jump to navigation

poetas del ecuador del 30 al 50 ERNESTO NOBOA Y CAAMAÑO, HUMBERTO FIERRO, MEDARDO ÁNGEL SILVA, ARTURO BORJA, JORGE CARRERA ANDRADE, GONZALO ESCUDERO, ALFREDO GANGOTENA, CÉSAR DÁVILA, FRANCISCO TOBAR GARCÍA, HUGO SALAZAR TAMARIZ, JORGE ENR[IQUE ADOUM, EFRAÍN JARA HIDROVO, FERNANDO CAZÓN VERA, JULIO PAZOS, FERNANDO NIETO CADENA, XAVIER PONCE,, febrero 9, 2010

Posted by carmenmvascones in Uncategorized.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,
trackback

 

     POETAS DEL 30: LOS

DECAPITADOS Y LA VANGUARDIA

Una poesía nostálgica  y amarga, se los bautizó como la generación de los decapitados, ya que tres de ellos  se suicidaron Arturo Borja, Ernesto Noboa y Medardo A. Silva, y otro no que es Humberto Fierro.-  Podemos notar un tajante rechazo a la imposición de valores, los replantean, pero a la vez están atrapados por no encontrar salidas.  Están marcados e influenciados por Charles Baudelaire, Rimbaud, Artaud, y otros

Veamos una muestra poética de este grupo:

ERNESTO NOBOA Y CAAMAÑO:

“De que vale un ansia viva de fe y amor, y ser sincero y fuerte,

si la vida es tan sólo una furtiva lágrima en las pupilas de la muerte”

HUMBERTO FIERRO:

“Nunca ha de ser amor el que encontremos

Después de la vida resolvamos

De tanto rebuscar…”

MEDARDO ÁNGEL SILVA:

“¡Oh, vida inútil, vida triste,

que no sabemos en que emplear!

¡Nos cansa todo lo que existe

por conocido y por vulgar!

ARTURO BORJA:

“¿Por qué tengo, señor, esta pena

siendo tan joven como soy?

Ya cumplí lo que tu ley ordena

Hasta lo que no tengo, lo doy…”

EN LA DÉCADA DEL 30 TENEMOS:

A Carrera Andrade, Alfredo Gangotena y Hugo Mayo, revolucionaron con sus expresiones, hallazgos y búsquedas.

JORGE CARRERA ANDRADE:

“Caracol:

mínima cinta métrica

con qué mide el campo Dios”

“Pródigo cuerpo:

dios, animal dorado,

fiera de seda y sueño,

planta y astro.

Fuente encantada

En el desierto.

Arena soy: tu imagen

por cada poro bebo.

Ola redonda y lisa.

En tu cárcel de nardos

devoran las hormigas

mi piel de náufrago…

Mujer: antología

De frutas y de nidos

Leída y releída

Con mis cinco sentidos

Nuca:

Escondite en el bosque…”

           GONZALO ESCUDERO

“Tú me diste los brazos del árbol

para que me acribillen los dardos de los pájaros”

“nací galeote

para la tempestad mía en mi océano.

Sin más remos que tus brazos

Y más grillete que tu recuerdo”

ALFREDO GANGOTENA:

“La imagen del espíritu Santo se inflama detrás de las vidrieras”

“el verde grito del sapo se torna líquido en mi alma”

“el alfabeto del bosque me restituye las palabras sonoras ya pronunciadas”

“el ardiente lirio de seda se nutre con la sangre de mi pasión”

“El huracán de todas las lágrimas puede abatirse en mi desolación”.

POETAS DEL 50:

Después de la profunda marca resonando en el tiempo  de la lírica, surgen los poetas de esta década, siendo los más significativos: César Dávila A., Jorge Enrique Adoum, Efraín Jara Hidrovo, Fernando Cazón, que surcan caminos, se desprenden de influencias, encuentran su voz propia, se vuelcan a otros espacios, perforan las costumbres, denuncian los horrores del poder, sobre todo Dávila. 

CÉSAR DÁVILA (Cuenca, 1918-1967)

“Qué animal es ese, de ojos de mujer, | que mira los nevados

como un aposento de espejos o una piedra de placer”

            “Minero fui, por dos años ocho meses.

            Nada de comer. Nada de amar.  Nunca vida.

            La bocamina fue mi cielo y mi tumba.

            Yo, quise el oro solo para las fiestas de mi emperador,

            Supe padecer con su luz

            Por la codicia y crueldad de otros”.

            “Ahora sé que dieron esta alma en medio de una batalla

             alucinado por las cerillas enemigas,

             miré el cadáver de mi madre bajo el cisne  que la amaba”.

           FRANCISCO TOBAR GARCÍA (1928, Guayaquil)

           “¿el orgullo, es camino de las ruinas?/

            ah las voces genuinas cantan solas,/suenan a paz

            y eternidad nunca conforme.

            me acusas de algo absurdo,

           de no pensar en el mañana, no levantar los muros

           de mi prisión, a la que llamarías con fervor altivo

           el hogar, me niego a ser raíces,

           ¡yo soy el vendabal,

            nunca las horas muertas, la baraja…”

          “en tal zozobra, cuando el ruido alcanza la forma amenazante,

           cualquier silencio se convierte en una voz remota   

           que refiere el pasado a su capricho,

           y es como si la naturaleza mismo no respirara,

           y atónita la sierva

           humilde en su cañiza

           se sacrificara por el bien de la tierra humillada…”

            HUGO SALAZAR TAMARIZ (1923, GUAYAQUIL)

             “Somos un pueblo antiguo

              viejo como la miel,

              como la sombra,

              como las altas hojas,

              tan pegado a la áspera corteza que,

              de lejos,

              nadie nos diría seres sino topografía.

              Zurcidos a la tierra hemos estado siglos azules

              y amargos siglos

               hollando la ya enterrada

              edad de la montaña…”

             JORGE ENRIQUE ADOUM (Ambato, 1926)

            “Despiertas casi cadáver cuando el reloj lo ordena

              el día no te espera, hay tanto capataz que mide

              el milímetro del centavo que se atrasa por ti,           

              beber el café que te quedó de ayer sales

               consuetudinario prohibidio curvar  a la izquierda”.

              EFRAÍN JARA HIDROVO (cuenca, 1926)

              “El gozo de la luz se hace manzana

              el sueño de la tierra, hierba trémula,

              lo más lento del aire se hace nube,

              lo más ágil del agua, pez o espuma”

             “Eres yo y más que yo: en ti regresa

              el bosque a ser puñado de semillas;

              retornan las madejas de la nube

              al susurrante asombro de las aguas”

             “pedro mar te ansié

               te perdí pedroespuma

               como a la playa la marea debías sobrepasarme

               pero tu muerte crecía más rápido que mi amor”

               FERNANDO CAZÓN VERA (quito, 1935)

                “Final, al fin, que viene y nos separa.

                Cucharada de tierra que nos toca

                Polvo que queda de la inmensa roca.

                Oscuridad, nos vemos cara a cara”

               “Y dijeron entonces:

               Acaso hay que buscar un Dios posible y no un dios inaudito,

               un Dios cuya palabra se escriba con minúscula,

               como se escribe padre, cielo, papel, aire, alegría,

               un dios que camine en medio de nosotros,

               nos acompañe a la faena diaria, y nos mire hacia el alma

               sin ninguna amenaza”;

               JULIO PAZOS (Baños, 1944)

               “tenía una amiga alta como un sauce,

               regaba pájaros en las sombras de las fondas

               y cruzaba de sonrisas los vasos de aguardiente

               no sé desde cuando estuvo detenida  en mi pupila

               o zumbando como un lirio

               “Cuento

               Cierto señor buscaba registrar los instantes

               que su relojito de la cabeza podía medir,

                temía que se borrarán las huellas que guardaban los objetos

               o que se confundieran las huellas que los objetos dejaban en sus manos

               después temía por la colectividad.

               Había observado que la memoria común era un espejismo,

               tanta era su impaciencia por conservarla

               que olvidaba registrar el sol de la mañana,

               cuando se dio cuenta puso tanto empeño

               que se prendió el sol en sus ojos.

               Esta era su vida.

               Un día se agotaron los instantes

               Pero la memoria común todavía respiraba”                       

               FERNANDO NIETO CADENA (Quito, 1947)

               “Esa mujer

               que busco encuentro y pierdo a cada rato

               qué me podrá decir de los agravios

               qué del amor

               qué del adiós en todos mis fracasos

                Empecinado de mí salgo a la gente

                                     leo

                                     me indigno ante el cinismo de mis sueños

                Cruzo las calles respirándome las heridas

                                     Otra vez solo

                 Trato de hallar una razón parea volver…”

 JAVIER PONCE (Quito, 1948)

                    “Con punto aparte escribo que

                   he de lamentar únicamente que a causa de días

                   botados los postreros sin peonías de tierra ni                                     

                   cuidados,

                   y de llovediza lluvia que no paró de  caer todita

                   la semana,

                   una vaca de fierro, otra ce ceba y un torete han

                   resbalado a las sangraderas

                   sacados los ojos y comida su natura de otros animales

                   y de aves

                              hechos todos estos que

                   en su propia escritura  estremecen

                   me acosan

                   conjuran sus signos en mi entraña…”

About these ads

Comentarios»

1. Fransua - septiembre 17, 2011

Esta publicación me pareció muy interesante. Pude hallarle más sentido y sentimientos a las palabras que frotan dentro de mí apuñalándole a mi corazón todo lo que vive y reviviendo todo lo que yace.

2. RvlXtion - mayo 9, 2012

GRACIAS FUERON DE MUCHA AYUDA

3. nataly - diciembre 2, 2013

gracias

4. Diana - febrero 9, 2014

Alguien me puede ayudar con la poesia LA ULTIMA TARDE – ERNESTRO NOBOA CAAÑAÑO


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 83 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: