te comunicas acaso

con el tragaluz del sueño?

 

Fantasmagórica voz vacía

siento tu muerte escurridiza.

 

 

6

Uno dijo a dos

¿por qué después?

 

Dos dijo a uno

¿quién antes?

 

 

 

7

La sagrada angustia del absoluto

limita un cuerpo

devota al umbral de lo pagano crea en él

venera una muerte otra luna al tercer día

la salvación del deseo su fe

 

(Aliento de nada)

 

Ama una ausencia

un resto un signo un nombre

alguien habla de ella

¿quién en él?

 

Los que creen en mí dejan oír el coro

 

Él:

desea el amor del prójimo

desea la muerte del prójimo

desea lo ordeno

 

Ella:

hasta que la muerte los una

hasta que la vida los separe.


8

Atraigo convicciones

certeza leva una moción

distraigo costumbres

no hay estragos ni residuos de moral

intercepto pasiones eso es todo

 

Dilato ideogramas

profeso disoluciones

labro presentes a cada paso

 

Hago casualidades demoras intencionales

resuelvo indicaciones insospechadas

suelto la rueca pegada a lo siguiente

aposento dominios

 

Desprivo la condición del dictado asesino

 

Hago intimidad de vida

solo intimidad de vida

 

Ya no me deslumbra ni la misma nada.

9

El solista trepa sombra de un ideal

olvidos evaporándose

tregua pasajera la herejía del amor

el anhelo incrustado al cuerpo

 

La eternidad un destello perdido

entre tatuajes y pretéritos

 

Un sabor a leche materna queda

en comisuras de la infancia

 

Acorralada en cuentos de bailarina

tragedia de Edipo

 

El enigma:

una danza prohibida en cada cuerpo

 

Un cofre coral acuna juego del deseo.


IV PARTE DE LIBRO “AGUAJE”

 

 

 1

Fuimos barricadas

fuimos invasores

nuestros cuerpos

tierra propia

 

Fuimos rebeldes

reacios a desertarnos

 

Por un instante

todavíamos libres

 

Eje contra eje

polo contra polo

 

Somos aún

atentado de amor que nos concierne.

 

 

 

Escribo sobre hallazgos  de una vida

en mi cuerpo retaguardia del tiempo

Invento su origen

 

Estoy marcada por un instante

casi inmaculado casi pagano

 

Gozo la erótica

 

Su hermosa existencia

dentro de mí

fuera de mí.

 


Yo la cumbre de la soledad

reina de mi fondo

mixtifico mi aislamiento

lo protejo en homenaje

al embrión que fui

 

Acariciadora

antagónica del espacio

tu eres el vértigo del caos

jamás podrás ser ángel

ni derribar la torre de babel

ni volver a las escrituras

 

Nadie sacrifica nada

 

La amenaza y el fin del hombre

la ejecuta él mismo

con su impaciencia y ansiedad

de hereje

asido en el cuerpo de la inquisición

todo su goce y sufrimiento promiscuo

 

En el olimpo de la infancia

una pureza perversa:

mi imagen femenina

y mi lealtad a ella.

 

 

 

 

 4

La rigidez de la nada

parece un todo confundido

en la boca humana.

 

5

Dios una metáfora turbia

en la sangre de la razón

(suturo la realidad con mi fantasía).

 

 

6

Mi eros llama distinta y hermosa

no está en ningún culto

-ese su misterio –

 

 

7

Soy una gramínea del éxodo en mi origen

columpio el vacío anclado desde mi infancia

– total –

 

Soy una corona de gloria

olvidada en el nicho de mi boca.

 

 

8

  razón de la mía

tocas el agotamiento

del deseo

(mi permanencia)

 

– Contraste –

 

Una vez vacía la alegoría

solo espero quedar

como un diálogo de Sócrates

recogido por su discípulo fiel.

 

 

 

9

Ella desoculta todo

– nada se le escapa –

en su palabra el humano es descifrado

hace de los deseos la celada

de su contrincante el ghetto de la muerte

del cuerpo cuna y nicho del advenir

 

 

10

Orgía ígnea

ignoras el agua

arrastras la simiente

a mi matriz apocalíptica.

 

 

11

Ser valiente

es señalar la desnudez

en toda su fragilidad:

un recién nacido.

 

 

12

Hay veces amor

que parecieras

boca de recién nacido

buscando

el pezón de la madre.

 

 

13

Hombre no conoces al que hay dentro de ti

por eso lo vigilas

en tu cuerpo lo atrapas

solo te encuentras

con la encantadora desafiante

desalmada misma dueña

se te abalanza osada

invicta de todo

en la creación eterna

nadie se le escapa.

 

 

 

 

 


DEL LIBROEL ACTUANTE  O UNA VIDA INOMINADA” (inédito)

 

1

Cercanamente lejos

la máscara se deshace

en la acidez de la tristeza.

 

En algunas ocasiones

andamos a la caza del poder

y terminamos en la mira.

 

 

El amor es una tensión

plena de acción:

su debilidad

 

Su desafío:

continuar

y dejar de someter

 

¿Quién acepta ese riesgo?

 

 

4

La historia: un testigo real

de la descomposición del mundo

 

La vida una composición permanente.

 

 

5

Mi cuerpo: un espacio

donde la vida

refugia al verbo.

 

 

6

La metáfora: esplendor del vacío

el movimiento su forma

 

Me suicido en metáforas.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: