jump to navigation

IVONNE Y EL LAGO (cuento) carmen váscones enero 4, 2009

Posted by carmenmvascones in Cuentos, literatura infantil.
Tags: , , , ,
trackback

 

Había una vez una pequeña llamada Ivonne que le gustaba jugar cerca del lago donde estaban todos las sapos nunca visto, le encantaba chapucear con ellos, hasta que un día se le metió en la cabecita  uno sin saber que  era el príncipe del cuento que había leído no sé qué rato. Por lo que se le ocurrió que para encontrarse con él y la conozca a ella, se amasen para siempre tenía que irse a vivir al fondo del agua trasparente. 

 

Se puso a pensar y repensar cómo. Hasta que trasladó el inmenso lago a su pensamiento y también a las  requeteverdes, solo faltaba ella, y no sabía cómo. 

 

Sin que nadie se lo impida un día se puso otra vez a estar soñando que un sapito con corona la invitaba a que cruce el camino desconocido por los humanos. A lo  que muy inquieta, coqueta y soñadora le preguntó qué era lo que tenía que hacer, él muy saltón y enamoradón le dijo que lo mirase fijamente sin pestañear y ella se puso requeteseria y concentradona y sin darse cuenta quedaron sus piyamas en la cama, lentamente se desvaneció por su propia boca sin que nadie notara  porque era de madrugada y ningún gallo cantaba todavía. 

 

Lo único que se escuchaba mientras duraba este traslado era un croar infinito, tanto fue esto, que todos los de la casa se despertaron,  no sabían de donde venía todo este ruido,  se pusieron a rebuscar y buscar hasta que entraron al cuarto de la pequeña y se quedaron asombrados de lo que veían a través del reflejo de la cómoda… 

 

Si quieres saberlo, mira en el espejo de tu casa y verás el mundo del príncipe y de la princesa que construyeron un castillo al fondo del lago  dentro de una burbuja  gigante de aire que flota dentro del agua como nunca nadie ha visto, también salen a darse sus zambullidas, buscar qué comer y mirar todavía el cielo con sus estrellas.  

 

La pequeña convertida en rana sabe que nunca más  podrá volver al mundo de las razas.

 

Eso sí, luce una hermosa corona de perlas que le dio su amado.  Ambos están felices de haberse conocido, y no desean volver a ser nunca humanos.  Entre tanto van y vienen como dos encantados con su secreto.  Para envolverse en magia se han dedicado a escribir versos con gotitas de agua.

 

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: